Publicidad

Opositor Varela gana presidencia y asesta duro revés a Martinelli

El futuro presidente de una de las economías más pujantes de América Latina iba en tercer lugar en las últimas encuestas pero sorprendió este domingo al superar por siete puntos porcentuales al candidato oficialista Domingo Arias, con el 72% de las actas escrutadas. Arias era el delfín del actual presidente Ricardo Martinelli y su derrota supone también un rechazo de los panameños a la gestión de los últimos cinco años. 

Marco Sibaja y Juan José Rodríguez (AFP) / El Faro

 
 

Juan Carlos Varela celebra su victoria en la ciudad de Panamá el 4 de mayo de 2014. Foto AFP/Rodrigo Arangua
 
Juan Carlos Varela celebra su victoria en la ciudad de Panamá el 4 de mayo de 2014. Foto AFP/Rodrigo Arangua
Ciudad de Panamá. El opositor Juan Carlos Varela triunfó este domingo en las elecciones presidenciales de Panamá con 39% de los votos, un duro revés para el gobierno de Ricardo Martinelli, impulsor de megaobras de infraestructura pero de dudoso impacto social.

Varela, del conservador Partido Panameñista y actual vicepresidente del país que devino férreo opositor de Martinelli, sacó una ventaja de siete puntos al oficialista José Domingo Arias (32%), de Cambio Democrático, escrutados el 72% de las mesas, según el Tribunal Electoral.

"Lo llamo para comunicarle que (...) usted es el próximo presidente de la República", dijo el presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla a Varela en una llamada telefónica desde la sede de la institución, transmitida por televisión.

Varela, un próspero empresario del licor de 50 años, le respondió con un mensaje de agradecimiento al Tribunal. "Sobre todo a este hermoso pueblo panameño", expresó.

El virtual presidente figuraba en la mayoría de las encuestas en el tercer lugar, tras Arias en la punta y el opositor socialdemócrata Juan Carlos Navarro, quien este domingo obtuvo 27.5% de los votos y ya reconoció la victoria de Varela.

Los panameños votaron el domingo en unas de las elecciones más reñidas de su historia, en las que esos tres candidatos presentaron propuestas muy similares para asumir un país con una de las economías más competitivas de Latinoamérica, pero con creciente desigualdad social.

Un total de 2.4 millones de panameños fueron llamados a elegir al sustituto de Martinelli -que se definía sólo con mayoría simple- 71 diputados y 77 alcaldes, para un periodo de cinco años.

"No va a haber mayor cambio, seguiremos gravitando entre populismo, la apertura al exterior y la media protección, es decir lo de siempre. El crecimiento económico ha beneficiado a una élite", subrayó el especialista en mercadeo político Jaime Porcell.

Panamá ha tenido en los últimos años un fuerte crecimiento económico (8.4% en 2013), pero ha aumentado la desigual social. Un 26% de sus 3.8 millones de habitantes son pobres y muchos no tienen servicios básicos como el agua potable.

Una suerte de referendo

Martinelli, quien tuvo una participación protagónica en la campaña de su delfín, Arias, no pudo aspirar a la reelección porque la ley electoral fija una veda de dos periodos, es decir, 10 años.

Los detractores de Martinelli, un multimillonario empresario de supermercados, afirmaban que el mandatario saliente iba a manejar como un "títere" a Arias, quien, para mayores suspicacias, llevó de compañera de fórmula a Marta Linares, la esposa del actual presidente.

La elección fue una suerte de referendo sobre el mandato de Martinelli, durante el cual se invirtieron 15 mil millones de dólares en obras que muchos votantes aplauden por considerar que mejoró su calidad de vida, como carreteras modernas, zonas de esparcimiento y el primer metro de Centroamérica.

También en la gestión de Martinelli comenzó el proyecto de ampliación del estratégico Canal de Panamá, por donde pasa un 5% del comercio marítimo mundial y que en agosto próximo cumple 100 años de inaugurado.

El futuro presidente deberá administrar los recursos que generará al Estado un Canal con más capacidad de tránsito, pero que deberá sortear los atrasos en las obras que podrían obligar a actuar con prudencia fiscal, alertó el analista político y ex diplomático José Blandón.

Pero mientras algunos le reconocían a Martinelli su gestión modernizadora, otros lo acusan de sonados casos de corrupción, de una tendencia autoritaria, de no respetar la independencia de los poderes del Estado, e incumplir su promesa de bajar el costo de la vida.

"Martinelli no lo ha hecho mal, pero ha robado bastante. La riqueza no llega a todos", aseguró en el casco antiguo de la capital, el ciudadano Olmedo González, al emitir su voto.

Las autoridades dispusieron 2 mil 700 centros electorales con 6 mil 330 mesas. Hubo unos 5 mil panameños habilitados para votar en el exterior, y unos 13 mil 500 presos, aunque éstos sólo por el candidato a presidente.

Entre ellos, en el Centro Penitenciario El Renacer, en la capital, el exdictador Manuel Antonio Noriega, depuesto por la invasión estadounidense de 1989, fue el primero en votar en la mañana, según un comunicado del Tribunal Electoral.

mas/jjr/mis/ja

© 1994-2014 Agence France-Presse

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad