Publicidad

"Estamos cambiando lo que la gente acepta que es la verdad"

El fundador y director de WikiLeaks abre las puertas de su "prisión" en la campiña inglesa, una casa en la que vive bajo arresto domiciliar, para conversar con El Faro sobre los documentos filtrados que han transformado al mundo, y a él mismo, desde hace un año. Assange atribuye en parte a sus filtraciones la llamada Revolución Jazmín, la serie de movimientos ciudadanos en África del Norte y Oriente Cercano, que ya ha terminado con dos dictaduras y amenaza a otras. Esto, cree el australiano, apenas comienza. 

Carlos Dada

 
 

 

Foto Juan Carrascal
 
Foto Juan Carrascal

¿Cómo cree usted que está cambiando la dinámica de cómo los medios de comunicación trabajan?
Es muy pronto para decirlo, ciertamente muchas organizaciones editoriales están animadas a que... siempre hay un espectro para lo que es tolerable de publicar y lo que no, nosotros hemos movido este extremo del espectro de lo que no era tolerable de publicar significativamente más allá y eso le da licencia a todos de publicar aquí adentro. Las cosas que pensaron que sería muy arriesgado de publicar anteriormente ahora se ven relativamente habituales comparadas con lo que WikiLeaks ha estado publicando. Obviamente por ejemplo, publicar cientos de cables diplomáticos ahora es visto incluso como no importante, mientras que anteriormente publicar incluso solo uno de estos cables diplomáticos clasificados era visto como un acto muy difícil, al menos para que la prensa occidental se involucrara. Y por ejemplo cuando WikiLeaks publicó el primer cable diplomático, el cual era sobre Islandia, en enero de 2010, fui seguido fuera de Islandia por dos individuos cuyos registros mostraban que eran del Departamento de Estado. Y eso fue solamente por un cable diplomático y hubo una investigación en la embajada de Islandia sobre cómo fue liberado ese cable diplomático.

Latinoamérica en particular y quiero tocar el tema de por ejemplo los cables de El Salvador, muestran de forma generalizada que Estados Unidos está muy preocupado e incluso interfiriendo en asuntos locales en cuestiones políticas, pero en cuestiones de seguridad están realmente preocupados por la penetración del crimen organizado, lo cual no es algo malo, lo cual es en realidad algo esperanzador. ¿Cree usted que es justo ver esto como una visión general de lo que los cables muestran en Latinoamérica?
Estos cables son ricos e importantes y revelan tremendas cosas de todo el mundo, sin embargo no incluyen ninguno de los cables más secretos. Son secretos clasificados y por debajo de estos; no incluyen operaciones ultrasecretas, de modo que las actividades más escandalosas de los Estados Unidos no están allí, están entre el material ultrasecreto. Algunas veces las embajadas cometen errores y colocan el comportamiento escandaloso entre el material secreto y también están más inclinados a reportar el comportamiento escandaloso de otros que el comportamiento escandaloso de ellos mismos. Pero el Departamento de Estado no opera como una central cohesiva; existen varias ramas en el Departamento de Estado, diferentes personas en el Departamento de Estado y reflejan los buenos valores de los Estados Unidos y los malos valores de los Estados Unidos, de modo que en una mano una promoción genuina de la democracia y los derechos humanos y la preocupación sobre el crimen y la ley brutal, lo que es la cubierta publicitaria de algo que no es tan bueno como lo es la promoción de industrias de seguridad de Estados Unidos y grandes industrias en el extranjero y sus operaciones de inteligencia también por embajadas de Estados Unidos.

Déjeme preguntarle un poco sobre usted. Parece como si usted vivía en algún tipo de Matrix, en un inframundo, en el mundo de los hackers y de repente pone su cabeza en el mundo real y surgen estos cambios dramáticos. ¿Cómo ha cambiado WikiLeaks su vida personal?
He sido una persona pública desde que tenía 20 años de edad, en algún grado u otro, famoso solamente en Australia, pero dentro de una subcultura en particular de personas utilizando la tecnología para lograr reformas políticas, muy conocido por muchos años. Era un hacker de computadoras y empecé mi primera revista en los últimos años de la adolescencia, pero eso fue hace mucho tiempo y pasé seis años por un proceso judicial acerca de esa revista al principio de mis veintes, pero después de esto me distinguí de la primera parte de esto en la industria, estuve involucrado en promover e ingeniar el internet de muchas maneras distintas por todo el mundo y luego asegurar a los trabajadores de derechos humanos utilizando criptografía avanzada y todo esto eventualmente se unió, estos diferentes caminos para producir WikiLeaks como una solución para lo que vi que era un problema en el mundo que las decisiones que estábamos tomando como sociedades estaban basadas en la falta de conocimiento y debemos saber cómo funciona el mundo realmente si queremos dirigirlo apropiadamente. Tenemos un buen conocimiento sobre el clima, sobre química, fisiología y medicina y todas esas cosas grandiosas que la ciencia y la ingeniería nos dan, pero todas ellas están dirigidas por instituciones y gobiernos, y no tenemos conocimientos fuertes sobre las instituciones y los gobiernos y cómo trabajan en la sociedad moderna y hasta que tengamos un conocimiento fuerte sobre cómo funciona nuestro sistema de administración y cómo nuestros sistemas políticos funcionan no podemos promover teorías políticas particulares o cursos de acción sobre cómo tratar con ellos.

¿Piensa que es por eso que está siendo perseguido o procesado?
WikiLeaks, en los últimos cuatro años, ha revelado mucha información muy importante de unos 120 países diferentes, pero la respuesta a nosotros también revela información importante. Por un lado, tenemos a Hillary Clinton diciendo que la censura es mala y que el internet no debe ser censurado en países como China e Irán, y por otro lado tenemos al Departamento del Estado aplicando presión a muchas organizaciones para que nos detengan, y esto incluye como el ejemplo más dramático el bloqueo económico entablado por Visa, MasterCard, Bank of America, Paypal, Moneybookers, Western Union y así sucesivamente, así como la presión aplicada a compañías estadounidenses como Amazon para que no se ocupe de infraestructura técnica, intentos de agregarme personalmente y a WikiLeaks a la lista de Personas Especialmente Designadas de Estados Unidos, lo que es similar en negociación de acuerdos a los usados en Cuba y Al Qaeda, proyectos de ley en el Senado de Estados Unidos para declararnos una amenaza transnacional para convertirnos a todos en combatientes enemigos, para que podamos ser vistos como blancos como Al Qaeda, y todas estas cosas solamente por publicar.

Antes de que comenzara con estos tres paquetes (Afganistán, Irak, los calbes diplomáticos) y el cuarto (Guantánamo), ¿se vio a usted mismo en este riesgo? ¿No tuvo miedo de terminar en prisión como Bradley Manning, en manos de un gran jurado en los Estados Unidos?
Sí, vimos este riesgo de manera muy clara, nos hemos involucrado en muchas maniobras y estrategias diferentes para intentar minimizarel riesgo, pero todos estamos conscientes de que el valor de esta información supera al valor de nuestras vidas y que debe ser publicada a todo costa. Hubo un tiempo en que el Pentágono, el Departamento del Estado, la Inteligencia de Estados Unidos estaba persiguiéndome e investigando a todos nosotros antes de la publicación de los cables diplomáticos, donde no estábamos seguros de que ganaríamos, donde no estábamos seguros de que la información sería publicada eventualmente.

¿Lo haría de nuevo?
Por supuesto.

¿Sí? ¿Aún cuando sabe que los riesgos son grandes?
Bueno, los riesgos son grandes. Se está gestando un caso de extradición, nuestra gente es detenida cada vez que pasa por la frontera de Estados Unidos, pero si miramos a los riesgos tomados por los revolucionarios en El Cairo, Egipto y Túnez, y en otros lugares, realmente lo que estamos sufriendo es mucho menor en comparación.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad