Publicidad

FMLN se retracta de prohibir las bodas gay y Sí a la Vida amenaza con boicotear candidaturas

Transcurridos casi tres años de haber votado para que la Constitución establezca que solo "un hombre y una mujer así nacidos" puedan contraer matrimonio, el FMLN dice que no ratificará la enmienda. Cuando faltan dos semanas para la elección de la nueva Asamblea, la fundación Sí a la Vida amenaza con apoyar la reelección de los diputados que voten por la ratificación y boicotear la candidatura de aquellos que se abstengan.

Jimena Aguilar

 
 

William Hernández, activista por los derechos humanos, se besa el 28 de abril de 2009 con su pareja durante una protesta en la víspera de una sesión plenaria en la que se reformó la Constitución para prohibir las bodas entre personas del mismo sexo. Foto El Faro
 
William Hernández, activista por los derechos humanos, se besa el 28 de abril de 2009 con su pareja durante una protesta en la víspera de una sesión plenaria en la que se reformó la Constitución para prohibir las bodas entre personas del mismo sexo. Foto El Faro

El 29 de abril de 2009, el penúltimo día de la legislatura anterior, la Asamblea Legislativa aprobó una reforma a la Constitución para que esta establezca que el matrimonio solo puede ser suscrito por un hombre y una mujer así nacidos. Dicha reforma fue promovida por el entonces PDC y firmada por Arena, PCN, CD y FMLN. Lo sorprendente fue que el partido de izquierdas, con una visión liberal sobre las conductas personales, apoyara la moción. Ahora, a la presente legislatura le quedan poco más de dos meses de vida y por lo tanto poco más de dos meses para ratificar aquella enmienda, pero los efemelenistas dicen que no van a dar sus 35 votos. Sin su apoyo, el resto de diputados son insuficientes para una reforma que requiere mayoría calificada de dos tercios de los 84 diputados.

Los efemelenistas se encuentran sometidos a presión en las últimas semanas, después de que la organización Sí a la Vida solicitara a la Asamblea refrendar el cambio aprobado hace casi tres años. La representante de la organización, Julia Regina de Cardenal, incluso está ofreciendo apoyo electoral a quienes voten en favor de la reforma, y amenaza con boicotear las candidaturas de aquellos que se abstengan de hacerlo.

Para que las reformas se plasmen en el texto constitucional, esta legislatura tiene que recoger un mínimo de 56 votos. Tres años después de haber votado en favor, a los efemelenistas les resulta complicado dar una respuesta cuando se les pregunta directamente si serán coherentes y la ratificarán. El Faro consultó a varios legisladores y la tónica general es que la ley secundaria, o sea el Código de Familia, ya establece que el matrimonio es una figura legal construible solamente entre un hombre y una mujer, y por lo tanto no hace falta que se les pregunte más.

El tema había permanecido bajo la alfombra de la agenda legislativa hasta que el miércoles pasado, cuando entró una carta de la fundación Sí a la Vida, impulsada por varios diputados del partido de derechas Arena. La carta, firmada por Julia Regina de Cardenal, pide a los diputados que ratifiquen la reforma constitucional, pero además advierte a los legisladores que si no hacen lo que la fundación solicita, boicotearán su campaña para la reelección.

"Nos comprometemos con aquellos diputados que den sus votos a favor de la ratificación apoyándolos directamente en su reelección en las próximas elecciones. De igual manera haríamos un llamado público a que no voten por los diputados que no honran su palabra y desconocen los valores que imperan en la sociedad", dice la carta enviada por Cardenal.

A pesar de que el FMLN dio sus votos en 2009 para llevar a cabo el primer paso de una reforma constitucional, el partido ahora dice que esta reforma no es trascendental para el país como para ocupar esfuerzos en ella. El equipo legislativo encargado de estudiar reformas a la Constitución es la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales. Benito Lara, diputado del FMLN, pertenece a esa comisión y dijo que su partido ya tomó decisión sobre este punto. "No vamos a ratificar, no es una prioridad", dijo, escueto y al grano.

Añadió que el FMLN considera que el país tiene problemas más importantes que definir quién se puede casar y quién no. Lara dijo que como diputados propondrán temás de trascendencia para la vida de los ciudadanos y que este no es uno de esos. Uno de los argumentos que planteó el legislador para acalarar que no es importante ratificar esta reforma es que el Código de Familia ya es claro al definir el matrimonio y que este solo puede ser contraído entre un hombre y una mujer.

Los legisladores efemelenistas no saben precisar por qué una posición clara como la asumida en abril de 2009 respecto de prohibir las bodas entre personas del mismo sexo, ahora quedaría desvirtuada con su reserva sobre la ratificación. Jackeline Rivera, por ejemplo, dijo que la petición de Sí a la Vida hay que analizarla, pero luego acotó que el tema del matrimonio no necesita más interpretaciones que las que ya hay en la ley. Según ella, la ley secundaria ya es bastante clara sobre quiénes pueden contraer matrimonio y quiénes no.

Cuando se le insistió en que explicara el cambio de postura, dijo que este es uno de los temas en que los diputados no deberían tomar una decisión sin antes haberlo llevado a consulta popular. En su plataforma legislativa para el período 2012-2015 el FMLN ha incluido como propuesta reformar la Constitución para incluir el referendo como mecanismo de consulta en temas de trascendencia nacional. "La sociedad misma deberá ir determinando eso", respondió cuando El Faro le preguntó si cree que debería ratificarse la proscripción del matrimonio entre personas del mismo sexo.

El vocero del FMLN, el también diputado Roberto Lorenzana, soslayó las preguntas explicando que él no conocía la solicitud de Sí a la Vida. El Faro le recordó que su partido votó en favor de la prohibición hace menos de tres años, pero Lorenzana insistió en que él no sabía nada más.

Rivera dijo que el cambio de posición de su partido es posible explicarlo porque cada legislatura enfrenta un contexto diferente y por lo tanto las posturas cambian. Benito Lara, en cambio, dio a entender que su partido estaba siendo presionado en este tema por razones estrictamente electorales: "Esta petición la están haciendo en período de elecciones", dijo.

La carta de Sí a la Vida tiene explícitas alusiones electorales. La presidenta de la organización plantea que hay que aprovechar el hecho de que en estas elecciones se podrá votar por los candidatos directamente para forzarlos a ratificar la reforma. "Es necesario aprovechar esta elección de diputados que es diferentes a todas las anteriores, al tener derecho a votar por una o varias personas. Esta vez la población se debe de dar cuenta de quiénes son los diputados que honran su palabra y quiénes no, quiénes votan por los valores de nuestra sociedad y quiénes no, quiénes están de acuerdo en defender la familia basada en la unión de un hombre y una mujer", dice en la carta.

Sí a la Vida es una organización cercana a los sectores políticos de derecha y a las posiciones tradicionales del Vaticano sobre temas como el aborto, la homosexualidad y la salud reproductiva. En El Salvador ya logró frenar un manual de salud reproductiva en el gobierno de Armando Calderón Sol (1994-1999), aliada con la Iglesia Católica. Su presidenta es esposa de Luis Cardenal, un empresario que fue candidato a alcalde de San Salvador por el partido Arena en 2000, y que preside la Cámara de Comercio. Cardenal también fue ministro de Turismo en el gobierno de Antonio Saca, del que salió en 2005 después de que se hiciera público que su empresa, Aserradero el Triunfo, había participado en una licitación para proveer materiales que se pagarían con fondos del gobierno.

En Youtube hay un vídeo que muestra una consulta a los diputados, varios de Arena, una del PDC y una del FMLN. La pregunta que les hacen es si votarán en favor de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. Varias respuestas exponen que lo que hace falta es que la Constitución tenga una redacción tan cerrada que no admita ningún tipo de interpretaciones distintas a la que propugna Sí a la Vida sobre qué es matrimonio.

Entre los entrevistados está Roberto d'Aubuisson. "El matrimonio no puede tener dobleces ni otras interpretaciones y no puede ser visto de otra manera. Hay que llevarlo a que sea una norma constitucional para que nadie pueda tergiversar ni tratar de cambiar ese concepto", dice el legislador arenero.

Ana Guadalupe Martínez, de Pes, plantea que una posición distinta a la suya sobre la ratificación es antiética. "Pedimos a los votantes que consideren a nuestro partido como un partido que ofrece diputados que tienen un compromiso moral y ético con el tema del matrimonio entre hombre y mujer".

Sin los votos del FMLN, esta legislatura no puede ratificar la enmienda constitucional y al menos a ese nivel no quedaría cerrada la puerta a esa posibilidad de matrimonios entre personas del mismo sexo.

Vea el vídeo en Youtube:

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad