Publicidad

"¿Iba a dejar de disfrutar el bono porque se iba a dar a una interpretación?"

Agustín García Calderón accedió a responder unas preguntas el martes pasado. Todas tenían que ver con su rol como presidente de la Corte, gestión durante la cual, según la nueva administración, hubo variedad de abusos de recursos y hasta red de corrupción. Él niega todo y asegura que algunas acusaciones son o rumores o falsedades.

Jimena Aguilar

 
 

Agustín García Calderón. Foto archivo El Faro
 
Agustín García Calderón. Foto archivo El Faro

Acaba de terminar la reunión de la comisión legislativa que estudia la sentencia de la Sala de lo Constitucional obre las candidaturas a diputados. El invitado de este martes fue el ex presidente de la Corte Agustín García Calderón, quien discursó sobre los errores de los cuatro magistrados que firmaron el fallo, alegando que hay oscuridades en el texto y diciendo a los diputados que no pueden acatar el fallo.

Cuando en julio de 2009 comenzaron su mandato los mismos magistrados a los que García Calderón critica, estos encontraron mucha oscuridad en la gestión de su predecesor, que había sido presidente de la Corte durante nueve años. Conforme fueron pasando los meses, fueron descubriendo abusos de los recursos del Órgano Judicial como para dotarse de hasta cuatro vehículos estatales cada magistrado, enormes cantidades de combustible gratuito, una red de venta de plazas en la Corte Suprema y hasta el cobro, días antes de que terminara el mandato, de un bono en concepto de "retiro voluntario".

García Calderón, durante cuya gestión también se le quitó facultades investigativas a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia, alega que el cobro de los más de 28 mil dólares que él se llevó por "renunciar" a escasos días de terminar su mandato de ley, no riñe con la ética. Como también alega que la corrupción que se descubrió es solo "rumores" -aunque incluso ya la Fiscalía tiene abierta una investigación-, y los viajes como "misión oficial" que se recetaron algunos magistrados, como la participación en el festival "La Pupusa Power", en Estados Unidos.

Días antes del término de su mandato, cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia, incluyéndolo a usted, se adjudicaron un bono por "retiro". ¿Usted cree que es ético hacer esto?
Totalmente, totalmente. Si usted cuestiona ese bono tendría que cuestionar a todos los pensionados del país, a todas las personas que devengan una pensión en relación de su estatus y de su situación. Eso viene previsto, y es más, tiene muchos años, desde que se crea la Ley de la Carrera Judicial que está ese bono para todos los jueces, magistrados de cámara y magistrados de Corte. Y se ha dado a los que venimos hacia atrás y se dará a los que vienen adelante.

No le cuestiono si es legal o no, sino que sabiendo que su mandato está por expirar, ustedes presentan su "renuncia" un par de días antes y de esa manera se llevan esa bonificación que, en su caso, fue de más de 28 mil dólares. ¿Le parece ético?
Claro, por supuesto que sí porque estaba en las leyes. Si no tuviera amparo en la ética, estaría reñida. Segundo, ¿cuándo lo podía hacer? ¿O iba a dejar de disfrutar el bono porque se iba a dar una interpretación? Por supuesto que no. Creo que es absolutamente legal, ético y creo que a futuro los magistrados que vengan lo gozarán y lo han gozado hacia el pasado.

Durante su administración, ustedes le quitaron los dientes a la Sección de Probidad cuando investigaba a funcionarios del gobierno de Francisco Flores. ¿Se arrepiente de haberle quitado herramientas?
No, es que no se le ha quitado ningunos dientes. Vea la reforma que propusieron los propios magistrados que se opusieron. Fíjese qué curioso los cuatros que se opusieron vinieron a presentarla, tácitamente, ¿que le significa? Que la legislación de la época no comprendía eso. Cuando la Asamblea venga y dicta una sección en donde la Sección de Probidad es un elemento que puede pedir los informes, pues lo hacemos, pero que sea por ley, que no se haga en abuso de la ley.

Se ha descubierto que durante su gestión había venta de plazas por medio de la gerente de recursos humanos en la Corte Suprema y hay quienes dicen que usted no podía no saber lo que ocurría porque era un secreto a voces. ¿Por qué mantuvo a esa persona en ese cargo?
Bueno, realmente, entiendo que eso todavía se está investigando, segundo hasta ahorita no hay nada. Usted me dice aquí está esto, está esta condena y ocurrió en tal época. Creo que no hay ninguna situación particular en la que esté involucrada la presidencia.

¿Usted se dio cuenta de algún tipo de irregularidad en esa oficina?
Ninguna, ninguna, ninguna.

Hay testimonios de empleados que aseguran que tuvieron que pagar para obtener un puesto en la Corte Suprema de Justicia. Hay desde conserjes hasta empleados de mayor rango.
Es que rumores o algo, pero si usted me dice que ha visto un juicio...

Es que no son rumores.
No, pero ¿dónde está el caso? ¿El juicio? ¿Dónde lo vio?

En El Faro se ha publicado, personas han confirmado que...
... No, no, no, lo que pasa es que realmente tendría que tener una base más solida. Usted no puede atropellar con la, con la...

El presidente y magistrados han declarado públicamente sobre este caso.
Bueno, pero qué importa que yo hable o él hable. Lo que tiene usted que decirme es dónde está el expediente. Si usted me lo enseña, comenzamos a hablar, si no. lo demás es rumor.

¿Tampoco se puede considerar un abuso que los magistrados hayan tenido cuatro carros cada uno?
No porque realmente no sé dónde está comprobado. Usted me hace una afirmación, entonces yo no estoy seguro.

En una entrevista con El Faro, el presidente de la Corte dijo eso, está publicado.
Pero esto es problema de libros, es de documentarse, no de expresiones.

No es cualquier persona quien dice esto, es el presidente de la Corte, su sucesor.
No, cómo no, lo que pasa es que entiendo que El Faro con lo serio y con la profundidad que busca los datos, debiera buscarlo además de la voz del presidente de la Corte, que me parece por supuesto con toda consideración, pero que también vale la pena que busque el dato más a fondo.

Entonces, ¿no tenían cuatro carros los magistrados?
No, no, es que esas son falsedades que se han planteado y que no tienen ningún sustento.

Durante su administración, según la nueva presidencia, también hubo abusos en los viajes al exterior con carácter de "misión oficial", como el que le pagaron al magistrado Ulises del Dios Guzmán, quien fue a representar a la Corte Suprema salvadoreña a “The pupusa power”. ¿Por qué un magistrado va a representar a uno de los órganos del Estado a esa actividad?
Realmente creo que no habría ninguna situación que esté a este momento siendo cuestionada de los viajes. Y, por cierto, la Corte de El Salvador, durante el período que a mí me correspondió, tuvimos una relación internacional de primer orden. Segundo, lo que pudiera haber hecho un magistrado yendo a ciertos elementos internacionales, por ejemplo, a veces lo necesitamos para la educación popular legal. En Soyapango tenemos una gran cantidad de programas de educación popular legal con el Banco Mundial, que negoció, que nos otorgó créditos para que la Corte se modernizara. Nos han dado un espaldarazo internacional. Es una lástima si una Corte, en las actuales circunstancias, no tiene ese diálogo internacional con distintos mecanismos.

¿Por qué juzgó necesaria la representación de la Corte Suprema de Justicia en "The pupusa power"?
No sé quién fue, pero eso siempre se ceñía a patrones y programas. La Corte no se inventa los viajes, no hace cualquier viaje, sino que lo hace inscrito en un programa que ya viene. Teníamos los fondos para eso, como los teníamos para los fondos de retiro, como los teníamos para estabilidad laboral. Creo que es de reconocer el hecho de que se haya tenido un contacto internacional, a veces a nivel de algunas cosas que pueden sonar como ridículas y que con ese fin se hace, como el de la Pupusa Power. Infinidad de elementos de la comunidad internacional del país nos pide seguridad jurídica en El Salvador. Si se quiere hacer de esa frasecita una ridiculización, es una cosa que ya no se puede detener. Pero si usted lo examina a fondo, creo que la Corte se robustecía en imagen y en su capacidad de ejecución.

Entonces, ¿usted no cree que se abusó de los viajes, como lo dicen los actuales magistrados?
No, no, para nada. En el tema internacional puede comparar cualquier Corte del mundo y verá la cantidad de relaciones internacionales que debe atenderse. En el caso nuestro porque tenemos población en distintos lugares que también requieren la presencia de la parte judicial.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad