Publicidad

Detractores de Quijano en Arena tratan de frenar su postulación

Una encuesta en manos del partido Arena muestra que, en un duelo directo entre el alcalde de San Salvador y el expresidente Antonio Saca por la presidencial de 2014, el alcalde perdería. El estudio encendió las alarmas en un sector del partido que demanda a la dirección nacional no apresurar una postulación que no garantiza victoria. El Consejo Ejecutivo Nacional analizará la encuesta este viernes.

Gabriel Labrador Aragón

 
 

A mes y medio del acto nacional en el que Arena presentará a su aspirante presidencial para 2014, mandos medios, empresarios, diputados, fundadores y otros actores están intentando desmontar las posibilidades del alcalde Norman Quijano a la luz de encuestas y estudios de opinión pública efectuadas en las últimas semanas. El alcalde capitalino, que todavía este lunes dijo que ha reunido a un equipo de mentes brillantes para analizar la situación del país, no ha logrado unificar al partido en torno suyo. 

Los inconformes con la virtual nominación de Quijano siguen empecinados en frenar dicha candidatura pese a que incluso este miércoles Arena publicó en su sitio web un comunicado en el que aseguraba que esta semana podría anunciarse el nombre de su candidato presidencial. Los detractores del alcalde también aprovechan el compás de espera que ha dado la crisis en la Corte Suprema de Justicia desde principios de junio para reunirse, platicar y mostrar los resultados de encuestas a financistas y a políticos prominentes de derecha para que repiensen el apoyo a la posible postulación del alcalde. Los críticos a Quijano están utilizando dos herramientas para argumentar que no es el mejor candidato: una encuesta a nivel nacional que midió a Quijano con el expresidente Antonio Saca y con el candidato presidencial del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, y un estudio de grupos focales de donde surgió “el perfil del candidato de Arena”.

La primera es un estudio de la firma Jabes Market Research y revela que el alcalde, pese a ser la carta más popular en Arena, no garantiza un triunfo si Saca decide lanzarse como tercer contendiente en representación de "una coalición de partidos". La encuesta, realizada a mediados de junio pasado, muestra que una segunda vuelta sería inevitable si compiten Quijano, Saca y Sánchez Cerén. Los que pasarían a la segunda vuelta serían los dos primeros. Según la encuesta de Jabes, que también explora un posible duelo directo entre Quijano y Saca, es el expresidente quien tiene ligera ventaja.

La segunda herramienta en poder de los detractores de Quijano es el resultado de los grupos focales con los cuales la firma Moreno Research diseñó para Arena el perfil que los ciudadanos esperan del candidato de Arena. Este estudio, según el documento al que El Faro tuvo acceso, arrojó que el votante de Arena espera tener un candidato menor de 60 años, que unifique al partido y que tenga formación académica o profesional en administración pública o similares. Al menos estos tres elementos no favorecen a Quijano, un odontólogo de 65 años de edad.

El Consejo Ejecutivo Nacional del partido (Coena) discutirá los hallazgos de ambos instrumentos este viernes, durante una reunión a la que sus miembros fueron convocados de manera urgente el miércoles. Los resultados de dichas instrumentos ya les habían sido presentados en una sesión de hace casi un mes pero no se había reflexionado nada al respecto. Pero este miércoles, Arena cometió un desliz: el partido emitió un comunicado diciendo que una comisión especial ya había entregado los insumos, documentos y datos al Coena para que tomara la decisión, y que esta decisión posiblemente se tomaba esta misma semana. Después corrigió y aclaró que los insumos los recibirá la dirigencia hasta el viernes. "Se nos informa que los datos finales los entregará la comisión este viernes. No se tiene un día estipulado para definir candidato, depende de la información recibida", dijo Arena por medio de su cuenta de twitter @arenaoficial. 

Para Juan José Guerrero, director de asuntos jurídicos y electorales, el Coena debe tomarse su tiempo para analizar todos los resultados del proceso. "Siento que con los resultados que brinde la comisión el Coena debe tomarse un tiempo prudencial para decidir, no es una decisión de tajo que puede tomarse en un par de horas", dijo, en alusión a una reunión a la que ha sido convocado el "Coena ampliado" para el sábado 11. Esta instancia incluye a los directores departamentales y directores de sector. Ernesto Muyshondt, director de información del partido, asegura que dicho cónclave no está seguro y que depende de lo que decida el Coena el día anterior. 

"Aún no se ha definido ningún candidato a la presidencia. Será el Coena el encargado de anunciar y hacer oficial la candidatura presidencial al momento de hacer el análisis de los datos y reportes de la comisión. Esto podría ser esta semana o la próxima", dice el comunicado. Un mando medio del partido aseguró que el presidente tricolor, Alfredo Cristiani, negó este miércoles que la reunión del viernes sea para nominar a Quijano. 

El tribunal de ética del partido, la instancia encargada de vigilar la transparencia y probidad del proceso de elección del candidato, se reunirá este jueves con la comisión especial integrada por los expresidentes del partido y otros tres miembros tricolor. Uno de los temas a tratar es esclarecer si el proceso cumplió con todas sus etapas tal cual había sido programado. "Yo estoy igual que vos, no sé quién tiene la razón, si los que dicen que el proceso terminó o los que no, supongo que eso lo van a hablar en esa reunión", dice un dirigente cercano al proceso. 

Los próximos días serán claves para el partido puesto que las máximas instancias del partido calibrarán qué tanto apoyo tiene la candidatura del alcalde y ahí entrarán a evaluación la encuesta en poder de los críticos de Quijano, para quienes la crisis en el Órgano Judicial ha sido providencial. El Coena no ha discutido oficialmente la posición de quienes intentan evitar la postulación de Quijano. Muyshondt se limitó a decir que el partido trabaja unido para garantizar que tendrá al mejor candidato posible, y otro miembro del Coena dijo que sí se está reconsiderando lanzar a Quijano: "Yo creo que sí se está dando una reflexión interna desde el 1 de julio hasta ahora". Juan José Guerrero dejó entrever que la pausa en el proceso había beneficiado a los detractores de Quijano. "Alguien en el partido podría estar aprovechándose de este letargo", dijo, cuando se le preguntó si estaba enterado de los movimientos internos para debilitar la candidatura del alcalde.

“No hay mal que por bien no venga”, dice el miembro del Coena que pidió el anonimato por no estar autorizado a revelar las aristas de la disputa interna, que aparentemente se lleva con bastante calma. “Soy de los que agradecen que se haya desacelerado el proceso porque se había apresurado desde el inicio. Ahorita hay empresarios y dirigentes políticos que están reflexionando más acerca de la fórmula presidencial”, agrega. El mecanismo, según opinan miembros del Coena, fundadores y diputados, había avanzado rápido y sin la posibilidad de que el partido pensase en otro posible candidato que no fuera Quijano. El alcalde parecía ser el candidato natural, tal como lo habían bautizado ya en enero de 2011.

Un mando medio del partido con amplios contactos en el mundo empresarial se muestra más crítico con el perfil de Quijano: “Creo que para presidente tenemos mejores cartas, no creo que él sea nuestra mejor opción”. Otra de las fuentes, el miembro del Coena que habló con El Faro bajo la condición de no citar su nombre, dice que toda la reflexión que se está llevando a cabo tiene como objetivo “pensar bien y que se muestre el mejor presidenciable de todos. ¿Qué pasaría si elegimos a alguien que no es capaz de convencer a los financistas para que apoyen?”

Hoy el alcalde evade comentar sobre los movimientos de sus detractores al interior del partido. "No hay nada de eso", dice en un primer momento. Ante una repregunta, asegura que son puras especulaciones. "Yo conozco encuestas que son muy favorables a este servidor, incluso algunas de las que tú acabas de mencionar. Las he visto. (Si están utilizando otras en mi contra) es pura especulación propia del ambiente político, yo lo único que te puedo decir es que estoy dedicado a lo mío, a inaugurar mis proyectos, a planificar mis acciones. La comisión en su momento entregará su informe y ahí se va a acabar toda la especulación", dice Quijano. El Faro comentó al alcalde la reflexión en la que han entrado algunos empresarios a raíz de encuestas como la de Jabes Market Research: "Yo les diría que los felicito porque tienen amplitud de criterio", dijo. 

Tradicionalmente, el respaldo o el rechazo de grandes donantes marcan la selección del candidato en Arena. Para un reportaje publicado por El Faro, nueve fuentes consultadas entre directivos, diputados, líderes y fundadores confirmaron que en Arena un grupo de peso en la toma de decisiones siempre serán los donantes. La influencia de los financistas ha sido evidente en algunos episodios más que en otros. En las elecciones de 2009, por ejemplo, el entonces candidato Rodrigo Ávila mejoró en las encuestas cuando los habituales financistas del partido le endosaron su apoyo públicamente.

En la contienda para 2014, los financistas también han ejercido su influencia. “¿Por qué creés que no hubo primarias en el partido?”, pregunta un militante cercano a la cúpula del partido. Él mismo responde: “Porque los donantes dijeron que si se abría una contienda interna, todos los candidatos iban a pedir dinero y que después les tocaría un segundo desembolso con el candidato ya elegido.” Esta fuente explica que los habituales financiadores de Arena tienden a apostarle siempre al caballo ganador: “Hay empresarios que piensan que hay que ganar a toda costa las elecciones y no necesariamente con el mejor candidato porque en el camino se puede enderezar". La fuente explicó que los empresarios que están en el otro bando, en el de los críticos, consideran que incluso sería mejor que Arena pierda las elecciones pero que siga manteniendo a la gente "correcta". 

Quijano insiste en que los números lo favorecen a él. El edil es la figura arenera mejor ranqueada en las encuestas, la última de hace apenas dos semanas. El Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña (Ciops) dice que Quijano tiene un 71% de aprobación para ser el candidato presidencial tricolor. Ese resultado ratificó sondeos de mayo de Mitofsky, LPG Datos y del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP)

Una encuesta reveladora

La nueva encuesta que pone en aprietos la candidatura de Quijano está en poder de empresarios de gran capital, de directores de sectores nacionalistas, de diputados y de otros miembros del partido. La encuesta consistió en mil 200 entrevistas personales en todo el país, entre el 16 y el 19 de junio. Los resultados dicen que Quijano es la figura más popular en Arena, pero la exploración también intenta responder si el alcalde tiene suficiente potencial como para enfrentar a un peso pesado, como el expresidente Saca. Saca terminó sus cinco años como gobernante con buena popularidad, y prácticamente nunca ha dejado los medios de comunicación. En su emporio radiofónico tiene meses con una campaña supuesta a llenar de optimismo al salvadoreño.

Una de las 30 preguntas de la encuesta de Jabes explora, en primer lugar, las posibilidades de Quijano él solo: “Si Norman Quijano fuera el candidato de Arena para las elecciones de 2014, ¿usted votaría por él?” El 57.20% de los encuestados dijo que sí, el 36.5% dijo que no y el 6.3% dijo que no sabe. Luego, la interrogante lo pone a competir junto a otros posibles contendientes, pero solo a nivel de personas, exentos de organizaciones: “Si estas personas (Quijano, el vicepresidente Salvador Sánchez Cerén y el expresidente Antonio Saca) fueran los próximos candidatos para Presidente de 2014, ¿por cuál de ellos votaría?” los números del alcalde bajan a tal grado que obligan a una segunda ronda. El 31.4% dijo que votaría por Quijano, el 28.1% por Saca, y el 7.6% por Sánchez Cerén. La opción ninguno y la opción no sabe o no responde fueron elegidos por el 27.7% y el 5.20%, respectivamente.

La Constitución salvadoreña establece, en el caso de las elecciones presidenciales, que cuando un contendiente no obtiene la mayoría absoluta habrá una segunda elección entre los dos que hayan resultado con la mayor cantidad de votos válidos. Y ahí es cuando la exploración de la encuesta arroja uno de los datos que los adversarios de Quijano en Arena esgrimen contra su posible investidura.

Quijano baja más sus posibilidades cuando la pregunta introduce, además del nombre del posible candidato, a las organizaciones que lo apoyarían: “¿Y si la competencia fuera entre Tony Saca por una coalición formada por ciudadanos y partidos políticos, Salvador Sánchez Cerén por el FMLN y Norman Quijano por Arena ¿por quién votaría?”, reza otra de las interrogantes. El resultado: Saca obtiene un 35%, Quijano un 34% y Sánchez Cerén un 18.5%.

Tony Saca por ahora ha dicho que Gana es la organización que mejor representa a la derecha salvadoreña, pero también ha dicho que le gustaría ser candidato presidencial por una coalición de organizaciones de derecha, no solo por un partido. Partidos como Gana y Concertación Nacional ya piden a gritos que él sea su candidato.

La encuesta de Jabes tiene un margen de error de ± 3.5% y un nivel de confianza del 97.5%, según su ficha técnica. El 23% de los encuestados era de San Salvador y el 77% del resto de departamentos. Un 37.5% de los encuestados se consideraba simpatizante de Arena; 28.2% del FMLN y un 5.6% por Gana. Un 27% no sabía o no respondió.

Quizás lo más revelador e inquietante para los areneros es cuando las preguntas proyectan de un duelo personal entre Quijano y Saca. Hay por lo menos seis, de 30, que van en ese tono. Una incluso pregunta al encuestado si considera que una candidatura presidencial es igual a una de alcalde. El 75.4% respondió que no y el 23.2% dijo que sí. 

La encuesta de Jabes, que en las últimas semanas ha rolado entre las filas areneras, también preguntó a los salvadoreños a quién veían manejando mejor el país en 2014. En este caso, el duelo entre el alcalde y el expresidente se acrecenta porque ambos fueron nombrados en una lista de 13 personajes políticos de derecha y de izquierda. Ambos encabezan la lista: el 52.8% respondió que Saca manejaría el país mejor en 2014, mientras que el 29%, Quijano.

El duelo entre Saca y Quijano es más evidente en las cuatro preguntas finales en las que solo mencionan a ambos contendientes. "¿A quien ve manejando mejor el país en el 2014 a Tony Saca o a Norman Quijano?", reza la interrogante. Aquí, el 52.8% respondió a favor de Saca y el 29% de Quijano. 

Otra pregunta fue si creían que Quijano podría ganarle a Saca: solo el 32.1% respondió que sí y el 64.3% dijo que no. Un 3.6% dijo que no sabía. “Lo que está claro es que el gane no es una cosa segura, no va a ser nada fácil si va Norman”, explica el dirigente de Arena que mostró la encuesta a El Faro.

El dirigente que filtró el documento asegura que los resultados son confiables porque coinciden en diversos puntos con otras tres encuestas similares. Las otras tres investigaciones habían sido financiadas por diferentes clientes a diferentes firmas. Una, por un grupo de empresarios; otra, ordenada por Casa presidencial, y una más, de Moreno Research (la encuesta contratada por Arena para desarrollar la segunda etapa del proceso interno), habría sido financiada por el partido.

Para Julio Gamero, regidor del concejo de Quijano y exjefe de campaña del alcalde, las estadísticas a favor de su jefe son insuperables. Él cree que es muy temprano para saber con detalle los porcentajes que podrían obligar a una segunda vuelta. “Pero si uno hace los cálculos, eso de que Saca gana en segunda vuelta es totalmente halado de los cabellos. La gente responde en las encuesta que no votarían por un expresidente porque es una persona que ya tuvo su oportunidad”. Sobre la corriente de inconformes con la candidatura de Quijano, Gamero explica que se trata, en todo caso, de un grupo pequeño de personas. "Si el proceso que hemos estado cumpliendo nos ha dado tanto apoyo, ¿cómo no vamos  sentirnos fuertes? Lo tenemos medido, Norman tiene el prestigio y la simpatía suficiente". 

Quijano está consciente de que no todos comulgan con su candidatura aunque sus expresiones en público -“No hay sector del partido que no esté detrás de mi candidatura”, dijo hace mes y medio. “A mí me dicen un montón de cosas, que van aquí, que lo otro, que están hablando con zutano... Pero yo no me vuelvo presa de esos comentarios, y así como los escucho así los saco de mi casete. Eso es muy normal en un partido político, yo lo único que he dicho es 'paciencia'”, dijo el viernes 27.

Hoy en día no faltan quienes creen que oficializar al presidenciable en la fecha planificada -domingo 30 de septiembre, durante la Asamblea General anual- sería un acto de premura que, por el contrario y ante los análisis posibles, merece pensarse mejor. "Faltan 18 meses para las elecciones, en este tiempo no creo que la figura de Quijano pueda crecer más... todo lo contrario", dice este miembro fundador. El último presidente que llevó a Arena al poder, Antonio Saca, por ejemplo, fue ratificado en la Asamblea General apenas cinco meses antes de las elecciones, en octubre de 2003, mientras que Francisco Flores, quien llegó a ser presidente en 1999 siendo alguien poco conocido en el país, fue nominado y ratificado en marzo de 1998, un año antes de su gane en las urnas. 

“No es descabellado que Arena discuta si vale la pena trasladar la nominación a febrero. Que se piensen en serio otros nombres que salieron en la primera etapa, por ejemplo el Chele (José Ángel) Quirós (director ejecutivo de Fomilenio y ex ministro de Obras Públicas de Francisco Flores) o Glorita Salguero Gross (exdiputada, ex presidenta de Arena y excomisionada para la gobernabilidad de Antonio Saca)”, dice un fundador del partido.

Salguero Gross anunció sorpresivamente su precandidatura el 26 de junio, aduciendo que era un intento por forzar a la dirigencia a dejar las arbitrariedades en el proceso de nominación. “Ninguno de los otros precandidatos, con todo el respeto que merecen, tiene mi trayectoria”, dijo en esa ocasión la diputada constituyente, expresidenta de Arena y excomisionada para la gobernabilidad (2004 - 2009). Con su postulación, Salguero Gross estaba enviando un mensaje a la dirigencia: si el proceso para elegir candidato se hacía de la manera correcta, quien resultara electo sería contendiente más preparado. “Que se acaben las arbitrariedades de aquí en adelante”, dijo Salguero Gross cuando El Faro le preguntó por qué decidía formar parte de un proceso que ella había criticado unos días antes.

Arena también tiene como insumo un informe sobre el resultado de los grupos focales hechos a inicios de julio por la firma Moreno Research. Los participantes fueron escogidos de manera aleatoria y tenían que cumplir con uno de dos requisitos fundamentales: ser simpatizante de Arena o considerarse “independiente”, es decir, sin preferencias por ninguno de los partidos mayoritarios.

Los hallazgos del grupo focal se utilizaron para desarrollar una encuesta posterior. Ahí se corroboraron algunas tendencias que fueron confirmadas por dos personas del partido y que pertenecen a distintos círculos: al menos un 80% de los consultados preferiría un candidato hombre, menor de 50 años, que sea “nuevo en política” más que un militante de años, y además con preparación acorde a su puesto. “Literalmente, hubo mucha gente que dijo que no se puede poner a un médico en un área jurídica”, explica una de las fuentes que compartió con El Faro los resultados del estudio. Quijano es de profesión odontólogo.

Entre las cualidades que más destacaron las personas consultadas están que el candidato haya tenido éxito en su vida personal, académica y laboral pero que además sea honesto y honrado.

Algunas fuentes consultadas (dos diputados, un miembro fundador, y dos mandos medios) dijeron a El Faro que no dudan de la capacidad de Quijano para administrar una ciudad. Sin embargo, mostraron dudas de que pueda hacer lo mismo dirigiendo una nación. Tres de las fuentes mencionaron que Quijano, además, tiene la debilidad que le dan tres de los 19 integrantes del concejo. Se refieren a René Mauricio Chavarría Portillo, exviceministro de Transporte que en 2007 llegó a admitir que aprobó ilegalmente ciertas rutas de transporte público, a Julio Antonio Gamero Quintanilla, exvicepresidente de la Asamblea Legislativa que en 2002 utilizó personal de la institución para que le hicieran trabajos en un terreno en la costa de La Libertad, y a José Armando Zepeda Valle, expresidente del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) que no informó a la Fiscalía que la institución otorgó ilegalmente tierras del Estado a funcionarios públicos entre 1997 y 1999.

En el partido, hay voces que dicen que hay que tener confianza en el proceso aunque este no arroje el mejor resultado. Jesús Grande, director de La Paz, invita a los críticos a desistir de querer incidir en el proceso de selección de la fórmula presidencial. “Cada quien ha tenido su tiempo y espacio para participar del mecanismo y ahora lo que nos toca a todos es esperar a que el Coena reciba los insumos y anuncie la decisión. A partir de ahí, tenemos que comenzar a trabajar intensamente para que esa candidatura funcione. Recuerde que estamos a 18 meses de las presidenciales, es tiempo suficiente para levantar cualquier candidatura”, dijo.

Quijano, sin embargo, evita hacer comentarios de las palabras de los militantes y dirigentes que pondrían en aprietos su candidatura. “Los felicito a todos porque tienen amplitud de criterio”, dijo el alcalde, al dar por finalizada la entrevista.

A Arena solo le falta cumplir con dos etapas formales del proceso. El Coena debe entrevistar a académicos, iglesias, intelectuales y gremios de profesionales para obtener de ellos más insumos. Luego, dar a conocer a las estructuras, antes del 30 de septiembre, quién es la persona elegida.

Sin embargo, Quijano cree que el proceso ya concluyó. “Me han comentado que el proceso ha terminado. Solo estamos esperando que el país pase la crisis actual. Te digo, será de un momento a otro que la comisión comunique su resultado y ahí se acabará toda especulación”, dijo a El Faro.

Según dos directores departamentales de Arena, el proceso sigue en marcha y no ha concluido. “No sé si alguno de los contendientes habrá dicho que ya se considera candidato pero hay que recordar que se creó una comisión para que entregara los insumos al Coena. Si el proceso se hace de la manera correcta, se elegirá al mejor candidato”, dice Francisco Vásquez, director de Morazán.

El alcalde Quijano, sin embargo, ha insistido en que nadie más que él está preparado para el cargo de presidente. Durante las fiestas agostinas reveló que ya está preparando su gabinete presidencial. Pero por ahora, Quijano debe terminar de consolidar su candidatura. Encuestas como la de Jabes son el talón de aquiles del edil. Hay preguntas cuyas respuestas pueden poner en qué pensar a más de algún financista del partido que estuvo por 20 años en el poder. "¿Quién sería mejor Presidente, Tony Saca o Norman Quijano?", preguntó la encuesta. El 59.3% respondió que Saca; el 33.4% que Quijano y el 3.2% que ambos. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad