Publicidad

"Si el dinero para la campaña vino de Taiwán, los financieros nos engañaron a todos"

Una de las personas de más confianza del expresidente Antonio Saca asegura que quienes debieron saber el origen del dinero con que se financió la campaña presidencial 2003-2004 fueron las personas responsables de la recaudación de fondos. Si no vino de los donantes usuales o del financiamiento estatal -según la Fiscalía provino de Taiwán- ese comité financiero deberá responder. Figueroa se guarda los nombres de quienes manejaron los fondos.

Gabriel Labrador

 
 
René Figueroa, exministro de Gobernación y amigo cercano del expresidente Antonio Saca en una fotografía de archivo. Foto El Faro
 
René Figueroa, exministro de Gobernación y amigo cercano del expresidente Antonio Saca en una fotografía de archivo. Foto El Faro

René Figueroa fue miembro de la dirección nacional del partido Arena y miembro del gabinete de gobierno 2004-2009 cuando Antonio Saca fue presidente del partido y presidente de la República. Figueroa, que fue vicepresidente de Arena y ministro de Gobernación en la administración Saca, llamó a El Faro un día después de que este periódico publicara el artículo que explicaba cómo la investigación de la Fiscalía describía la manera en la que los fondos que salieron de Taiwán terminaron en la campaña electoral 2003-2004 que culminó con la elección de Saca como presidente de la República 2004-2009.

El Faro reveló el pasado 2 de octubre, que de la "Cuenta Especial Coena" fue emitida una serie de cheques entre noviembre de 2003 y mediados de 2004, presuntamente fondeados con donativos del gobierno de Taiwán por 10 millones de dólares. Con los 156 cheques que este periódico pudo revisar se alcanza un monto de alrededor de 9 millones de dólares, y más de la mitad de ellos fueron emitidos en favor de cuentas institucionales del partido Arena. El resto fueron emitidos en favor de personas naturales, particularmente Élmer Charlaix, gerente de la campaña de Saca y secretario privado de la presidencia cuando Saca llegó al poder. Charlaix dijo en su momento a El Faro que él ese dinero lo canalizaba hacia otras cuentas del partido para financiar la campaña. También dijo que él no sabía la procedencia de los fondos.

Debido a la investigación de la Fiscalía, el expresidente Francisco Flores (1999-2004, predecesor de Saca) guarda prisión preventiva. Está acusado de delitos de corrupción y de no atender un llamado de la Asamblea Legislativa para explicar qué hizo con los millones de dólares que él mismo dijo haber gestionado y recibido de forma directa de Taiwán para atender a víctimas de los terremotos y para combatir la pobreza.

La Fiscalía ha determinado que en 2003 Taiwán emitió cuatro cheques por un monto de 10 millones de dólares en favor de Flores. Ese dinero llegó a una cuenta de un organismo integrado por personajes relevantes del partido Arena, el Centro de  Estudios Políticos "José Antonio Rodríguez Porth" (CEP). Flores dijo el 7 de enero de 2014 a una comisión investigadora de la Asamblea Legislativa, que él mismo gestionó los millonarios donativos de Taiwán, y también reveló ante los diputados que ningún funcionario ni institución estatal vigiló el destino de ese dinero. Los donativos nunca ingresaron a cuentas estatales, según el gobierno, y algunos exfuncionarios y exdirigentes de Arena consultados por la comisión legislativa que investiga el caso, ellos nunca supieron nada de los donativos ni recibieron cheque alguno para canalizarlos en favor de los propósitos para los que supuestamente se habían conseguido los recursos.

El Faro reveló que entre quienes recibieron cheques de la "Cuenta Espcial  Coena" está el mismo expresidente Saca, quien obtuvo uno por 100 mil dólares en abril de 2004, semanas después de que había ganado la elección. Hasta ahora todas las fuentes consultadas han dicho que no tenían cómo saber la procedencia de los recursos, y el presidente actual de Arena, Jorge Velado, se ha limitado a responder que el partido de hace 10 años era uno distinto al actual y que a quienes hay que pedir cuentas es a los otrora dirigentes.

Figueroa, quien era el jefe de campaña de Saca en ese tiempo, recibió un cheque por 32 mil dólares el 23 de diciembre de 2003. Él dice que nunca se relacionó con las estructuras del partido que tenían que ver con la administración de fondos y que pese a su alto cargo en la campaña -y luego en la estructura dirigencial de Arena- nunca supo con certeza de dónde provenían los millonarios fondos con los que financiaban la campaña. “Uno suponía que el dinero venía de los donantes”.

Hay un cheque por 32 mil dólares a su nombre emitido por la cuenta Coena Especial. ¿En concepto de qué los recibió o para qué?
No los recibí a título personal, lo recibo como funcionario del partido cumpliendo una función de campaña, seguramente, porque no me acuerdo cuál era el propósito que se pagó con eso. Seguramente fue para equipamiento de la casa de campaña, visitas del candidato, actividades de los sectores, capacitación para la defensa del voto, activismo, transporte, promocionales, volantes, tantas cosas que se hacen en un esfuerzo de campaña. Acuérdese que yo tenía una jefatura de campaña para ese período, por lo tanto yo no lo recibo a título personal sino como funcionario del partido cumpliendo una función de campaña.

Usted era el vicepresidente de ideología del partido ¿cómo es que usted hacía este tipo de actividades muy concretas siendo su cargo un puesto gerencial, bastante elevado?
Acuérdese que su servidor era el jefe de campaña, Gabriel. Jefe de campaña. Y por eso algunos costos se deben haber cubierto con ese cheque que usted menciona, le repito, visitas del candidato, actividades de los sectores. La función mía era básicamente función territorial, defensa del voto, operatividad, actividades que algún recurso demandaron en algún momento. Mis funciones han sido más territoriales, operatividad política; mis funciones nunca fueron de carácter económico, nunca he estado en la tesorería ni en finanzas. El partido siempre tuvo, tiene, entiendo, equuipos bien especializados en las finanzas e incluso esa cuenta que menciona entiendo que la abrieron Fredy Cristiani y Bobby Murray a mediados de los noventa.

Sí, en el 99.
Mi función era más que todo política, territorial, operativa, y no económica. Nosotros recibíamos dinero en base a requerimientos para sufragar la operatividad de la campaña.

¿Ese dinero lo liquidó en el partido?
Deben haber liquidaciones porque nos llevaban cortos. El equipo financiero nos llevaba monitoreado permanentemente, los señores que llevaban el equipo financiero de aquel entonces y que entiendo que lo siguen conformando hoy siempre ponían auditorías para estar vigilando el uso del dinero. ¿De dónde venía? Uno suponía que venía de los aportes de los donantes que se nos dijo que ellos iban a aportar entre 11 y 15 millones de dólares, más la deuda política que iba a andar por 8 millones, y que la campaña iba a rondar por los veinte y pico de millones de dólares, por lo tanto, uno asumía que de ahí venían esos recursos, porque mi función no era financiera, sino territorial, mi función era afianzar votantes, cautivar votantes y lo logramos en aquel entonces.

¿Con quién arreglaba el desembolso de los cheques?
Con la tesorería.

¿Alguna persona en especial?
Era un tesorero, yo no traté directamente...

¿Era el señor Ernesto Berdugo?
Él manejaba la oficina pero tenía un operativo, era una señora, o un señor que era el que operativizaba los recursos pero como yo no manejaba recursos era muy poco el contacto porque mi labor era otra, si no me iba a distraer llevando cuentas, sumando, liquidando, mi función no era esa. Mi problema era cautivar al votante y ganar la elección, como jefe de campaña.

Ana Vilma de Escobar recibió 6 mil dólares después de ser elegida vicepresidenta y dice que ella no tenía por qué saber de dónde venían esos fondos y que quienes saben son el círculo cercano al expresidente Saca, y lo menciona a usted, a Élmer Charlaix y a Julio Rank.
Le repito, Gabriel, y por lo menos este servidor nunca manejó la parte económica. Usted me conoce de hace años en mi función política partidaria, y nunca me vio en comités económicos, en comités de finanzas, en tesorería, usted me vio en el terreno. Por lo tanto, coincido con Ana Vilma en el sentido de decir que no cuestionaba de dónde venían los recursos porque eso lo manejaba un grupo de señores que se encargaban de la situación financiera, y entiendo que actualmente la siguen manejando, por lo tanto, ¿de dónde venían los recursos? Ellos deberán responder. Yo respondí por mi función en el terreno, por los votantes, la defensa del voto, que fue exitosa en aquel momento.

¿Cuando dice ellos deberán responder a quiénes se refiere?
A los del comité de finanzas.

¿Quiénes eran?
No quiero dar nombres, Gabriel.

Usted era el vicepresidente de Arena y como segundo al mando tenía alta responsabilidad. Todos hasta ahora se desentienden y dicen que eso lo tiene que responder la dirección del partido , y la dirección estaba compuesta por un presidente, y tres vicepresidentes, y el más importante de estos tres era usted, como vicepresidente de ideología.
¿Cuál era mi cargo?

Vicepresidente de ideología.
Exacto. Por eso le respondo: yo era el guardián de la ideología, mi función no era económica, por lo tanto, eso lo deberá responder la gente que manejaba el tema económico. Le recuerdo cómo funciona el partido, Gabriel, en campaña el Coena, entre comillas, se desarticula y entran los miembros del Coena a ocupar una función más territorial en el área de campaña, yo desempeñé mi cargo en el territorio, no en el manejo de finanzas, así que me desligo de cualquier manejo financiero porque no lo hice.

Si Arena fuera una institución en la que se separan claramente las funciones administrativas y jurisdiccionales lo entendería, pero Arena tiene un único organismo de mando en ese tiempo, que veía todo y si había un comité financiero era completamente subordinado a la dirección del Coena.
En aras de la transparencia, los recursos económicos y las finanzas se manejaban aparte y lo manejaba un grupo de señores encargados de las finanzas.

¿Quién era políticamente responsable de saber de dónde venía ese dinero y que ese dinero había tenido un destino de ayuda a los salvadoreños pero que terminó, según la investigación de la Fiscalía, en las arcas del partido?
Los financieros, y todos los que estábamos en campaña estábamos seguros de que ese dinero venía de los donantes, de la deuda política. Si venían de otro lugar, serán los financieros quienes deberán responder porque nos engañaron a todos.

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad