Publicidad
Entrevista con (o sin) el presidente Funes
0000012304
entrevista-con-o-sin-el-presidente-funes
https://elfaro.net/es/1044/noticias/0000012304-entrevista-con-o-sin-el-presidente-funes
text-0000012304_entrevista-con-o-sin-el-presidente-funes
Caso Funes Probidad
caso-funes-probidad

Nacionales
https://elfaro.net/es/noticias

noticias
/es/noticias

Entrevista con (o sin) el presidente Funes

En marzo de 2009, cuando ganó la presidencia de la República, Mauricio Funes ofreció conceder su primera entrevista como presidente electo a El Faro. Al cabo de 4 años y tres meses aún no fija fecha y lugar. El tiempo jubiló algunas de las preguntas que este periódico quería hacerle entonces y con el paso de los días, los meses y los años fueron acumulándose unas nuevas. Hoy presentamos las esenciales que debería responder el presidente del primer gobierno de izquierdas en El Salvador, el que estaba supuesto a ser "gobierno del cambio". La entrevista gravita básicamente alrededor de dos áreas: la seguridad pública y la democracia, con ese gran componente común que es el de la transparencia... o la falta de ella.

Redacción El Faro

 
 

En diversos momentos, como cuando este periódico descubrió el negocio publicitario de Polistepeque, o como cuando el presidente fue parte del decreto 743 para maniatar a la Sala de lo Constitucional, o como cuando este periódico destapó las negociaciones con las pandillas, El Faro solicitó por diversidad de vías una entrevista con el gobernante. La última solicitud la hizo poco antes del 4o. aniversario de gobierno, pero aún no hay respuesta. 

Tal como este periódico hizo con Antonio Saca cuando este cumplió su 4o. aniversario de gobierno, El Faro presenta este análisis en un formato de guion de entrevista. Aunque siempre rechazamos adelantar a nuestros entrevistados las preguntas que deseamos hacerles, en este caso, y dada la excepcional tardanza del presidente en fijar fecha y lugar para nuestra entrevista, la compartimos con nuestros lectores, con el riesgo calculado de que Mauricio Funes tenga la gran ventaja de haberlas visto antes de concedernos la oportunidad de conversar. De paso quizás sirva para recordarle sus palabras del 31 de julio de 2009 cuando, con motivo de celebrarse el Día del Periodista, anunció: "No más secretos". 

El presidente Mauricio Funes abandona la Asamblea Legislativa sin dar declaraciones a la prensa después del informe del cuarto año de su gobierno. Foto Mauro Arias
 
El presidente Mauricio Funes abandona la Asamblea Legislativa sin dar declaraciones a la prensa después del informe del cuarto año de su gobierno. Foto Mauro Arias

1. Presidente, dado que se suponía que este era el gobierno que iba a cambiar algunos vicios o abusos que cometían gobiernos anteriores, queremos comenzar la entrevista preguntándole sobre algunas cosas que hemos observado en estos primeros cuatro años de su administración. ¿Por qué cuando la PNC se disponía a capturar a los militares acusados del asesinato de los jesuitas usted, en su calidad de comandante general de la Fuerza Armada, permitió que la institución les diera refugio?

2. El FMLN y usted, cuando era periodista, solían señalar el problema de la impunidad en El Salvador. ¿Por qué sigue habiendo Ley de Amnistía?

3. Sí, bueno, nos referimos a más o menos lo que le señaló la Corte Interamericana de Derechos Humanos a su gobierno hace unos años en Costa Rica: ¿por qué esta administración no ha hecho uso de su atribución constitucional de promover el desmontaje de la Ley de Amnistía en la Asamblea Legislativa? Estamos hablando de esa ley que ha sido la excusa esgrimida por la Fiscalía para no investigar asesinatos como el de monseñor Romero, a quien usted ha solido llamar su guía.

4. ¿Usted cree que basta con pedir perdón a las víctimas y algunas medidas de resarcimiento cuando no se está dando pasos para juzgar a los responsables de masacres y crímenes de guerra, tal como la jurisprudencia en derechos humanos del sistema interamericano y sentencias específicas prescriben?

5. Aproveche para dar una prueba de que puede ser distinto a sus antecesores a los que tanto criticó por esconder cómo manejan el Estado: ¿cuánto dinero gasta en publicidad y en sobresueldos a los funcionarios del gabinete?

6. ¿Se da cuenta de que usted, a lo largo de estos cuatro años, ha repetido muchos de los comportamientos políticos que más duramente criticó cuando fue periodista y candidato porque minan la calidad de la democracia y propician las posibilidades de corrupción?

7. Bueno, por ejemplo, su partido siempre tuvo en su oferta electoral despartidizar la Corte de Cuentas. Una vez tuvo el poder de decidirlo, eligió al presidente de Gana como magistrado. La Sala de lo Constitucional anuló la elección porque consideraba que no se acreditaba la independencia de los magistrados, y viene usted y se pone a denostar contra la decisión de la Sala. Por un lado se veía a un presidente de la República presionando -nuevamente- al Órgano Judicial en torno a sus decisiones, y por el otro, parecía desear que esa elección negociada por su partido bajo la mesa con el partido Gana se mantuviera incuestionabe. ¿A usted, que criticaba la partidización de la Corte de Cuentas, no le disgustaba que el presidente del partido Gana fuera magistrado?

8. Usted y su partido siempre criticaron que durante los gobiernos de Arena no había independencia de poderes. Sin embargo, el 2 de junio de 2011 la Asamblea emitió un decreto contra la Sala de lo Constitucional que, según Naciones Unidas, atentaba contra la independencia del Órgano Judicial. Al siguiente día ese decreto amaneció con el aval suyo en lo que pareció una operación premeditadamente coordinada entre los diputados de derecha y usted.

9. Presidente, esa decisión maniataba el trabajo de la Sala de lo Constitucional. Usted sabía que obligarlos a tomar decisiones por unanimidad, a que los cinco magistrados tuvieran que estar de acuerdo para emitir sentencias de inconstitucionalidad era paralizarlos, neutralizarlos.

10. Usted y el FMLN cayeron en la retórica de descalificar a la Sala acusándola de responder a los intereses de Arena y de ANEP. ¿Usted en verdad cree que, por ejemplo, los magistrados Florentín Meléndez y Sidney Blanco sirven a la ANEP desde sus magistraturas?

11. El decreto 743 para maniatar a la Sala no solo traía eso: usted sabe que ese decreto se aprobó con los clásicos mecanismos del “madrugonazo legislativo”: cero consultas públicas, simple aritmética de votos, dispensa de trámites y vámonos.

12. Hablando de precariedad en información de cara al público, hablando de transparencia, ¿se siente usted cómodo en este rubro, satisfecho?

13. Sí, presidente, es cierto que usted creó la Subsecretaría de Transparencia, pero el exsubsecretario admitió que él no se consideraba ningún ombudsman, que no era la conciencia del gobierno y dejó entrever en varias ocasiones que él no podía hacer más que alguna exhortación en asuntos que parecían intocables, aunque afectaran a la transparencia de su gestión. El tema de la publicidad, por ejemplo.

14. Hay algunos puntos específicos sobre transparencia que nos gustaría tocar con usted. Nicolás Salume le prestó para su campaña más de 2 millones de dólares. ¿Ya se los pagó?

15. El ex coordinador general del FMLN Fabio Castillo decía que usted, con un sueldo de $5,000, iba a tener ingresos de $300,000 en los 5 años de su gobierno. Por lo tanto, necesitaría aun una cantidad millonaria para poder pagar el préstamo de Salume. ¿Usted coincide con su exsubsecretario de Transparencia, quien dijo en Twitter que cómo el presidente hacía para pagar el préstamo era un asunto que solo le incumbe al presidente?

16. ¿Tenemos que considerar casualidad que su millonario benefactor haya sido propuesto por usted a la Asamblea para que lo nombraran primer designado a la presidencia?

17. Le recordamos que el empresario Salume también le prestó una casa para que usted viviera mientras se reacondicionaba la residencia presidencial.

18. Veamos otros favores. ¿De quién era el avión en el que en 2011 usted y su familia viajaron a Disneyworld?

19. ¿No le parece que los salvadoreños tienen derecho a saber quién le hace ese tipo de favores al presidente?

20. Aprovechamos que usted está defendiendo la transparencia de su gestión. ¿Con qué mecanismo establece cuánto dinero mete en el sobre del sobresueldo de cada funcionario?

21. ¿Y tiene usted sobresueldo?

22. Presidente, algunas preguntas las venimos arrastrando desde 2009. ¿Quién es Luis Verdi? ¿Qué funciones tiene en su gobierno? ¿Cuánto le paga? ¿Con qué dinero le paga?

23. Se lo preguntamos porque sabemos que él fue asesor del gobierno argentino de Eduardo Duhalde, que tiene vínculos con la empresa Polistepeque y que tiene funciones en el área de comunicaciones de su gobierno a tal punto que ha tenido su propio personal, a pesar de que la Presidencia ya tiene una Secretaría de Comunicaciones. ¿En calidad de qué él tiene tanta cercanía a la Presidencia?

24. ¿Por qué en 2009 usted decidió que toda la publicidad de la Presidencia se le concediera a una sola empresa, Polistepeque, la de su amigo y asesor durante la campaña presidencial, Joao Santana y, además, decidió que eso ocurriera sin un proceso de licitación?

25. A propósito de gente que lo rodeó durante su campaña, nos acordamos también de Miguel Menéndez, conocido como Mecafé. Él, uno de los impulsores de su candidatura desde el movimiento Amigos de Mauricio es el empresario que más contratos de seguridad ha ganado en este gobierno, no obstante el claro conflicto de intereses que hay: contratos por $14.6 millones. Tomando en cuenta los casos de Santana y Mecafé alguien podría decir que a algunos de sus amigos les va muy bien durante su gobierno.

26. Usted se convirtió en el primer gran infractor de la Ley de Acceso a la Información al incumplir su obligación de nombrar al Instituto de Acceso a la Información y de asignar fondos para que este empezara a funcionar en 2012. Además, aprobó un reglamento que contrariaba las disposiciones de la ley al crear, por ejemplo, el concepto de "seguridad política" como una causa de reserva de la información, con lo que prácticamente podría mantener en secreto cualquier actuación del Ejecutivo. Además, la Presidencia ha declarado como información reservada los gastos de publicidad y los informes de auditoría interna, algo que según la ley es información pública. ¿Por qué insiste en presumir de la existencia de una Ley de Acceso a la Información si ha sido evidente su intento de evitar que funcione bien?

27. Un área que ha marcado a su gobierno es la de la seguridad pública. Primero por el rol relevante que fueron adquiriendo los militares en este campo durante su período y luego por la tregua entre pandillas. ¿Cuándo se enteró usted de que el Ministerio de Seguridad estaba gestionando un acuerdo con pandilleros?

28. El diálogo con las pandillas, ¿siempre formó parte de sus planes de seguridad o fue iniciativa de David Munguía Payés?

29. ¿Es cierto que hubo un intento previo de acercamiento a las pandillas siendo ministro Manuel Melgar?

30. En un primero momento, ¿le mintió a usted David Munguía Payés diciendo que este proceso era iniciativa de la iglesia, o siempre supo usted la verdad y por tanto mintió y sigue mintiendo al respecto al país y a la comunidad internacional?

31. Si El Faro no hubiera descubierto la negociación con las pandillas, ¿cómo nos hubiera explicado a los salvadoreños la baja de homicidios?

32. Una vez que se descubrió la negociación, ¿usted autorizó a David Munguía Payés a decir que los traslados de pandilleros de Zacatecoluca se justificaban con falsos argumentos legales, enfermedades inexistentes, cohetes low... mentiras al fin y al cabo?

33. ¿Por qué tardó un año en comenzar a involucrar públicamente al Estado en el proceso y por qué todavía no se atreve a aceptar su responsabilidad en iniciar el diálogo con las pandillas?

34. ¿Es miedo a la opinión pública lo que le impide aún hoy reconocer su responsabilidad en la tregua?

35. Si dice que la prevención y la rehabilitación son prioridades políticas de su gobierno, ¿por qué el presupuesto 2013 no incluyó refuerzos presupuestarios en estos rubros?

36. Si las pandillas rompen en estos momentos la tregua, ¿qué habrá cambiado en la seguridad pública? ¿Hay algún avance sostenible, aparte de esta disminución coyuntural de homicidios?

37. Descríbanos el escenario de llegada que imagina para este proceso. ¿Qué resultado exacto espera lograr?

38. ¿Se hace responsable de las consecuencias buenas o malas de este proceso?

39. El nuevo ministro, Ricardo Perdomo, ¿se le está saliendo de las manos o lo está utilizando usted para cambiar la forma en que se conduce la tregua a costa de la imagen de Munguía Payés?

40. ¿Describiría la gestión de Manuel Melgar al frente del Ministerio de Seguridad como un fracaso? Si no es así, ¿por qué lo despidió?

41. Más del 70 % de los homicidios en El Salvador se cometen con arma de fuego. ¿Por qué no ha hecho nada para desarmar el país?

42. Sabemos que usted gusta de ir a disparar armas de fuego a un polígono de tiro. ¿Es usted propietario de armas de fuego? ¿Cuántas y de qué tipo tiene?

43. Durante su gestión ha aumentado en cerca de 6,000 el número de integrantes de la Fuerza Armada y se ha incrementado en casi un 30 % su presupuesto. ¿Por qué? ¿Por qué no ha invertido esos fondos en fortalecer instituciones civiles de seguridad pública como la Policía o la Fiscalía General de la República?

44. Durante las negociaciones de los Acuerdos de Paz el FMLN llegó a querer discutir la posible desaparición de la Fuerza Armada. ¿No le parece paradójico que durante su gobierno, el primero de izquierda en la historia de El Salvador, los militares hayan vuelto a tener un papel preponderante en la seguridad pública?

45. ¿Por qué no ha promovido que la Inspectoría General de la Policía sea una oficina independiente de la Dirección de la PNC, si parece obvio que mejoraría las posibilidades de fortalecer la contraloría del trabajo policial?

46. ¿Considera usted que dio todo el respaldo institucional a la anterior inspectora de la Policía, Zaira Navas, para hacer su trabajo?

47. Sabemos que usted inició gestiones para la creación de una especie de CICIG en El Salvador y hoy sabemos que usted frenó todo, a pesar de que ya tenía pláticas avanzadas con organismos internacionales para desarrollar el proyecto. ¿Por qué lo consideraba necesario y por qué luego detuvo esas gestiones?

48. Presidente, el partido que lo llevó a la presidencia siempre se vendió como el partido de los pobres, en oposición al que los efemelenistas consideraban el partido de los ricos, Arena. ¿Qué piensa de las cifras oficiales que muestran que mientras con los gobiernos de Arena la pobreza se redujo a un ritmo de más o menos 1.2 puntos porcentuales anuales, en el suyo la baja ha sido de 0.8 puntos anuales?

49. Presidente, su gobierno sacó en 2012 de la lista de pobres a los que tuvieron un ingreso promedio diario de alrededor de 3.20 dólares percápita en el área urbana. En el área rural el ingreso por el que ya alguien no es considerado pobre es mucho menor. ¿Cuán cómodo se siente usted al celebrar que 300 mil salvadoreños ya no son pobres porque lograron saltar la barda de tener que sobrevivir con menos de 3.20 dólares al día?

50. Pero, esencialmente, El Salvador sigue siendo un país muy parecido al que usted recibió: El Salvador sigue siendo un país expulsor de gente, y volvió a ser evidente con el reciente secuestro de 70 indocumentados salvadoreños en México y su posterior liberación.

51. En sus primeros cuatro años la economía apenas ha crecido. Parece que usted, al igual que sus antecesores, ha sido incapaz de encontrar la fórmula para sacar de la postración la economía. Le queda un año para mostrar una cosa distinta, pero... ¿cuánto sabe escuchar a quienes le hacen ver cosas o le sugieren cambiar políticas o tomar alguna medida específica para enderezar el camino?

52. Bueno, no era un opositor quien dijo hace ya casi dos años que El Salvador se estaba hundiendo como el Titanic: fue el presidente del Banco Central de Reserva, a quien la CEPAL ha destacado como un caso virtuoso de excepcionalidad por la franqueza con que dice las cosas. Acevedo, por cierto, ha dicho que es necesario desdolarizar.

53. Esa idea de Carlos Acevedo la compartieron otros dos economistas a quienes entrevistamos, y además el secretario general del FMLN, Medardo González, ya había planteado hace tiempo en una entrevista con El Faro que estimaba que la desdolarización se produciría en el cuarto año de gobierno suyo. ¿Por qué no desdolariza?

54. Presidente, usted fue elegido por la gente que esperaba que las cosas cambiaran en este país. La impunidad, la partidización de instituciones, el abuso de los recursos del Estado, los compadrazgos y los conflictos de intereses fueron temas de debate y de críticas mientras Arena estuvo en el Ejecutivo. Incluso críticas suyas. La forma de hacer política por medio de alianzas oscuras y a espaldas de la gente, y que usted tanto criticó, era un ingrediente fundamental año tras año y lo fue en la campaña para 2009. En su discurso de toma de posesión usted hizo una rabiosa elegía a la lucha contra la corrupción, y en sus primeros días de gobierno dijo que habían encontrado "irregularidades que espantan" cometidas durante las administraciones anteriores. Luego, usted es socio del partido Gana, y obtiene votos claves en auténticos madrugones y negociaciones nada transparentes, y usted dice que "tiene un pacto" con Gana; luego crece el coro de voces en su mismo gabinete que lamentan la cercanía al expresidente Saca; luego usted ataca a una Sala de lo Constitucional cuyas sentencias le incomodan; luego usted no mueve un dedo para exhortar a la Asamblea Legislativa a desmontar la Ley de Amnistía; luego usted no tiene problema en que el Ejecutivo otorgue contratos por más de 14 millones de dólares a su patrocinador Mecafé... en fin, ¿acaso los salvadoreños lo recordamos mal o usted sí actúa en contrario a su discurso histórico en pro de lo correcto?

55. El 31 de julio de 2009 usted publicó un campo pagado en el que decía, entre otras cosas, que las puertas de su gobierno que llevan a la información estarían abiertas de par en par; que los secretos en el quehacer estatal constituían una forma de censura, y que por lo tanto en su gobierno no habría secretos. ¿Cómo se llama a quien hace esas afirmaciones y luego declara secreta la información sobre gastos publicitarios o sobre las auditorías internas de la Presidencia?

56. Un último par de cosas, presidente. En noviembre pasado usted dijo que, no obstante una consulta popular en la que la gente eligió un nombre diferente, la vía expresa que iba a inaugurar "les guste o no les guste se llamará bulevar Monseñor Romero". El pasado 1 de junio, en su informe a la Asamblea Legislativa, dijo a los diputados de Arena: "Cállense la boca". ¿Podemos ver en esas expresiones manifestaciones de agresión, de violencia que, viniendo del presidente, se convierten -le guste o no le guste- en un ejemplo para los demás salvadoreños?

57. Usted ha dicho repetidas veces que su guía espiritual es monseñor Romero. ¿Cuánta necesidad había de comprar para el transporte del presidente una camioneta todoterreno Hummer mientras, por ejemplo, el Hospital Bloom carece de unos pocos miles de dólares para dar vida o salvar la vida de los niños con insuficiencia renal crónica del Hospital Bloom?

58. ¿Qué cree que pensaría monseñor Romero de su gestión presidencial?

 

RECTIFICACIÓN:

El jueves 13 de junio se sustituyó la pregunta 45 original que cuestionaba por la falta de nombramiento de inspector general de la PNC. El inspector general fue nombrado en julio de 2012, tras dos meses de acefalía en esa oficina. Pedimos disculpas por el error.

 

LEA TAMBIÉN:
"La otra semana se las doy..." | La entrevista que El Faro quería hacer a Antonio Saca cuando este cumplió 4 años de gobierno [Publicada el 2 de junio de 2008].

.
.

Apoya el periodismo incómodo
Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.

Tú también puedes hacer periodismo incómodo. Cancela cuando quieras.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
Conoce acá cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad