Publicidad

El Faro gana el Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación

La cobertura que este periódico hizo sobre el pacto entre gobierno y pandillas para la reducción de los asesinatos obtuvo este lunes el primer lugar del premio que anualmente entregan el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparencia Internacional. Entre los 177 trabajos de investigación concursantes, el segundo lugar lo obtuvo la Gazeta do Povo, de Brasil, y el tercero, La Nación, de Costa Rica.

El Faro

 
 

El Faro obtuvo el primer lugar en el certamen anual organizado por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparencia Internacional destinado a reconocer "lo mejor del periodismo de investigación" en Latinoamérica, con su cobertura sobre la tregua pactada entre pandillas y el gobierno del presidente Mauricio Funes, que reveló un pacto secreto para la reducción de los asesinatos a cambio de beneficios carcelarios.

El certamen anual en su edición undécima culminó el lunes en Río de Janeiro, Brasil, en el marco de la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (Colpin), cuando los organizadores revelaron que el jurado compuesto por cinco periodistas investigadores habían escogido el trabajo de El Faro como lo mejor entre 177 postulaciones.

"En un inédito y revelador proyecto de investigación periodística el equipo de El Faro documentó el acuerdo secreto del gobierno de El Salvador con los líderes de las pandillas para reducir la violencia en ese país a cambio del traslado de una treintena de cabecillas pandilleros internados en penales de máxima seguridad a cárceles de menor régimen de custodia, a pesar del amplio prontuario criminal de estos", dijo el jurado, en su acta de declaración de ganadores.

El segundo lugar lo obtuvo el periódico brasileño Gazeta do Povo, por una investigación sobre el desvío de 2.5 millones de dólares de la Policía, y el tercer puesto fue otorgado al periódico La Nación, de Costa Rica, por revelar cómo en el contexto de una reforma tributaria la mitad de los miembros del gabinete de gobierno costarricense subvaluó sus propiedades para pagar menos impuestos.

La cobertura de El Faro sobre la tregua a lo largo de los últimos 19 meses ha sido encabezada por los periodistas Carlos Martínez y José Luis Sanz, aunque en ella han participado también Sergio Arauz, Efren Lemus, Óscar Martínez y Roberto Valencia.

El 14 de marzo de 2012, este periódico reveló que había un pacto entre gobierno y pandillas para reducir los índices de asesinatos a cambio de beneficios carcelarios a 30 líderes pandilleros, todos ellos con extenso currículo criminal.

Hecha la revelación, el gobierno, para empezar, negó la existencia de acuerdo alguno. Luego tejió un montaje de explicaciones que sucesivamente fueron quedando evidenciadas como mentiras. Por ejemplo, al inicio dijo que los traslados de los jefes pandilleros de la cárcel de máxima seguridad a penitenciarías con menos rigor obedecía a razones humanitarias y a la existencia de un plan para atacar el penal de Zacatecoluca con el fin de liberar a los presos. La versión oficial luego pasó por asegurar que había ocurrido un milagro y ahora peligrosos asesinos habían decidido redimirse y causar menos daño a la sociedad; también, que el proceso de reducción de asesinatos era coordinado por el obispo Fabio Colindres y el exguerrillero Raúl Mijango; además, que el gobierno no era gestor de nada sino solo un facilitador para que Colindres y Mijango hicieran su trabajo de mediación entre las pandillas MS-13 y Barrio 18 para procurar que mantuvieran su armisticio; asimismo, que el gobierno no había negociado ni negociaría nada con criminales.

Eventualmente, el mismo Mijango y el entonces ministro de Seguridad, el general David Munguía Payés, aceptarían en entrevistas con El Faro que la tregua era parte de la estrategia de seguridad de la administración diseñada en el mismo despacho del ministro. Munguía Payés también afirmó que el presidente Funes no solo siempre estuvo informado de todo, sino que avaló cada paso que se daba.

Funes llegó a decir que las revelaciones sucesivas de El Faro constituían "la mentira más grande sobre la tregua" y hasta ahora sigue sosteniendo que su gobierno no ha negociado con ningún delincuente.

El premio IPYS se describe a sí mismo como "el más importante galardón que distingue lo mejor de la especialidad en la región", y tiene el objetivo de "motivar el trabajo periodístico enfocado en el hallazgo y publicación de información relevante para la vida pública de los países latinoamericanos".

En la presentación de los ganadores la noche del lunes en Río de Janeiro estuvieron presentes los periodistas Carlos Martínez -uno de los autores-, y Carlos Dada, director de El Faro.

Los cinco jurados para el premio 2012-2013 fueron periodistas de Argentina, Brasil, Guatemala, Estados Unidos y Perú. El trabajo ganador está recogido en la compilación "Biografía no autorizada de la tregua" que El Faro publicó en agosto pasado.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad