Publicidad

Tres pandillas anuncian cese de homicidios y piden al Gobierno no implementar medidas excepcionales

Tres de las violentas pandillas que operan en El Salvador anunciaron este domingo que han ordenado el cese de los homicidios y piden al Gobierno detener la aplicación de medidas excepcionales para combatirlas. El director de la Policía Nacional Civil responde que "no tenemos por qué girar en torno a lo que digan grupos criminales". 

AFP / El Faro

 
 

"Hemos girado línea a toda nuestra gente que son miembros de nuestras pandillas generales para que cesen todo tipo de homicidio a nivel nacional", consigna un pandillero encapuchado que habla en nombre de la Mara Salvatrucha (MS-13) y las dos facciones del Barrio 18, en un video difundido por la televisión local y los diarios digitales.

La medida, que según la grabación, busca "demostrarle al pueblo en general y al gobierno que no hay necesidad de poner medidas (excepcionales) que sólo vienen a violentar la constitución de la República".

"Hacemos conciencia al gobierno en general que no podrán terminar con las pandillas, ya que somos parte de la comunidad de nuestro país (...)", aseguran las agrupaciones delictivas.

El director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, declaró a la prensa local que "no tenemos por qué girar en torno a lo que digan grupos criminales en forma anónima".

La decisión del gobierno de analizar medidas extraordinarias para enfrentar a las panadillas, surgió desde el 3 de marzo cuando once trabajadores, ocho de ellos de una empresa de electricidad y tres jornaleros, fueron asesinados por pandilleros en la zona rural de la ciudad de San Juan Opico, 31 kilómetros al oeste de San Salvador.

Entre otras medidas excepcionales que deberán ser aprobadas por el Congreso se incluye una mayor movilidad del ejército, restricciones en los centros penales y un plan para ejercer un mayor control en las zonas influenciadas por las pandillas.

Por su parte, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, dijo este domingo desconocer el contenido del mensaje de las pandillas, pero aseguró que el ejecutar medidas excepcionales "es una facultad constitucional" que tiene el gobierno con base a la Constitución del país.

Más allá de las medidas represivas, Escobar se pronunció porque "las injusticias sociales se vayan superando y vayamos estableciendo unas condiciones de paz estables".

El Salvador acumula un promedio de 23 asesinatos por día, en su mayoría las autoridades los atribuyen a las pandillas que cuentan con unos 70,000 miembros, de los cuales 13,000 están encarcelados.


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad