Publicidad

Funes confirma que se mudará a propiedad comprada por Mecafé

Casa Presidencial aludió este miércoles a una investigación de este periódico sobre las relaciones entre el presidente y una maraña de empresas, compraventas, créditos de un banco administrado por el gobierno y nombramientos en el Ejecutivo que involucran al empresario conocido como "Mecafé". La Presidencia confirmó que una casa en la Urbanización Altamira es de "Mecafé", pero evitó referirse a los otros hallazgos del reportaje.

El Faro

 
 

Miguel Menéndez
 
Miguel Menéndez "Mecafé" compró este inmueble en Residencial Altamira a la empresa Inversiones Territoriales y Gravámenes Locales. La construcción de la residencia inició en octubre de 2013. El área de construcción es de 1,564 metros cuadrados y la transacción fue por 179 mil 122 dólares. / Foto de Mauro Arias.

El presidente de la República, Mauricio Funes, admitió, por medio de un comunicado, que una casa construida desde octubre pasado en una exclusiva residencial de San Salvador es propiedad de la empresa Mecafé S.A. de C.V., una de las compañías de uno de los patrocinadores de su candidatura y contratista del gobierno.

“La casa no es propiedad mía, ni la he construido yo. Es una casa que yo he alquilado para residencia de mi familia a partir del próximo mes de junio”, dijo el presidente, citado en el boletín de la Presidencia de la República.

El propietario del inmueble, ubicado en la Urbanización Lomas de Altamira, es el empresario Miguel Menéndez, "Mecafé", tal como informó El Faro el lunes, en un reportaje que muestra cómo algunas personas, incluidas varias allegadas a "Mecafé", fueron nombradas en puestos claves del gobierno en los últimos años del quinquenio que termina este 1 de junio, cuando Funes entregue el gobierno.

Mecafé no fue solo patrocinador de la candidatura de Mauricio Funes. También fue un contratista del gobierno, con el que logró millonarios contratos para dar servicios de seguridad privada, incluso cuando aún tenía el nombramiento de presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

El reportaje también reveló que el Banco Hipotecario, administrado por el gobierno, otorgó créditos para algunas compras de inmuebles cuyo rastro permite llegar no solo hasta Mecafé, sino además a una mujer para la que la Presidencia de la República ordenó extenderle pasaporte diplomático, y a cuya madre el presidente impuso en un cargo en el Ministerio de Relaciones Exteriores, tal como explicó a este periódico el excanciller Hugo Martínez.

Funes, quien ha evitado una entrevista con El Faro a propósito de esta investigación, sí alude al reportaje en el comunicado de prensa. "El jefe de Estado también rechazó los señalamientos de una publicación del periódico digital El Faro, en el sentido de que dicha residencia es producto de una cadena de favores del mandatario", dice el boletín. "De la misma manera, desmintió tener alguna relación con las inversiones realizadas por el empresario Menéndez y por otros inversionistas extranjeros, como señalan las dos publicaciones periodísticas".

El comunicado no hace referencia a otros hallazgos de este periódico, como la serie de nombramientos de socios, amigos o empleados de "Mecafé" en cargos del gobierno principalmente en el sector energético, o a la orden que dio al ministro Martínez de nombrar a Ada Luz Sigüenza de Guzmán en Relaciones Exteriores, o a la petición que hizo a Cancillería, en diciembre de 2011, para que esta extendiera pasaporte diplomático a Ada Mitchell Guzmán Sigüenza.

El boletín recoge la voz de Funes pero no solo esa: también la de "Mecafé", quien dejó de ser funcionario desde que se retiró del Cifco, en 2011. "El empresario Miguel Menéndez, por su parte, aclaró que la casa fue construida cumpliendo con los permisos y demás requerimientos legales, y todos los pagos fueron realizados por él mismo, lo cual está debidamente documentado". El Faro ha solicitado entrevista a Menéndez, pero hasta ahora este no ha respondido a la petición.

El Faro informó en su reportaje que la casa en Altamira comenzó a construirse en octubre de 2013. Que los vecinos hace meses notaron que el gobernante llegaba al lugar con su caravana de seguridad y que les daba la impresión de que inspeccionaba los avances de la obra. En los últimos días fueron llevados a ella muebles y juguetes y, el jueves de la semana pasada, repentinamente apareció en la fachada de ella un rótulo: "Se Alquila".

La nota de Casa Presidencial, titulada "Presidente Funes aclara información publicada por El Diario de Hoy", justifica la presencia de personal de seguridad del Estado en la vivienda en Altamira, con el argumento de que esa será la residencia que ocupará Funes, quien en su calidad de exgobernante mantendrá custodia estatal.

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad