Publicidad

Excandidato Quijano y Muyshondt en contradicción sobre la validez de dialogar con pandillas

El partido Arena, en una reunión con jefes pandilleros después de perder la primera ronda en la elección presidencial de 2014, llegó a considerar el cierre del penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, a cambio de "estabilidad" en los próximos cinco años. Quien se reunió con los pandilleros fue el diputado Ernesto Muyshondt, quien ahora dice ser partidario del diálogo, en contraposición al excandidato presidencial, quien sostiene que sentarse con criminales es incorrecto.

 
 

Un vídeo grabado en la primera semana de febrero de 2014 revela que el partido Arena se sentó a negociar con líderes de las principales pandillas a nivel nacional un acuerdo que implicaría la concesión de beneficios carcelarios a cambio de que los pandilleros bajaran los homicidios si Arena ganaba la elección presidencial de 2014.

El vídeo filtrado a El Faro muestra a un partido Arena que, tras perder la primera vuelta presidencial del 2 de febrero, intenta persuadir a dirigentes nacionales de las pandillas Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18 (tanto de la facción Sureños como de la Revolucionarios) de que el mensaje antipandillas del candidato presidencial, Norman Quijano, obedecía solo al propósito de búsqueda de votos, y que, en cambio, la intención real era la búsqueda de un entendimiento para los próximos cinco años.

El encargado de llevar el mensaje a los pandilleros fue el diputado Ernesto Muyshondt, que entonces era el vicepresidente de Ideología de Arena y vocero de la campaña presidencial. "Como yo les dije la vez pasada -se escucha decir a Muyshondt-, no compartíamos el discurso centrado en un discurso antipandillas, de hecho, lo que estaba en el plan de gobierno no era eso sino esto. Y lamentablemente los asesores nos dijeron que había que hacer eso, que eso había funcionado en Honduras".

Después de la publicación del vídeo, Muyshondt sostiene que él no hizo nada ilegal y que cree en el diálogo como fórmula para atender los problemas de violencia del país, pero el excandidato presidencial Norman Quijano sostiene que es incorrecto, y subraya que él nunca se ha sentado a platicar con pandilleros.

En esa reunión de febrero de 2014, Muyshondt hace alusión a uno de los spots de campaña de Quijano. Un mes antes de la primera ronda había aparecido en la televisión y en internet un vídeo en el que el candidato arenero, con ojos llorosos, ofrecía librar a El Salvador de las pandillas. "Un país libre de maras no es un sueño: es tu derecho... yo sé lo que hay que hacer y tú también... todos sabemos... la obligación más urgente del próximo presidente es hacerlo", decía Quijano, sin precisar a qué se refería. Quijano terminaba con la afirmación de que era el único candidato que podía asumir ese compromiso.

En la conversación con los pandilleros también participa el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano. Según Ruano, la reunión se realizó en un inmueble en el cantón Apulo, de Ilopango.

En la reunión, el segundo al mando del partido Arena alude a la posibilidad de cerrar el centro penal de máxima seguridad y en un momento pide opinión a sus interlocutores sobre el nombre del excomandante guerrillero Facundo Guardado como un posible funcionario clave en un eventual gobierno de Quijano. "No sé a ustedes qué les parece Facundo Guardado, no sé si han tratado con él". Y los pandilleros le responden que lo habrán visto en medios alguna vez, pero que no lo conocen. "Porque en él ha estado pensando Norman como su ministro de Seguridad", agrega Muyshondt.

En la conversación participan no menos de cuatro pandilleros con liderazgo a nivel nacional, entre ellos Rubén Rosa Lovo, alias "Chivo", quien ha sido identificado por la Policía como uno de los miembros de la ranfla nacional de la MS-13. 

El tema de la segunda ronda electoral, programada para el 9 de marzo, se alude en más de una ocasión. Muyshondt llega a decir que han aprendido una lección de lo ocurrido en la primera vuelta. "Lastimosamente nos ha tocado aprender de la cachimbeada, que casi es total... Dios nos ha dado una segunda oportunidad", comenta. Minutos después, uno de los pandilleros comenta la posibilidad de un entendimiento en el que las pandillas puedan encauzar vostos hacia los intereses areneros.

El mes pasado, con motivo de que la Fiscalía hizo algunas diligencias para investigar si durante la tregua entre pandillas propiciada por el gobierno de Mauricio Funes en 2012 se incurrió en delitos, el partido Arena estuvo insistiendo en que se investigue y procese a los funcionarios de la administración anterior responsables de aquel pacto. Uno de los políticos areneros más insistentes en exigir que se procese a los responsables ha sido Muyshondt, quien ahora admite su participación en esta búsqueda de un pacto con las pandillas cuando su candidato presidencial hacía un discurso contrario. "Yo no estoy de acuerdo en pactar con criminales", decia Quijano en uno de sus anuncios de televisión.

Pero el video publicado muestra que Muyshondt no tenía ningún problema en informar a las pandillas lo que Arena había discutido sobre demandas puntuales que los pandilleros habían presentado. Consultado sobre su participación en aquella reunión de 2014 y su rechazo actual al pacto que el gobierno anterior hizo con las pandillas, Muyshondt dijo que hay una diferencia. "Lo que no es aceptable es pactar cosas ilegales, con traspasos de dinero, con áreas de libre gestión con beneficios en los penales fuera del marco de la ley..."

Según Muyshondt, al menos una parte del proceso de tregua del gobierno de Funes es aceptable. "A los pandilleros se les hizo énfasis en que fuera un diálogo por la pacificación, como el que voluntariamente incluyó a Paolo Lüers, gente como monseñor Fabio Colindres, y todo... es algo válido y aceptable", respondió.

A inicios de este mes, Muyshondt escribió en su cuenta de Twitter (@emuyshondt) que cada día iban apareciendo más evidencias sobre el pacto con las pandillas durante el primer gobierno del FMLN. La cuenta de la dirección departamental de Arena en San Salvador en Facebook celebró aquella declaración al republicarla y escribir a modo de antetítulo: "Negociar con criminales es imperdonable".

En la sesión, el diputado Muyshondt, quien aspira a convertirse en presidente del partido, ordena ideas sobre la posibilidad de desmontar el penal de máxima seguridad, instalado en Zacatecoluca, que es el lugar a donde el Estado envía a los reos más peligrosos, incluidos los dirigentes nacionales de las pandillas. "El tema del cierre definitivo del penal de máxima seguridad es una cosa ya a mediano plazo —dice Muyshondt en el video—, empezando porque tenemos que ampliar nuestro sistema carcelario para que estén en condiciones adecuadas (...) Sí se pueden flexibilizar las condiciones del penal para que pase a otras condiciones que permitan la reinserción..."

Este punto es coincidente con uno de los puntos clave de la tregua del gobierno anterior, que consistió en trasladar a los líderes de las pandillas de Zacatecoluca hacia centros penitenciarios comunes, con medidas de seguridad relajadas.

A cambio de lo que un posible gobierno de Quijano pudiera hacer por ellos, los pandilleros hablan de "estabilidad" y reducción de crímenes durante los cinco años próximos.

"Una cosa es el compromiso de nosotros a estabilizarle el país en los próximos cinco años, el cual estamos en la plena disposición de hacerlo, tenemos puntos de agenda, vergón, ahí estamos claro en eso", dice uno de los pandilleros. Luego ofrece a consideración la posibilidad de un entendimiento electoral. "Pero aquí hay otra cosa que pudiésemos buscar hacer, que es encaminar nuestros votos hacia ustedes, pero eso depende de qué estemos hablando. Claramente, dos puntos: estabilidad de ganar ustedes. ¿Les parece una estabilidad para los próximos cinco años?", pregunta. "Pero eso es para largo plazo. Y aquí hay algo que necesitamos para ya... ¡o para el 2 de febrero!", dice. "¿Podrá existir la probabilidad para que esa estructura se mueva, respaldarla económica para comenzar a mover esa máquina a nivel nacional?", pregunta. "Nadie nos ha dicho nada sobre eso hasta ahora", agrega. "Ahora podemos encaminar nuestras masas hacia un objetivo claro".

En la conversación, Muyshondt parece muy interesado en derribar el escepticismo de sus interlocutores sobre la voluntad real de Arena, dada la campaña en que Quijano decía que él sabía cómo lograr un El Salvador libre de maras. "Norman no quería. "No, si yo sé, decile a los muchachos que tranquilos, que yo les voy a dar la oportunidad... que esto es para los votos", y al final salió el tiro por la culata, porque ni lo uno ni lo otro", les relata Muyshondt. Pero los pandilleros no cesan en su suspicacia. "Nosotros queremos ver algo creíble... porque nos atacaron con todo y nosotros queremos ver algo que de verdad sea creíble".

Entonces Muyshondt añade: "Una persona en la que ustedes creen, que es Paolo (Lüers), va a venir a darles el mismo mensaje. Porque él ya se comprometió con Norman (Quijano) y Norman ya se comprometió con él".

A partir del minuto 18:43, quien toma la palabra es Rafael, un pandillero que tiene a su cargo la vocería del Barrio 18 Sureños. Él es el que plantea la posibilidad de que los crímenes se reduzcan durante el quinquenio de un eventual gobierno de Quijano, pero además, es quien dibuja cómo llegaría a operativizarse los acuerdos entre las pandillas y el gobierno una vez comenzada la nueva administración: "Va a haber un momento en el que el ministro que ustedes pongan va a decir: Miren, hijos de puta, yo también quiero reducir estas mierdas así y así. [Nosotros vamos a decir] ah, está bien, y démosle, y nos vamos poniendo de acuerdo y vamos trabajando en conjunto, eso en el largo plazo, para cinco años", dice. 

En la reunión, Rafael sugiere que si Arena quiere que las pandillas a nivel nacional voten por el partido, deben desembolsar ayuda económica. Muyshondt, entrevistado la noche del jueves 10, dijo a El Faro que nunca hubo dinero de por medio. "En ningún momento se les pudo dar apoyo económico". 

Quijano y Muyshondt en desacuerdo sobre acuerdos

El video dura 26 minutos y fue grabado, presuntamente, por uno de los pandilleros presentes en la reunión. En abril de 2014, dos meses después de la reunión que registra el vídeo, El Faro reveló que el exguerrillero Paolo Lüers, empresario y columnista de El Diario de Hoy, había sido comisionado por Quijano para llevar a las pandillas un mensaje del candidato sobre sus propuestas de gobierno. "Norman me pidió que yo hablara con ellos, con las pandillas, para explicarles el enfoque integral del tema", dijo Lüers a El Faro. En nombre de Quijano, Lüers ofreció a las pandillas que un eventual gobierno de Arena les garantizaría interlocución y ser escuchadas en el diseño de políticas de seguridad pública, a cambio de que no predispusieran a los votantes contra Arena para la segunda ronda electoral del 9 de marzo.

El Faro habló con Quijano este viernes 11 y él se desmarca de la búsqueda de un pacto. Y en este punto se distancia de Muyshondt, porque mientras este dice creer en el diálogo, en los pactos -siempre que no se pacte nada ilegal-, Quijano dice rechazarlos. Según el excandidato, él lo único que hizo en aquellos días fue intentar transmitir a los pandilleros de qué trataba su plan para enfrentar la violencia y en ningún momento eso puede llamarse negociación. "Sencillamente es hacer del conocimiento en qué consistía nuestro plan de combate a la criminalidad", dijo.

Muyshondt dice estar tranquilo porque cree que nunca saltó la frontera de la legalidad. "Yo estoy claro que no dije algo que no debería haber dicho y estoy con la conciencia tranquila de que siempre actué conforme de lo que pude haber dicho. En el plan de gobierno de Norman estaba ese componente, dar las facilidades de reinserción, tirar los puentes para que los jóvenes que andan en malos pasos puedan salirse de esa vida delictiva y poder reintegrarse", explica el diputado. ¿Qué tipo de compromisos iban a adquirir con las pandillas?, le preguntó El Faro. "Todo lo que se tenía que dar es en el marco de la ley: no poder hacer traslados ilegales, beneficios ilegales, no dejarlos operar dentro de los penales".

Para Muyshondt, el diálogo es válido. "Yo creo que debe haber algún nivel de diálogo a todo nivel, el que deben tener los alcaldes, el que debés tener tú si vas de diputado, a nivel de territorio, tiene que haber algún nivel". Para Quijano, sentarse con pandilleros no es válido. "Yo nunca me he sentado con pandilleros... creo que eso está mal", dice.

Norman Quijano saluda a representantes de la pandilla Barrio 18 la urbanización San Bartolo Sexta Etapa en Ilopango durante una visita a este municipio.
 
Norman Quijano saluda a representantes de la pandilla Barrio 18 la urbanización San Bartolo Sexta Etapa en Ilopango durante una visita a este municipio.

Cuando a Muyshondt se le pregunta si todo lo que platicó con los pandilleros en esa reunión de febrero de 2014 tenía la autorización del presidente de Arena Jorge Velado, y de Quijano, primero sostiene que no recuerda, pero luego admite esa posibilidad. "No recuerdo si lo platicamos directamente... sí seguramente fue conversado [con ellos]".

El alcalde Ruano dice que no cree que Muyshondt haya hecho ese movimiento sin hacerlo del conocimiento previo al menos de Velado. “Entiendo que Neto como comunicador de la campaña tenía que comunicarlo (a las autoridades del partido)”.

Norman Quijano sostiene que desconocía al detalle con quiénes se reunían sus colaboradores de campaña, entre ellos Muyshondt, e insiste en que lo que quería era hacer llegar información sobre su plan. "No puedo desautorizar a Neto, porque probablemente bajo ese enfoque se reunió allá con el señor de Ilopango y se dio las circunstancias. Lo que sí es que me llama la atención que Neto no miente, él dice que no los va a combatir, lo que ha dicho es que hay planes de rehabilitación, y eso no es negociar con nadie", dice Quijano.

Sobre el cierre del penal de máxima seguridad, Quijano dice que es algo que no se le cruzó por la mente. "No pasó por mi mente cerrar Zacatecoluca", dice.

¿Cómo fue posible aquella reunión en la que, en un territorio controlado por la MS-13, participan dirigentes de las dos facciones de la pandilla rival Barrio 18? Según Ruano, los representantes nacionales de las tres pandillas dieron el primer paso, al contactarlo a él por medio de intermediarios que fueron líderes locales de las pandillas en su municipio. “Ellos (los pandilleros) me pidieron conocer cuál iba a ser el plan de seguridad del candidato de Arena y ante eso yo tengo una amistad con Neto Muyshondt de mucho tiempo... Entonces le pedí a Neto si podía explicar realmente qué iba a hacer Norman (Quijano) en el tema de seguridad y tuvimos no una sino varias reuniones en diferentes sectores. Fueron varias reuniones”, resume el alcalde.

Cuando se le mostró el video que obtuvo El Faro, Ruano aseguró que esa sesión en particular ocurrió en una casa del cantón de Apulo, en los alrededores del Lago de Ilopango, donde hegemoniza el control la Mara Salvatrucha. “No involucremos a más gente”, se excusó, cuando El Faro le pidió que explicara quién facilitó el lugar del encuentro.

Ruano también recuerda que esa reunión fue el seguimiento a un encuentro previo en el que los pandilleros presentaron un pliego de peticiones al vicepresidente de ARENA, entre las que se encontraba el relajamiento de las condiciones de seguridad del penal de Zacatecoluca. El alcalde precisa que era un documento con 11 peticiones que prefirió no detallar.

Ruano mira la revelación de esa reunión como la oportunidad para que todos los partidos se sinceren y admitan que en algún momento han tenido que entrar en conversaciones con las pandillas: “Aquí no ha habido ningún partido que pueda presumir de la pureza de no haber tenido que platicar con pandilleros para entrar o salir de una colonia. Conociendo la realidad no hay ningún partido. Es una hipocresía de todo el mundo", dice.

Las críticas de Arena a la Tregua que impulsó la administración presidencial de Mauricio Funes han estado a la orden del día durante las últimas semanas. "No podemos ser indiferentes al caso cuando sabemos que fue durante esa tregua cuando se fortalecieron los grupos criminales de las pandillas", dice la diputada Patricia Valdivieso en un video que subió la fracción legislativa de Arena, el 29 de febrero pasado. "Tienen que decirnos a cambio de qué se hizo esa negociación", agregaba la legisladora.

Muyshondt y Quijano aspiran a suceder a Jorge Velado en la presidencia de Arena. Ambos han dicho públicamente que están inconformes en cómo el partido se ha conducido en los últimos meses, y han anunciado que se inscribirán en las elecciones internas de dirigentes que cerrarán el ciclo de Velado al frente del partido.

Gobierno devuelve a Arena las acusaciones

Este sábado 12 de marzo, la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia de la República emitió un boletín en el que el gobierno de Salvador Sánchez Cerén expresa su "preocupación por el vídeo que revela vínculo de Arena con grupos criminales". Apenas una semana atrás, el partido Arena pidió a la Asamblea Legislativa que cree una comisión investigadora sobre la tregua que propició el gobierno de Funes con las pandillas y a los funcionarios de entonces y actuales que la promovieron. Esta vez, el gobierno pide a la Fiscalía que investigue la participación de políticos de Arena en lo que considera "negociaciones" con pandilleros.

"Es muy preocupante para toda la ciudadana porque el material evidencia el ofrecimiento de garantías para esos grupos criminales de haber ganado Arena las elecciones", dice el boletín, citando al secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas.

Aunque el gobierno de Sánchez Cerén rechazó las posibilidades de negociar con las pandillas en enero de 2015, las investigaciones de la Fiscalía y la revelación hace unas semanas de un vídeo en el que se ve a un grupo de nudistas bailando para pandilleros en el penal de Izalco en septiembre de 2012, han permitido a Arena lanzar permanentemente críticas al FMLN porque fue su primer gobierno el que diseñó la tregua que permitió reducir los homicidios de 14 diarios a 5.6.

"El señor Muyshondt, el señor Quijano y el alcalde Ruano han sostenido, como se puede ver en lo que ha documentado el periódico El Faro, diálogo con estos grupos criminales. Esto es preocupante porque ellos les hacen ofertas y propuestsa, así que no solo dialogan sino que negocian con ellos", señala el boletín de la Secretaría de Comunicaciones, citando a Chicas.

Las redes sociales del partido Arena han criticado la tregua propiciada por la administración presidencial de Mauricio Funes, no obstante, ellos tenían planificado establecer una tregua similar, de llegar a la presidencia en 2014.
 
Las redes sociales del partido Arena han criticado la tregua propiciada por la administración presidencial de Mauricio Funes, no obstante, ellos tenían planificado establecer una tregua similar, de llegar a la presidencia en 2014.

 

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad