EF Foto / Violencia
Una foto inocente, un grito de libertad y una avalancha de odio condenan a Josselyn al exilio
Carlos Barrera

Fecha inválida
Carlos Barrera

El nombre de Josselyn Palacios, de 24 años, se viralizó el 19 de julio de 2022 luego de que diversos medios dieran cobertura a una marcha en la que decenas de personas protestaban por la detención de uno o varios de sus familiares durante el Régimen de Excepción, que hasta la fecha y según datos oficiales registra más de 47,000 capturados. En la marcha, Josselyn acusó a la Policía por la detención arbitraria de su hermano Gerson de Jesús Palacios, de 26 años, quien fue capturado el 15 de abril cerca de su zona residencial y que hasta la fecha no ha recobrado su libertad. Los videos y fotos de Josselyn, en los que gritaba consignas de libertad para los detenidos bajo el régimen, inundaron las redes sociales. 'Menos represión y más educación', 'No tendrán la comodidad de nuestro silencio', 'No son delincuentes, son inocentes', perifoneó Josselyn una y otra vez durante el recorrido. Diversas organizaciones de defensa de derechos humanos nacionales e internacionales han presentado informes que describen muchas detenciones arbitrarias e incluso decenas de muertes de personas capturadas cuyos cadáveres presentaron signos de tortura.  

La protesta del 19 de julio fue convocada por Josselyn y un grupo de familias del Bajo Lempa que se citaron en la Plaza Salvador de El Mundo a las 7 a.m. Para las 8:56 a.m. de ese mismo día, una cuenta verificada de Twitter registrada como Comando Azul, que perteneció hasta el 2019 a la Dirección de Atención a Víctimas del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública y con más de 21,000 seguidores, compartió dos fotografías: en una se veía a Josselyn durante la protesta y, en la segunda, aparecía la misma mujer, pero mucho más joven, acompañada de un hombre y haciendo una señal con su mano, las fotografías iban acompañadas de una descripción, 'Mujer que dirigía marcha contra el Régimen de Excepción fue identificada como miembro de la Mara Salvatrucha-13 y hermana de otro pandillero que delinque en Perulapía'. Cuentas muy similares a esta solían difundir, durante el último gobierno del FMLN (2014-2019), imágenes de cadáveres de supuestos pandilleros tras supuestos enfrentamientos. Algunos de esos hechos resultaron ser masacres policiales y no enfrentamientos. Durante el Régimen de Excepción actual, algunas de estas cuentas han publicado videos de torturas de detenidos. 

El tweet de Comando Azul fue suficiente para que páginas afines al oficialismo, incluyendo algunas que por su contenido de operativos y capturas apuntan a ser cuentas alimentadas por policías, se unieran para acusar a Josselyn. El ataque, como suele ocurrir, escaló hasta algunas publicaciones en páginas como La Britany, fiel defensora del Gobierno a través de artículos sin ningún sustento periodístico; o un tweet del diputado por el partido Gana, Guillermo Gallegos, el principal promotor de la pena de muerte, que acusó de marera a Josselyn al escribir: 'basuras Terrorista, disfrazadas de defensores de Derechos Humanos (sic)'. Se desató una avalancha de insultos y comentarios desde cuentas personales de seguidores de Bukele que apoyan el Régimen de Excepción, que ya lleva cuatro meses. La maquinaria del acoso virtual siguió su esquema al pie de la letra en el caso de Josselyn. Ella recibió mensajes de familiares y amigos con las capturas de pantalla de todas esas publicaciones. Josselyn decidió huir de su lugar de residencia el mismo día.

Sobre la fotografía por la que la acusan de ser pandillera, Josselyn explica que se la tomaron un día del año 2013. Había ido a un río con su hermano y, como parte de su gusto por la música rock, hizo la seña al posar y subió la foto a su cuenta de Facebook: 'Esa es una seña que hasta los diputados la han hecho por su gusto musical, pero a mí por ser pobre y no tener poder me acusan de ser pandillera', dijo. Josselyn se refiere a una fotografía donde aparecen los diputados de Nuevas Ideas, Juan Alberto Rodríguez, Christian Guevara y Carlos Hermann Bruch haciendo una señal idéntica a la que bastó para que a ella la acusaran de pandillera. La principal diferencia es que en su fotografía ella hace esa señal con una zona rural de fondo y ellos la hacen con la tarima principal de la Asamblea Legislativa atrás. Pero no se trata de la versión de ella contra la que esgrime la avalancha de odio que cayó sobre la mujer. La señal que ella hizo en la fotografía de 2013 no es la señal con la que se identifican los miembros de la Mara Salvatrucha-13 y que llaman 'la garra pandillera'. Ella, al igual que dos de los diputados en la otra foto, levantó tres dedos: meñique, índice y pulgar. Los pandilleros no levantan el pulgar para identificarse con su grupo criminal. Lo que Josselyn aparece haciendo en la imagen por la que incluso el diputado Gallegos la acusó de marera es una señal internacional de los amantes del rock.

Para la mujer de 24 años este periodo ha sido una loza de injusticia sobre otra: la detención de su hermano y los señalamientos en su contra de pertenecer a un grupo criminal. Asegura que nunca antes había estado detenida y que no tiene antecedentes penales. De Gerson, su hermano, dijo que no tiene vínculos con pandillas, que trabajaba para el gubernamental Fondo de Mantenimiento Vial (FOVIAL), como lo demuestra una fotografía publicada por GatoEncerrado donde él aparece, y que en su zona de residencia tenía un molino el cual atendía en su tiempo libre. 

Tres días después de la marcha para exigir la libertad de los detenidos durante el régimen, Josselyn hacía fila para comprar un boleto de autobús para salir de El Salvador, lo hacía por temor a ser detenida tras la difamación viralizada: 'Imagínese que yo no conozco ni Santa Ana ni San Miguel y ahora tengo que salir de mi país a causa del régimen, dígame si eso no es una injusticia. Ojalá algún día se pueda hacer justicia', dijo. Ella abandonó el país el 22 de julio del 2022 por la mañana. Este domingo 24 de julio, desde otro país, ella dijo que estaba bien, que estaba con familiares, que pretende construir su vida fuera de El Salvador. 

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.