Publicidad

Fuerza Armada recibió hace meses informe de comisión que analizó orden de Funes contra violadores de derechos humanos

Uno de los integrantes de la comisión creada por el Ministerio de la Defensa Nacional para interpretar las instrucciones del presidente de la República contra el culto a los militares violadores a los derechos humanos explicó que ya rindieron su informe. El académico Joaquín Samayoa dijo en El Faro Radio que el documento lo presentaron al entonces ministro Atilio Benítez, que fue sustituido en julio pasado por el ex ministro de Seguridad, David Munguía Payés. Samayoa no reveló las recomendaciones.

Sergio Arauz

 
 

El despacho del ministro de la Defensa Nacional recibió hace meses el informe de una comisión creada el 17 de enero de 2012 para analizar la instrucción dada el día anterior por el presidente de la República y comandante general de la Fuerza Armada, Mauricio Funes, cuando pidió a los militares que dejen de enarbolar como héroes a militares responsables de graves violaciones a los derechos humanos.

Uno de los miembros de la comisión, el académico Joaquín Samayoa, reveló este martes en el programa El Faro Radio, que la comisión ya terminó su trabajo y entregó su informe al general Atilio Benítez, quien dejó el cargo en julio pasado. El equipo de trabajo había sido creado por el mismo general, pero ahora el ministro de Defensa es el general David Munguía Payés, y según Samayoa, no se sabe a ciencia cierta qué será del estudio.

Samayoa dijo que quien lo había convocado fue el general Benítez, aunque cuando El Faro le preguntó sobre lo que dice el acuerdo de creación de la comisión y sobre el encargo que recibieron él y los otros miembros de la comisión una vez instalados, quedaron dudas. El acuerdo del Ministerio de la Defensa del 17 de enero de 2012 establece que la comisión tendrá como tarea estudiar e interpretar el discurso del presidente Funes dado en el caserío El Mozote con motivo de celebrar los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz. Según Samayoa, en el discurso del presidente no se deja clara una orden de dejar de llamar héroes a militares como el coronel Domingo Monerrosa o al mayor José Azmitia Melara, dos de los responsables de la masacre de El Mozote, en Morazán, ocurrida en diciembre de 1981. 

"Si así hubiera sido, el presidente, como comandante general de la Fuerza Armada, habría dado una orden explícita", dijo Samayoa, vía telefónica.

Funes en aquella ocasión, después de citar el informe de la Comisión de la Verdad y de mencionar a Monterrosa y a Azmitia, dijo que había instruido a la Fuerza Armada a revisar su interpretación de la historia a propósito de que el gobierno estaba reconociendo que el Estado fue responsable de la matanza de alrededor de un millar de personas civiles, la mitad de ellas niños, a manos del ejército. "En virtud de ello, he resuelto a partir de este día, instruir como comandante general de la Fuerza Armada a la institución la revisión de su interpretación de la historia a la luz de este reconocimiento histórico que hoy en nombre del Estado salvadoreño y como comandante general formulo", anunció Funes. Luego explicó en qué consistirían los ajustes que estaba ordenando: "Esta revisión debe reflejarse en los textos y símbolos con que se forman los cuadros militares a los efectos de un doble objetivo: primero, fortalecer el rol profesional, despolitizado y desideologizado de la Fuerza Armada y su integración profunda en el seno de la sociedad salvadoreña; y segundo, aportar a la pacificación de los espíritus, factor imprescindible para fortalecer la democracia, la justicia y la paz social."

Samayoa explicó que el encargo que se hizo a los 10 miembros de la comisión fue trabajar en una propuesta para evitar que los abusos ocurridos durante la guerra civil no se repitan.

Cuando se le preguntó si la comisión no tenía el propósito de resolver que militares como Monterrosa y Azmitia no pueden seguir siendo considerados héroes, dijo que en realidad no se les encargó ni que resolvieran en ese sentido ni en el contrario.

El cuestionamiento surgió debido a que, 21 meses después del discurso de Funes en El Mozote, el pasado 23 de octubre, los militares reunieron a efectivos de cinco unidades para rendir homores a Monterrosa y Azmitia, a quienes volvieron a llamar "héroes de Joateca".

En su discurso del 16 de enero de 2012, Funes dijo también que personajes como Monterrosa y Azmitia no podían seguir siendo honrados como héroes. "Precisamente porque a 20 años de los Acuerdos de Paz estamos ante una institución militar diferente, profesional, democrática, obediente al poder civil, no podemos seguir enarbolando y presentando como héroes de la institución y del país a jefes militares que estuvieron vinculados a graves violaciones a los derechos humanos".

Samayoa aceptó conversar con El Faro sobre su trabajo en la comisión, pero aclaró que no puede dar detalles de las deliberaciones ni del contenido del informe.

El general Benítez dijo en diciembre de 2012 que el informe estaba avanzado en un 90%, y que esperaba que estuviera finalizado en el primer trimestre de este año. En enero, sin embargo, emitió otro acuerdo para prolongar el mandato de la comisión hasta diciembre de este año, y en abril pasado, ante una solicitud de información pública, Defensa respondió que aún no había un informe.

En su intervención, Samayoa explicó que la comisión trabajó a partir de una idea general ordenada por presidente de la república. “La formación de nuevos oficiales tiene fuertes componentes de derechos humanos… Nosotros trabajamos con la idea de lo que se debe hacer para que no se vuelvan a repetir los abusos y violaciones a los derechos humanos cometidos por la Fuerza Armada”, comentó Samayoa.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad