Publicidad

Los extraños vínculos de Joao Santana, el "amigo" de Mauricio Funes

Es investigado por la justicia brasileña y se le vincula al manejo de millonarios fondos, a través de una compañía offshore, que servían para sobornar a funcionarios brasileños y extranjeros a favor de la empresa constructora Odebrecht. Joao Santana dirigió la campaña presidencial de Funes y manejó la publicidad de la Casa Presidencial del primer gobierno del FMLN. 

El Faro / AFP

 
 

El publicista Joao Santana fue arrestado este 23 de febrero de 2017 en Sao Paulo, Brasil, por su vinculación a la trama de corrupción de Odebrecht.  AFP PHOTO / STR
 
El publicista Joao Santana fue arrestado este 23 de febrero de 2017 en Sao Paulo, Brasil, por su vinculación a la trama de corrupción de Odebrecht.  AFP PHOTO / STR

Joao Santana, el publicista brasileño que dirigió la campaña presidencial de Mauricio Funes en 2009, fue capturado el martes 23 por la policía federal brasileña y está siendo investigado por recibir pagos en el extranjero que provendrían de sobornos en Petrobras, y por servir de enlace el escándalo de corrupción que tiene contra las cuerdas al gobierno de Dilma Rousseff y al oficialista Partido de los Trabajadores.

Santana, que también dirigió las campañas presidenciales de Rousseff y del expresidente Lula da Silva, "llegó a Sao Paulo, al aeropuerto de Guarulhos, poco antes de las 10 horas y posteriormente viajó a Curitiba en un vuelo de la propia policía federal", dijo a la AFP un portavoz policial en Curitiba, en el estado sureño de Paraná, donde tramita la causa que investiga un megafraude a la estatal petrolera.

El publicista se encontraba en Punta Cana, República Dominicana, trabajando para la campaña de reelección del presidente Danilo Medina, cuando la justicia brasileña emitió el lunes 22 un pedido de arresto en contra suya y de su séptima esposa y socia, Mónica Moura. El lunes 22, en una carta al Partido de la Liberación Dominicana (PLD, en el poder), citada por la prensa brasileña, Santana calificó las acusaciones en su contra como "infundadas" y anunció que renunciaba a la campaña para regresar a Brasil y ponerse "a disposición de las autoridades" y "aclarar cualquier especulación".

El portavoz policial dijo que Santana, uno de los publicistas más conocidos de Latinoamérica que ha ayudado a elegir a seis presidentes, entre ellos a Funes, al fallecido Hugo Chávez de Venezuela y su sucesor, Nicolás Maduro; prestará testimonio en la comisaría y luego quedará detenido. "Tiene una prisión temporaria que tiene validez por cinco días, en principio, pero puede ser renovada o convertida en prisión preventiva, y queda a disposición de la justicia", precisó.

El arresto de Santana abrió un nuevo frente de tormenta para Rousseff, que ya encara dos procesos con potencial para terminar su mandato, además de una profunda recesión económica que amenaza con convertirse en la peor en un siglo.

La justicia investiga si los pagos por 7,5 millones de dólares recibidos por los Santana en el exterior fueron por servicios prestados al Partido de los Trabajadores, que gobierna Brasil hace más de 12 años, y efectuados por la constructora Odebrecht y un presunto operador financiero con dinero de sobornos de Petrobras. "Hay indicaciones claras de que esos valores tienen origen en la propia corrupción en Petrobras", dijo el lunes el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima en rueda de prensa. La defensa de Santana aseguró el lunes de noche a la TV Globo que el dinero en cuentas en el exterior proviene exclusivamente de su trabajo fuera de Brasil.

Su objetivo es aclarar si una serie de pagos que recibió en el exterior provienen de la gigantesca constructora Odebrecht, acusada de participar en el fraude que desvió más de 2.000 millones de dólares de la estatal petrolera Petrobras.

"Trabajamos sobre la línea de que podría haber recibido dinero en el exterior justamente por estar ligado al partido [de los Trabajadores]. Sería un beneficiario de la corrupción en Petrobras", dijo el comisario de la Policía Federal (PF) Filipe Pace en una rueda de prensa.

En medio de una crisis de gran escala, la noticia suma más sombras al gobierno de Rousseff, reelecta en octubre de 2014. Con un apoyo popular de apenas 10% tendrá que enfrentar este año dos procesos con potencial para terminar precozmente con su mandato: un pedido de juicio político por manipular las cuentas públicas y una denuncia del principal partido opositor, el PSDB, por abusos cometidos durante la campaña presidencial del año pasado.

La eventual aparición de un vínculo entre la financiación de la carrera por la reelección y los sobornos en la petrolera podría convertirse en un peligroso elemento para la causa que tramita la corte electoral.   

"El juego está cada vez más próximo al [palacio presidencial de] Planalto. Hay evidencias cada vez más robustas (...) y con eso las chances de una decisión negativa en el Tribunal Superior Electoral", dijo a la AFP el experto en ciencias políticas Carlos Pereira, profesor de la prestigiosa universidad privada Fundación Getulio Vargas.

La causa Petrobras ya le costó una condena a 15 años de prisión al extesorero del PT, Joao Vaccari Neto, e investiga al actual ministro portavoz Edinho Silva, coordinador financiero de la campaña presidencial de Rousseff.

En esta nueva fase de la investigación, la justicia ordenó el arresto de otras seis personas e incautó documentos en los estados de Rio de Janeiro, Sao Paulo (sureste del país) y Bahia (noreste).

El "posible involucramiento" del expresidente Luis Inacio Lula da Silva en "prácticas criminales" aparece mencionado en un documento policial anexo a esta nueva fase de la operación, aunque por ahora no es objeto de ninguna investigación relacionada con la trama y los investigadores advierten que la sospecha "debe ser tratada con parsimonia".

La policía analiza indicios de que Odebrecht podría haber costeado la construcción de un edificio del Instituto Lula, fundación ligada al exmandatario, quien no es objeto de ninguna investigación en este caso.

La fiscalía sospecha igualmente que la constructora estaría involucrada en otra trama de sobornos a autoridades en Argentina.

La operación "Lava Jato" (lavadero de autos) develó que directivos de la petrolera designados por partidos políticos se asociaron con constructoras de gran calado, intermediarios y especialistas en lavar dinero para montar un sistema de sobornos que les permitió amañar licitaciones, cobrar sobreprecios y desviar fondos durante 10 años.  

El publicista de Funes

En El Salvador, Joao Santana fue declarado como "mi amigo" por el presidente Mauricio Funes, en su primer discurso triunfal, tras los comicios electorales de 2009 en los que se convirtió en el primer presidente de la izquierda política en el país. “Agradezco, y quiero esta noche hacer un testimonio público a mi asesor y amigo, Joao Santana, su esposa y su formidable equipo de producción y de trabajo. ¡Muchas gracias!”, dijo Funes desde un hotel capitalino.

Para cuando Funes tomó posesión, en junio de 2009, Santana ya tenía planes de estadía en el país. Un mes más tarde, en julio de 2009, Santana fundó junto esposa, Mónica Regina Cunha Moura, la empresa de publicidad Polistepeque S.A. de C.V. Polistepeque, desde su fundación, nació con cliente: la presidencia de Mauricio Funes.

Desde ese julio de 2009, Polistepeque se hizo de la publicidad del nuevo gobierno. Seis meses más tarde, Funes maniobró desde la casa Presidencial para que Polistepeque fuera la única agencia contratada de forma directa no solo por la Casa Presidencial, sino también por otras 17 instituciones adjudicadas al Ejecutivo, entre oficinas, ministerios y autónomas. 

Cuando Funes fue cuestionado por esta contratación, argumentó que no había en El Salvador una empresa de publicidad con la calidad de Polistepeque S.A. de C.V.

El gobierno de Funes se negó a revelar sus gastos de publicidad  y a la fecha ese es uno de los secretos mejor guardados de la Presidencia. En enero de 2012, El Faro reveló que Polistepeque facturó $8.5 millones en sus primeros 19 meses de operación, según sus balances en Registro de Comercio. Ese mismo mes, la empresa anunció que retiraba sus operaciones de El Salvador.

Posibles sobornos en Argentina, Perú y El Salvador

La fiscalía local indicó en un comunicado que busca "profundizar la investigación de posibles crímenes de corrupción, evasión de divisas y lavado de dinero producto de desvíos de Petrobras por medio de pagos ocultos hechos en el exterior por el operador financiero Zwi Skornicki -detenido este lunes- y por (firmas) offshore controladas por el Grupo Odebrecht en favor de los publicitarios Joao Cerqueira de Santana Filho y Mónica Regina Cunha Moura".

Skornicki está bajo sospecha de ser uno los operadores que sobornaban directivos de la estatal designados por partidos políticos para manipular licitaciones.

Las evidencias encontradas indican que entre septiembre de 2013 y noviembre de 2014 transfirió al exterior al menos 4,5 millones de dólares a una cuenta de Santana y Moura, "por entonces a cargo del marketing de la campaña electoral del PT", añadió el escrito.

Los fondos no declarados fueron depositados a nombre de la empresa offshore panameña Shellbill Finance, mantenida por Santana y su esposa Mónica. Según la justicia, también llegaron a esa firma otros tres millones de dólares de Odebrecht.

El periódico Veja de Brasil, citando informes del Ministerio Público Federal señala que la trama de corrupción y de pago de sobornos en la que están envueltos los Santana y Odebrecht también podría haber tocado puertas en Argentina, Perú y El Salvador.

En el país, en enero de 2014, Odebrecht fue precalificada por la estatal Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) para competir en el proceso de licitación que adjudicaría la continuación de la obra de la presa El Chaparral. La obra, por la que CEL pagó 105.8 millones a la constructora italiana Astaldi, fue suspendida por diferencias contractuales y luego de una serie de fallas, que según la empresa obedecieron a deficiencias en el diseño y medición de suelos propuestos por la estatal. 

Al final, la CEL descartó a Odebrecht del proceso. En Perú, IDL reporteros señala que la Policía Federal de Brasil sospecha de pagos de sobornos de Odebrecht, a través de compañías offshore, para el presidente Ollanta Humala. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad