Publicidad

Cámara inicia juicio por enriquecimiento ilícito contra Funes y uno de sus hijos

La Cámara Segunda de lo Civil anunció la apertura del juicio por enriquecimiento ilícito en contra del expresidente Mauricio Funes y uno  de sus hijos. La Fiscalía tiene 20 días hábiles para mostrarse parte en el proceso y presentar más pruebas contra el exmandatario. La Corte Suprema de Justicia envió a juicio a Funes porque este no pudo justificar un monto de más de 600 mil dólares en adquisiciones y pagos.

 
 

La Cámara Segunda de lo Civil inició este 23 de febrero el proceso por enriquecimiento ilícito contra el expresidente Mauricio Funes e imputó en el proceso al hijo del político: Diego Roberto Funes Cañas, de 23 años.

La sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia detectó que Diego Funes hizo transacciones con ocho vehículos -que incluyen dos de la marca alemana BMW, un Mercedes Benz y otro Lexus- por un monto mayor a los 100 mil dólares en un periodo en el que solo reportó $2,812 en ingresos.

La Cámara citó el artículo 26 de la Ley de enriquecimiento ilícito para argumentar la vinculación del hijo del exmandatario en el caso. Según la Cámara, "existen indicios de la participación del señor Diego Roberto Funes Cañas en la posible existencia de enriquecimiento ilícito".

En un informe que la Sección de Probidad presentó a la Corte Plena de la Corte Suprema de Justicia, y que fue crucial para que el caso fuese enviado a juicio, Probidad señaló como irregularidad la compra de 198 mil 600 dólares en vehículos registrados a nombre de Funes y dos de sus 5 hijos. 198 mil 600 dólares que no aparecen en el  movimientos bancarios del expresidente ni están justificados en los ingresos formales que reportaron los dos hijos. 

Probidad revisó las cuentas y los ingresos de Carlos Mauricio Funes Velasco y Diego Roberto Funes Cañas, hijos del exmandatario, para confirmar si tenían la capacidad económica para comprar los vehículos. Tras esa pesquisa, la Sección detectó que los  2 mil 812 que generó en ingresos Diego Funes no justifican cómo pudo adquirir los vehículos. "No se explica el origen de los fondos que permitieron esas inversiones", concluyó Probidad, que también revisó si las cuentas bancarias del exmandatario para ver si había movimientos que justifiquen las compras de estos vehículos. Según Probidad,  "no se encontraron retiros que pudieran relacionarse con las compras de los vehículos."

En su resolución, la Cámara notificó a la Fiscalía General de la República (FGR) para que intervenga en el proceso. La FGR tiene 20 días hábiles para pronunciarse sobre el juicio por enriquecimiento ilícito y decidir si amplía la acusación contra otras personas, o si incluye nuevos elementos en la investigación.

La Cámara también pidió al Registro Público de Vehículos Automotores que informe si ya hizo una anotación preventiva a los registros de los vehículos; y a cuatro bancos un informe en el que se detalle si ya se congelaron los bienes y las cuentas corrientes que la Corte Suprema ordenó inmovilizar al expresidente Funes.

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad