Presos del santuario, de sus diáconos y de sus acólitos

Mauro Arias

 
Publicidad
Ilopango es parte del proyecto anunciado inicialmente por los promotores de la tregua entre pandillas como Municipios Santuarios. Zona obrera y dormitorio, con 3 mil personas por kilómetro cuadrado, Ilopango está lleno de pequeñas casas enlazadas por pasajes peatonales que nunca esperaron que sus pobladores algún día tuvieran carro. Ilopango vio cómo muchos niños se convirtieron en los pandilleros que hoy avasallan con miedo a los vecinos, mientras la presencia del Estado suele limitarse a una factura por el servicio de agua que periódicamente llega a cada vivienda.

 CERRAR
Publicidad