Publicidad

El Ágora

En la batalla por la protección del patrimonio cultural, los expertos en la materia fueron una vez más los perdedores. En la disputa de la Alcaldía de San Salvador con la Secretaría de Cultura por la remodelación de la plaza Libertad, la política se impuso ante el cumplimiento de la Ley Especial de Protección al Patrimonio y su reglamento. Secultura advirtió en tres ocasiones la desobediencia de la municipalidad, y cuando se quiso imponer, como manda la normativa, Presidencia dio la orden de...

Publicidad

 CERRAR
Publicidad