Publicidad

Militancia de Arena pide a su dirigencia desechar los "dedazos" para elegir candidatos y líderes

Alrededor de 700 areneros dijeron a la dirigencia del partido que no están de acuerdo con la manera en la que se integra el Consejo Ejecutivo Nacional y exigieron nuevos métodos para elegir candidatos y dirigentes. En la mayoría de casos, estuvieron de acuerdo con que se utilice el voto secreto. Un equipo de seguimiento elaborará una propuesta sumaria de reformas que someerá a consideración de la asamblea nacional arenera.

Textos: Gabriel Labrador* / Fotos: Fred Ramos.

 
 

Tras ocho horas y media en las que la militancia de Arena intentó exorcizar los demonios que los hicieron perder en las elecciones presidenciales pasadas, los areneros se comprometieron este sábado a no volver a imponer las candidatos y dirigentes, según se desprende de las recomendaciones del quinto Congreso Nacionalista.

Entre las nuevas directrices que surgieron del Congreso hay unas que van dirigidas a la dirigencia, como la que establece que cada líder será elegido por voto secreto por la estructura que representa. Pero también hubo recomendaciones que incidirán en el trabajo del resto de areneros, como la que dicta que todo militante de Arena que ocupe un cargo de elección popular deberá entregar al partido el 10 % de su salario para financiar actividades partidarias. 

En el Congreso de Arena hubo 30 mesas de trabajo, las cuales discutieron 10 temáticas. En cada mesa había un facilitador de una empresa privada a quienes los hicieron suscribir contratos de confidencialidad. De cada mesa salieron propuestas que podrían quedar aprobadas el 3 de mayo.
 
En el Congreso de Arena hubo 30 mesas de trabajo, las cuales discutieron 10 temáticas. En cada mesa había un facilitador de una empresa privada a quienes los hicieron suscribir contratos de confidencialidad. De cada mesa salieron propuestas que podrían quedar aprobadas el 3 de mayo.

Esta medida parece responder a la queja de diversos sectores areneros de que hay quienes, por su poder económico y por su aporte al financiamiento de Arena, terminan siendo los que toman las decisiones fundamentales, en lugar de la militancia.

Las conclusiones rondaron el centenenar y será hasta el 3 de mayo cuando efectivamente esos lineamientos se conviertan en mandato obligatorio para el partido. Ese día, la Asamblea General tendrá como punto único aprobar las recomendaciones emanadas del Congreso... o bien las modificaciones que se les hagan de aquí hasta entonces. "No necesariamente todo lo recomendado se aprobará tal cual”, aclaró Jorge Velado, presidente del partido, en una conferencia de prensa, el mismo sábado por la noche.

En esa misma conferencia el Coena anunció la creación de una comisión de seguimiento que redactará el documento final que se someterá a aprobación el 3 de mayo. “Esta comisión podrá llamar a las personas que estuvieron en las mesas y pedir explicación sobre ciertos puntos”, explicó Velado. Este equipo también determinará si hace falta reformar los estatutos en algunos puntos para cumplir con el mandato del Congreso. Según él, la Asamblea General del 3 de mayo durará “varias horas” porque habrá que leer el documento y comprobar que efectivamente se apega a lo discutido y ordenado por la militancia.

Por ahora solo se sabe que el equipo de seguimiento estará integrado por miembros del Coena y miembros del equipo organizador del Congreso, que estuvo dirigido por el diputado Edwin Zamora. Hasta el cierre de esta nota, ni la dirigencia de Arena ni los miembros de la Comisión tenían los nombres de las personas que integrarían ese equipo.

Una mirada rápida a las conclusiones permite suponer que la militancia de Arena se expresó contra las decisiones impuestas e inconsultas.

El Congreso aprobó, por ejemplo, que si los actuales diputados y alcaldes quieren buscar la reelección para las elecciones de marzo de 2015 primero deben aprobar una evaluación de desempeño que estará a cargo de la Comisión Nacional Electoral, una instancia que hasta ahora no ha tenido mayor presencia en el territorio sino que solo ha estado centralizada en San Salvador. La Comisión Nacional Electoral será una especie de Tribunal Supremo Electoral interno y contará con filiales en los 14 departamentos. 

Para después de 2015, esta Comisión Nacional Electoral deberá organizar elecciones primarias para elegir a los candidatos a diputados y alcaldes. Será mediante voto secreto, que hoy día es solo una de las tres formas de votación que existen en el partido y que se utiliza de manera muy escasa. “Que todas las estructuras participen en votaciones democráticas internas. Eso quiere decir no más dedazos”, dijo la diputada Ana Vilma de Escobar a los más de 700 congresistas reunidos en el Salón América del Hotel Crowne Plaza, y varias decenas de ellos aplaudieron en respuesta. Escobar habló a la concurrencia como representante de una de las 30 mesas de trabajo que, entre otros temas, definieron cómo debe integrarse el Coena y cómo debe medirse su desempeño. 

El proceso para elegir a los candidatos presidenciales fue deliberadamente apartado por el equipo organizador desde el inicio. “Suficiente trabajo había para decidir la manera en la que se iba a elegir a los directores de sector, directores de estructuras departamentales, municipales, candidatos y Coena”, explicó el viernes 11 el diputado Edwin Zamora.

La formación del Coena también cambiará aunque los 15 miembros por hoy lo integran seguirán en sus puestos. En resumen, el Coena deberá incluir nuevos miembros y cada integrante deberá someterse a procesos de evaluación de desempeño. Roberto d'Aubuisson, diputado por La Libertad, y Tomás Calderón González, sobrino del expresidente Armando Calderón Sol, fueron los encargados de comunicar a la concurrencia las conclusiones en este tema pues fueron nombrados por sus respectivas mesas como voceros.

D'Aubuisson recordó que los estatutos ya señalan que además de los 15 miembros del Coena debe haber 24 personas más, cada una de ellas, representando a diferentes áreas de la vida del partido: uno por cada uno de los 14 departamentos, uno por cada uno de los ocho sectores del partido, uno por la Comisión Nacional de Enlace que vincula al Coena con el territorio, y uno, como representante de la Comisión Nacional de Desarrollo y Promoción Social, un organismo que hasta ahora no existe más que en papel y que tiene funciones de brindar atención médica, a mujeres y a adultos mayores en el territorio.

El excandidato a la presidencia 2014 y actual alcalde capitalino Norman Quijano durante el congreso nacionalista de ARENA
 
El excandidato a la presidencia 2014 y actual alcalde capitalino Norman Quijano durante el congreso nacionalista de ARENA

Calderón González agregó que el presidente y el vicepresidente de Arena deberán ser elegidos por los ocho sectores delpartido. Señaló que en el Coena también debe haber un alcalde, un fundador constituyente, y un representante de cada zona geográfica del país, todos elegidos mediante voto secreto. “Esto va a requerir una reforma a los estatutos porque directores exoficio miembros del Coena solo puede haber 24 por ahora”, anunció posteriormente el presidente Jorge Velado.

Al final de la jornada, mientras los representantes de las 30 mesas de trabajo comunicaban sus conclusiones, hubo recomendaciones que fueron recibidas por la concurrencia con aplausos y gritos de aprobación. Como cuando Mario Acosta Oertel, exvicepresidente del Coena, anunció que su mesa había concluido que todos los miembros del Coena debían someterse a cursos para fortalecerse ideológicamente y que el Instituto de Formación Política (Infop) iba a descentralizarse a los 14 departamentos.

Los aplausos no eran gratuitos. Según la consulta que la comisión preparadora efectuó durante los 15 días previos al Congreso, el tema que ocupaba el primer lugar en la preocupación de las bases estaba el transfuguismo como expresión de la debilidad en la formación política e ideológica de los areneros.

Otro tema que arrancó expresiones de júbilo fue cuando un militante dijo que de ahora en adelante el 10 % del salario de los funcionarios públicos debe destinarse a fortalecer las actividades del Infop de Arena. Otra conclusión que fue aplaudida por las bases fue la que menciona que en cada municipio debe haber una sede partidaria con el suficiente recurso logístico y humano para funcionar.

Otro mandato es que la Comisión Política deberá aprobar los reglamentos mediante los cuales se evalúe el rol de los dirigentes. En el caso del Coena y los directores departamentales, estos serán evaluados en base al plan de trabajo que presenten.

En general hubo aplausos cada vez que algún militante explicaba que los dirigentes municipales, departamentales y nacionales debían ser elegidos “de abajo hacia arriba y no a la inversa”. El único requisito para ello, según las conclusiones del Congreso, es que haya un padrón actualizado y que se pueda ejercer el voto secreto.

"Basta de argollas"

Arena está buscando desprenderse de la piel que los identifica como el partido de los ricos. El giro ya era algo previsible desde que algunos militantes con los que habló El Faro en los días de la elección del 9 de marzo apuntaban en ese sentido, pero este sábado fue el propio Velado quien mencionó el tema en su discurso de inauguración del Congreso Nacionalista. "Es imprescindible para la democracia contar con partidos fuertes, sanos y transparentes (...) pero nuestro compromiso inicia en casa, dando el ejemplo dando ejemplo con muestras reales de apertura e inclusión: ya basta de cerrazones y argollas", dijo Velado, y en seguida llovieron los aplausos. 

Minutos más tarde, en una conferencia de prensa, Velado aclaró que estas argollas se dan a nivel de estructuras dirigenciales en todo el país y que eso explica porque en algunos departamentos o sectores han tenido que cambiar frecuentemente a los líderes. 

Y aunque no lo mencionó esta vez, el propio Velado ha sido víctima de las argollas de poder. Entre la primera y segunda vuelta electoral, ya cuando Francisco Flores había sido separado como jefe de campaña de Norman Quijano, candidato presidencial que a la postre perdió las elecciones contra el FMLN, Velado declaró que el Coena no pudo participar del diseño ni de la ejecución de la campaña como hubieran querido por la orden expresa de Flores. "Siempre él y otras dos personas nos empujaban hacia afuera", dijo Velado, sobre los intentos fallidos de parte del Coena por tomar el control de la campaña electoral.

Según Velado, las argollas han existido en Arena y esa es la razón por la cual en algunos departamentos o sectores de los ocho que componen el partido se dan relevos de líderes de manera frecuente.

También se le preguntó a Velado si su mensaje contra las argollas iba con dedicatoria al grupo de grandes financistas de Arena que según muchos areneros sí tienen capacidad de influencia en las decisiones que toma el partido en su día a día. Velado respondió que no. "Jamás he recibido una llamada de esas personas que le dan grandes aportes al partido y eso incluye, como ustedes saben, a quien es el presidente del grupo de empresas para el cual he trabajado durante mucho tiempo. Así que no tiene nada que ver", dijo Velado, en referencia a Ricardo Poma, presidente del Grupo Poma de cuya rama de vehículos, Excel Automotriz, él es gerente general. 

El Faro pidió a Velado que diera nombres de las personas que a su juicio en Arena conforman argollas, pero se rehusó. En mayo del año pasado, Francisco Flores, expresidente de la República que por ahora ha sido suspendido de sus derechos como militante de Arena por el tribunal de ética del partido, fue nombrado jefe de campaña gracias a la influencia y aprobación que obtuvo de grandes empresarios financistas de Arena, entre ellos Ricardo Poma, Roberto Kriete y Ricardo Sagrera. 

Otro capítulo en Arena que permite ilustrar el funcionamiento de las argollas ocurrió en febrero del año pasado. Quijano, entonces ya candidato presidencial, ofreció a Ana Vilma de Escobar un puesto en el Coena, sin embargo, la decisión nunca se concretó y De Escobar denunció un zancadillazo y en su cuenta de Twitter incluso denunció: "¿Quién manda en Arena?" "El tema aquí es: ¿quién veta a quién y con qué legitimidad política? ¿Qué me impide a mí optar al cargo?”, decía la diputada por aquellos días.

Invitados especiales

Al Congreso asistieron alrededor de 700 personas. Entre ellos había casi un centenar de personas que no pertenecían a ningún nivel de la estructuras de Arena: ni municipal, ni nacional, ni sectorial... pero estaban ahí por la autorización del Coena.

Había sido una decisión tardía. Se tomó cuando faltaban menos de 48 horas para el evento. Un cruce de correos entre el diputado d'Aubuisson, Velado y Zamora dio como resultado que cada uno de los 15 integrantes del Coena podía invitar hasta a 10 personas para participar.

La decisión fue vista con recelo por algunos militantes que tuvieron conocimiento del intercambio de correos el jueves, o al día siguiente. La misma comisión organizadora del Congreso se opuso en un primer momento a que los 15 miembros del Coena invitaran a tal cantidad de personas porque eso implicaba que la presencia del 20 % de los participantes dependía del Coena.

“Era difícil para nosotros explicar de dónde iban a salir esos 10 invitados por Coena en términos de transparencia”, explicó a El Faro el diputado Zamora el viernes 11. “Pero nos dimos cuenta que por la aleatoriedad con la que iban a sentarse las personas a discutir era imposible que aunque esas personas llevaran una postura en común, iba a ser casi imposible imponer su idea. Eso habría requerido que estas 150 personas efectuaran un minicongreso previo... Así que por eso al final estuvimos de acuerdo”, dijo Zamora.

Cada invitado rifaba el número de mesa en la que iba a participar. Los puntos de inscripción al Congreso estaban separados en alcaldes, diputados, directivas departamentales, municipales, invitados especiales, etc, y en cada uno de esos puntos, cada participante metía la mano en una tómbola de la que sacaba un papel en el que estaba inscrito el número de mesa en el que le correspondería sentarse.

Entre esos invitados estaba Miriam Mixco, exdiputada y expresidenta del Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN), quien durante la realización del Congreso posteó una nota en Facebook en la que decía que los diputados presentes en el Congreso pretendían que automáticamente se les considere candidatos a la reelección, en tanto que ella, decía, se inclinaba por un sistema en que todos compitan por cada cargo, que fue lo que se aprobó. También estuvo Rodolfo Garay Pineda, exdirector de Centros Penales; Mario Acosta Oertel, exministro de Gobernación, y Mauricio Sandoval, publicista y exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC).

Norman Quijano, alcalde de San Salvador y excandidato presidencial de Arena, también asistió al Congreso, aunque en un inicio había dicho que no asistiría por problemas de agenda.

*Con reportes de Ricardo Vaquerano

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad