Publicidad

Purgas en la cúpula de la MS-13 por dinero

Las escuchas telefónicas de la Operación Jaque revelan una ruptura en la Mara Salvatrucha que se manifestó a finales de 2015 y que desencadenó el asesinato de cuatro pandilleros recluidos en dos cárceles salvadoreñas. El programa de la Hollywood Locos acusó a la Fulton Locos de promover una depuración de la Ranfla y de quemar un negocio vinculado a líderes históricos de la MS-13 que operaba a espaldas de la pandilla.

 
 

El domingo 20 de diciembre de 2015, cuatro días antes de la navidad, un incendio consumió dos talleres de reparación de vehículos en el barrio San Jacinto, en San Salvador. Una de las hipótesis del Cuerpo de Bomberos decía que el siniestro fue provocado por un cortocircuito en el sistema eléctrico. Sin embargo, mas de un año de escuchas telefónicas de la Operación Jaque revelan que algunos líderes de la Mara Salvatrucha consideraron que aquel incendio era parte de una conspiración para dinamitar su liderazgo y para bloquear los negocios que tenían en el anonimato.

Para apagar aquel incendio, Bomberos informó en su cuenta de Twitter, a las 4:42 de la tarde, que usó 8,350 galones de agua y demoró una hora para controlar las llamas. Los bomberos no lograron evitar que algunos vehículos importados de los Estados Unidos fueran consumidos en aquellos dos talleres ubicados sobre la Avenida Cuba. "12 vehículos fueron consumidos en 2 locales que funcionaban como taller de enderezado, dejando pérdidas de $110 mil", cuantificaron los bomberos. Ese mismo día, el periódico El Diario de Hoy publicó una nota en la que citaba indirectamente al propietario del negocio, el mecánico Miguel Armando Barrera. Él dijo que "escuchó una explosión, ante lo cual salió inmediatamente del lugar".

El día en que ocurrió el incendio, la Fiscalía y la Policía ya acumulaban seis meses de investigación contra cabecillas de la Mara Salvatrucha que, según un informante, utilizaban dinero provenientes de actividades delictivas para invertirlo en negocios manejados por testaferros. Aquellos talleres eran parte de esa red. Unas escuchas telefónicas realizadas por el Centro de Intervención de las Telecomunicaciones también revelaron una ruptura en la MS-13:líderes pandilleros alineados con el programa de la Hollywood Locos, al cual pertenecen líderes históricos de la pandilla como Borromeo Enrique Henríquez Solórzano (a) Diablito de Hollywood, acusaban a otro de los programas, el programa de la Fullton Locos, de promover una "depuración" de La Ranfla y de provocar el incendio en San Jacinto.

Tras el incendio, dos días después de la navidad de 2015, por las líneas telefónicas de la Mara Salvatrucha circulaban intrigas. Esas intrigas provocaron, en enero de este año, el asesinato de cuatro pandilleros de la Fulton Locos Salvatruchos (tres en el penal de Izalco y uno en Ciudad Barrios). 

Taller mecánico, propiedad de la pandilla MS 13, que se incendió. Ubicado en la Avenida Cuba, en el Barrio San Jacinto, de San Salvador. 

Taller mecánico, propiedad de la pandilla MS 13, que se incendió. Ubicado en la Avenida Cuba, en el Barrio San Jacinto, de San Salvador. 

Antes del incendio en San Jacinto, alguien en la Mara Salvatrucha difundió el rumor de que líderes de la pandilla recibieron dinero durante La Tregua que redujo los homicidios durante el Gobierno de Mauricio Funes, en el 2012. Pandilleros de la Hollywood Locos culpaban de la difusión de ese rumor a pandilleros de la Fulton Locos. Para cuando ocurrió el incendio, los dedos volvieron a apuntar contra el programa de la Fulton. A finales de 2015, en las líneas de la MS-13 también circularon mensajes de guerra.

En este contexto, la Fiscalía interceptó una llamada el 26 de diciembre de 2015. Dos pandilleros en libertad hablaban sobre cosas que sucederían en el penal de Izalco, en el occidente del país. Uno de ellos se llama Jorge Alexander de la Cruz, conocido como El Cruger de Peatonales, y el otro  es Edwin Ernesto Rodriguez Cedillos, El Renuente.  El Renuente le cuenta a su interlocutor que El Chicote y otros pandilleros recluídos en el penal de Izalco le han exigido a la Fulton Locos que "presenten prueba de lo que hablaron" (pruebas sobre el rumor que La Ranfla recibió dinero durante la tregua).

La Ranfla es la máxima autoridad de la Mara Salvatrucha y está formada por representantes de programas que, en su mayoría, tienen nombres heredados de las clicas a las que pertenecían los pandilleros deportados de los Estados Unidos, en la década de los noventa: Normandie, Hollywood, Fulton, entre otros (la Fiscalía habla de 49 programas, pero fuentes de este periódico contabilizan 54). Un programa, a su vez, está formado por varias clicas. 

La piedra angular de la Ranfla radica en la posibilidad de controlar la mayoría de programas y, por lo tanto, de clicas. Salvando las distancias, esto se parece al control que ejercían aquellos señores feudales europeos durante el medievo. El poder de la corona radicaba en controlar las ciudades más poderosas, el ejército más poderoso, para aplastar cualquier intento de sublevación en su territorio. Las llamadas telefónicas, posteriores a diciembre de 2015, revelan que la Fulton Locos estaba contra el establishment, contra la coronao mejor dicho contra algunos líderes con más peso dentro de La Ranfla, y que estaban haciendo negocios a espaldas de la pandilla. Esos líderes en la cúpula no tardaron en cobrarles el atrevimiento.

En la llamada interceptada por la Fiscalía el 26 de diciembre de 2015, a las 2:20 de la tarde, se anticipa la purga al interior de la Mara Salvatrucha. El Cruger de Peatonales le dice a El Renuente que ya se comunicó con un pandillero del penal de Izalco conocido como El Shagui. Él y otros pandilleros están "removiendo para darle a aquel maje". "Darle" significa, para la Fiscalía, matar. Y cuando hablan del "maje" se refieren a Walter Antonio Carrillo Alfaro, un hombre de 40 años conocido como El Chory, líder en el penal de Izalco de la Fulton Locos.

***

El seis de enero de 2016, tres pandilleros de la Fulton de la Mara Salvatrucha fueron asesinados al interior del penal de Izalco. La Dirección General de Centros Penales informó que las víctimas eran: José Alexis Gutiérrez Torres, de 22 años; Efraín Elías Ramos Ayala, de 24 (condenado a 50 años de prisión por un doble homicidio en Nueva Concepción, Chalatenango, municipio que controla el programa de la Fulton Locos; y Walter Antonio Carrillo Alfaro, “El Chory”, un hombre de 40 años que, según la Fiscalía, tenía incluso la capacidad de influir en decisiones de la Mara Salvatrucha en Maryland, Estados Unidos.

Cinco días después del asesinato, el 11 de enero del 2016, José Isaías Flores de la Paz, alias Pedro, hizo una llamada al penal de Ciudad Barrios, en San Miguel, hacia una persona no identificada. Pedro cuenta que los miembros de la Fulton le "querían hacer la vuelta" (matar) a él y otros dos líderes de la pandilla: Marvin Adalí Quintanilla Ramos, El Piwa, y Juan Antonio Martínez Ábrego, Mary Jeans de Hollywood. 

El Piwa es, para las autoridades, uno de los principales líderes de la MS-13. El Piwa es un hombre de 36 años, condenado a 15 años de prisión por robo y cinco intentos de homicidio. Dos años antes de cumplir su pena, el 25 de octubre de 2013, recuperó su libertad. Dos meses después de haber regresado a las calles se compró una pistola Jericho .40. Pagó 1 mil 200 dólares. Policía y Ministerio de Defensa no pusieron ninguna objeción para otorgarle el permiso. Dos años después, en el 2015, se compró en la tienda Hunter´s Gun un fusil Kel Tec .22 a un precio de 1 mil 400 dólares.

Según los registros del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, entre 2014 y 2015 El Piwa trabajó para la Alcaldía de Ilopango que dirige el arenero Salvador Ruano, período en el que ganó 10 mil 612.50 dólares. La Fiscalía acusa a El Piwa de organizaciones terroristas, de conspiración de homicidio y de lavado de dinero. Los investigadores dicen que usó un testaferro para importar vehículos desde Estados Unidos y que varios de los vehículos quemados en el taller de San Jacinto eran de su propiedad.

Ese incendio en el taller y otros rumores como el pago de dinero a La Ranfla durante la tregua provocó el asesinato de tres pandilleros de la Fulton. Sin embargo, esas muertes no pararon la búsqueda de más conspiradores. El 23 y el 24 de enero de 2016, en dos llamadas registradas por la tarde, El Piwa le cuenta a otro pandillero recluido en el penal de Izalco (no identificado por las autoridades) que sospecha que La Blaky -ahora viuda de El Chory- difundió el rumor de que La Ranfla había recibido dinero durante La Tregua. En esas llamadas, El Piwa también la involucra en el incendio del taller de San Jacinto porque "La Blaky y otro fulton conocían ese lugar".

El 6 de febrero de 2016, El Piwa se trasladó hacia la colonia Vista al Lago, de Ilopango, para recibir una llamada que continuaba con las intrigas al interior de la Mara Salvatrucha, según las escuchas. El 6 de febrero de 2016, El Piwa le cuenta a El Renuente lo siguiente: recibió un mensaje de La Ranfla. El mensaje es que "no tenga piedad con los traidores".

Los pandilleros hablan que 19 programas apoyaron a la Fulton y sueltan algunos nombres y algunos alias que deben recibir "un corregimiento": Homero, Stoyco de Joyas, Sayco de Criminal Mafiosos, Spider de Zaragoza, Cementerio de Normandi, Snarf de Escalantes, El Ese y El Crazy, de Adams. La orden de La Ranfla es, además, cambiar a los líderes del penal de Izalco.   

Hay que bajarlos de la rueda...”

Dany Balmore Romero García, alias Danny Boy,  es el cofundador y director del Grupo Juventud Ópera, una organización sin fines de lucro que recibe fondos de la cooperación internacional para trabajar en proyectos de prevención de violencia, trabajo comunitario en zonas acechadas por la violencia y promoción de derechos humanos. Ópera es una de las organizaciones que ha documentado ejecuciones extrajudiciales en las que se señala como responsables a la Policía Nacional Civil y a la Fuerza Armada. Según él, tiene 140 casos documentados. Su trabajo es reconocido en círculos de cooperantes y hasta diplomáticos.

El 28 de julio de 2016, por ejemplo, el embajador británico en El Salvador, Bernhard Garside, se pronunció sobre la captura de Danny Boy. “Preocupado que @PNC_SV ha arrestado expandillero que está trabajando con ONG británico para la paz en ES”, escribió Garside en su cuenta de Twitter. 

Agentes de la PNC presetaron a los capturados en el parqueo CIFCO. La FGR giró 120 ordenes de capturas, entre líderes de la pandilla y colaboradores. Foto: Fred Ramos

Agentes de la PNC presetaron a los capturados en el parqueo CIFCO. La FGR giró 120 ordenes de capturas, entre líderes de la pandilla y colaboradores. Foto: Fred Ramos

Ese mismo día, el fiscal general Douglas Meléndez enfatizó que las onegés eran utilizadas como fachadas. “Estas organizaciones daban cierta protección y respaldo a los pandilleros que se hacían pasar por expandilleros”, dijo. 

La Fiscalía tiene la hipótesis que Danny Boy era un pandillero que se hacía pasar como expandillero. Uno de los argumentos de los fiscales es que él fue una persona clave para transladar mensajes de La Ranfla que está recluida en el centro penal de máxima seguridad hacia pandilleros en libertad y hacia otros penales. La Fiscalía, además, asegura que algunos líderes de la Mara Salvatrucha le informaban a Danny Boy sobre algunos homicidios que cometía la pandilla. 

El 28 de enero de 2016, la Fiscalía interceptó una llamada entre El Piwa y Danny Boy.  “Acaban de jugar en Barrios”, le dijo El Piwa. Los fiscales interpretan que ese mensaje se refiere al asesinato de El Gato de Fulton, en el penal de Ciudad Barrios. El Gato de Fulton fue el cuarto pandillero asesinado por promover una depuración de La Ranfla.  El periódico La Prensa Gráfica reportó el 29 de enero que “un hombre que estaba recluido en el penal de Ciudad Barrios (…) falleció hoy/anoche. El reo fue identificado como Marvin Osmín Roble, de 34 años”. En esa llamada telefónica, El Piwa le explica a Danny Boy que El Gato de Fulton "estaba conspirando contra Borromeo" (El Diablito de Hollywood).

***

El 30 de enero de 2016, Danny Boy llegó hasta el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca en compañía de Wilson Alvarado. Allá se reunió con dos líderes históricos de la Mara Salvatrucha: Élmer Canales Rivera, Crook, y Borromeo Enrique Henríquez Solórzano, El Diablito de Hollywood.

Ese mismo día, el 30 de enero de 2016, a las 4:41 de la tarde, Danny Boy le llamó a El Piwa. Le dijo que habló con aquellos y que le enviaban dos mensajes: La Perra (Crook) dijo “que le enviara un abogado”. Kike (El Diablito de Hollywood) “manda a decir que quitaran de la rueda a la gente que anduvo apoyando”. La rueda es otra forma de llamar a La Ranfla y aunque no lo dicen explícitamente se infiere que la conversación está relacionada con los rumores e intentos de sublevación del programa de la Fulton Locos. Danny Boy continúa transmitiendo el mensaje: “La gente que bajarán de las ruedas no tenían derecho a involucrarse en nada de programas que tenían el apoyo de ellos”.

Casi dos horas más tarde, El Piwa extiende el mensaje. El 30 de enero de 2016, a las 6:28 pm, Piwa llama a Cruger de Peatonales y le dice que El Gordo (Danny Boy) fue hablar con el Dogui (El Diablito de Hollywood) y La Perra (Crook). “Mandaban a decir que bajaran a los de la R (Ranfla) que anduvo en contra”. Los pandilleros programan una reunión en las oficinas de Ópera para el siguiente día.

A las seis de la mañana del 31 de enero de 2016, la Fiscalía interceptó un mensaje de texto que El Piwa mandó a El Ave, un palabrero de la colonia Los Santos, de Soyapango. “Bro es de darnos la mano en la of hoy 3pm”. La Policía montó un operativo de vigilancia en las oficinas de Ópera. A la reunión llegaron, según las actas policiales, El Piwa, El Sniper, El Cruger de Peatonales y otro pandillero apodado como Mary Jeans. Por las escuchas telefónicas, las autoridades deducen que en esa reunión se habló de quitar de los cargos de corredores de programa y clicas que pedían cuentas sobre el manejo del dinero y una depuración de la ranfla histórica.

El 1° de febrero de 2016, Danny Boy visitó el penal de Izalco para trasladar a cinco pandilleros el mensaje de la ranfla histórica. Quince días después, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos lo incluyó en la lista de personas bloqueadas por su pertenencia a "una organización criminal transnacional" (Vea el documento). Las autoridades estadounidenses le reprochan "encabezar operaciones locales hasta concebir asesinatos" para la Mara Salvatrucha. 

Ese día, a las 3:26 pm, la Fiscalía pincha otra llamada de El Piwa. Esta vez con Pedro. Piwa le dice a Pedro que El Gordo (Danny Boy) anda allá, “pero no harían ruido porque iba a bajar a varios” (de la Ranfla del penal de Izalco). Piwa también le cuenta que “en la norte (penal de Chalatenango) tenían mucha desconfianza y que iban a reestructurar eso”. En otro llamada interceptada ese mismo día, El Piwa le dice a Shagui (pandillero recluido en el penal de Izalco) “en la norte iban a arrasar parejo porque varios han quedado mal (…) de ahí salieron las grabaciones”. El Piwa se refería a unas grabaciones que pandilleros aliados a la Fulton le habrian hecho llegar a El Chory, y en las que pandilleros hablaban del dinero que habría recibido La Ranfla en el contexto de La Tregua. 

Cuando llegó el 2 de febrero de 2016, los penales de Izalco y Chalatenango amanecieron con nuevos ranfleros. Los cambios en la cúpula de la pandilla no apaciguaron las dudas sobre el manejo del dinero. A las 11:56 de la mañana, El Piwa, El Cruger de Peatonales, El Ángel, El Goofi y el Tío de Hollywood (recluido en el penal de Ciudad Barrios) se enlazan telefónicamente. El Tío de Hollywood toma la palabra y reflexiona que “la gente empezó a especular por no tener datos de cuentas”. El Piwa responde que las cuentas no iban a cuadrar porque el bato (El Chory, asesinado en el penal de Izalco) había dicho que ellos habían agarrado 25 millones y lo habían repartido "a los de la R" (La Ranfla).

Los principales periódicos de el país (El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica y El Mundo) publicaron en portada que la Mara Salvatrucha recibió 25 millones de dólares durante La Tregua. En los documentos oficiales de la operación Jaque, la voz de El Piwa aparece insistiendo en que ese es un rumor que difundieron pandilleros de la Fulton Locos, en un intento por dinamitar el poder de El Diablito de Hollywood, Crook y El Piwa. Dice El Piwa que esos pandilleros inconformes, en tono burlesco, le decían: “Don Piwa”, según se desprende de las escuchas telefónicas. Ese meeting termina con esta frase de El Piwa: “el maje que se había quitado (Chory) es por peseta, no es solo por dinero”.

La Fulton estaba haciendo muchas preguntas, estaba serruchando el piso a líderes históricos, y por eso cuatro de sus miembros fueron asesinados. En la Mara Salvatrucha hay negocios que dan réditos a los líderes y sobre esos negocios “no tiene que saber todo el mundo”. Así lo dice El Piwa en una llamada del 7 de marzo de 2016. Ese día, un pandillero identificado como El Ángel le sugiere a Piwa poner a funcionar una especie de "caja chica" para La Ranfla. Se trata de invertir en la compra de cocaína. Cada “casa” (penal de Izalco, Barrios y Chalatenango) pondrá dos mil dólares y el dinero que falte saldrá de un dinero que La Ranfla tiene guardado en la zona paracentral del país. Las ganancias de la venta de la coca la provectan para un plazo de tres meses. Los únicos que saben de ese negocio son Rambo, Shagui, Goofy y Skyni. En una llamada por conferencia, El Piwa dice que ese negocio debe ser secreto "esas cosas no debía saberlas todo el mundo (la mara), solo uno o dos de cada casa”, según las llamadas intervenidas. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad