Publicidad

Policía recibió orden de capturar a expresidente Flores 16 horas después de que se hiciera pública

Con la notificación formal por parte del juzgado que ventila el caso, la Policía debe informar a la Policía Internacional (Interpol) sobre la orden de captura contra el expresidente Flores para que esta cobre vigencia en los 190 países que son parte de la red. 

Gabriel Labrador

 
 

La orden de captura contra el expresidente Francisco Flores, acusado de dos delitos de corrupción, no pudo tramitarse de inmediato después de que la jueza Marta Rosales firmara su resolución el martes por la tarde. Hubo un espacio de alrededor de 16 horas entre el anuncio de la decisión de la jueza y su notificación oficial a Policía Nacional Civil, institución responsable de buscar y detener al exmandatario.

La Policía Nacional Civil tuvo formalmente la potestad de buscar y detener a Flores minutos después de las 8 de la mañana de este miércoles. El Centro Judicial de San Salvador informó el martes que no enviaría ese mismo día la notificación del Juzgado 1o. de Paz a la Policía porque ya estaban fuera de horas de oficina.

En un comunicado, el Centro Judicial informó además este miércoles que corresponde a la Policía notificar a la Policía Internacional (Interpol) sobre la orden de captura para que esta entre en vigor dentro de los 127 países miembros de la red.

El Faro quiso consultar a la jueza Rosales las razones por las cuales justo hasta después del fin de la jornada laboral en el sector público anunció la decisión, pero la unidad de prensa informó que ella no daría declaraciones. Tampoco los fiscales quisieron brindar declaraciones y sostuvieron que más tarde harían llegar a los medios un comunicado oficial. 

En el aire queda la duda de por qué la jueza Rosales convocó a fiscales y defensores a las 4 de la tarde del martes para dar lectura de su resolución a sabiendas de que solo después de ello podría notificarse a la Policía de la orden de captura. La audiencia inicial había comenzado minutos después de las 9 de la mañana y se interrumpió brevemente por recesos de menos de 10 minutos. Los fiscales llegaron a la reunión programada para las 4 p.m. hasta varios minutos después de esa hora. 

Un abogado representante de una oenegé, sin embargo, dijo que no era excusa válida la expresada por los juzgados, de que debido a que se había excedido el horario de oficina, se postergaría hasta este miércoles a la Policía la orden de captura. "Hemos señalado que se ha favorecido la evasión del expresidente, se han dado las condiciones para que se pueda esconder y que el proceso se realice con el reo ausente. Administrativamente el tribunal tiene la potestad para notificar en cualquier momento, no tiene que ser en hora hábil", se quejó René Landaverde, de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD), organización que anunció que se mostrará querellante en el caso a partir de la próxima semana. 

"No sabría explicar las razones que ellos han tenido para notificar tarde la detención pero me parece que debió haber sido de inmediato que se informara a Migración", agregó Landaverde, en referencia a la importancia de que también las autoridades en las salidas del país estuvieran al tanto de que había orden de captura contra el exgobernante.
 
El caso Flores se encuentra desde este miércoles en la etapa de instrucción formal que es en la que la Fiscalía deberá aportar más pruebas sobre los delitos de peculado (apropiación de bienes del Estado que estaban bajo custodia o administración del acusado), enriquecimiento ilícito y desobediencia. El peculado se castiga hasta con 15 años de prisión.
 
Si al finalizar esta etapa -que podría durar varios meses- Flores no ha sido detenido, el caso deberá archivarse a la espera de su detención.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad