Publicidad

Arzobispo tilda de "sacrilegio" ocupación de catedral en El Salvador

El 10 de enero, al ocupar la catedral, los veteranos identificados como ex combatientes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) denunciaron el despido de ex camaradas de distintos puestos en aparato estatal.

AFP / El Faro

 
 

SAN SALVADOR, 8 Abr 2012 (AFP) - El arzobispo de San Salvador, José Luís Escobar, calificó este domingo de "sacrilegio" la ocupación de la catedral de la capital de El Salvador que llevan a cabo desde hace casi tres meses veteranos de guerra y sindicalistas en demanda de pensiones y otras reivindicaciones.

"El tomarse un templo es un sacrilegio", declaró Escobar a la prensa luego de oficiar la misa de resurrección en la basilica del Sagrado Corazón.

Por primera vez en su historia, en el principal templo del país no se desarrollaron los actos litúrgicos de la semana santa y los turistas no pueden visitarlo.

Según el arzobispo, utilizar el templo para "manifestarse" o para obtener "un beneficio económico o político" es "una falta grave contra el primer mandamiento de Dios, porque es un sacrilegio el que se ha cometido, un franco sacrilegio".

"Hacemos un llamado a la conciencia de las personas porque quisiéramos que ellos tomaran la decisión de salir antes que nos veamos obligados a tomar decisiones nosotros. No estoy yo amenazando con la excomunión, de eso no me pronuncio", destacó Escobar.

Uno de los líderes de la ocupación del templo, Daniel Hernández, culpó el viernes a la misma iglesia de la prolongada ocupación, de la que se cumplirá tres meses el martes.

"La culpa de mantenernos en catedral metropolitana la tiene el gobierno, la dirección política del FMLN (ex guerrilla actualmente gobernante) y la alta jerarquía de la iglesia católica, que no ha cumplido con su papel de mediar ante las demandas", declaró a la AFP Hernández.

El 10 de enero, al ocupar la catedral, los veteranos identificados como ex combatientes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) denunciaron el despido de ex camaradas que servían a la policía y además reprocharon el abandono en que los tiene el gobierno.

Entre sus demandas figuran la incorporación de los padres de milicianos que superan los 60 años a los beneficios del Fondo de Protección de Lisiados, becas para hijos de lisiados y dotación de alimentos.

A pesar de la ocupación del templo, ubicado en pleno centro de San Salvador, feligreses confeccionaron coloridas alfombras en las calles adyacentes ante la mirada atónita de turistas extranjeros.

"Si nadie de la jerarquía de la iglesia católica quiere hacer gestiones, que venga Fabio Colindres (vicario castrense) a mediar aquí para que se dé una pronta solución", destacó Hernández.

El obispo Colindres logró a inicios de marzo que dos violentas pandillas rivales dejaran de atacarse, por lo que disminuyó el saldo diario de 14 a ocho homicidios.

"Si los maremos (pandilleros) se fueron a delinquir por injusticia social, nosotros estamos aquí en catedral metropolitana exigiendo nuestras demandas por lo mismo, por injusticia social", subrayó Hernández, un ex combatiente del FMLN de 47 años.

Entre las demandas de los ocupantes del templo figuran la incorporación de los padres de milicianos que pasan de 60 años a los beneficios del Fondo de Protección de Lisiados, becas para hijos de lisiados y dotación de alimentos.

Otras demandas son la "incorporación" de policías que fueron cesados en su mayoría durante el gobierno del ahora ex presidente Francisco Flores (1999-2004) y la "reinstalación" del dirigente del sindicato de la Asamblea Legislativa (Congreso), Luís Ortega.


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad