Publicidad

"Mario Belloso recomendó mi participación como mediador entre las pandillas"

Este excomandante del ERP asegura que él y la Iglesia lograron que la MS-13 y el Barrio 18 pactaran una reducción de los homicidios. Diputado del FMLN entre 1997 y 2000, fue expulsado del partido cuando se sumó al movimiento renovador. Se dice amigo del ministro Munguía Payés y afirma que sus libros sobre la guerra le facilitaron que los jefes pandilleros lo llamaran como mediador.

Carlos Martínez

 
 

¿Cómo se involucró en esto?
Ellos (los pandilleros) pidieron que yo fuera parte de los facilitadores porque la mayoría ha leído mis libros y porque dentro de ese penal (Zacatecoluca) hay una persona que recomendó mi participación, que es Mario Belloso. Acordate que yo fui coordinador general adjunto del FMLN durante el período del 97 al 2000 y durante ese período él se desempeñaba como concejal en la alcaldía de Ciudad Delgado y eso me permitió estar en constante comunicación con él y con su gente y muchos otros que trababajaban con el partido y él se hizo una muy buena impresión del papel que he jugado y eso, de alguna manera, cuando ellos inician el proceso de reflexión de quién los puede ayudar que no sean políticos, porque ellos no quieren saber nada de los políticos porque eestán tremendamente defraudados, entonces apareció mi nombre, me buscaron los familiares de ellos y coincidió con que las familias estaban buscando a monseñor Colindres y eso de alguna manera fue permitiendo que naturalmente nos juntáramos e hiciéramos este esfuerzo.

¿Llegó a trabajar con la Iglesia a través de los familiares?
Así es.

Y la Iglesia estaba en la misma labor y por eso coincidieron y comenzaron a trabajar juntos.
Comenzamos a trabajar juntos porque comenzamos a escuchar demasiadas coincidencias, entonces iniciamos un proceso de reunirnos... comenzamos a reunirnos con los de una pandilla, con los de la otra pandilla, luego con algunos comunes y así fuimos desarrollando conversaciones, fuimos encontrando que había muchas coincidencias y que la situación agobiante era la misma para todos y que había enfermos de los dos lados y nos preguntamos con monseñor que si coincidían en tantas cosas para qué íbamos a desperdiciar el tiempo viniendo a hablar con cada uno por separado. ¡Hablemos con todos juntos! Y decidimos hablar con los dos y eso fue maravilloso.

¿En Zacatecoluca consiguieron hablar con miembros de las dos pandillas al mismo tiempo?
Ellos nos contaron que eso no lo habían logrado en 20 años y que desgraciadamente otras personas que se habían acercado a ellos en otros tiempos habían llegado por otro tipo de intereses y que no habían tenido ningún tipo de seriedad las cosas que habían conversado y que ellos querían un acompañamiento más sano, más desintoxicado de intereses políticos-partidarios.

Insisto: ¿En Zacatecoluca ustedes consiguieron hablar al mismo tiempo con miembros de las dos pandillas?
Y lo hemos logrado en todos los demás lados.

¿Cómo consiguieron convencer a las autoridades de que les permitieran hacer eso?
Es que eso no es de convencimiento; de hecho, nosotros hemos tenido la obligación de estar informando del proceso que hemos llevado adelante, porque de alguna manera para poder ir y hablar con ellos se necesitan algunas facilidades y monseñor en su calidad de obispo castrense tiene esas facilidades y eso nos permitió llegar y hablar con ellos.

¿Estas negociaciones entre pandillas no han sigo ajenas al gabinete de Seguridad?
Claro, porque nadie puede entrar a un centro penitenciario sin pedir permiso para hacerlo, lo cual no quiere decir que se vaya en la lógica de lo que aquí se quiere hacer creer que aquí ha habido una negociación entre el gobierno y las pandillas, y por eso creímos prudente con monseñor hacer público qué es lo que realmente ha estado sucediendo.

Supongo que se reunieron en la sala de audiencias o cerca de las celdas, porque no conozco un lugar en Zacatecoluca donde quepan 50 personas al mismo tiempo.
Tenés que conocerlo, porque sí hay lugares donde caben.

¿Han estado reunidas en Zacatecoluca 50 personas de las dos pandillas a la vez?
Sí, sí, en Zacatecoluca, y en otros lados ha habido más gente.

Raúl Mijango, a la izquierda, junto a Fabio Colindres y el nuncio Luigi Pezzuto. Foto Carlos Martínez
 
Raúl Mijango, a la izquierda, junto a Fabio Colindres y el nuncio Luigi Pezzuto. Foto Carlos Martínez

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad