Publicidad

“Viendo a Norman uno dice: este tipo pudiera ser un buen presidente”

Piropea el potencial del alcalde de San Salvador frente a la presidencial de 2014 y delinea al partido de derechas que busca reposicionarse tras perder la presidencial de 2009: anuncia un giro dramático respecto de la Corte de Cuentas, rehúye un compromiso para transparentar las cuentas de los partidos y amenaza con separar a los "enfants terribles" de la Sala de lo Constitucional.

 
 

Comencemos con lo formal: ¿Han concluido ya la estructuración territorial del partido?
Sí, eso está completo ya. Tan completo está que es lo que va a servir como proceso de elección de candidatos a alcaldes en los municipios en donde somos oposición. Quienes van a tomar la decisión es la gente que está formalmente dentro de la estructura.

Otra cuestión formal: ¿Arena salió ya de sus deudas?
No, Arena tiene deudas todavía. Es que acordémonos que la deuda que nos dejaron es una deuda grande.

Usted me decía hace algún tiempo que al pasar a la oposición desaparecieron los donantes y aparecieron los prestantes. ¿Arena da señales de volver a ser una institución atractiva para los respaldos económicos que un partido necesita para competir?
Lo que pasa es que los donantes... algunos de ellos tuvieron hasta que prestarle dinero al partido para que saliera de las deudas.  Tal vez la situación económica del país no ha permitido que alguna otra gente pueda contribuir como antes lo hacían. También muchos de ellos cuando se dieron cuenta del estado en el que había quedado el partido se preguntaban: “¿Y dónde está todo el dinero que dimos?” Pero la grandeza de Arena no es un grupo de donantes.

Pero sin plata no se puede competir.
Claro. A mí me da no sé qué cuando la gente comienza a hablar que Arena lo que representa es un pequeño grupo de gente rica que solo le interesan sus empresas y que para ellos trabaja. Cuando he tenido la buena oportunidad de reunirme con algunos de esos empresarios lo que oigo decir es “mirá, esta es mi preocupación por el país, cómo generarle más empleos”, entonces yo creo que a nosotros esos donantes nos siguen viendo como un partido que puede sacar adelante al país.

Supongo que ustedes deben volver a vender el partido, en el buen sentido. Volver a cautivar. Tendrán que explicarle al electorado qué es ese producto que venden y también a esos donantes. ¿Qué apuestas novedosas tienen?
Cuando estamos en una ciudad pequeña, lo que la gente quiere oír es cómo vamos a ayudarle a solventar sus problemas del día a día: la factura de la luz, cómo le ayudamos con el agua, la canasta básica... eso es lo que les interesa. A ese grupo de donantes grandes, lo que hay que explicarles es qué vamos a hacer en materia económica, política, fiscal...

El caso es que también a la dirigencia del partido le toca responder a otra pregunta que es probablemente más difícil: “¿qué somos”?  Roberto Murray Meza  realizó un proceso de consulta y elaboró un documento al que mucha gente vio como la víspera de una reconsideración profunda del partido. Algunos lo llamaron “el nuevo ideario”.  Pero Cristiani aclaró que no estaban pensando en nuevos idearios y que ese documento era apenas un documento de consulta.
La confusión grande en todo esto es que alguna gente interpretó estas consultas como un cambio de ideología del partido. Eso es paja. Nosotros somos un partido de derecha. Consideramos que el ideario de Arena es válido en este momento. Lo que no es válido es la forma en la que por algún tiempo dentro del partido se hicieron algunas cosas. No es posible que un partido político se quede con la misma manera de hacer las cosas y que además en medio de todo eso permita adrede o sin querer una cantidad de corrupción.

Salvador Samayoa y Paolo Lüers nos comentaron algunas de las cuestiones que señalaron en esas consultas: 1. “Hay que revisar algunos aspectos ideológicos y de dogmatismo, acentuados en el período de Flores, donde el partido confía demasiado en las sacrosantas fuerzas del mercado”. 2. “No se puede acusar de populista a toda política compensatoria”. 3. “No son un partido político, no se han institucionalizado, no tienen política externa”. Y 4 -y esta es una opinión que al parecer también compartió la embajada de Estados Unidos- el partido básicamente se fusionó con el Estado”. A esto alguna gente le llamó “nuevo ideario”.
Claro que Arena está revisando estas cosas y en algunas estoy completamente de acuerdo, como lo primero: que no deberíamos dejarle todo al sacrosanto mercado: está bien que le enseñemos a pescar a la gente, pero tal vez necesitamos darle un poco de pescado en lo que la gente aprende. En los temas de institucionalizar el partido ¡sin lugar a dudas! Arena cayó en el problema de que había un presidente que manejaba el gobierno y manejaba un partido político y eso no puede ser.

Fusionarse con el gobierno no es un proceso de un  solo período presidencial.
El presidente Cristiani no participó en el Coena durante cinco años, lo mismo el presidente Calderón Sol y el presidente Flores... bueno al presidente Flores se le dice que metió gente en el Coena que era demasiado afín a él.

Creó un Coena al que llamaron Coena S.A. de C.V.
Claro, y perdimos diputados y alcaldes. Si bien es cierto pudiera haber habido algo en el período del presidente Flores, donde realmente se acentúa es durante el tiempo del presidente Saca.

Volviendo al punto. Reconoce que Arena le apostó demasiado al “sacrosanto mercado” y que eso hay que revisarlo. ¿Estas revisiones no implicarán tensión con aliados tradicionales del partido? Una cosa es que el partido acepte la crítica, pero si soy un gran empresario a mí me encanta el mercado y no quiero que se me regule y quiero más libertad para poder hacer.
No creo. El sector empresarial que ha sido afín y donante del partido Arena es un sector empresarial que está súper consciente. Las fundaciones que en este país ayudan a la gente necesitada son fundaciones que vienen precisamente de esos grupos grandes, como la Fundación Poma, o Fusal, lo mismo vemos la Fundación De Sola y a toda esta gente que tradicionalmente ha sido muy cercana a Arena y que son gente con una responsabilidad social empresarial mucho más avanzada...

La responsabilidad social empresarial es la expresión de la libre buena fe de un empresario. No tiene nada que ver con el papel del Estado sobre el mercado. La pregunta es si no generará tensiones el  replantearse estos puntos que son centrales en la forma en que hemos comprendido a su partido hasta ahora.
Si ese grupo de empresarios cercanos al partido ven que Arena está haciendo algo por el más necesitado estoy seguro de que nos van a apoyar y no nos van a dejar ¡porque no lo van a hacer! Lo podemos percibir.

El presidente Funes dice que le ha pedido al ministro de Hacienda que diseñe un instrumento para poder tazar al los grandes contribuyentes con un impuesto específico destinado a la seguridad pública. ¿La nueva Arena estaría dispuesta a respaldar medidas como esta?
Sí, pero hay un punto: los grandes contruibuyentes son en gran medida los que están pagado la factura de la seguridad, porque hay creo que 780 millones que se pagan en seguridad privada. Estoy seguro de que todos estaríamos dispuestos a entregarle esos 780 millones de dólares al gobierno con tal de vivir en un país seguro. El presidente Uribe en Colombia llamó a los capitales más grandes y les dijo: “Señores, este es mi plan para la seguridad del país y para eso necesito esta cantidad de dinero y no tengo de donde sacarlo, necesito la contribución de ustedes, voy a poner estos impuestos”. Inmediatamente los empresarios le dijeron “démosle”. ¿Dónde está el plan de presidente Funes?

¿Si les presenta su plan, Arena le daría sus votos al presidente para crear un impuesto dirigido a los grandes contribuyentes?
¡Y no solo Arena, sino que la ASI, la ANEP, la Cámara de Comercio...! Pero hasta septiembre solo había ejecutado el 38% del presupuesto y en seguridad ha invertido menos del 12% del presupuesto. Entonces uno dice que si tiene los fondos por qué no los utiliza. ¿Qué empresario va a querer pagar un impuesto adicional por la seguridad, si le vamos a dar una cantidad de dinero al presidente para tenerla guardada? Este es un dato de la Unidad de Análisis y Seguimiento del Presupuesto de la Asamblea Legislativa. Arena le pudiera ayudar a este gobierno a negociar con los grandes contribuyentes para hacer algo. Pero necesitamos más eficiencia.

¿En el caso de que vieran indicadores de eficiencia, estarían dispuestos a mediar entre empresarios y presidente de la República para buscar una nueva reforma fiscal?
Por supuesto, pero el presidente Funes hace la comisión esa: el Consejo Económico y Social, y bueno, entendemos que no nos invite, pero la gente que está ahí dice que esa cosa es una pantomima, entonces si no trabaja ni siquiera con los sindicatos, iglesias, gremiales, menos va a trabajar con los partidos de oposición.

¿Hay cosas que le reconoce de positivas a la gestión del presidente Funes?
Varias cosas: darle uniformes, útiles, zapatos a los escolares, es una cosa positiva porque ayuda al presupuesto familiar. Reconocemos por ejemplo el cambio que se ha dado en el manejo de las cárceles. Al principio estábamos sumamente preocupados. Nosotros no nos podemos oponer a que a la gente en el país se le aumente el salario mínimo. Lo que a la derecha le puede preocupar en el mundo entero es que subir el salario mínimo crea inflación. O sea, se tienen que tomar las medidas económicas para que no exista inflación.

¿Incluso regulación del mercado a través del Estado?
Pudiera ser, pudiera ser. Siempre y cuando las reglas estén claras.

¿Ustedes están pensando en una estrategia electoral para competir con el presidente de la República o con el FMLN?
Mire, obviamente hay de los dos. Hay que competir en algunas cosas con el presidente; en otras cosas hay que competir con el FMLN. No vamos a entrar a detalles, porque ya se ha hablado de eso, de la relación que hay entre el presidente y su partido.

En términos electorales, ¿Gana no es un elemento que les preocupe?
No, para nada.

Es una fuerza de derecha y  posiblemente...
¡No, no, no! No es una fuerza de derecha...

... Salieron de Arena, ¿no? Todos son ex areneros. A todos, de hecho, ustedes nos los propusieron como diputados. A Guillermo Gallegos como jefe de fracción, de hecho. Al presidente Saca nos lo propusieron como presidente, ustedes.
De acuerdo, pero ellos están precisamente fuera de Arena... aunque sea por voluntad propia. Ellos son unos gangueros, ellos van a bailar el son que les toquen y por la cantidad de monedas que les caigan, y si no, veámoslos. Las cosas que están haciendo adentro de la Asamblea Legislativa, y afuera de la Asamblea Legislativa, son directamente para aprovechar algo: de dónde les cae más plata. A ellos no les importa...

Si eso es así, ustedes están readmitiendo a estos gangueros...
Nosotros no los estamos readmitiendo...

Perdón, el diputado Gomar viene de Gana.
¡Bueno, pero...!

... El alcalde de Ahuachapán viene de Gana.
Sí, de acuerdo, ¿pero por qué vienen de regreso? Porque se dan cuenta de que Gana es un partido sin ideología, sin principios y sin valores. Usted mencionó al alcalde de Ahuachapán, él dice: “Me equivoqué. Comí ansias, creí que ese era un buen proyecto pero me he dado cuenta de que no, que ahí proyecto no hay”. Y Gomar, pues, obviamente seguía a su amigo y líder. Y le voy a decir una cosa: es posible que algunos otros que están dentro de Gana regresen algún día, pero no son todos. Me refiero a gente que fueron engañados, como fue engañado Rafael Morán.

Da la impresión de que son gangueros hasta que regresan a Arena.
No, porque si usted ve las declaraciones de todos nosotros con respecto a Rafael Morán siempre fueron: “Bueno, es una lástima porque es un elemento valioso”. Ahora, hay entre cinco y siete de ellos que son los maquiavélicos de este asunto que obviamente jamás van a poder regresar.

¿Readmitir al ex presidente Saca es imposible dentro de Arena?
El ex presidente Antonio Saca está bien donde está: que se quede en su negocio. En gran medida él es el primer responsable de la pérdida de Arena en las elecciones pasadas. Entonces, creo que él está bien donde está.

¿Ustedes cifran en que Norman Quijano vuelva a ganar la capital sus posibilidades de volver a ser Ejecutivo?
No, bueno acuérdese... estuvo Violeta Menjívar, estuvo Carlos Rivas Zamora, estuvo Héctor Silva en la alcaldía y nosotros seguíamos siendo gobierno, o sea, seguíamos teniendo la presidencia de la República.

Lo que pasa es que ahora son oposición.
Sí, de acuerdo. No necesariamente una cosa conlleva a la otra. Sin embargo, obviamente, el tener el trabajo de una persona capaz como Norman Quijano es una muestra de que Arena puede ser eso y más si vuelve a recuperar el Ejecutivo. Creo que la respuesta sería: es más fácil recuperar el Ejecutivo manteniendo la alcaldía de San Salvador y algunas otras alcaldías, que no manteniéndolas.

¿El alcalde Quijano es una posibilidad como candidato presidencial?
Yo podría decir que sí es natural porque es una persona que no solo ha demostrado liderazgo y capacidad sino que además es una persona correcta. Uno dice: “Bueno, este tipo pudiera ser un buen presidente del país”. O sea, sí, él pudiera llegar a ser un candidato.

El Frente nos ha dado ya una pista de cómo quieren que sea un candidato presidencial. Ellos dicen: “Queremos que sea una persona con tradición partidaria”. Algo habrán pensado ustedes con respecto de la naturaleza de su próximo candidato.
No nos hemos querido dedicar a eso. Arena tiene que buscar gente con capacidad y con integridad.

¿Tradicionales del partido?
No, no necesariamente.

¿Hay alguien con quien le gustarían competir en 2012? Es decir, ¿ustedes preferirían un competidor para 2012 como Sigfrido Reyes o como Óscar Ortiz en San Salvador?
Si usted me pregunta con quién sería fácil ganar, yo le podría decir que con Violeta Menjívar, pero no hemos dicho: “Este es más fácil que este otro”. Después de oír los nombres que hemos oído por ahí, de quienes pudieran ser candidatos para la alcaldía de San Salvador, no vemos uno que le vaya a ganar a Norman.

¿Cree que Norman ganaría con facilidad a Óscar Ortiz?
Óscar Ortiz ha tenido liderazgo en Santa Tecla pero no en San Salvador. Le vamos a ganar, aunque no sea fácil, pero le vamos a ganar.

Pasemos revisión por los preparativos que están haciendo en su paquete de ofertas electorales: ¿A la hora de transparentar las instituciones públicas ustedes incluyen también a los partidos políticos?
Definitivamente.

¿Incluyendo sus cuentas y el origen de los recursos de los mismos?
Definitivamente.

Sin embargo, hace poco, por ejemplo, uno de sus diputados se burló de que la presidencia intentara incluir a los partidos políticos en la ley de acceso a la información diciendo: “Es que si quieren estas cosas, ¿cómo quieren que trabajemos en serio?”
Ahí está la diferencia. ¿Cómo quieren que trabajemos en serio? Para eso tiene que haber una ley de partidos políticos.

¿Ustedes la van a proponer?
Nosotros hemos estado trabajando en la ley de partidos políticos.

Quiero que quede de manera taxativa: ¿Arena nos va a proponer una ley de partidos políticos que incluya transparentar sus cuentas y el origen de las mismas?
Sí, ¿por qué no?

¿Cuándo?
Ah, bueno, se está trabajando. De hecho hay unas propuestas que se han estado viendo ahí.

¿Antes de 2012?
Tiene que ser antes de 2012, porque lo ideal sería que para las próximas elecciones, en 2014 o 2015, ya esté en funcionamiento una ley de partidos políticos.

¿Por qué no para 2012, por ejemplo?
Porque no sentimos que existe suficiente voluntad política para echarla a andar.

Bueno, desenmascaren ustedes a quienes no quieren esa ley.
Bueno, cuando la famosa ley de acceso a la información se estaba discutiendo, ese último jueves, hubo llamadas presidenciales pidiendo que se le diera una semana más.

Pero en 20 años ustedes no nos dieron una ley de acceso a la información.
Bueno... ¿y solo porque en 20 años no hubo una ley de acceso a la información ahora nos vamos a oponer si existe? Además, la ley de acceso a la información, yo lo acepto que es una deuda del gobierno anterior, que la engavetó.

¡De todos los gobiernos anteriores!
Sí, pero en el gobierno anterior había un anteproyecto bien trabajado y ya trabajado con instituciones serias, como Funde.

Bueno, ¿usted puede comprometerse a que antes de enero de 2012, Arena nos va a hacer esta propuesta de ley de partidos que incluya cuentas claras?
No, no puedo comprometerme. Pero si usted me pregunta si hay voluntad yo le digo: “Definitivamente, sí”.  

Eso nos han dicho en los últimos 15 años: “Sí hay voluntad”. Lo que interesa es que haya una ley, ¿verdad?
Eso es lo importante, como la transparencia. No puede haber solo voluntad, sino también acción... No me atrevería decir sí o no en este momento, porque tendría que ver realmente cómo va la cosa.

Bueno, pasemos a otra: ¿La Corte de Cuentas ha sido una institución partidarizada?
El hecho de que haya recaído en un partido político le resta seriedad, le resta transparencia, le resta todo.

¿Ustedes no van a volver a permitir que ese partido político reincida en la Corte de Cuentas?
Nosotros lo que queremos es que la Corte de Cuentas funcione como una institución sin una mano política que la esté dirigiendo, como un títere, que la esté tratando de maniobrar. Tanto así que nosotros consideramos importante revisar toda la organización de la Corte de Cuentas. Nosotros lo que quisiéramos es que haya magistrados que trabajen en las diferentes salas.

La pregunta clara es: ¿Ustedes volverían a dar sus votos para que el presidente de la Corte de Cuentas vuelva a ser alguien del PCN o no?
No, no daríamos los votos ni por ellos ni porque tampoco fuera una persona demasiada identificada con un partido político. No quisiéramos que fuera un dirigente político el que llegara ahí.

¿Arena siente simpatía por los cuatro magistrados nuevos de la Sala de lo Constitucional? ¿Van a hacer maniobras para quitarlos?
No, Arena no piensa hacer ninguna maniobra para sacarlos. Ahora comienzo con la primera parte: ¿Siente simpatía? Creemos que en algunas cosas estos magistrados se han extralimitado.

¿Reelegirían a estas personas?
Ah, esa es otra historia. Ahora, ellos está electos por nueve años.

Claro, pero ustedes pueden moverlos de la sala.
A veces en una clase, en el colegio, cuando están lo terriblitos todos juntos se provoca más desorden. Tal vez sería conveniente hacer un poco de distribución.

Ok. ¿Les gusta que ahora los ciudadanos vayamos a poder marcar al diputado de nuestra preferencia?
Me gusta.

¿Y, además, su fracción va a hacer lo posible para que eso ocurra con la mayor libertad en las próximas elecciones?
Sí, de hecho, nosotros ya dijimos que estamos de acuerdo que vaya la foto y los nombres.

¿Este es el Coena que va a conducir la campaña de 2012?
Sí.

Se supone que Arena debe sorprendernos en la próxima elección y digamos que la dirigencia del partido no está precisamente conducida por caras nuevas: el presidente Alfredo Cristiani, Hugo Barrera, hasta hace poco Mario Acosta, o Gloria Salguero en la comisión política...
Somos 13 miembros en el Coena más un asesor, de los cuales hay seis que ya han estado en el Coena. Cristiani, Hugo Barrera, Mario Acosta, Pancho Laínez, Milagro Navas y Óscar Santamaría. Sin embargo hay ocho, que es la mayoría, que nunca habíamos estado en la alta dirigencia del partido, entonces hay una mezcla entre sangre joven, porque y gente con experiencia, que obviamente en estos casos la experiencia es válida y necesaria.

¿Cree que es posible vender la idea de un partido renovado con la dirigencia actual?
Yo creo que un partido político al igual que un ser humano, lo que hace es ir evolucionando y dentro de la evolución necesita un poco de lo de antes. Tener gente de la experiencia de Hugo Barrera y del presidente Cristiani es valioso.  

¿Y luego de la elección se tiene pensado transformar al Coena o este también es el Coena que va a conducir la elección del 2014?
Habría que ver los resultados. Puede ser que el 2012 nos indique que hay buen o mal trabajo del Coena o de algunas personas, y podrían salir.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad