Nacionales /
'En la venta de El Espino uno aparece como prestanombres, pero es de nosotros'
Reconoce que burlaron la ley para vender las tierras que el Estado les otorgó. Según él, porque necesitaban dinero. Reconoce numerosas irregularidades, como la creación de una empresa fantasma, con prestanombres, para venderse a sí mismos parte del terreno. Pero esas anomalías ocurrieron en la administración anterior, dice, y ahora la visión es distinta...

Fecha inválida
Rodrigo Baires y Daniel Valencia. Fotos: Luis Velásquez.
Presidente cooperativa El Espino. Foto Luis Velásquez
 
Presidente cooperativa El Espino. Foto Luis Velásquez

José Elías Escobar, presidente de la cooperativa El Espino, estaba enojado la primera vez que habló con El Faro. “Es mentira que hemos perdido tanta tierra”, dijo durante una llamada telefónica y de inmediato pactó esta entrevista para dar a conocer la visión de los cooperativistas. Cinco horas después, sentado frente al escritorio que ocupó Óscar Armando Solís Girón -el ex presidente y quien firmó los contratos de venta e hipoteca de las tierras de la cooperativa entre 2002 y 2009-, Escobar defendió la forma en que hicieron las transacciones y alega que desde su llegada, el 28 de mayo de este año, decidieron no vender más.

Escobar mira la copia impresa del reportaje 'Lotificadoras y constructoras entre los nuevos dueños de El Espino' que tiene al lado izquierdo. “Algunas cosas son ciertas, algotras son mentiras”, sostiene. Las cosas que son ciertas, según dice, es que se vendió la tierra, que en algunos casos se utilizó prestanombres y que en otros se hipotecó sin intención alguna de pagar los créditos porque la intención verdadera era vender.

Sabemos que las ventas de El Espino son legales...
... Son legales.

Son legales porque la ley no dice que no puede hacerlo de esa manera. Pero la ley también establece formas o mecanismos de vender a terceros, por medio de subastas públicas, y esto no se hizo así. Los nuevos directivos, ¿tenían conocimiento de todas estas ventas?
Correcto.

¿Tenían conocimiento de que había sido vendido el 62% de las tierras?
Sí, pero no es eso. Yo hago cuentas que tenemos todavía 450 manzanas. Porque ustedes encontraron una cuestión que se llama Inversiones Ancona.

Si, es propietaria de 127 manzanas.
Esa es nuestra. Cuando Tony Saca quería comprarnos la propiedad hicimos esa sociedad anónima de capital variable, donde cada asociado tiene una manzana. Entonces se decía que nos iban a comprar toda la tierra, Saca decía que compraría a 50 centavos la vara y si estábamos en una sociedad por lógica le íbamos a cobrar más. Entonces, hicimos la sociedad de capital variable.

¿Cómo hicieron para comprarla en subasta pública?
No la compramos, simplemente se nos asignó.

No, Inversiones Ancona, según el CNR...
... Según el Registro, según el Registro...

... Inversiones Ancona compró en subasta pública las tierras por 2.9 millones de dólares.
De acuerdo, pero como le digo, solo fue la figura. Ahí hay uno que aparece como prestanombres, pero es de nosotros. Digo, para aclarar algunas cuestiones que usted no sabía. Por eso hago cuentas de 450 manzanas que son de nosotros y las tenemos para trabajo agrícola.

¿Cómo entra en eso la empresa que prestó el dinero?
Nadie nos prestó dinero.

Pero en el catastro aparece un documento que dice que ustedes hicieron un crédito hipotecario con Natural Corporation...
... Solo se hizo la figura pero no se pagó ni se recibió nada. Y la tierra está totalmente registrada. Como le digo, Ancona es de la cooperativa...

Inversiones Ancona fue registrada formalmente con un capital inicial de 12 mil dólares el 5 de septiembre de 2006, el mismo mes que se hicieron públicas las intenciones del ex presidente Antonio Saca de comprar a los propietarios de El Espino y hacer un parque ecológico toda la reserva forestal. En la documentación del Registro de Comercio, aparece como representante legal y administrador único propietario de la empresa José Roberto Argueta Manzano, quien según Escobar es un prestanombres de la cooperativa. Ancona compró las 127 manzanas en diciembre de 2006 durante una subasta pública por un embargo a favor de Natural Corporation, que supuestamente prestó 2 millones de dólares con garantía hipotecaria.

¿Y todos en la cooperativa saben de las ventas?
Es que mire, todo el asociado sabe de estas ventas. Toditos, aquí no hay nadie que no sepa que se hicieron estas ventas. Ninguno. Porque si se hizo a través de hipotecas, siempre se llevó a la asamblea general de asociados y se tomó el acuerdo de hacerlo. Así es que no le veo, de ninguna manera, por qué hay tanta cuestión con las ventas. Aquí sacan lo del Club Campestre. Cuando se vendió al Club fue por una necesidad: había que pagar la deuda agraria. Y pagamos la deuda, por lo tanto al Estado no le debemos ninguna tierra. La tierra es de la cooperativa El Espino, de los asociados. No le veo el porqué de hacer tanta cuestión de las ventas. La gente que ha comprado mantiene sus terrenos como fincas...

... El señor...
¿Díaz Bustamante?

Sí, él es lotificador.
Sí, él es lotificador, pero si va a ver sus terrenos los tienen como finca. Si va a ver a otros, como finca. Incluso, mejorando los terrenos están. No le veo la cuestión de tanto escándalo por El Espino, por la infiltración de agua... ¡Mire, vamos a ver la cordillera del Bálsamo! Aquí no viven los ricos, aquí viven pobres y por eso es que se hace tanta bulla.

Esa es una forma de verlo, pero el interés en El Espino es porque es una reserva forestal.
Pues, sí. Pero no es restringida...

... Salvo para la construcción...
... Correcto...

... ¿Por qué no vendieron las tierras por medio de subasta pública, por ejemplo?
Porque como creíamos que lo estábamos haciendo bien a través de hipotecas, pues lo hicimos de esa forma. Es más sencillo y más fácil.

¿No era una forma de disfrazar la venta de tierras?
No, no se ha disfrazado la venta de tierras de ninguna manera.

Por ejemplo, si les dan un préstamo hipotecario de 3 millones de dólares a 30 días plazo que no tienen intención de pagar y lo cancelan a través de un embargo, eso es disfrazar una compra-venta. ¿Por qué no hacerlo en una subasta pública?
Sí, eso no se hizo, pero se hizo con el parecer de la asamblea general. Y es ella la máxima autoridad para decirnos: “Mirá, hacelo de esta forma”.

La ley permite vender o donar a los cooperativistas 10 manzanas para uso agrícola o 174 varas cuadradas para lotes de vivienda. Además, para terceros, se puede vender a través de subasta pública. ¿Me dice que era más difícil vender las tierras a través de una subasta pública?
Sí, sí, porque recuerde que, como finca, nadie quiere comprar en una subasta pública. Ustedes ponen que se vende a 250 dólares la vara cuadrada. ¡Eso es falso! A 250 dólares están vendiendo los Dueñas porque ya tienen permisos ambientales y está urbanizado.

¡Pero El Estado compró a 54 dólares la vara cuadrada de tierra en El Espino!
¿A dónde?

En una zona donde pasaría el bulevar Diego de Holguín. Ahí se las compran a Inversiones El Cedro por 54 dólares la vara cuadrada. Justo un año antes, ustedes vendieron 2.6 manzanas a 16 dólares la vara cuadrada.
Creo que no... lo que vendimos a El Cedro fue hace un montón. Entonces, eran colones y a esta época, si lo hubiéramos tenido todavía, valdría más porque ya pasaba la calle. Pero cuando vendimos se decía que iba a pasar la calle y nunca pasó. Hoy, ni se ha terminado.

Según los documentos en el Centro Nacional de Registros (CNR), la cooperativa vendió dos porciones de tierra, que sumaban 10 manzanas, a José Alfredo Ramírez en 28 mil 571.43 dólares el 10 de junio de 2003. El mismo día, Inversiones Cedro compró 6.56 manzanas por 1.86 millones de dólares. Entre 2006 y 2008, la empresa compró el resto del terreno por 620 mil 393.40 dólares. En mayo de 2009, el Estado le compró 2.7 manzanas de tierra por 1.5 millones para el trazo del bulevar Diego de Holguín.

Hablo de un precio que ustedes dieron en 2008, un poco más de 16 dólares la vara cuadrada. Y hay hipotecas de 2007 a precios que no pasan de 10 dólares.
Pero en tierra agrícola. Y en tierras agrícolas nadie le paga más de 12 ó 15 dólares la vara cuadrada porque no es para construcción.

¿Y ellos la han comprado para agricultura?
Las trabajan como fincas, ¿no le digo? Si va a ver, todo eso son fincas.

Bien, para entender su punto, cuando se vendió al Club Campestre fue para saldar la deuda agraria. Se vendió y se canceló la deuda. ¿Cuál era el objetivo de vender otras tierras a lo largo de todo este tiempo?¨
Se vendió otra parte para pagar la deuda bancaria, que en aquella época era de 11 millones de colones, digamos que era un millón y fichas de dólares. Entonces, todas estas cuestiones las hemos venido sacando adelante. No tenemos deuda con la banca, no tenemos deuda agraria, no tenemos nada.

Pero los movimientos que ustedes han hecho reportan más de 20 millones de dólares.
Pero eso es algo ilógico, no es cierto.

Son los datos que están en los documentos de compra-venta y de los préstamos que están en el catastro. ¿O sea que ustedes tenían más de 20 millones en dudas?
No. El café en muchos años no fue rentable, nos dejó saldos rojos. De ahí (del dinero obtenido por las ventas de tierra) agarraban para pagarle a la gente trabajadora. Hay plata que ahí está invertida también, en la gente nuestra que trabaja en el campo.

De las ventas realizadas en los últimos años, ¿a estos 127 asociados les quedó alguna ganancia?
Es que esa ha sido la cuestión. De cada venta, a los 127 asociados nos daban 2 mil 500 o tres mil dólares. Era para repartirlos a nosotros y por eso se hicieron tantas ventas. No le voy a mentir ni nada, se hacía para eso. El asociado decía: “Hoy viene agosto, queremos tanto”. Venía y se vendía.

¿Se le dio dinero extra a los prestanombres?
No. El dinero que se daba era para todos.

Tengo una duda por lo que dice: ¿Esta tierra no es rentable a menos que sea para venderla?
O sea, para repartirle 3 mil 500 dólares a cada uno no da la cosecha de café. Es que sucede que nos metimos a la producción orgánica y quiérase o no pierde, se pierde un 30% de la producción con respecto a si la hace química. Aunque el precio del café orgánico es 20% mayor, no compensa lo que se pierde.

Si es así, hay un restante de tierras que es más rentable para venderlas que para producir café.
Sí, pero eso ya no se va a hacer. La asamblea general ya acordó no hacer más ventas porque nos vamos a quedar sin el sustento diario, porque aquí es donde podemos trabajar y sacar un salario. La mayoría somos adultos mayores y no podemos decir que allá afuera vamos a conseguir un trabajo, es mentira. Entonces tenemos que proteger nuestra fuente. Y eso lo he manifestado en las asambleas generales.

¿Cuándo se tomó la decisión de no vender?
Se tomó después de que salió Óscar Armando Solís Girón de la presidencia, el 28 de mayo de 2010. Yo no he vendido ni un pedacito de tierra ni la voy a vender.

Desde entonces usted es el presidente de la cooperativa.
Sí, y voy a estar un año nada más.

Solís Girón estuvo más tiempo.
Él se reeligió un montón de veces porque la gente lo apoyaba. Lo que pasa es que a él lo querían porque se vendía la tierra y él daba dinero, pues. Pero yo, solo un año y que venga otro. Cuando uno está mucho tiempo cree que se las sabe todas y al final no sabe mucho.

¿Y eso no es mal administrar los recursos de la cooperativa?
Cómo no, cómo no. Pero como el asociado se sentía conforme con que le dieron 2 mil 500 dólares, 3 mil dólares, él seguía. Habíamos unos 10 que decíamos que no, pero él seguía porque tenía a la mayoría. Hasta que entró una nueva autoridad al departamento de Asociaciones Agropecuarias en el Ministerio de Agricultura y Ganadería fue que se dijo que él ya no podía ser el presidente porque la ley lo decía. Entonces, vengo y me ponen para un año.

Tomando todo lo que hay detrás de El Espino, lo que puede significar económica y ambientalmente, ¿cuál es su visión sobre la protección de El Espino?
Para mí no sería bueno quitar el decreto 432, porque nos permite mantener la zona para trabajo agrícola. Si se quita el decreto, todos los que compraron van a botar su finquita. Si al final viene un valiente a poder quitar el decreto, pues es otra cosa.

En eso difiere con el ex presidente de la cooperativa, que decía que este era un amarre que impedía vender por completo y que era lo más rentable.
Ahí diferimos con él, desde antes. Para mí no es que nos deshagamos de toda la tierra. El dinero hoy lo tengo y mañana no lo tengo. En cambio, mi trabajo lo voy a tener permanente con la decisión de no vender ni un pedacito más.

Pero Armando Solís hasta metió un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto.
... Correcto, pero fue denegado.

¿Solicitar el recurso de inconstitucionalidad fue un acto a título personal o una decisión de la cooperativa?
Pues, fue la cooperativa pero por cuestiones de él... porque él tenía otra visión.

¿Igual que la otra persona que aparece en la solicitud?
¡Es que soy yo! Ahí él me dijo que firmara un papel y lo firmé. Y hoy veo el documento de cuando fue devuelto. Él me dijo que era para “X” cosa pero era para esa cuestión, pues.

¿Usted está de acuerdo con que las acciones tomadas por Solís Girón fueron las mejores para la subsistencia de la cooperativa?
Pues fíjese que sí, para la subsistencia de la cooperativa fueron las acciones mejores que se tomaron. Claro, no le voy a decir que fueron excelentes pero en ese momento se necesitaba de un ingreso y se hizo.

Así como a usted lo hizo firmar un documento con mentiras, ¿qué garantiza que los movimientos que se hicieron en El Espino fueron avalados por la cooperativa y no una decisión del ex presidente?
Pues fíjese que ya no hubo otros hechos, porque el asociado ya se puso más listo en esas cuestiones.

Otras de las cosas que se decidió hacer fue lotificar para vivienda en zonas donde no se permite ningún tipo de construcción.
Cada asociado tiene su propia escritura. Yo, en mi terrenito que tengo puedo hacer mi casa y ahí o pido permiso o pido perdón.

En este caso, supongo que pedirán perdón porque permisos para construcción en la zona no se les puede dar.
Por supuesto. Lo harán los que han hecho casa.

Pero es ilegal construir en estas tierras. ¿Por qué no dar tierras en la zona que no es reserva forestal, como las últimas que les dio el ISTA?
Porque ya estaban dadas y estas tienen el permiso del ISTA. Allá hay un permiso para hacer los lotes y usted lo dice en el artículo.

Sí, pero no hay permisos para construcción.
Sí, para eso no hay... pero ya hay casas ahí, pues.

La última hipoteca que hicieron fue sobre 12 manzanas, la última porción que les vendió el ISTA el 20 de mayo de 2009.
Sí.

Esas tierras, según el acuerdo firmado en los años 90s con la Presidencia de la República, eran para hacer lotes de vivienda para 528 beneficiarios...
... Bueno, para eso eran en 1999, pero ahora se entregaron y fueron dadas para venta.  

¿Para venta?
Sí.

Ustedes pagaron 14 mil dólares por esas tierras y las hipotecaron por 1 millón 120 mil dólares solo 10 días después de haberlas recibido. Eso fue el 30 de mayo.
Eso salió el 30 de mayo, pero se había hecho antes. Ahí no tendría mucho que contarle porque... Sí es cierto que estaba dentro de la directiva pero no sabía de eso, no podría explicarle cómo fue la hipoteca esa.

Pero usted me dice que todas las hipotecas pasaron por la asamblea general...
Sí...

... Entonces, todos tienen conocimiento de ellas. ¿Para qué eran estos 1.1 millones de dólares?
Eran para trasladar a toda esta gente que está allá (al lado de Cancillería, lo que era el casco de la hacienda El Espino y están registradas a nombre de Miguel Arturo Dueñas Herrera). A toda la gente se le dio 8 mil dólares. Aquellos que siguen ahí están pendientes de que se les den también 8 mil dólares. Si los quieren, pues.

¿No le parecen raros los tiempos en que se hizo esta hipoteca?
Sí me parece raro pero cuando se firmó con el gobierno, que fue en los últimos días que se iban. Corriendo hicieron la escritura y va. Y posteriormente nos dijeron: “Te entrego estas tierras pero tenés que sacar a esta gente”.

¿Sacar a la gente en las tierras de los Dueñas?
Sí, entonces fue que se hizo esa hipoteca con Portal Asociados de un 1 millón 120... pero que es de más.

La hipoteca dice: “hasta 1 millón 120 mil”.
Así dice el contrato, pero es más.

¿Cuánto más?
Posteriormente dieron 600 mil dólares más para la gente.

¿Por qué hipotecarlas si son tierras de 200 dólares la vara cuadrada?
Porque vino un constructor y nos compraba las seis manzanas que están a la par de donde se construye el SICA, pero no hay permisos para hacer una residencial porque la OPAMSS le ha puesto una cuestión que es tierra para uso estatal u oficinas. No es para vivienda ahí, porque los mismos de Cancillería dijeron que no querían vivienda popular.

¡Pero si son sus tierras!
Sí, claro, pero estaban los areneros... hoy es otro gobierno.

Los Dueñas tienen tierras en esa misma zona, ¿no podrán construir ahí residenciales?
Esos son cinco pesos aparte. ¿Quiénes somos los de la cooperativa El Espino y quiénes son ellos? Ve ahí donde compraron los mormones, que pagaron a 225 dólares la vara cuadrada. Ellos querían comprarnos a nosotros pero no nos habían todavía estas tierras... claro, son cosas diferentes porque ellos ya tienen permiso. Es que se suponía que cuando se vendieran esas seis manzanas pegadas al SICA, salíamos de la deuda y nos quedaba todavía un par de dólares para seguir dándole. Pero se trabaron las cuestiones y ahí estamos. Claro, Portal Asociados va sumando intereses, porque nos prestó al 7%.

¿Tienen el dinero para pagar la hipoteca?
Por eso tenemos que... Es que con ellos se hizo otro trato, porque nos dieron 600 mil dólares más. Esas tierras se van a recuperar, pero a saber cuándo...
Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Tú también puedes hacer periodismo incómodo.Cancela cuando quieras.
Administración
(+503) 2562-1987
 
Ave. Las Camelias y, C. Los Castaños #17, San Salvador, El Salvador.
El Faro es apoyado por:
logo_footer
logo_footer
logo_footer
logo_footer
TRIPODE S.A. DE C.V. (San Salvador, El Salvador). Todos los Derechos Reservados. Copyright© 1998 - 2022. Fundado el 25 de abril de 1998.