Publicidad

Muere Francisco Flores, presidente de El Salvador entre 1999 y 2004

El expresidente de la República Francisco Flores falleció la noche del sábado 30 de enero después de una semana en coma. Durante su gestión (1999-2004) El Salvador dolarizó su economía y lanzó su primer plan Mano Dura contra las pandillas. Su muerte deja en suspenso el juicio por corrupción que enfrentaba, por usar para financiar una campaña electoral de Arena más de 10 millones en donativos destinados oficialmente a los damnificados de los terremotos de 2001.

 
 

Francisco Flores, presidente de El Salvador entre 1999 y 2004, murió la noche del sábado 30 de enero. La noticia fue difundida a las 10:37 pm por su partido, Arena, a través de su cuenta oficial de twitter. La causa de la muerte fue un infarto cerebral causado por una arteria obstruida, de acuerdo con el reporte médico. Flores se encontraba en coma desde el 24 de enero, cuando familiares lo encontraron inconsciente en su casa de San Salvador, donde el expresidente cumplía arresto domiciliario. Solo dos días antes de su deceso, un informe médico había confirmado que el político sufría un daño permanente en el sistema neurológico.

Flores estaba a punto de enfrentar un juicio por corrupción por haber desviado $15 millones de donativos enviados en 2003 por el gobierno de Taiwán para asistir a los damnificados de los terremotos que sufrió El Salvador en enero y febrero de 2001. Entregado en cheques a nombre de Flores y de la Presidencia de la República de El Salvador, el dinero pasó por diversas cuentas bancarias hasta llegar a cuentas del partido Arena, que lo utilizó para financiar la campaña electoral de Antonio Saca, sucesor de Flores en la presidencia. Flores estaba acusado de enriquecimiento ilícito, peculado, desobediencia de particulares y lavado de dinero, aunque este último cargo continuaba en observación de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Procesado por el manejo de los llamados "cheques de Taiwán" desde mayo de 2014, prófugo durante cuatro meses y encarcelado inicialmente en bartolinas policiales después de entregarse en septiembre de 2014, Flores gozaba de arresto domiciliar debido a una trombosis que le afectaba las piernas. No obstante, la complicación de salud que finalmente acabó con su vida no estaba ligada al diagnóstico original, según detallaron los médicos que evaluaron al expresidente en sus últimos días.

Presidente a los 39 años

Francisco Guillermo Flores Pérez nació en Santa Ana el 17 de octubre de 1959. Estudió bachillerato en la Escuela Americana, un prestigioso colegio privado de El Salvador. Posteriormente estudió Artes y Sociología en la universidad de Hartford, Connecticut y Ciencias Políticas en la universidad de Amherst, Massachussets, ambas en Estados Unidos. También logró posgrados en la universidad de Oxford, Inglaterra, y en la de Harvard, Estados Unidos.

Como parte de su carrera pública fue Viceministro de Planificación del presidente Alfredo Cristiani, y Secretario de Información del presidente Armando Calderón Sol. Fue elegido diputado por el partido Arena en 1994 y reelecto en 1997. Ese mismo año fue elegido presidente del Órgano Legislativo. Dos años más tarde, con solo 39 años de edad, ganó la elección presidencial por amplia diferencia, superior al 20% de los votos, ante el candidato del la antigua guerrilla del FMLN, Facundo Guardado.

Durante su gestión, caracterizada por el perfil tecnocrático de sus principales ministros y por el regreso de la confrontación política con el FMLN después del clima de consenso logrado por su antecesor, Armando Calderón Sol, Flores tomó decisiones que cambiaron radicalmente la historia del país. El 1 de enero de 2001, tras un proceso express que no llegó a durar dos meses y sin apenas debate legislativo, dolarizó la economía de El Salvador a través de la Ley de Integración Monetaria, que en teoría promovía el bimonetarismo pero en realidad hizo desaparecer el Colón e impuso la divisa estadounidense como la única de curso legal.

Unos días después, el 13 de enero de 2001, El Salvador sufrió el primero de los dos terremotos que en el plazo de un mes causarían más de 1,200 muertes y demoledoras pérdidas económicas. A pesar de que una década después terminaría siendo acusado de corrupción por el manejo de parte de los fondos para los damnificados, Flores fue aplaudido inicialmente por su gestión de aquella crisis y las labores de reconstrucción, que condicionaron el resto de su administración.

Francisco Flores además fue el primer impulsor en El Salvador de las políticas de Mano Dura en materia de seguridad, consideradas por los expertos el principal detonante del incremento de homicidios en El Salvador durante la década posterior. Exfuncionarios del partido Arena han afirmado en varias ocasiones que el plan Mano Dura y la ley antipandillas lanzadas por él en 2003 eran en realidad una maniobra cosmética con fines electorales.

Cercano al entonces presidente estadounidense George W. Bush y al español José María Aznar, respaldó la invasión de Iraq en 2003 y envió tropas salvadoreñas en labores de apoyo. Dos días antes de que terminara su presidencia, el 28 de mayo de 2004, El Salvador firmó el CAFTA, un tratado de libre comercio con Estados Unidos negociado durante 2003 y criticado en su momento por las concesiones que hacía al país norteamericano

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad