Publicidad

Presidente destituye a secretaria de Cultura

Breni Cuenca dice que desobedeció una orden del presidente de despedir al director de Artes, y que se opuso a que la Orquesta Sinfónica Juvenil pasara a control de la Secretaría de Inclusión Social. Esta tarde renunciaron 21 directores y mandos medios de la Secretaría de Cultura, en solidaridad con Cuenca, mientras el presidente Funes informó que destituyó a Cuenca por pérdida de confianza.

Carlos Martínez, Rodrigo Baires Quezada y Sergio Arauz

 
 

Breni Cuenca, secretaria de Cultura, destituida por el presidente Funes.
 
Breni Cuenca, secretaria de Cultura, destituida por el presidente Funes.

La secretaria de la Cultura, Breni Cuenca, fue notificada este jueves 11 de febrero de que el presidente Mauricio Funes había decidido quitarle el cargo en que la nombró a finales de junio. “Me llamó el secretario jurídico de la presidencia (Dionisio Machuca), y me dijo que sabía que iba a ser inesperado para mí, y me envió una carta donde se dice que mi contrato está terminado el 12 de los corrientes. La carta me la dieron ayer”, dijo Cuenca a El Faro.

Pese a que la ahora ex secretaria no recibió ninguna explicación oficial para su destitución, tiene algunas hipótesis: la primera apunta a que la primera dama de la República, Vanda Pignato, quería valerse de los recursos de la secretaría de Cultura para fines personales y políticos, y la segunda relaciona su despido con su desacato a una orden directa del presidente de la República, que pretendía despedir a un director.

“Me enteré de que la primera dama había decidido que ella se iba a hacer cargo de las orquestas sinfónicas juveniles. Mepareció fuera de lugar, porque no veo cómo una orquesta sinfónica se puede organizar en la Secretaría de Inclusión Social y veía ya en esto la fragmentación de la administración del arte”, comentó.

Al final del día, el presidente Funes emitió un comunicado en el que negaba las versiones de Cuenca e informó que la quitó del puesto por pérdida de confianza. "Como gobernante exijo a los funcionarios resultados concretos que impliquen un cambio visible con respecto a gestiones anteriores, y este no es el caso en la doctora Cuenca", dijo Funes, citado en el boletín de Casa Presidencial.

Cuenca reveló que el presidente Funes le ordenó despedir al director de arte, Óscar Soles, y que ella se negó a hacerlo: “El miércoles me llamó el secretario privado de la presidencia (Francisco Cáceres) y me dijo que por instrucciones del señor presidente tenía que nombrar al señor Rolando Reyes como director de arte; pero le dije que el director Óscar Soles había desempeñado un trabajo fantástico y que no tenía yo ningún motivo para cancelarle el contrato. Yo lo interpreté como un intento de controlar una línea fundamental de la secretaría, la que tiene que ver con toas las instancias de artes de la secretaría. Tengo un compromiso ético con los directores, se ha configurado un equipo maravilloso de trabajo. Me pareció inaceptable, sobre todo porque no hay ningún razonamiento ni argumento”, dijo a este periódico.

La propuesta del presidente para convertirse en el nuevo director de arte, es un pintor que ya había ocupado ese cargo, en la administración del presidente Francisco Flores. Reyes también fungió como director de Canal 10.

En el comunicado de la Presidencia, Funes asegura que no es cierto que él haya pedido la destitución de Soles o que tuviera intención de que la Secretaría de Inclusión manejara la Orquesta Sinfónica Juvenil.

Cuenca asegura que pidió una audiencia con el presidente Funes para cuestionarlo sobre las razones de su despido: “Puesto que él me nombró, creo que lo correcto sería que él me lo explique”, dijo.

En una entrevista con El Faro cuando asumió el cargo, Cuenca reconoció que su dependencia entraba como un "paquete" con el resto de secretarías existentes (Comunicaciones, Asuntos Estratégicos, Técnica e Inclusión Social) y, por lo tanto, habría cosas que se iban a racionalizar y que serían comunes. Ahora, la ex secretaria de Cultura cree que los hechos que marcaron su destitución eran “el inicio de la utilización de la secretaría para fines personalistas y políticos”.

El Faro intentó obtener una versión de los hechos de parte de la secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, pero esta dijo que se encontraba en una actividad pública y que no podía responder en ese momento. En horas de la tarde, su departamento de comunicaciones giró un boletín en el que mostró "su rechazo y deplora las expresiones erróneas y malintencionadas de la ex secretaria de cultura". Asimismo, negó que su dependencia intentara controlar la labor de la orquesta sinfónica juvenil.

El nombramiento de Cuenca, el 27 de junio de 2009, solo fue posible después de un accidentado debate público que tuvo su clímax el 11 de junio, cuando unos 300 artistas protagonizaron un encuentro caótico convocados por el gobierno. El propósito era hacer una votación para elegir al próximo presidente de lo que hasta entonces era Consejo Nacional para la Cultura y el Arte (Concultura). El cónclave resultó en un acto desorganizado que dejó descontentos a casi todos sus protagonistas.

En esa reunión, el más votado resultó el escritor José Roberto Cea. Consultado vía telefónica este viernes, se negó a comentar lo sucedido en la Secretaría de Cultura. "Le agradezco la llamada, pero ustedes estaban con ella (Breni Cuenca) desde el principio, entonces no tengo ningún comentario que hacer", respondió.

Tras la destitución Cuenca, seis directores y otras 16 personas, entre mandos medios y puestos de confianza, pusieron su renuncia durante una conferencia de prensa la tarde de este viernes. Según ellos, el despido de la ex secretaria dejaba acéfala la dirección del proyecto cultural trazado para esta gestión.

La Secretaría venía preparando una actividad multidisciplinaria para realizarse tentativamente en el último trimestre del año. Estaba gestionando financiamiento y apoyo de diversidad de organizaciones y gobiernos de países amigos, lo que permitiría traer a una serie de personalidades de de las artes. Este proyecto ha quedado, por el momento, en el aire.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad