Publicidad

Arístides Valencia: “Nosotros les ayudamos a sacar los DUI o lo que sea necesario”

La grabación del encuentro entre el entonces diputado Arístides Valencia y los voceros de las tres pandillas dura casi un cuarto de hora. El Faro transcribe acá la conversación de manera literal, para que los lectores juzguen tanto los temas abordados como el calado con el que se abordaron. En el primer tramo, la voz cantante la lleva el ministro Valencia. Quien toma luego la palabra, el pandillero B, es el representante de la pandilla Barrio 18 Sureños.

 
 

A continuación la transcripción de la grabación a la que tuvo acceso la Sala Negra de El Faro.

***

ARÍSTIDES VALENCIA: crecimos 10 mil votos más, y entonces… ellos (por Arena) subieron solo 3 mil, porque allí se ve otra parte de la… y este… ya concluido eso… vinieron las reuniones de evaluación, que estamos todavía terminándolas, ¿no? Y ya entrándole a la campaña. Entonces, en ese sentido, lo que hablábamos nosotros era de ratificar, digamos, el compromiso con ustedes, ¿no? Y decirles que hoy estamos más claros. Hubiéramos esperado que después del 2 de febrero ya hubiéramos estado… listos para poder ya, para otro nivel, ¿va? Sin embargo, se nos extiende un mes más. Yo creo que ya nosotros podemos ir avanzando en propuestas ya más concretas, que es lo que en esta reunión, y en la próxima que puede haber antes de la elección, es lo que nosotros creemos que debemos ir trabajando, para que inmediatamente nosotros podamos decirles y darles ya… a los compañeros de ustedes, digamos, las señales de que hemos logrado algo. Ese es el planteamiento. Ahora voy a comer…

Pandillero A: Se acordó Wilson de la comida...

[Risas]

ARÍSTIDES VALENCIA: Y por otro lado… Francisco Flores anda huyendo.

Pandillero B: ¿Han girado orden o qué? ¿O solo de localización?

ARÍSTIDES VALENCIA: No, llamado por apremio...

Pandillero B: ¿Pero no anda orden de captura, cabal?

ARÍSTIDES VALENCIA: No, todavía no. Es que el fiscal no se atreve...

Pandillero C: Ese fiscal hijoeputa a saber que es cagón, ¿va?

Pandillero D: Y a nosotros sí...

Pandillero C: A nosotros sí nos declara la guerra, cae mal el hijoeputa.

ARÍSTIDES VALENCIA: Es que el fiscal era el hombre de confianza de Flores, y para que él le haya embargado los bienes… y solo le hallan dos cuentas, y en una tiene 5,000 dólares y en la otra, $250.

[Risas]

Pandillero C: Nosotros somos más peligrosos que ese hijoeputa de Francisco Flores, jeje.

Pandillero A: ¿Y eso le hallaron las cuentas, vos?

ARÍSTIDES VALENCIA: No, las dos que le hallaron…

[La persona que tiene el teléfono grabando se levanta y se mueve. Se oyen risas de fondo.]

ARÍSTIDES VALENCIA: Es que el fiscal nos lo puso GANA.

Pandillero C: ¿GANA lo puso?

ARÍSTIDES VALENCIA: GANA nos lo puso, sí.

[Cae una llamada al teléfono de uno de los pandilleros, y la responde]

Pandillero D: ¿Y cuál es la facultad constitucional para quitarlo?

ARÍSTIDES VALENCIA: ¿Ummm? Por mayoría de votos. 56.

Pandillero X: Se puede quitar, entonces. Ahorita lo pueden quitar porque ARENA está asustada.

ARÍSTIDES VALENCIA: No, pero ahorita tiene que pasar la elección porque el baboso… entre la Sala y el fiscal nos pueden fregar. Porque ese fiscal realmente la lleva contra nosotros.

Pandillero A: Bueno, retomando lo que hasta el momento se ha conversado… En primer lugar, quizá, que nos ha permitido conocer un ambiente que no lo teníamos muy claro, ¿va? Fue el primer intento y… lo que sí tenemos claro es que nos pusimos en cuerpo y alma, con todo corazón, en lo que nos habíamos comprometido, ¿va? Tratamos de dar los resultados lo mejor que pudiéramos… entonces...

[Cae una llamada: “¿Quiúbole? Aquí te estamos esperando… ¿qué pasó? (…) Vaya... vaya... vaya…” Cuelga y otro le pregunta: “¿Ahí viene ya?”]

Pandillero A: … entonces, creo que les hemos logrado demostrar que cuando nosotros nos ponemos y tenemos interés y nuestra palabra está en juego, tratamos de honrarla, tal y como lo hemos dicho. Logramos nuestro objetivo, en algún momento hubieron errores, nos dieron teatro, en una entrevista que dizque había dado no sé quién en una línea de tren y, solo casaca, ¿va?

ARÍSTIDES VALENCIA: Eso era parte de una campaña de ellos (por Arena).

Pandillero A: Pero aquí estamos. Le agradecemos que esté aquí nuevamente con nosotros… dando la cara, por decirlo así. Creemos de que hemos solventado y hemos cumplido con lo que nos propusimos, lo hablado y lo acordado. Hubieron dificultades, ya en el día, en el proceso… vimos cómo las solventamos… como le digo… fue la primera vez que nos hemos metido verdaderamente, de lleno, ambas pandillas en algo así. Comprobamos algo quizás que hemos venido recalcando a todo mundo y hemos venido diciendo: que la mejor forma de prevenir la violencia es mantener a nuestros cipotes ocupados, ¿m’entiende? Y ese día los mantuvimos ocupados en algo nuevo, que no conocían, en algo que había que dedicar tiempo. Lastimosamente hubieron dos muertos, pero fue un marido que mató a la mujer y se mató él solo, y ahí sí ya no podemos hacer nada nosotros.

En esta foto del 21 de enero de 2016 aparecen, de izquierda a derecha, el entonces ministro de Seguridad, Benito Lara; el ministro de Gobernación, Arístides Valencia, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés. En 2014, tras la primera ronda para elegir presidente de la República y cuando Valencia aún era diputado del FMLN, se reunió con jefes de las tres principales pandillas para conversar sobre los resultados que dio en la primera vuelta de los comicios una alianza electoral que habían acordado, y para hacer ajustes con motivo de la inminente segunda ronda.

En esta foto del 21 de enero de 2016 aparecen, de izquierda a derecha, el entonces ministro de Seguridad, Benito Lara; el ministro de Gobernación, Arístides Valencia, y el ministro de Defensa, David Munguía Payés. En 2014, tras la primera ronda para elegir presidente de la República y cuando Valencia aún era diputado del FMLN, se reunió con jefes de las tres principales pandillas para conversar sobre los resultados que dio en la primera vuelta de los comicios una alianza electoral que habían acordado, y para hacer ajustes con motivo de la inminente segunda ronda.

ARÍSTIDES VALENCIA: Correcto, no tiene que ver con…

Pandillero A: ¿M’entiende? De ahí, por lo demás, no hubo ningún incidente. No hubo ni un homicidio relacionado a tema pandillas, ni nada por el estilo.

ARÍSTIDES VALENCIA: Ujum…

Pandillero A: Algún loco que en algún momento faltó al respeto o algo, pero a las magnitudes de las cosas que no pasaron y pudieron haber habido… ¡consideremos que no es nada pues! ¿M’entiende? Entonces, ya tenemos la suficiente madurez para… para afrontar una situación así; ya tenemos nuestros propios mecanismos, de cómo resolvemos esa situación. Gracias a Dios lo hicimos. Aquí estamos. Los incidentes… algunos que usted ya mencionó… que se dieron con gente de ambas pandillas en diferentes lugares. La Policía acosando de una u otra forma, incidiendo algunos pequeños movimientos...

ARÍSTIDES VALENCIA: Ujum…

Pandillero A: En algún momento fueron saliendo o se fueron solventando, quizá habría que buscar algún mecanismo más adecuado para solventar esta situación, como qué papel juega la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ese día, como tenerlos a ellos al alcance, cómo movilizarlos en el momento adecuado, porque la impaciencia de la gente, o sea, respecto a un tema que no está resuelto y siguen puyando y puyando y ‘No los sueltan y ahí los tienen y no dejan entrar’, ¿me entiende? Y uno se traba. La otra traba que tuvimos fue la que usted planteaba de los números de teléfono que se nos proporcionaron: la gran mayoría no contestó.

Pandillero B: No contestaron… Yo les estuve va de hablar y hablar…

Pandillero A: Y en el caso de Santa Ana me contestó la persona, pero yo solo le expliqué lo que estaba sucediendo, no le dije ni cómo tenía el número ni nada, solo le expliqué que estaba pasando esto y esto, y me dijeron que cualquier cosa le avisara. Vea si puede hacer algo, eso fue todo, ni hubo identificación ni nada, solo que supiera el percance que estaba sucediendo en la zona. Eso nos detenía en algún momento por la presión de la gente insistiendo en lo que estaba pasando y que no se les daba respuesta de cómo resolverlo… quizá las instituciones ¿cómo podemos hacer uso de ellas ese día? Entendemos que el trabajo es pesado, ya lo comprendimos porque lo vivimos; entonces, ese día es de ver cómo podemos hacer uso de las instituciones que ese día están jugando un papel de una u otra forma… observadores que puedan de alguna forma… no sé pues, ¿m’entiende? Eso por un lado; por el otro, algunas de las dificultades... usted ya las planteaba. Con los transportes, eso no da abasto, el modo operativo de cada una de las pandillas no es el mismo de la población común.

[Alguien interrumpe]

Pandillero A: Entonces eso es algo que no es entendible, pero alguien que no lo vive no lo entiende.

ARÍSTIDES VALENCIA: No lo ve.

Pandillero A: Entonces, una cosa es decirle a alguien: “Ahí está pasando el microbús, salite”. Pero nosotros entendíamos y sabíamos el riesgo que estábamos corriendo con la Policía, y había que buscar… pero el microbús no iba a ir hasta el mesón, al fondo de la colonia, donde estaban los bichos reunidos. Él tenía una ruta… había que proporcionar eso, es algo muy diferente a lo que usted conoce como la estructura de transporte que ustedes proporcionan, y un mapeo, y todo lo demás.

ARÍSTIDES VALENCIA: Sí.

Pandillero A: Para nosotros no hay mapeo, porque nosotros tenemos que ir donde el cipote alcanzó a llegar, y ahí se desvirtuó todo lo que pudiésemos haber planificado. Ahí están, y ahí hay que ir. Es otro rollo muy diferente que no lo pensábamos así, pero nos tocó hacerlo así ¿m’entiende? Garantizando que las cosas se llevaran y se hicieran como las habíamos pensado, aunque de otra manera, pero lo logramos y lo hicimos y ahí estamos. Por otro lado, la deficiencia que tuvimos en algún momento con buena cantidad de personas que no estaba a nuestro alcance poderles proporcionar las herramientas adecuadas para poder ir a votar. ¿De qué estamos hablando? En el caso de que habían muchas de las personas, algunos de pandillas y otros no, que no contaban con el documento porque estaba deteriorado; si había a quien uno mejor le decía claramente: “Enseñámelo... n’ombre, no vayás, ¿Qué putas vas a ir a hacer? Más que la jura te va a llevar, no vayás”. Es paja, si por cosas menores estaban regresando a la gente… ya por una cosa así: quebrado, descascarado. Esa es una solicitud quizá en conjunto, que estaba clara que habíamos analizado que tendrían que hacer ustedes, como por medio de sus sedes municipales, departamentales, ¡como putas sea! garantizar que... “Mire, aquí, en tal lugar, hay tantas personas y que se acerquen y que se les entregue lo del DUI y que de la vuelta y a la vuelta…” Vaya, ya hiciste el recibo, ya fui a sacar esto. O sea, no estamos pensando nada para él, sino que se garantice de que es para eso, si lo que nos interesa es eso; entonces, si pudieran ser ustedes los que en algún momento pudieran proporcionar ese gasto.

ARÍSTIDES VALENCIA: Fíjate que lo hemos estado haciendo, lo único es que habría que ver cómo lo podríamos resolver, porque lo que hacen los compañeros es que mandan una lista con nombre y número de DUI para solicitar el dinero y luego se les entrega el dinero a la departamental o a la municipal y...

Pandillero A: ¿Ahí pasan?

ARÍSTIDES VALENCIA: Y entonces llega la gente al alcalde, se le da el dinero, se va al banco, paga y saca el DUI, y luego va a dejar el recibo como tú estás diciendo. El problema es... yo no sé si sería esto de si hacemos la lista de nombres y DUI, porque ahí sí habría de ver si lo podemos hacer, así nosotros les ayudamos a sacar los DUI o lo que sea necesario.

Pandillero A: Habría que ver cómo la armamos ahí.

Pandillero B: Mucha gente no fue por eso, porque se les había vencido el DUI.

Pandillero A: Hay que buscar el mecanismo, porque nos encontramos con muchas personas en esas circunstancias, que estaban en la disposición pero en realidad no había cómo, era paja. Ver cómo de alguna forma o de alguna manera hacemos público o ponemos las denuncias pertinentes antes las instituciones adecuadas sobre el accionar de algunos policías ese día, y al TSE también. Se ve que el porcentaje de personas que fue a votar tenía que haber sido más, algo sucedió, que las instituciones… y esa situación, por lo menos en el caso de Apopa nos agarran casi a 15 cipotes, pues, gente común y algunos de las pandillas, y lo que sucedió, puta, nos los tienen como hora y media… aaaah, ya no voy, mejor me regreso.

ARÍSTIDES VALENCIA: ¿En Apopa?

Pandillero A: Ese acoso genera... “Mejor me regreso”. Muchas cosas que pudieron estar pasando y que de alguna manera tendríamos que ver cómo tenemos una llave para…

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad