Publicidad

“No sabía que el dinero para el Diego de Holguín se desvió, yo veía que estaban trabajando”

La investigación de la Fiscalía sobre las irregularidades en la construcción del Boulevar Diego de Holguín revelan que Obras Públicas dio $7.6 millones como anticipo para iniciar la obra. En lugar de eso, la constructora usó el dinero para pagar créditos, para invertir en la bolsa de valores, para abrir depósitos a plazo... El entonces ministro de obras públicas, David Gutiérrez, dice que desconocía sobre el desvío de los fondos y que nunca consideró la posibilidad de irregularidades porque veía que la obra avanzaba.

Efren Lemus

 
 

A un costado de la entrada principal está una cochera con dos vehículos. Luego dos salas y a la entrada una pequeña estatua de la virgen María por aquí, unas artesanías colgadas en las paredes por allá. Al fondo está un amplio patio engramado por donde deambula un perro. Es una casa amplia. El propietario de esa casa en la exclusiva colonia San Benito sabe que el lujo de su vivienda se puede relacionar con un caso de corrupción que lo ha perseguido como su sombra durante la última década. Quizás por eso, una de las primeras frases que suelta el exministro de obras públicas (2004-2006), David Gutiérrez, es la siguiente: “antes de que me pregunte, tengo 25 años de vivir en esta casa. No vayan a decir que…”

Gutiérrez fue el ministro que comenzó con la construcción del Boulevar Diego de Holguín, ahora Boulevar Monseñor Romero. A la administración Gutiérrez le aprobaron un crédito internacional por 25 millones para la construcción del tramo II del boulevar. El ministerio adjudicó la construcción a Copreca-Linares, un asocio dirigido por el guatemalteco Jesús Hernández Campollo. La constructora recibió un anticipo de $7 millones, pero ese dinero no se invirtió en la obra. El rastreo de la Fiscalía indica que el dinero se usó para pagar créditos personales del constructor, para abrir depósitos a plazo, para invertir en la bolsa de valores, para pagar a proveedores que no tenían nada que ver con el proyecto... Al final, la construcción del Boulevar Diego de Holguín quedó a medias.

El exministro Gutiérrez renunció en diciembre del 2006, cuando faltaba un mes para finalizar el proyecto. La construcción del boulevar Diego de Holguín era, entonces, una obra con evidentes atrasos. El sustituto de Gutiérrez, el exministro Jorge Nieto tomó las riendas del proyecto y una de sus primeras medidas fue conceder una prórroga. Luego modificó el contrato y se sometió a un arbitraje que perdió. A Nieto la Fiscalía lo acusa de favorecer a la constructora en el arbitraje. El exministro Nieto espera una audiencia en un juzgado capitalino y sus abogados se aferran a la teoría que el exministro Nieto llegó a lidiar con un proyecto plagado de anomalías. Esas anomalías, dicen, son responsabilidad del exministro Gutiérrez.

Gutiérrez, por su parte, niega que él sea el responsable de los males que dejaron la construcción del boulevar Diego de Holguín a medias. Él dice estar tranquilo porque la Corte de Cuentas y la Fiscalía lo investigaron y llegaron a la conclusión de que su administración fue cristalina, eficiente y efectiva… “Yo tranquilo”, enfatiza.

¿El proyecto del Bulevar Diego de Holguín nació viciado?
No, ningún proyecto de los que se hicieron en mí tiempo nacieron viciados. En mi tiempo yo implementé que todas las licitaciones fueran puestas al aire, se veía en vivo el momento de la licitación, éramos de los únicos países en Latinoamérica que lo hacían de ese modo. Eso es una estrategia para evitar las corrupciones, yo no sé si lo están haciendo ahorita.

Entonces, ¿por qué la Fiscalía afirma lo siguiente en su dictamen de acusación: “desde el inicio, desde que tomó el proyecto, el empresario Jesús Hernández Campollo quería estafar al Estado”?
Lo que puedo responderle en este momento es que hay un proceso judicial, que la Fiscalía es la que tiene la responsabilidad de la investigación. Yo no podría opinar porque no tengo acceso a los documentos, no los he visto. Lo que sí puedo decirle es que al fiscal, cuando se dieron las acusaciones, le preguntaron por qué no se me incluía, que fueron muy insistentes los periodistas, y él dijo que había hecho las investigaciones debidas y que yo no tenía nada que ver en esta acusación. Yo quiero decirle que debemos ser responsables de los actos que hacemos como personas por supuesto, pero más importante cuando estamos al servicio de la nación y yo asumo con responsabilidad todo lo actuado durante mi gestión.

¿Es usted el responsable de los atrasos en la construcción de la obra?
No… no me considero responsable de los atrasos. Una de las causas de los atrasos fue porque la alcaldía prohibió que se trabajara en el boulevar por la oreja que todavía hace falta. Yo ya fui juzgado penalmente por ese tema de los arbolitos y salí libre ¿por qué? Porque el juez dictamina que cuando el gobierno, cuando el Estado, va realizar obras de gran envergadura, que incluye varias alcaldías, pero que es necesario hacer esa obra, no tiene que pedirle permiso a nadie. Además, la Diego de Holguín estaba establecida desde hace muchos años, que sí se corrió un poquito, no importa. Se dieron varias cuestiones en que sí había atraso, por eso mismo el ministro Nieto, él antes de que finalizara el tiempo para concluir la obra extendió el plazo en casi 220 días, no podemos decir que no tenía conocimiento de causa, no podemos decir que los problemas comenzaron desde mi período. Bueno, si estaba malo ¿por qué no lo caducó?

Y luego de eso, él cambia el contrato. En el contrato que yo hice con esa empresa, y lo hice con todas las empresas, yo cambié ese artículo que decía que si había algunas diferencias se iba a arbitraje, a mí me pareció injusto para toda la población que paga impuestos que cada vez que el Ministerio de Obras Públicas entraba a un arbitraje perdía. Había casi 18 millones de deuda en arbitraje. Nosotros no permitíamos el arbitraje, pero él (Nieto) lo cambió. Y él cambia y lleva a un arbitraje y el arbitraje se pierde. El tema del que estamos hablando se refiere a esas decisiones que hizo el ministro Nieto. Son sus decisiones, es su responsabilidad, la pregunta es ¿qué tiene que ver David Gutiérrez en esto? Yo no tengo ninguna participación dentro de todo esto, aunque siempre me han querido vincular, así como me han querido vincular con los 40 millones. El señor presidente de la Corte de Cuentas mandó, si mal no recuerdo, seis diferentes juicios, en los cuales nosotros respondimos y mostramos, y el juez dice claramente que en esas seis auditorías quedó establecido que durante yo fui ministro de obras públicas el manejo de fondos fue limpio y cristalino.

Hay un informe de la Subsecretaría de Transparencia del Gobierno que dice que, independientemente, de quien se hiciera cargo del proyecto era imposible terminarlo por la cadena de irregularidades
No estoy de acuerdo con eso. Yo nunca, nunca, dejé un proyecto tirado. Yo le aseguro, como llamarme David Gutiérrez, que si no me hubiese enfermado, yo termino ese proyecto y lo termino con las cuatro orejas.

Pero no tenía los permisos de la alcaldía…
Sí, pero, me importaba lo que la alcaldía decía... Amedrentaban al constructor, le mandaban cartas, que lo iban a multar, que esto, que lo otro… y eso impedía que él desarrollara el trabajo, pero yo estaba decidido en diciembre a que esa cuestión se podía terminar y se iba terminar. Por supuesto, había problemas de atraso, si usted ve el razonamiento del ministro Nieto de por qué extiende los 220 días es por un atraso que había en la obra porque la ley le permite dar esa ampliación.

A propósito de los atrasos quiero citarle un documento que data de marzo del 2006, firmado por el director de inversión vial, Óscar Díaz, en el que informa a su administración que la obra está “sumamente atrasada”. Estamos hablando de marzo de 2006, cuando usted era ministro…
¿Marzo de 2006…? Por los problemas que estamos hablando, fue una cobertura total de que la alcaldesa llegó a sembrar palitos que después ahí los dejaron tirados y se arruinaron porque solo fue una manifestación política. Se les ampliaba el plazo porque legalmente se permitía hacerlo bajo las condiciones que se habían dado y eso se terminaba, no había forma de no terminarlo. Yo no fui quién tomó las decisiones, yo no fui quien amplió el plazo, yo no fui el que cambió el contrato. Esas son preguntas que usted debe hacerle al ministro Nieto, no a mí.

¿El cambio repentino del diseño del boulevar Diego de Holguín que aprobó su administración es el génesis de todos los males del proyecto?
Para nada, para nada. Estamos hablando de una porción pequeña de todo el proyecto, del by pass que está en la calle El Espino y que tocaba a la Escuela Militar y por cuestiones de funcionamiento que se analizaron se movió unos metros, eso no tenía ninguna implicación de ningún tipo. Además eso fue aprobado por el ministerio de Agricultura.

Aunque eso le corresponde a Medio Ambiente
Perdón, tenía el de Agricultura y tenía el de Medio Ambiente. No había ninguna problemática. Lo que me ampara y me sostiene mis afirmaciones son los resultados, los resultados que yo y el equipo de obras públicas tuvieron en esos dos años de gestión, donde se hicieron muchas más obras que otros ministros en cinco años.

Sabemos que su administración pagó un anticipo de 7 millones a la constructora. Tenemos un informe de la Superintendencia del Sistema Financiero que consigna que ese dinero se desvió para pagar créditos personales del constructor, para abrir depósitos a plazo, para invertir en la bolsa, para pagar a proveedores de otros proyectos ¿Por qué no se invirtió ese dinero en el Boulevar Diego de Holguín?
Quizás si no fueron utilizados para eso yo lo que me preguntaría, o los motivaría a ustedes, es a ver el historial de lo que la empresa estuvo trabajando y de lo que la empresa realizó en todo ese tiempo y, que según expertos en la materia han dicho, que había hecho suficiente trabajo, es más, cuando lanzan la nueva licitación para finalizar la Diego de Holguín, hoy monseñor Romero, se decía que casi el 50 por ciento estaba hecho ¿De dónde salió ese dinero para el constructor que estuvo pagando todas esas obras?

¿Usted sabía que el dinero para el Boulevar Diego de Holguín no se usó en el Boulevar Diego de Holguín?
No, no.

¿Y de quién era la responsabilidad de saber si ese dinero se estaba usando en la obra o no?
Bueno, yo estaba viendo que estaban trabajando. Usted sabe que cuando eso se retiró quedaron un montón de cuestiones ya hechas, habían traído ya los puentes que eran montables, había obras de excavaciones en toda la arteria. El trabajo funciona de esa manera, siempre y cuando uno esté viendo que la obra está avanzando, que es consecuente con lo que se ha firmado y que también el adelanto que uno da se le va descontando de los pagos que se le hacen a la empresa. Eso es lo que se hace, así funcionan estos contratos. Entonces, que me vengan a decir a mí que él ocupó el dinero para un lado, son empresas, les dan un adelanto, eh, nunca les faltó dinero para hacer la obra, eso es lo que nos interesa como ministro de obras públicas, que la obra se realice, que el dinero que se le adelantó sirva para hacer todos los trabajos que deban hacerse y efectivamente se estaban haciendo los trabajos y eso está probado cuando se estaban haciendo las nivelaciones, de qué fue lo que entregó, de cuánto fue lo que se le pagó, de cuál eran los avances, etc, etcétera… y entonces se le fue descontando.

Más que una cuestión de percepción sobre el avance de la obra, ¿no era mejor una auditoría que relacionara el desembolso del dinero con el avance de la obra?
Pues mire… yo pienso que… nunca tuve yo problemas con más de 168 obras que se hicieron en mi tiempo. Nunca tuve problemas con los adelantos, las obras se realizaron. Yo hablo con hechos y no con palabras y yo sí soy responsable, hay un Dios que me está viendo y tengo mi defensor, el número uno del país, que es quien me ha defendido en todo este tiempo de las injusticias y de las mentiras. Las pruebas están en la mesa: no cambié el contrato, no hice el arbitraje, no extendí el tiempo porque ya no era ministro. En el 2005, empieza a salir el tema de los 40 millones y lo dije públicamente y lo dijo el Presidente: eran de administraciones anteriores. Una vez que defendimos el caso hay hasta felicitaciones por la forma en que se ha hecho porque yo dije que debíamos contratar una auditoría para limpiar esos 40 millones y se limpiaron, eran que no estaban hechas las conciliaciones bancarias. Y la gran bulla que se armó y después hasta se dijo que yo me los había robado ¿Quién va creer que voy a salir con un camión con 40 millones del ministerio? ¿Cuándo ha tenido el ministerio 40 millones?

Bueno, Hugo Barrera dijo públicamente que usted le confesó que ese dinero era para el expresidente Saca
Jajajajajajajaja… Hay… Don Hugo, verdad… cabal antes de elecciones, verdad. Bueno, el juicio se dio y qué dictaminó el juez: claramente dijo que la actuación de don Hugo Barrera no había sido correcta.

¿Por qué la Fiscalía no procede contra David Gutiérrez en el caso Diego de Holguín?
Bueno, yo pienso que la Fiscalía, no solo ésta, también las anteriores, hicieron sus investigaciones y han encontrado que fue una administración cristalina, eficiente y efectiva.

Lo que yo he escuchado de familiares del exministro Nieto es algo distinto. Ellos dicen que a usted no se le procesa por su cercanía con el expresidente Saca
Nada que ver, nada que ver… yo en esta mi lucha que me han hecho, que ya llevó 10 años, el único que ha estado conmigo se llama Dios, mi familia y mis amigos, nadie más. Jesús que es mi abogado y mis dos abogados que me defienden, uno en la parte de la Corte de Cuentas y otro en la parte penal.

Usted insiste en el concepto de responsabilidad. Hay dos cosas de la investigación que me gustaría mencionarle: COPRECA ofreció empleados para el proyecto que nunca trabajaron para el proyecto; y COPRECA no informó de la subcontratación de LEG S.A de C.V, algo que se toma como una irregularidad. ¿Usted asume estas fallas como su responsabilidad?
Mire yo no tengo esa documentación, no tengo acceso a lo que usted está mencionando en este momento, yo no puedo opinar sobre cosas, no tengo la información de la Fiscalía en este caso. Pero mire, la Fiscalía es la rectora de la investigación en este país y ellos ya hicieron sus investigaciones y ya concluyeron y ahora que se estén sacando del tintero cositas de este tipo, verdad, yo no sé si fueron contratadas en el tiempo del ministro Nieto o en mi tiempo.

¿Usted no lo asume como una responsabilidad suya?
Mire, ahorita yo le voy a decir una cosa: el tema es por el que usted me ha venido a entrevistar y por el que me pidió la entrevista es de lo que los abogados decían sobre la Diego de Holguín y yo le repito: este es un proceso legal que está en curso, en las cuales yo no me puedo dar el lujo de dar algunas respuestas a algunas preguntas puntuales que usted está haciendo porque yo no voy a intervenir en el proceso judicial que se está realizando. Yo lo que le dije desde un principio es que la Fiscalía es la que lleva la investigación y el juez es el que va dictaminar si son o no son culpables.

Mi pregunta tiene la siguiente lógica: el equipo legal del exministro Nieto sostiene que usted le heredó un proyecto con graves irregularidades
Usted está en su derecho de preguntar. Lo que sucede es que cabalmente no me voy a prestar al juego de los abogados del exministro Nieto. Eso ya está en el ámbito legal, usted me está hablando de cuestiones del pasado. Ellos tendrán que probar ahí ante el juicio, yo no soy el que voy a decidir.

¿Usted está dispuesto a declarar ante un juez que en el proyecto Diego de Holguín no había problemas y que la construcción estaba caminando cuando dejó el ministerio?
Yo estoy a disposición de todas las autoridades. Nunca me he escondido. Yo sé cómo he actuado, sé las decisiones que tomé, soy una persona responsable. Yo confío en Dios, por eso vivo tranquilo. Yo estoy claro, y la Fiscalía, el señor fiscal ha dicho que se hicieron las investigaciones y que el punto es concreto, la acusación es concreta a un período donde se dieron las decisiones para que se dieran esos resultados, eso es lo que se está juzgando, y ese período pertenece al ministro Nieto, y las decisiones, vuelvo y repito, de cambiar el contrato no fue mía, yo no la hice. Más claro no canta un gallo.

Usted, como ciudadano, ¿qué le parece el hecho de que el proyecto terminó costando cuatro o cinco veces más de lo que inicialmente estaba proyectado?
No, no costó cuatro o cinco veces más, siempre los medios le suman, cuando se habla, si la primera proyección fue por 25 millones, pero no se gastaron los 25 millones. Aquí suman 25, más la otra licitación de tanto, más la otra de tanto… y así tiran la noticia.

Pero hay algo innegable: la obra costó más de los $25 millones que estaban aprobados en el primer préstamo internacional
El ministerio invirtió al final en esa obra, hasta cuando paró y luego se le aumenta el costo de lo que se pagó, ahora hay que tomar en cuenta que quedó hecho el 50 por ciento. Hasta ahí llegó yo porque no tengo que hablar del trabajo de los otros ministros. Ellos tienen que ser consecuentes con las decisiones que han tomado y agarrarlas de frente. Yo en el tema de Diego de Holguín estoy libre. La Fiscalía ha hecho su investigación bien hecha.

¿Qué hace David Gutiérrez luego de su renuncia como ministro?
Trabajar en empresas familiares, pero algunas fuerzas me hicieron la vida imposible desde el punto de vista económico. Y sí nos ha tocado duro a toda mi familia, pero eso nos ha permitido conocer a Jesús.

¿Quién le hizo la vida imposible?
Usted sabe mejor que yo. Yo no tengo porqué andar señalando, el único que juzga es el Señor, pero uno se va dando cuenta de quiénes son las personas que estuvieron detrás y por qué.

Yo no tengo la mínima idea de quién y por qué le endilgan irregularidades del proyecto Diego de Holguín para dañarlo económicamente…
No, si eso es vox populi en este país, pero yo se lo dejo al Señor. Yo ya no opino sobre esos temas. Yo creo en Dios, la venganza es de él, no mía; la ira es de él, no mía. Yo tranquilo.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad