Publicidad

Nuevo fiscal general se distancia de la gestión de su predecesor Luis Martínez

Douglas Meléndez fue juramentado este miércoles en el cargo y lo primero que dijo es que hará las cosas diferentes. Acto seguido habló de hacer una gestión transparente, de actuar con independencia y, cuando se le preguntó qué piensa de una comisión internacional contra la corrupción -posibilidad que su antecesor rechazaba-, dijo que toda ayuda internacional es bienvenida. Matices, pero importantes.

 
 

Érick Álvarez, uno de los acompañantes del recién electo fiscal general Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, le pone un pin oficial de la FGR en su traje. Foto: Fred Ramos
 
Érick Álvarez, uno de los acompañantes del recién electo fiscal general Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, le pone un pin oficial de la FGR en su traje. Foto: Fred Ramos
Douglas Arquímides Meléndez Ruiz fue juramentado este miércoles como fiscal general para el período que abarca desde este miércoles 6 de enero hasta el 5 de enero de 2019, y en sus primeras declaraciones ante la prensa se alejó de algunas de las trincheras que caracterizaron la administración de su antecesor, Luis Martínez, quien se rehusaba a la sola posibilidad de considerar la creación de una comisión internacional que ayude en el combate a la corrupción y a la impunidad.

"En el tema de la cooperación, toda cooperación, en todos los ámbitos que pueda ser, es necesaria, bienvenida sea, ¿verdad?, bienvenida sea", respondió Meléndez cuando los periodistas le pidieron su posición sobre la que algunos han bautizado como una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES).

La elección de Meléndez fue una sorpresa para la opinión pública. Primero, porque hasta último momento tanto diputados de Arena como del FMLN mantenían su interés en nombrar para un segundo mandato a Martínez, a pesar de las denuncias de chantajes y amenazas que políticos de ambas organizaciones habían hecho públicas en diciembre pasado. En segundo lugar, porque su nombre había tenido un rol muy discreto en la baraja de 72 candidatos que la Asamblea Legislativa reunió desde septiembre pasado y que fue depurando progresivamente hasta una decena de postulaciones.

El martes 5 de enero, FMLN y Arena lograron un acuerdo, pero la votación de la sesión plenaria del miércoles no fue unánime. Esa fue la otra sorpresa del proceso: el diputado arenero Johnny Wright se abstuvo de votar porque dijo que el proceso no le permitía a él concluir que el candidato apoyado por los otros 83 legisladores era el idóneo para el cargo.

Meléndez dijo que llega a la Fiscalía para hacer las cosas de manera diferente. Sus palabras no sugirieron que se pueda esperar un viraje de 180 grados, aunque sí usó términos que lo sacan de algunas de las trincheras de Martínez. Incluso llegó a hablara de "situaciones irregulares" cuando se le planteó algunos casos ocurridos durante la administración que terminó el 3 de diciembre anterior. Ante la pregunta de si haría una reestructuración y que si retomaría investigaciones engavetadas por Martínez -una de ellas es la relativa al empresario José Adán Salazar, archivada por Martínez, aunque en 2015 fue etiquetado por el gobierno de Estados Unidos como un capo del narcotráfico-, Meléndez, por ejemplo, respondió que se apartaría del camino de los fiscales que estuvieron antes que él. "En nuestro país debe hacerse algo, y debe hacerse de manera diferente", dijo.

A diferencia de Luis Martínez, quien se atribuía haber tenido "una victoria contra el crimen" en el año en que El Salvador alcanzó una tasa récord en el siglo de 100 homicidios por 100,000 habitantes, Meléndez señaló que las cifras de la criminalidad en el país son inaceptablemente altas. Y cuando habló del crimen organizado y la corrupción, incluso dijo que el país ha retrocedido.

Sobre la posibilidad de una CICIES, Martínez la rechazaba de tajo, al igual que el partido en el gobierno, cuyos dirigentes y diputados alegan que hay una institucionalidad fuerte y efectiva. En agosto pasado, Martínez declaró: "En lugar de buscar una CICIES, mejor se debe fortalecer la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía", dijo en la entrevista de televisión Frente a Frente.

Douglas Meléndez inicia diciendo que hay que fortalecer a la Fiscalía para añadir que debe aprovecharse las oportunidades de cooperación internacional que se presenten. La idea de la CICIES surgió de lo ocurrido con Guatemala, donde la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) ha sido un organismo de apoyo en la investigación al Ministerio Público y ha descubierto casos tan graves de corrupción como el que llevó al encarcelamiento de la vicepresidenta y del presidente de ese país por encabezar una organización de defraudación aduanera.

"Deben potenciarse las instituciones, para eso constitucionalmente existen", empezó su respuesta Meléndez. Luego admitió implícitamente la posibilidad de que la Fiscalía no esté respondiendo a su mandato constitucional. "Ahora, si esas instituciones no están funcionando, pues entonces hay que revisar y hay que ver. Yo no me desmarco en ningún momento de revisar, pero no quiero desmerecer a la institución. Quiero ver qué es lo que hay y potenciar a la Fiscalía. Pero toda cooperación es necesaria y bienvenida", dijo.

Meléndez, quien tiene 16 años de experiencia en la Fiscalía donde fundó la unidad de investigación contra el crimen organizado, añadió que se comprometía a trabajar con transparencia y con apertura. "Me convertiré en el fiscal de la gente, en el fiscal del pueblo", dijo.

Fue sumamente cauteloso cuando los periodistas le pidieron ques se pronunciara sobre algunos de los casos vigentes más relevantes que están en manos de la Fiscalía: la débil acusación por corrupción presentada por la Fiscalía contra el expresidente Francisco Flores, la decisión de archivar el caso contra José Adán Salazar Umaña, a quien una serie de investigaciones de agencias del Estado identifican como una de las cabezas del Cártel de Texis; la investigación de la tregua entre pandillas promovida por el gobierno, porque supuso violar la ley; la captura de los militares salvadoreños acusados de matar a los sacerdotes jesuitas solicitada por España... "Hay ciertos crímenes, y eso es un tema mundial, en los que no debe desaparecer la acción (penal), ¿verdad?", respondió. Evitó, en todo momento, responder con precisión a preguntas precisas. Como si abriría una investigación por el asesinato de los jesuitas en 1989.

Pero, a primera vista, hay más diferencias entre Meléndez y Martínez que solo los silencios del nuevo fiscal. Una característica de la administración de Martínez fue el ocultamiento de información. Había declarado, por ejemplo, información reservada la relativa a los vuelos al exterior. Y El Faro reveló en 2014 que el entonces fiscal general usaba aviones cuya propiedad está vinculada al empresario Enrique Rais, quien ha sido denunciado ante la Fiscalía. La institución, sin embargo, archivó esas denuncias. Meléndez se distanció también de estas prácticas: "Creo que las instituciones deben liberarse de esas ataduras que generan muchas veces malos entendidos o situaciones irregulares y, algunas veces, hasta innecesarias. No puede existir en el manejo de fondos públicos o en el manejo de situaciones del Estado, de las instituciones públicas, situaciones como esa, verdad. La gente tiene el derecho de saber y la transparencia tiene que darse", dijo Meléndez.

Su predecesor le deja varios casos en que puede llevar esas palabras a la acción. Por ejemplo, la Fiscalía está obligada a esclarecer el uso de 14.5 millones de dólares incautados en narcobarriles que se gastaron casi en su totalidad en el periodo de Martínez. La Fiscalía envió un informe de gastos a una ciudadana que lo pidió pero ahora tiene hasta el 12 de enero para ampliarlo, puesto que la ciudadana se dijo inconforme con algunas explicaciones.

El exfiscal Martínez también adeuda la información de sus viajes al extranjero en misiones oficiales entre 2013 y 2014, en otro caso pendiente ante el Instituto de Acceso a la Información Pública. A Martínez le molestaban los cuestionamientos sobre sus viajes y llegó a decir que se trataba de temas banales. Pero el IAIP tiene un criterio distinto. El comisionado del IAIP Jaime Campos dijo a El Faro que están estudiando requerir a Meléndez que cumpla con la orden de entregar la información a la ciudadana que la pidió. Hasta ahora la Fiscalía se ha negado, alegando que ha presentado una demanda ante la Sala de lo Contencioso Administrativo -de la Corte Suprema de Justicia- por el caso. Sin embargo, el IAIP ha dicho que no ha recibido notificación de que la Sala haya admitido la demanda, mucho menos que haya emitido alguna medida cautelar. Por lo tanto, la Fiscalía está obligada a entregar la información. Y ahora eso depende de un nuevo jefe.

El nombramiento de su fiscal adjunto también es otra diferencia. Martínez se decantó por Paula Velásquez, una jueza que ahora es magistrada que pasó por la Fiscalía sin nunca ganar protagonismo. Cuando Velásquez se mudó como magistrada a la Corte Suprema, Martínez optó por su asistente personal, Edgar Márquez, un novel abogado que le acompañó, al menos, en 22 misiones oficiales fuera de El Salvador entre 2013 y 2014. Cuando Martínez dejó el cargo el 4 de diciembre, la prensa preguntó a Márquez si, como fiscal en funciones, iba a investigar los vuelos de su antecesor o las denuncias de chantajes o amenazas que hacían un político de Arena y otro del FMLN, de inmediato lo descartó y argumentó que el exfuncionario había sido una persona responsable.

Meléndez ha elegido a uno de sus viejos conocidos: Aquiles Roberto Parada Vizcarra, un fiscal de carrera de 44 años. Parada fue el compañero de fórmula de Meléndez en los casos más emblemáticos de sus carreras: la investigación de títulos falsos de abogados, el caso de corrupción del Banco de Fomento Agropecuario (BFA) y el caso de corrupción contra Carlos Perla, presidente de la ANDA. Una peculiaridad: en el caso del BFA, Parada y Meléndez procesaron a Enrique Rais, el empresario dueño de los aviones en los que viajaba Luis Martínez.

Parada también fue secretario general de la institución entre 2006 y 2009, bajo las órdenes de Félix Garrid Safie. Su último puesto de trabajo fue como gerente general de LaGeo, aunque también ha sido asesor legal de la Presidencia de la República en los gobiernos del FMLN.

Meléndez lanzó una advertencia a sus fiscales. "Los buenos fiscales y los trabajadores tienen el respeto y el respaldo. Pero los que no, obviamente, van a ser sometidos a los procedimientos correspondientes de auditoría y todos los demás legales que pueden existir", señaló. Y cuando los periodistas e preguntaron por reestructuración en la Fiscalía y cambios de jefaturas dejó la puerta abierta a la continuidad o a un giro de timón con un enigmático "podría ser".

El diputado de ARENA Johnny Wright fue el único diputado, de los 84, que se abstuvo de votar durante la plenaria en donde se eligió a Douglas Arquímides Meléndez como fiscal general, en enero de 2015. Foto: Fred Ramos
 
El diputado de ARENA Johnny Wright fue el único diputado, de los 84, que se abstuvo de votar durante la plenaria en donde se eligió a Douglas Arquímides Meléndez como fiscal general, en enero de 2015. Foto: Fred Ramos

Diputado denuncia elección "poco transparente"

Antes de la votación, los jefes de cada una de las bancadas legislativas habían anunciado que todos sus diputados iban a votar a favor de Meléndez Ruiz. Sin embargo, el diputado de Arena Johnny Wright anunció al mismo tiempo que después de la votación razonaría su voto, y minutos más tarde, al momento en el que cada diputado debía expresar si respaldaba la elección de Meléndez o no, Wright marcó que se abstenía de votar, es decir, no daba su voto a favor ni en contra. Fue hasta después de que la votación se había dado que Wright tomó la palabra y leyó una declaración que llevaba preparada.

Para empezar, sugirió que la votación por Meléndez estaba ocurriendo por inercia y no por convicción de los diputados. "Resulta que la mejor manera de llevarse bien en la Asamblea Legislativa es dejarse llevar", comenzó su intervención en la sesión plenaria. Wright, quien ya en los primeros nueve meses de su mandato en la legislatura protagonizó dos episodios de críticas claras hacia sus compañeros del partido Arena, volvió a hacerles señalamientos: "Lo más fácil es alinearse a la forma tradicional de hacer las cosas. Pero hoy nuestro país no puede darse el lujo de mantener los mismos patrones de conducta política", dijo.

El diputado sostuvo que él no podría responder a cualquier ciudadano que le consultara por qué habría votado por Meléndez, y dijo que el proceso por el que se llegó a ese nombre estuvo viciado. "Entre otras cosas, ¿cómo es posible que hubiera dictamen antes de conocer un informe de la subcomisión?", preguntó. "Mi conciencia me dicta que no puedo acompañar con mi voto favorable o desfavorable a un proceso poco transparente e irregular en sus procedimientos", resumió Wright, quien horas más tarde publicó en sus redes su postura completa. 

Karla Hernández, otra diputada primeriza de Arena, intentó sumarse a las quejas sobre el procedimiento y dijo que a pesar de que sabía que Meléndez estaba en la lista de candidatos favoritos de Arena, ella hubiera preferido que se le informara que esa era el candidato ganador antes de la votación nominal y pública llevada a cabo este miércoles. Hernández sí votó a favor de Meléndez pero al final de la votación matizó su apoyo. 

Pero dentro del partido, no todos comparten las declaraciones de Wright. Al menos seis diputados de Arena consultados por El Faro coinciden en que ningún diputado de la fracción desconocía que Meléndez Ruiz era la carta arenera con mayores apoyos. La fracción de Arena lo decidió en una reunión en la sede del partido, el miércoles 16 de diciembre. En esa reunión, Meléndez resultó de entre los tres candidatos con más apoyo, pues la mayoría de diputados lo mencionó entre sus favoritos.

Wright estuvo en las reuniones en que los diputados areneros discutieron el tema, y cuando estuvo ausente, su diputado suplente, Juan Pablo Fontán, era el delegado suyo para estar al tanto de las discusiones. Aun así, Wright aseguró que no tenía claras las credenciales del nuevo fiscal. "Si un ciudadano me parara en la calle y me pregunta por qué elegí al fiscal que hoy juramentamos (...) debo reconocer que darle una respuesta honesta se me complicaría", dijo en su intervención.

Sobre el informe de la subcomisión hay versiones encontradas. Después de su turno en el uso de la palabra, los propios compañeros de bancada de Wright y la presidenta de la Asamblea, Lorena Peña, del FMLN, lo contradijeron. "La Comisión Política recibió el informe de la subcomisión a finales de noviembre, Johnny está mal informado", dijo Ernesto Muyshondt a este periódico. El Faro había preguntado a Muyshondt en ese momento si Wright tenía razón. Muyshondt fue uno de los representantes de Arena en las negociaciones para elegir al fiscal.

La diputada Peña también desestimó el reclamo de Wright Sol. "La Comisión Política sí recibió un informe, y las sesiones fueron transmitidas por la televisión legislativa", dijo al micrófono durante la sesión plenaria. Más tarde, escribió en su cuenta de Twitter: "El informe de Comision así como revisión y discusión del dictamen fue realizado en la comisión política en sesiones públicas".

La Comisión Política de la Asamblea, que es la que tenía que elaborar el dictamen para someterlo al pleno, creó en octubre una subcomisión para que depurara la lista de 72 candidatos. Sin embargo, el mandato que esta subcomisión recibió fue solo la de depurar la lista de aquellos candidatos que no cumplieran con los requisitos mínimos. La fase final de negociación entre los partidos políticos quedaba en potestad de la Comisión Política, a la cual el jefe de fracción de Arena, Alberto Romero, y otros dos diputados de ese partido llevaron la lista de 10 nombres de candidatos, entre ellos, el de Meléndez.

Douglas Arquímides Meléndez Ruiz se juramento este miércoles 6 de enero como Fiscal General (2016-2019) de El Salvador. Foto: Fred Ramos
 
Douglas Arquímides Meléndez Ruiz se juramento este miércoles 6 de enero como Fiscal General (2016-2019) de El Salvador. Foto: Fred Ramos


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 

 CERRAR
Publicidad