Centroamérica /
Costa Rica: la apuesta por un presidente religioso, conservador y sin experiencia

¿Este señor quién es? se preguntaban en los medios de comunicación cuando se anunció a Rodrigo Chaves como ministro de Hacienda. Este personaje, un desconocido en su tierra hasta el 2019, ganó la elección presidencial aún cuando el Banco Mundial lo castigó por “conductas sexuales inapropiadas”. El nuevo mandatario tico ha dibujado, a grandes trazos, qué vendrá para la democracia más estable de Centroamérica: programas aprobados por el pueblo, reducción de precios en la canasta básica, no al aborto, a la eutanasia y a los matrimonios del mismo sexo.

EZEQUIEL BECERRA

Fecha inválida
Daniel Lizárraga y Rebeca Monge

 El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, tomó posesión este domingo al interior de la Asamblea Legislativa y frente a jefes de Estado y delegaciones internacionales, con la promesa de hacer un “cambio histórico” en Costa Rica. Ese cambio, aseguró en su primer discurso, le exige “reparar” el país y “rescatar la democracia”. “No solo vamos a ordenar la casa. ¡La vamos a reconstruir!”, aseguró.

Tal como en su retórica de campaña, Chaves se distanció de la clase política tradicional diciendo que “no hay distingos entre oficialismo y oposición… son dos caras que no parecen conciliarse” y aseguró que, por tanto, él es el “instrumento” necesario para cumplir el mandato del pueblo y “lograr el cambio inaplazable que impone la historia”.

Un día antes de la toma de posesión, Chaves asistió con una biblia en la mano al recinto legislativo, en compañía de su esposa, economista nacida en Letonia, Signe Zeicate. El gesto fue coherente con la alianza que creó durante su campaña, al firmar un acuerdo con el Foro Cristiano de Asuntos Políticos para revisar el decreto vigente sobre fertilización in vitro, eliminar “la ideología de género” en las escuelas y no apoyar iniciativas a favor del aborto ni de la eutanacia. Además, manifestó que dejaría que ese organismo de corte evangélico, propusiera a los ministros de Educación, Salud y Relaciones Exteriores.

El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, pronuncia un discurso durante su ceremonia de toma de posesión en San José, el 8 de mayo de 2022. - El economista y exministro de finanzas Rodrigo Chaves asumió el domingo como presidente de Costa Rica por un mandato de cuatro años centrado en revitalizar una de Las economías más estables de América Latina. Foto de El Faro: AFP/Ezequiel Becerra
 
El nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, pronuncia un discurso durante su ceremonia de toma de posesión en San José, el 8 de mayo de 2022. - El economista y exministro de finanzas Rodrigo Chaves asumió el domingo como presidente de Costa Rica por un mandato de cuatro años centrado en revitalizar una de Las economías más estables de América Latina. Foto de El Faro: AFP/Ezequiel Becerra

Aunque su primer discurso como presidente solo fue accesible a la nación con una transmisión en vivo desde el interior del parlamento, Chaves se dirigió a la clase trabajadora y a “las zonas rurales” para reclamar la exclusión social que sufren sus habitantes por el desempleo y el alto costo de la canasta básica.   “Ven con tristeza y desamparo cómo las puertas del desarrollo y de la economía solo crecen en la zona central del país”.

Chaves, economista de 60 años de edad, también justificó la urgencia de un cambio advirtiendo que el estado de bienestar y la sólida democracia que ha caracterizado a Costa Rica padecen ahora un deterioro evidenciado por la pandemia. El nuevo presidente argumentó que hay un deterioro en la calidad del sistema educativo, desempleo, y alto costo de la canasta básica. “Existe una necesidad de más empleo, de bajar el costo de la vida, de más tranquilidad en nuestros hogares”, sostuvo.

Para justificar su promesa de “reconstrucción” del país, Chaves reconoció que el país ha forjado una institucionalidad “fuerte y robusta”, pero aseguró que esas mismas instituciones del Estado “nunca han sabido brindar servicios públicos de calidad ni limitar sus estructuras” de la corrupción.

Sin embargo, la primera muestra del cambio que ha prometido con su gobierno es un decreto ejecutivo que elimina, a partir de este domingo, la obligación del uso de la mascarilla y de la vacunación contra la covid-19. Así, solo las personas trabajadoras de salud estarán obligadas a usar mascarilla y a vacunarse.

Pese a que una condena del Banco Mundial por conducta sexual inapropiada resonó en los medios locales durante su campaña, Chaves aseguró que “su primer compromiso político” como presidente consistirá en garantizar cero tolerancia al acoso a las mujeres y eliminar la discriminación de género. “No es posible que las mujeres tengan miedo de andar solas en la calle”, dijo, replicando la denuncia de grupos feministas por el acoso callejero.

También prometió a la población LGBTIQ que su gobierno “no va a retroceder” en el reconocimiento de sus derechos. Son “luchas que yo respeto y que garantizo seguirán incólumes en sus victorias”, dijo el mandatario.

¿Quién es Rodrigo Chaves?

El presidente Rodrigo Chaves recibe la banda presidencial durante la toma de posesión presidida por el presidente de la Asamblea Legislativa Rodrigo Arias este domingo. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica
 
El presidente Rodrigo Chaves recibe la banda presidencial durante la toma de posesión presidida por el presidente de la Asamblea Legislativa Rodrigo Arias este domingo. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica

La investidura del nuevo mandatario ha sido un hecho poco común en Centroamérica: Un hombre de 60 años con apenas seis meses de experiencia en la administración pública, sin haber militado en partidos políticos, ni ser una celebridad del espectáculo o del deporte, protestará como presidente de Costa Rica este domingo 8 de mayo.

Su nombre es Rodrigo Chaves Robles, un economista que nunca había competido por un puesto de elección popular. A pesar de todo esto, el pasado 3 de abril obtuvo el 52.84% de los votos en la segunda vuelta dejando atrás a un personaje que sí era ampliamente conocido: el expresidente José María Figueres quien se quedó con el 47.16% de los sufragios.

El Partido Progreso Social Democrático (PPSD o PSD) que postuló a Rodrigo Chaves como su candidato también iba por su primera participación en unas elecciones. Cuando se fundó esta fuerza política, el 20 de mayo del 2018 en el Hotel San José Palacio en la capital costarricense, Rodrigo Chaves estaba a 17 mil 810 kilómetros de distancia, en el archipiélago más grande del mundo; Indonesia, en el extremo suroriental de Asia, como director del Banco Mundial.

El PSD planeaba competir en las elecciones del 2022, pero distante estaba de montar una campaña presidencial ganadora con un directivo del Banco Mundial como candidato. Rodrigo Chaves, por otro lado, tenía al menos 10 años fuera del país que lo viera nacer en junio de 1961 y entre sus planes no estaba figurar en la política. Chaves regresó a Costa Rica en diciembre del 2019 para incorporarse como ministro de Hacienda en el gobierno del presidente Carlos Alvarado Quesada.

“Todos nos preguntamos… ¿este señor quién es?”, recordó el periodista Álvaro Murillo cuando supieron el nombre del nuevo ministro de Hacienda. Desde el terreno oficial, su experiencia en el combate a la pobreza y en la administración de fondos para programas sociales en América Latina fue uno de los argumentos esgrimidos para el inesperado nombramiento en noviembre del 2019. De hecho, no hubo otras razones, al menos públicamente.

Chaves estuvo en ese gabinete por cinco meses. El 28 de mayo del 2020 renunció sin explicar alguna causa específica. En la carta que anuncia su separación del cargo, escribió que ante la crisis económica mundial es probable que el estado de derecho y el contrato social se vieran amenazados.

“(…) Habrá que tomar medidas económicas y estructurales muy difíciles y que serán combatidas por los distintos grupos de interés en nuestro país. Sin embargo, en tiempos tan extraordinarios es imperativo tomar decisiones valientes y oportunas con pericia técnica. En ese sentido, pido a Dios que le otorgue sabiduría y la valentía que necesita Costa Rica para sobrevivir esta crisis. Su éxito como gobernante será el de todas y todos aquellos que amamos al país (…)”.

Una versión periodística no desmentida por el exministro de Hacienda ni por el Gobierno, fue que Chaves propuso un régimen fiscal de austeridad a las 82 administraciones locales (Ley 9635), la mayoría de ellas controladas por el Partido Liberación Nacional (PLN). El presidente Quesada[1]  no quiso aplicarlo porque necesitaba de sus votos en la Asamblea Legislativa para sacar adelante leyes y programas sociales.

“El señor Presidente consideró que esa diferencia de lo que él llama estilos, no nos permite continuar trabajando juntos. Él tiene la investidura para tomar la decisión política que tomó, porque es una decisión política”, dijo respecto a su renuncia como ministro de Hacienda, según información publicada por El Financiero de Costa Rica, el 7 de febrero del 2022.

En 7 julio del 2021, el PSD presentó a Rodrigo Chaves como su candidato a la presidencia. El exministro de Hacienda había rechazado propuestas de otras fuerzas políticas, según sus declaraciones publicadas en el diario La República:

“A mi me buscaron partidos de los grandes, de los tradicionales, de los que han participado ampliamente en el gobierno y en la Asamblea Legislativa. Ese hubiera sido un camino fácil, pero no siempre el camino fácil, es el camino que merece la patria”.

Chaves no detalló a qué fuerzas políticas se refería, sin embargo, semanas atrás negoció su incorporación al Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), pero no hubo acuerdo con los dirigentes. No obstante, en el nuevo presidente de Costa Rica hay una inclinación hacia mezclar religión y política.

Tras la toma de posesión, el presidente Rodrigo Chaves y su esposa, la primera dama Signe Zeicate se dirigieron a celebrar el primer Consejo de Gobierno. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica
 
Tras la toma de posesión, el presidente Rodrigo Chaves y su esposa, la primera dama Signe Zeicate se dirigieron a celebrar el primer Consejo de Gobierno. Foto de El Faro: Presidencia de Costa Rica

La postulación de Chaves, en ese momento, no generaba grandes expectativas pues iba por un partido nuevo, sin militancia ni arraigo. Pero el 30 de agosto del 2021, las cosas tomaron un rumbo distinto. La periodista Pilar Cisneros Gallo aceptó ser candidata a diputada por la capital, San José. Ella, en amplio contraste con el candidato presidencial, era una figura pública por haber conducido Telenoticias de Canal 7, uno de los espacios más populares en Costa Rica durante 25 años.

En campaña, Cháves usó como estandarte el combate a la corrupción. En sus discursos repitió, una y otra vez, que él sí podía hacer cambios profundos en Costa Rica porque no estaba atado ni comprometido con la élites políticas y económicas tradicionales que han manejando a los partidos desde hace décadas. Otra de sus promesas fue que su primer decreto sería para bajar los costos de la canasta básica, la electricidad y las medicinas aunque no especificó de qué manera.

Los últimos días de aquel agosto del 2021 fueron difíciles para el candidato del PSD a la presidencia tanto que, a pesar de haber ganado, todavía carga con las consecuencias. Los medios de comunicación ticos publicaron que la División de Recursos Humanos del Banco Mundial sancionó a Rodrigo Chaves por acoso sexual en el 2019.

Una cronología realizada por Semanario Universidad reveló que Chaves fue informado de medidas disciplinarias en su contra por “conductas inadecuadas de naturaleza sexual”, el 28 de octubre del mismo año, apenas dos días antes de que el presidente Carlos Alvarado lo nombrara ministro de Hacienda.

Las sanciones fueron las siguientes:

-Degradación a un puesto no gerencial.

-Inhabilitación para ocupar otro puesto más alto durante tres años.

-Inelegibilidad para aumento de salario durante tres años.

-La conducta sexual inapropiada será incluida en su expediente de trabajo.

-Medidas de restricción para que no pudiera acercarse a quienes lo denunciaron.

Una de las víctimas tenía 22 años. La estrategia del ahora presidente de Costa Rica para buscar un acercamiento sexual con ella fue preguntarle: ¿Me puedes dar un beso de despedida? Y luego, cuando ella accedió después de mucha insistencia, él volteó la cara buscando los labios.

Chaves aparecía frecuentemente en su lugar de trabajo para llevarla a su departamento. En una de esas ocasiones, la invitó a probar un vino “que costaba cientos de dólares”. Ella no aceptó y también rechazó una propuesta más para hospedarse juntos en un hotel para pasar un fin de semana.

“Nunca jamás expresé ningún interés (y honestamente sólo pensarlo es repulsivo). Nótese que yo tenía 22 cuando empecé a trabajar como Asociada Profesional Junior, tenía un novio y cero interés en un asqueroso hombre de alrededor 50 años. Nunca acepté sus interminables invitaciones para salir o ir a su casa, ni los viajes a mi casa, ni siquiera café o almuerzo. El acoso ocurrió de forma diaria”, de acuerdo con parte del expediente revisado por El Faro.

La segunda denuncia: ella tenía 24 años. Chavés, que no era su jefe ni tampoco su amigo, la acosó durante 24 meses. Ante investigadores del Departamento de Ética y Conducta Empresarial (EBC por sus siglas en inglés) del Banco Mundial dijo que, al menos un par de días a la semana, él se detenía en su oficina para preguntarle sobre su vida amorosa y hacerle comentarios incómodos sobre su cuerpo.

El EBC entrevistó a dos colegas de la segunda denunciante, quienes confirmaron que ella era una de las mujeres acosadas por Chaves y que, a menudo, debía cambiar de escritorio para no estar sola cuando él estaba cerca.

En campaña, Chaves dijo que no pudo probarse un acoso sexual. En conferencias de prensa, entrevistas y discursos aseguró que el castigo fue sólo económico. Según él, nunca hubo tocamientos indebidos y todo fue por bromas mal interpretadas o actitudes que molestaron a algunas personas, especialmente a las mujeres que lo denunciaron.

En una entrevista con Teletica, el entonces candidato del PSD dijo no recordar si alguna vez propuso a una de sus colegas la posibilidad de tener sexo con animales y de haber arrojado al piso un objeto para que ella lo levantara porque le gustaba cómo se vía agachada, según uno de los testimonios plasmado en el expediente.

“Si fue cierto, eso sucedió hace 14 años, no lo recuerdo. No hubo testigos, ni otras personas que hubieran escuchado eso. No puedo hablar de algo que no recuerdo”, insistió ante las preguntas.

Las dos mujeres acosadas por Chaves apelaron la decisión de la División de Recursos Humanos ante el Tribunal Administrativo, ambas dentro del Banco Mundial. Ellas consideraron insuficientes las sanciones de la primera instancia.

Durante su campaña electoral, Chaves siempre alegó que no hubo pruebas para castigarlo por acoso sexual y que, si en su momento así hubiese sucedido, el despido habría sido fulminante. Desde su perspectiva, la responsabilidad de difundir algo en su contra fue siempre de los medios de comunicación a los que calificó como incondicionales de los gobiernos anteriores y, sobre todo, de las élites políticas y económicas acostumbradas a imponer al presidente.

En el expediente 649, El Tribunal Administrativo del mismo Banco Mundial reconoció errores en el tratamiento de este caso y sí aumento el castigo: “C” (como se nombró a Chaves en la investigación) no podría ser recontratado por el Banco Mundial ni tampoco en el Fondo Monetario Internacional (FMI).  Pero la condena definitiva “por conducta sexual inapropiada” quedó sólo en el papel, porque la emitieron el año 2021 cuando el acusado ya había renunciado a ese organismo internacional y, de hecho, tenía en la mira un empleo distinto: la presidencia de Costa Rica.

Chaves se había mantenido en lo dicho; su renuncia al Banco Mundial y la resolución en su contra era obra de la  casualidad. Él regresó a Costa Rica por estar cerca de su madre, no por las sanciones, ni las denuncias. Pero cuando faltaban dos semanas para rendir protesta como presidente pidió “sinceras disculpas, sin reserva alguna”, a sus excolegas que lo señalaron como acosador.

En video difundido a través de redes sociales, dijo haber reflexionado profundamente: “aprendí mucho y entendí mejor lo que me permite hoy actuar con decisión como presidente”, expresó en lo que parecía un acto público de contrición en un político que se ha asumido como creyente. Sin embargo, en el mismo video insistió en que las denuncias en su contra fueron desestimadas.

Para enmendar el camino, Chaves anunció que su pimer compromiso de política sería hacer todo lo posible para liberar a las mujeres del acoso, en cualquier parte. “Cero tolerancia, repito cero tolerancia”, afirmó. 

Para ello creó una comisión que elaborará una ruta de alto impacto para promover el respeto y la inclusión de las mujeres, la cual deberá rendir un informe en julio de este 2022. En esta misión participarán el Instituto Nacional de la Mujer así como los ministerios de Justicia, Seguridad Pública, Trabajo, Economía, Industria y Comercio. La coordinación estará a cargo de la vicepresidenta, Mary Nieves.

Rodrigo Chaves despuntó desde la primera vuelta electoral realizada el pasado domingo 6 de febrero cuando obtuvo 305,000 votos que le valieron el 16.70%, colocándose apenas por debajo del Partido de Liberación Nacional (PLN) cuyo candidato, el expresidente José María Figueres, alcanzó el 27.26%, alrededor de 497,000 votos. Pero como ninguno de los dos llegó al 40%, de acuerdo con la ley, habría segunda vuelta.

Entre febrero y marzo Chaves arreció sus ataques contra los medios de comunicación. Los catalogó como parte del viejo régimen y que apoyaban, sin distinciones, a su adversario Figueres. El día de su cierre de campaña los llamó “medios de difamación”, refiriéndose en concreto al diario La Nación y a Telenoticias por su cobertura respecto al acoso sexual en el Banco Mundial.

“Les estamos advirtiendo a los mismos de siempre que se les acabó la fiesta”, gritó en ese que fue su último discurso como candidato.

El 3 de abril Chaves y el PSD ganaron la segunda vuelta con el 53% de los votos. La mala noticia para el nobel partido oficialista fue que sólo obtuvieron 10 escaños en la Asamblea Legislativa.  No podrían aprobar leyes ni programas sociales o de combate a la corrupción, como lo habían prometido en campaña.

Chaves dijo entonces que legislaría con el pueblo. Se trató de una idea sembrada desde la campaña, cuando criticó los altos salarios y las pensiones dentro del Poder Judicial.

“Va a ser un grupo de ciudadanos los que vamos a llamar a ese referendo si es que en el camino no encontramos una solución, porque ese ‘no se puede’ ha sido la excusa de los últimos 40 años de quienes se han aprovechado del Estado costarricense para beneficio personal. Sí se puede y vamos a eliminar esas injusticias históricas”, afirmó desde 1 de febrero.

En su página web detalló lo siguiente sobre el mismo tema:  “Los referendos abren la posibilidad de una democracia más directa, porque los ciudadanos deciden asuntos sustanciales. Proponemos bajar de un 5% a un 1% las firmas requeridas para convocar a un referéndum de iniciativa ciudadana, eliminando la cantidad de topes anuales y bajando a un 20% la participación necesaria para que el resultado sea vinculante. El costo se reduce sustancialmente mediante el uso de la tecnología digital”.

Cháves rindió protesta como presidente de Costa Rica este domingo 8 de mayo del 2022. Si cumple sus promesas de campaña, comenzará por bajar los precios de las gasolinas, el arroz y la electricidad. Hasta hace alrededor de 15 días, la ceremonia estaba planeada para el Estadio Nacional de Costa Rica donde habría espacio para al menos 25,000 personas, un reto para el naciente partido oficial. No obstante, el equipo del presidente cambió el sitio y el acto se llevó a cabo en el edificio del Congreso. Austeridad, esgrimieron sus colaboradores.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.