El Salvador / Política
Fiscalía investiga al presidente de Fesfut por evasión y un Mercedes Benz comprado a $1

Para justificar el allanamiento a la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) del 14 de julio, la Fiscalía impuesta por el bukelismo argumentó a un juez que, entre 2018 y 2022, el presidente Hugo Carrillo tuvo una diferencia de 862,779.13 dólares entre los ingresos que reportó a Hacienda y las cantidades que ingresaron a sus cuentas bancarias. Además, la Fiscalía cuestiona otros pagos directos de la Fesfut, mientras también prepara una acusación por evasión y lavado de dinero.

Marvin Recinos

Fecha inválida
Gabriela Cáceres y Nelson Rauda

La disputa política por el control del fútbol de El Salvador protagonizada por el hermano del presidente del país, Yamil Bukele, tiene como base la declaración de un testigo que hace apenas un mes y medio se presentó a la Fiscalía para denunciar a sus colegas directivos de la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut). Walter Mauricio Reyes Canales, extesorero de la Fesfut, llegó a la Fiscalía el 1 de junio de 2022 a denunciar “mal uso de los recursos financieros de la Fesfut” y “una presunta malversación de fondos”. Su declaración es el punto de partida del caso, según la solicitud de registro con prevención de allanamiento que la Fiscalía presentó al Juzgado Décimo de Paz de San Salvador.

El Faro obtuvo una copia de dicho documento, una hipótesis con la que los fiscales inician sus pesquisas para construir un caso y con la que piden a un juez autorización para recolectar más evidencia. En el documento, la misma Fiscalía reconoce que debe verificar la información que hasta al momento ha recabado, como la compra de un carro Mercedes Benz por un dólar. 

Los indicios de corrupción sobre el presidente de la Fesfut, Hugo Atilio Carrillo,  sin embargo, son distintos del proceso a través del que una “comisión normalizadora” nombrada por el Indes de Bukele se tomó la Fesfut, razón por la cual el país está a punto de ser sancionado por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). Mientras se cierne esa amenaza, y con el fútbol profesional congelado, el Gobierno estrenó esta misma semana su propia Liga Nacional, aunque asegura que no está relacionado con la crisis general del fútbol. 

El Presidente de la FIFA Gianni Infantino (derecha) conversa con Hugo Carrillo, presidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), durante la inauguración del Hotel Villa Selecta, el 20 de noviembre , 2019. Foto de El Faro: Marvin Recinos/ AFP.
 
El Presidente de la FIFA Gianni Infantino (derecha) conversa con Hugo Carrillo, presidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), durante la inauguración del Hotel Villa Selecta, el 20 de noviembre , 2019. Foto de El Faro: Marvin Recinos/ AFP.

La investigación es por indicios de lavado de dinero y administración fraudulenta y está centrada en el presidente Hugo Atilio Carrillo. Tras la denuncia del extesorero, la Fiscalía pidió al sistema bancario un reporte de las operaciones de Carrillo y de la Fesfut. El reporte abarca entre enero de 2018 y el 8 de julio de 2022. Carrillo es presidente de la Fesfut desde agosto de 2018 y miembro del Comité Ejecutivo desde 2014.

Con los hallazgos preliminares, la Fiscalía ha construido una hipótesis: que Carrillo declaró a Hacienda ingresos por $547,453.29, pero movió en bancos $1,410,232.42. Es decir, no declaró 862,779.13, lo cual puede configurar el delito de evasión, algo que el fiscal del caso recomienda investigar. Esa evasión sería el delito generador para llegar a una acusación de lavado de dinero. La Fiscalía considera que Carrillo “conoce el origen ilícito de los fondos colocados en el sistema financiero que posteriormente fueron estratificados e integrados en su cuenta”. 

Por ahora, la sospecha fiscal es que como “se identificaron transferencias a la cuenta corriente del señor Carrillo por ‘proceso de planilla’, (lo mismo) podría estar sucediendo con los demás miembros del comité de la Fesfut”. La Fiscalía no tiene aún información de los movimientos bancarios del resto de integrantes, aunque los considera “cómplices necesarios”. 

La investigación está salpicada de una suspicacia política, porque el allanamiento se realizó en el punto más álgido del conflicto entre Yamil Bukele y el Comité Ejecutivo dirigido por Carrillo. La Fiscalía es dirigida por Rodolfo Delgado, un hombre impuesto por el bukelismo, cuyo negocio familiar ha recibido pagos de una empresa del Gobierno Bukele. 

Pero la investigación penal solo es la mitad de los problemas de la Fesfut. El 15 de julio, un Tribunal de Ética adscrito al Indes descabezó a la Fesfut al cesar de sus funciones a todo el Comité Ejecutivo. Ese hecho, y la posterior toma de posesión de una comisión nombrada por el Indes, es lo que la FIFA considera una intervención estatal indebida y puede acabar en la suspensión internacional de El Salvador. 

Sin el allanamiento de la Fiscalía y la sanción del tribunal del Indes, Carrillo y su comité se habrían ratificado en sus puestos por otros cuatro años en la Asamblea General del Fútbol programada para el 16 de julio, que se suspendió.

Las denuncias del extesorero Reyes están a la base de ambos procesos: el del Tribunal de Ética y el de la Fiscalía. Reyes fue elegido para la Federación como representante de la Tercera División y dice que, con la ayuda de otro directivo, Juan Pablo Herrera, recabó información financiera que luego entregó a la Fiscalía. Estas denuncias tampoco están alejadas de las conexiones políticas: Herrera es exdiputado del partido Gana, con el que el presidente Bukele ganó la elección en 2019. Tanto Herrera como Reyes Canales renunciaron a sus puestos en la Fesfut en octubre de 2020.

Reyes Canales se describe a sí mismo como un directivo sin poder que, no obstante, se mantuvo en el cargo dos años. Su denuncia dice que “el único que veía todo y administraba los fondos era el secretario Luis Pérez Guerrero, con instrucciones de Hugo Carrillo”.En su denuncia, Reyes describe a la Fesfut como un órgano donde Carrillo toma decisiones unilateralmente y donde los otros seis integrantes del Comité Ejecutivo actúan como espectadores. 

Esa hipótesis justifica para la Fiscalía la necesidad de recabar más información a través de un allanamiento que además de la sede de la Federación incluyó la casa de Carrillo y la oficina de auditores Cornejo y Umaña LTD, que auditó a la Federación. 

En este punto del proceso, ni Carrillo ni el resto de miembros de la Fesfut han tenido todavía la oportunidad de defenderse o explicar las acciones cuestionadas. Lo que el documento hace es generar una serie de preguntas a partir de la información recogida. El abogado de Carrillo prometió el 21 de julio una entrevista a El Faro, pero no contestó hasta la publicación de esta nota.

Hugo Carrillo tiene 1.6 millones de dólares y un Mercedes Benz de $1

La Fiscalía encontró que Carrillo tiene 1.6 millones de dólares en cuentas del Banco Hipotecario, Banco Agrícola y BAC. De ese monto, solo $95,666.12 provienen de préstamos y en el periodo realizó pagos a tarjetas de crédito por $181.565.53.

Para justificar sus ingresos, hay que decir que Carrillo tiene acciones de nueve empresas. La principal es SEVISAL, una compañía que ofrece servicios de seguridad, señalamiento vial y rotulación. SEVISAL le reportó a Carrillo más de $200,000 en utilidades en los últimos cuatro años. Una de las tareas pendientes de la Fiscalía es “verificar la capacidad financiera de SEVISAL para dicha distribución”. 

La Policía tomó control de los portones de la Federación Salvadoreña del Fútbol desde el 14 de julio. Aunque la orden de allanamiento era solo de 72 horas, el 21 de julio todavía estaban ahí. Foto de El Faro: Víctor Peña.
 
La Policía tomó control de los portones de la Federación Salvadoreña del Fútbol desde el 14 de julio. Aunque la orden de allanamiento era solo de 72 horas, el 21 de julio todavía estaban ahí. Foto de El Faro: Víctor Peña.

En el reporte de transacciones empiezan las preguntas. Por ejemplo, la Fiscalía no sabe si más de un millón de dólares ($1,022,266.61) conceptualizados como “nota de crédito de cajero” en una cuenta del Banco Hipotecario fueron depositados en efectivo. En el documento, la Fiscalía admite que tiene información incompleta “debido a la respuesta tardía de algunas instituciones financieras”. 

Carrillo recibió de la Fesfut $101,205 entre 2019 y 2022. La Fiscalía cuestiona el concepto de esos pagos porque, según la denuncia del extesorero, al federativo se le pagaban “dietas” por su función en forma de cheques.

La Fiscalía resalta un pago de $40,195 de la cuenta “YSU TV CANAL 4, S.A. de C.V.”  porque “llama la atención que de un canal privado, transmisor exclusivo de la selección nacional de fútbol le traslade dicha suma al presidente de la federación”. No está claro el motivo de la transferencia, pero la única referencia que hace la Fiscalía es que le llama la atención y, hasta el momento, no califica la transferencia de sospechosa.

Los investigadores también solicitaron al Registro Público de Automotores de la Dirección General de Tránsito el detalle de los automóviles registrados a nombre de Carrillo desde agosto de 2003 a enero de 2021. Actualmente, según la investigación, tiene seis vehículos en propiedad, aunque solo uno de ellos adquirido desde que es presidente de la Fesfut, de acuerdo con una tabla que aparece en el informe. Tres son de lujo: un auto deportivo Porsche, año 2013, de $25,000; un Cadillac, año 2011, que le costó $11,500; y un Mercedes Benz, año 2011, que, según el reporte, la empresa Valores Agroindustriales S.A. de C.V. le vendió por $1. 

Los precios del Cadillac y el Mercedes Benz levantan alarmas “por tratarse de ser de lujo y no siendo sus precios acordes a dichas marcas”. Según la Fiscalía, Carrillo adquirió el Cadillac el 2 de septiembre de 2019. Pero es más llamativo el otro caso. Vehículos Mercedes Benz de 2011 se publicitan en el mercado de vehículos en precios de entre 12,500 y 19,000 dólares. La Fiscalía no ha determinado si hay relación entre la empresa vendedora y Carrillo.

Hay otro caso de lavado de dinero relacionado al fútbol que incluye un Mercedes Benz de un dólar. En la investigación contra José Adán Salazar, conocido como ‘Chepe Diablo’, la Fiscalía identificó un Mercedes Benz que la exesposa de Salazar compró por $1. El vendedor, identificado como Valores Industriales S.A. de C.V., lo había adquirido por $57,000, cinco años de venderlo en rebaja. Salazar era miembro de la junta directiva del Isidro Metapán, diez veces campeón del fútbol nacional.  

Una pregunta adicional sobre Carrillo es su papel como fiador de la Federación en un préstamo por medio millón de dólares suscrito el 18 de febrero de 2020, con la sociedad de ahorro y crédito Constelación. Ese préstamo, otorgado por diez años, fue cancelado el 26 de febrero de 2021, a través de un abono a capital de $425, 262.48. La Fiscalía dice que esto podría tratarse de una modalidad de lavado de dinero conocida como “préstamos prepago”. Sin embargo, la Fesfut movilizó $15.2 millones de dólares entre 2018 y julio de 2022, con lo cual un préstamo de esa cantidad podría ser justificado durante la investigación.

El pleito administrativo por el que El Salvador se puede quedar sin fútbol

El allanamiento a la Fesfut fue el clímax de un enfrentamiento que lleva años. 

Las federaciones deportivas solían inscribirse ante el Ministerio de Gobernación hasta que en febrero de 2020 se aprobó la Ley General de los Deportes. Esa ley creó un Registro Nacional de Federaciones y Asociaciones Deportivas que lleva el Indes. La Fesfut nunca se inscribió ante el Indes porque alegó que era incompatible con los requisitos de no intervención gubernamental que pide la FIFA. La Fesfut quería un trato diferenciado, como con el Comité Olímpico y Paralímpico, a quienes la ley de deportes reconoce y da el derecho de inscribir su personería jurídica ante el Ministerio de Gobernación.

Durante los últimos tres años hubo negociaciones, incluso con intermediación de miembros de FIFA para resolver el impasse pero no surtieron efecto. Yamil Bukele había advertido que, si no cumplían la ley, no darían reconocimiento jurídico a las autoridades electas para el periodo que empieza en agosto de 2022.

 

El presidente de la Comisión Normalizadora nombrada por el Indes, Lucas Labbad (derecha) ingresó a la Federación junto con otros miembros de la Comisión, en la tarde del 21 de julio. Los acompañó Javier Tebas (izquierda), un abogado español contratado por el Indes. Foto de El Faro: Víctor Peña
 
El presidente de la Comisión Normalizadora nombrada por el Indes, Lucas Labbad (derecha) ingresó a la Federación junto con otros miembros de la Comisión, en la tarde del 21 de julio. Los acompañó Javier Tebas (izquierda), un abogado español contratado por el Indes. Foto de El Faro: Víctor Peña

La Fiscalía allanó la Fesfut el 14 de julio. Un día después, el Tribunal de Disciplina, Ética y Apelaciones del Deporte emitió una medida cautelar en la que cesó de sus funciones al Comité Ejecutivo de la Fesfut, como parte de un proceso administrativo. Ese Tribunal fue creado en la misma Ley General de Deportes. Aunque Yamil Bukele ha asegurado que ese tribunal es independiente, la ley dice que “es un órgano colegiado adscrito orgánicamente al Indes”. Además, el presidente es designado por el Comité Directivo del Indes. 

Los conflictos causaron la suspensión de la Asamblea del Fútbol, donde se ratificaría a Carrillo y a otros miembros del Comité Ejecutivo al frente del fútbol por los siguientes cuatro años. También repercutió en la suspensión de las siguientes dos jornadas de la liga mayor de fútbol, después de que el gremio de árbitros dijo que no participaría en juegos sin la autorización de la Fesfut. El 20 de julio, la FIFA notificó que, si no se revierte la sanción a los miembros de Fesfut, suspenderá a El Salvador de las competencias internacionales. La FIFA dio un plazo máximo hasta el 25 de julio para ello.

El congelamiento del fútbol federado en El Salvador ocurre al mismo tiempo que el Indes de Bukele promociona su liga nacional de fútbol, que empezó el 19 de julio, cinco días después de las sanciones. Participan equipos patrocinados por las alcaldías de las 14 cabeceras departamentales del país, todas del partido de gobierno, Nuevas Ideas. Yamil Bukele asegura que no buscan competir con la liga mayor, pero el Indes anunció como sus patrocinadores a medios que transmiten la liga, como la radio KL, el canal Tigo Sports y el medio deportivo El Gráfico, así como entidades de Gobierno como la Lotería Nacional, Bandesal, CEL y los canales de radio y televisión estatal.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.