Publicidad

El Ágora

"Antonio Saca es el papá de Gana: que se vaya a mojar los pies"

Aunque el presidente de su partido haya abierto la posibilidad al regreso de Antonio Saca a Arena, ella se resiste. "Es un traidor", dice. Con más de cinco cargos diferentes en política, Milena Calderón Sol de Escalón ha pasado una tercera parte de su vida ejerciendo en el sistema político del país. Su participación ha ido desde la formación del partido Arena, Vicepresidenta de Organización del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), diputada suplente y propietaria hasta llegar a ser la única jefa de bancada de Arena en la Asamblea Legislativa hasta la fecha.

Patricia Carías y Sergio Arauz. Fotografía: Frederick Meza

 
 

 

 

La idea que yo me hago de usted es que es mayor que su hermano…
¡Sí, yo soy mayor que Armando!

Y no sé, la relación esa de hermanos…
Es medio difícil en política.

¡Sí, eso digo! ¡Yo soy mayor que vos!
Sí, pero como yo vivía allá, me dediqué a trabajar en Santa Ana. Entonces, yo tenía más contacto político, en ese momento, con Roberto, porque él era quien dirigía a los directores departamentales. Yo era la única mujer de directora.

¿Y Gloria Salguero?
Ella era diputada.

¿Cómo se llevaba con ella?
Bien. Ella es mayor que yo, pero nosotros la convencimos para que aceptara de diputada. Ella había sido fundadora del partido y todo. Y yo me quedé en la parte puramente proselitista del departamento. Entonces, mi relación fue más con Roberto, quien manejaba la parte organizativa del partido.

¿Y llegó a la Asamblea?
Fui diputada suplente. Y cuando entra Alfredo Cristiani de presidente, lo sustituyo en la Asamblea. Entonces, paso a ser propietaria. Y luego, ya soy propietaria hasta que Armando llega de presidente porque la Constitución ordenaba que no se podía hasta el cuarto grado de consanguinidad. Entonces, me quedo trabajando en el partido, con las comunidades.

En ese período fue cuando dominaron las mujeres en la Asamblea, estaban Gloria...
Estaban Gloria Salguero Gross, Nidia Díaz y todas ellas... cuando se firman los acuerdos de paz, yo era jefa de fracción y a mí me tocó aprobar, en la Asamblea Legislativa, todas las reformas constitucionales que eran compromisos de los acuerdos de paz, que era otro momento difícil también porque había muchos diputados que se resistían.

Eso le iba a decir. ¿Cómo era el ambiente?
El ambiente era bien difícil y en ese momento no querían hacerse cargo de votar, no querían votar por las reformas constitucionales y como era un compromiso, teníamos que convencernos que lo que estábamos haciendo era por los compromisos de la reforma y que eran necesarios para el país. En ese entonces el Consejo Ejecutivo Nacional se reunía para discutir ciertas leyes porque nosotros queríamos conocer más a profundidad por qué se estaban dando. Yo fui jefa de la bancada. He sido la única mujer jefe de la bancada en los años 90s. Una de las cosas que me recuerdo que fue simpática fue que estaba furioso Schafik Hándal hablando en contra de nosotros. Entonces pedí yo la palabra y le dije: "Es que usted no ha comprendido, Schafik, y le voy a recitar una poesía, una estrofa, a ver si usted sabe de quién es y va a comprender lo que le voy a decir en esa estrofa. Entonces le recité una estrofa que dice: "Ya nos veremos tú y yo, juntos por el mismo camino, sin odios ni tú ni yo, pero sabiendo, yo y tú, a dónde vamos tú y yo". ¡Ve qué mujer!", dijo, ja, ja, ja.

Ja, ja, ja.
Así dijo. Es de Guillén, me dijo.

Nicolás Guillén.
Así me dijo. Lo que pasa es que me has recitado la última estrofa. Entonces le dije, sí, porque esta te estoy diciendo, le dije. Y se moría de la risa. Era muy simpático el señor ese.

De hecho, usted se lleva muy bien con Lorena Peña.
Sí, sí, sí.

¿Cómo surge esa amistad? Son amigas y rivales ja, ja, ja.
Amigas y rivales. Porque llega un momento en que tú te das cuenta de que estamos luchando por ciertas cosas en común. Lo que pasa es que tenemos diferentes visiones, pero en el fondo estamos luchando porque queremos un mejor país.

¿Qué hacen en esos casos en que piensan diferente? ¿No hablan del tema o qué?
Lorena y yo somos muy sinceras y muy pragmáticas y sabemos que hay momentos en que nos vamos a tener que decir ciertas cosas. Pero eso no quita que no nos respetemos y no nos tengamos aprecio. En ese sentido sí lo hemos superado. Ahora hemos formado el grupo de mujeres parlamentarias. Ella es la presidenta y yo la vicepresidenta y estamos trabajando en una agenda en común. Además de eso vamos a generar la Unidad de Género, que ahorita solo la tiene la Corte Suprema de Justicia. Entonces luchamos por eso y no nos metemos en los líos de los otros.

¿Usted cree en la discriminación positiva? Eso de que hay cuotas que deberían ser una tabla de mujeres y hombres.
Fíjate que yo siempre he creído que el poner una cuota es discriminar al resto y si en el estricto concepto constitucional llegás a la conclusión de que es inconstitucional porque si no hablás de la igualdad, estarías hablando de una cuota de cincuenta. La Lorena y todas ellas me dicen que yo estoy equivocada. Mirá, es cierto que hemos mejorado, pero mientras no haya obligatoriedad, si se pueden hacer los disimulados, los hombres se hacen y no nos ponen.

Otra cosa que tiene que ver con eso. Hace unas semanas publicamos un tema de mujeres presas acusadas de homicidio después de que al parecer abortaron espontáneamente. Al parecer aquí el aborto es sinónimo de Satanás, cuando ni siquiera hay una racionalización de que a veces las mujeres no deciden si quieren abortar o no.
Claro, pero fíjate que hay un aborto natural, que el cuerpo rechaza el embarazo y se va. Hay enfermedades como la toxoplasmosis que la dan los animales y se te viene. Pero ese no puede ser porque no es provocado, ese es natural ¿verdad? Ahora, con el aborto provocado yo no estoy de acuerdo. Yo en eso le tengo respeto a la vida.

¿Entonces sí cree que es necesario en la legislación salvadoreña se aclaren los tipos de aborto?
Es que se debería de aclarar para que la gente comprenda, pero a mí que me digan que una muchacha viene, tiene relaciones irresponsablemente y quiera después abortar, no, eso no puede ser. Diferente es que me digas, quiere evitar. Para eso nos da Dios el libre albedrío.

Pero el caso común, común en el sentido de... ¿violación, por ejemplo?
Ese es un caso durísimamente difícil de hacerlo, pero si tú tenés el concepto de lo que es el respeto a la vida, no lo podés abortar. Fíjate, no lo podés abortar. Ahora, es tu libre decisión, es tu libre decisión, te la da hasta Dios la libre decisión.

Pero es bien necesario que se aclare, como los casos que hemos mencionado...
Vaya con la toxoplasmosis que te puede dar un aborto, tú no lo pediste y nadie te puede castigar por eso.

Pero está pasando eso, hay casos.
Pero eso es ridículo.

Pero es porque se ha criminalizado el aborto por la iglesia.
Pero yo te aseguro que si tú vas a hablar con un sacerdote y tú le explicas de un aborto no provocado, te va a entender.

Eso es en el caso de hablar con un sacerdote, pero yo a un juez no le puedo decir mi aborto fue de este tipo, él me va a decir que en la ley dice esto, no dice que si es de tal tipo no te vamos a procesar.
Pues yo no sabía que los jueces fueran tan cerrados, tú, porque eso no puede ser.

Precisamente, porque se ha criminalizado todo tipo de aborto. Yo me he enterado de casos que dan cólera. Alguien que no sabe leer ni escribir, que no sabe qué está pasando con su cuerpo, que está embarazada, amanecer presa de un día para otro y ella ni siquiera sabía.
Ajá. No, eso no puede ser. Yo creo que esos son temas que se deberían de aclarar, verdad.

¿No hay un debate sobre eso?
No ha habido un debate sobre eso y no hay apertura para hacerlo porque una cosa es el provocado y otra cosa es el natural. Son dos cosas totalmente diferentes. Pero esas son las cosas, las cuestiones que deben de aclararse, yo creo.

Volviendo al tema de la Asamblea, me estaba acordando de una anécdota. No sé sí usted algún día se enteró de que hablaban de una diputada que había traído un cargamento de lencería y no habían pagado impuestos…
... Ah, y que eran medias, ¿verdad?

No sé, no sé.
Cómo no, cómo no…

¿Quién era? ¿Quién era la de eso?
Qué había traído una cantidad de medias. Yo estaba ahí en la Asamblea cuando se dio ese caso.

¿Y quién era?
Una diputada que por cierto hace poco estaba en la Asamblea.

¿Del PDC?
PCN, creo que era en ese momento.

¿Cuéntenos quién es? Del PCN solo se me ocurre María Julia Castillo.
No. La doctora no, ¿pero te acordás de Lilian Díaz Sol? ¿De qué partido era?

Del PCN, je, je, je. ¿Verdad que los diputados podían traer carros?
Es que antes podían tener franquicia, verdad, y después se quitó.

¿Gloria fue quien quitó eso?
Pero no fue la Gloria por ella, fue orden del partido, el partido Arena dijo, miren, no, esto hay que cortarlo y entonces fue que se quitó la franquicia. La Gloria subió el sueldo para que se quitara la franquicia y que todos pudieran tener para pagar una cuota y comprarse un su carrito. Ahora, fíjate que el hecho de los sueldos de los diputados, alrededor de esto se ha hecho una serie de especulaciones, pero a las horas de las horas, tú ves que los diputados tienen 2 mil y pico de sueldo.

Y 900 dólares de teléfono...
Pero te dan para teléfono y te dan para gasolina, entonces, creo que debería de ser como más transparente.

El problema no son los salarios sino que los excesos, ¿no es cierto?
Eso sí.

¿Que un diputado tenga 40 empleados?
Eso sí es ridículo.

Y que un diputado los tenga en su rancho.
Sí, no, no, eso sí… mira, yo te voy a decir, nosotros como Arena hacemos lo que nos permite el reglamento, no tenemos más que ahí y la página en blanco que yo saqué, eso es cierto.

Pero ustedes hacían lo mismo.
No, señor.

Sí ha habido casos.
Nosotros hemos estado con el número que nos da el reglamento proporcional al número de diputados.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad