Publicidad

Funes dice está dispuesto a promover debate sobre la legalización de las drogas

Los gobiernos de El Salvador y Guatemala comienzan a orquestar la esrategia de seguridad pública. El presidente de El Salvador regresó de Guatemala en sintonía con su homólogo, Otto Pérez, quien sugirió durante el fin de semana la legalización. Pérez Molina, en cambio, habló por primera vez de que la prioridad debe ser el combate a las pandillas.

 
 

El presidente salvadoreño Mauricio Funes dijo este lunes que no se debe descartar como estrategia de combate al crimen organizado la posibilidad de legalizar las drogas, lo que supone un cambio en la posición expresada en mayo pasado, cuando interrogado por la periodista mexicana Carmen Aristegui dijo que rechazaba esa opción.

"Es una medida que debería discutirse en la región", dijo Funes, después de una reunión de trabajo con el gobernante guatemalteco Otto Pérez, quien ha lanzado la propuesta de legalizar el transporte y la comercialización de las drogas en el istmo.

El presidente salvadoreño Mauricio Funes visita a su colega guatemalteco Otto Pérez. Foto AFP
 
El presidente salvadoreño Mauricio Funes visita a su colega guatemalteco Otto Pérez. Foto AFP

Los presidentes se reunieron en la capital de Guatemala para tratar temas de seguridad pública y combate al crimen organizado, en seguimiento a la agenda bilateral que el mandatario salvadoreño venía trabajando con el presidente Álvaro Colom, quien entregó el poder a Pérez en enero pasado.

Funes subrayó que él no está fijando posición en favor ni en contra de la legalización de las drogas, sino que se está mostrando en disposición de que se discuta como una posible solución al reto que enfrentan las pobres naciones centroamericanas de luchar contra los poderosos cárteles del narcotráfico.

"Como gobernante he dicho que estoy abierto a discutir y promover una discusión en mi país, y sobre todo en la Asamblea Legislativa", dijo Funes, citado por el periódico guatemalteco Prensa Libre.

La postura que Funes trajo de Guatemala refleja un cambio en el rechazo tajante a la legalización que expresó el 16 de mayo de 2011 durante el II Foro Centroamericano de Periodismo organizado por El Faro. En aquella ocasión, cuando la periodista Aristegui le preguntó qué pensaba de la propuesta que hacen algunos analistas de que se despenalice el tráfico de las drogas ilícitas, Funes dijo: "Me opongo, convencido de que eso no acabaría con el problema de la corrupción y la violencia que genera el narcotráfico". Ahora, en sintonía con su homólogo guatemalteco, sugiere que se debata sobre ella.

Quienes promueven la posibilidad de la legalización de las drogas dicen que eso acabaría con el multimillonario negocio ilícito que termina corrompiendo instituciones y drenando recursos de los Estados que podrían usar más provechosamente para generar desarrollo humano. Esta visión incluye la desazón ante el hecho de que Estados Unidos tiene la mayor economía del mundo y a la vez el mayor mercado de consumo de drogas ilícitas. Si Washington no combate el consumo, poco podrán hacer las naciones que sirven de corredor para el tránsito de drogas para combatir la respuesta a la enorme demanda de sustancias ilícitas.

Pérez anunció su propuesta la semana anterior y el domingo se llevó la sorpresa de que la embajada de Estados Unidos en Guatemala reaccionó en contra de esa salida. "La legalización de las drogas supondría una amenaza a la salud y a la seguridad pública", dijo la sede diplomática, en un comunicado.

El presidente guatemalteco dijo que le parecía la reacción equivocada de Estados Unidos al atajar su propuesta tan pronto. "Estados Unidos debe ser parte del debate y me sorprende que sea una respuesta tan prematura como si quisieran cortar esto antes de que llegue al debate", dijo el jefe de Estado, citado por Prensa Libre.

Funes, a su regreso a El Salvador, insistió en su disposición a que se discuta, pero reiteró que personalmente no está de acuerdo. "Como presidente de la República debo promover el debate, pero personalmente no estoy de acuerdo por el mensaje que se pueda enviar a los jóvenes", dijo.

Pérez pretende llevar su propuesta a la sesión de presidentes centroamericanos que se realizará en El Salvador en marzo próximo. Ya la ha planteado a sus colegas de Colombia y México, aunque estos no se han pronunciado.

Las otras sintonías

A un mes de haber tomado posesión de la presidencia guatemalteca, Pérez Molina brindó declaraciones sobre su plan de seguridad que coinciden con las planteadas por el gobierno salvadoreño, en cuanto a que la estrategia debe centrarse en el combate a las pandillas. Guatemala tiene una alta tasa de homicidios que según cifras preliminares ronda los 40 por cada 100 mil habitantes (en comparación con los casi 70 por cada 100 mil que registra El Salvador) pero tiene una mucho mayor presencia de cárteles de crimen organizado. La fiscalía necesitó tramitar la extradición a Estados Unidos de algunos jefes criminales antes de proceder a su captura, ante la fragilidad de su sistema judicial. 

A pesar de que los carteles, principalmente el de Los Zetas y el de Sinaloa, se disputan territorios y obligaron al gobierno anterior a decretar toque de queda en algunos departamentos, el nuevo mandatario guatemalteco cree que no debe ser esa la prioridad. "Nuestro principal problema no es la lucha contra el narcotráfico sino contra las pandillas y las maras", dijo Pérez el fin de semana pasado en una conferencia del Diálogo Interamericano en la capital guatemalteca.

En El Salvador, el ministro de Seguridad David Munguía Payés sostiene que el 90 por ciento de los homicidios son responsabilidad de las pandillas, y ha sugerido dedicar el mismo porcentaje de los recursos de la seguridad pública a combatirlas. En Guatemala la seguridad pública es responsabilidad del ministro de Gobernación, que en esta administración es también un militar. Sobre la presencia del Ejército en el combate al crimen organizado, Pérez Molina dijo: "La utilización de las Fuerzas Armadas no es algo que va con el espíritu de los Acuerdos de Paz, pero necesitmos hacerlo. Después los volveremos a retirar".

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad