Publicidad

Ninguno de los primeros 28 cadáveres hallados en Guerrero es de estudiantes normalistas

Los exámenes de ADN determinaron que entre los primeros 28 cadáveres hallados en fosas clandestinas en la ciudad mexicana de Iguala no hay ninguno de los 43 estudiantes desaparecidos, confirmó la fiscalía general de México.

AFP / El Faro

 
 

Ciudad de México, MÉXICO. “Las primeras fosas encontradas, (de las) que ya tenemos algunos resultados, les puedo decir que no corresponden a los ADN” que los familiares de estos jóvenes han dado, afirmó el fiscal, Jesús Murillo Karam, en una conferencia de prensa en la capital. “Ninguno” de los jóvenes fue identificado entre los 28 cuerpos hallados el 4 de octubre en cinco fosas cercanas a Iguala, recalcó.

Los peritajes de estos primeros cuerpos hallados se han demorado diez días por el estado de incineración de los restos, explicó.

Además de estas cinco fosas, el operativo de búsqueda de los 43 jóvenes también ha localizado al menos otros cinco entierros clandestinos, el último este mismo martes, con un número no determinado de cuerpos que también están siendo analizados.

Los estudiantes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de ser víctimas de ataques a tiros de policías locales de Iguala y sicarios del cártel local Guerreros Unidos, que dejaron seis muertos.

Más de 20 agentes de Iguala fueron detenidos por su presunta colusión con el cártel, y testigos señalaron que los estudiantes sobrevivientes fueron llevados con rumbo desconocido a bordo de patrullas.

Esto atizó temores de que los universitarios hubieran sido asesinados por los criminales y enterrados en las fosas. Sin embargo, los familiares de las víctimas se niegan a aceptar esta versión y algunos aseguran que siguen con vida, secuestrados por los criminales.

Hasta el momento, los estudiantes siguen siendo “considerados (como) no localizados”, puntualizó Murillo Karam.

Por otro lado, la fiscalía reportó este martes que en las últimas horas también fueron capturados 14 policías de la cercana localidad de Cocula que falsificaron sus bitácoras oficiales para ocultar que esa noche participaron en las desapariciones de Iguala.

Estos detenidos han aceptado que “recibieron al grupo de estudiantes y posteriormente los entregaron entre los límites de los municipios de Iguala y Cocula” a los Guerreros Unidos, dijo Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la fiscalía.

Murillo Karam aseguró que los detenidos han dado nuevas pistas para atrapar a los responsables intelectuales de este crimen que ha conmocionado a México.

“Van a ser muy importantes las próximas detenciones, esas son a mi gusto las que nos podrán dar ya una definitividad en este asunto”, subrayó el fiscal. “Queremos saber quién lo ordenó, por qué lo ordenó y que sea sancionado”, puntualizó.

Cerca de 900 elementos de la Policía Federal, incluida la Gendarmería, fueron desplegados en Iguala, y 300 de ellos “están abocados exclusivamente a la búsqueda” de los universitarios magisteriales, dijo por su parte Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad.

© Agence France-Presse

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad