Expulsados de la dignidad

Mauro Arias

 
Publicidad
Las familias del caserío El Espino se organizaron en una asociación para luchar por su derecho a la vivienda. Estas familias pertenecieron a la Cooperativa El Espino, formada por excolonos y extrabajadores de la finca expropiada a la familia Dueñas con la reforma agraria en 1980. En 1995 firmaron con el gobierno un convenio por el que este se comprometió a darles vivienda en un terreno cercano. En 2006 rompieron con la Cooperativa por desacuerdos sobre la venta progresiva de terrenos de la finca y el gobierno nunca cumplió su compromiso. Ahora tienen orden de desalojo después de un triunfo judicial de la acaudalada familia Dueñas. ¿Cómo viven estas familias a punto de perder sus viviendas?

Publicidad