Publicidad

Fiscalía ordena capturar a los policías que masacraron en la finca San Blas

El fiscal general, Douglas Meléndez, confirmó que se han girado siete órdenes de detención contra policías del Grupo de Reacción Policial (GRP) que participaron en la masacre, en la que murieron seis presuntos pandilleros de la Mara Salvatrucha, una joven de 16 años y un trabajador de la finca. La Policía Nacional Civil ha confirmado la captura de cuatro de los imputados. El 22 de julio se cumple un año desde que se publicó la investigación periodística de la Sala Negra de El Faro que destapó lo ocurrido en la finca San Blas.

 
 

El fiscal general, Douglas Meléndez, aseguró en conferencia de prensa celebrada en San Miguel este 8 de julio que en la finca San Blas del municipio de San José Villanueva ocurrió al menos una "ejecución sumaria", cometidas por miembros de la Policía Nacional Civil. La Fiscalía General de la República ha girado órdenes de captura contra siete policías del Grupo de Reacción Policial (GRP) que participaron en el operativo. También confirmó, como en su día lo adelantó la investigación de la Sala Negra de El Faro, que Dennis Alexander Martínez Hernández, de 20 años, uno de los masacrados la madrugada del 26 de marzo de 2015, "no tenía nada que ver con pandillas". 

Aquella madrugada, siete varones y una muchacha de 16 años murieron en el casco de la finca cafetalera San Blas. La versión oficial de la PNC fue que ocho pandilleros de la Mara Salvatrucha los atacaron, pero los policías repelieron el fuego y lograron matarlos a todos. La investigación periodística de El Faro, basada en el testimonio de una sobreviviente de la masacre, en otras pruebas testimoniales, autopsias y otros documentos oficiales, permitió concluir que en esa finca los policías masacraron. 

El pasado 25 de abril, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) convocó a una conferencia de prensa, en la que el procurador, David Morales, concluyó que lo de San Blas no fue un enfrentamiento, sino que se trató de "ejecuciones extralegales". 

En esta ocasión, el reconocimiento de lo que ocurrió ha venido acompañado de órdenes de captura. “Se ha finalizado la investigación y estamos dando una respuesta concreta, estamos dando una respuesta clara de lo que ocurrió o pudo haber ocurrido en esos hechos... Se han girado siete órdenes de captura en contra de miembros del Grupo de Reacción Policial... En este caso se dieron muertes de pandilleros, pero también murió una persona que no tenía que ver con pandillas, un residente del lugar en el que se habían posicionado los pandilleros, en la finca San Blas, una persona que no tiene ningún tipo de antecedentes... No lo puedo llamar de otra manera: lo que ocurrió en el caso de la muerte de este joven fue, según los indicios que tenemos hasta este momento, una ejecución sumaria”.

Consuelo Hernández, la madre de Dennis, estaba en la finca durante la masacre. No podía ver a su hijo, que era el escribiente de la finca, pero pudo escuchar cómo intentó explicar que él trabajaba en ese lugar. "Bien lo oí, porque era mi hijo y yo estaba pendiente. Oí cuando abrió la puerta y salió. Sentí alivio al oír su voz. Él les pidió que lo dejaran hablar, les pidió una oportunidad para explicar... pero no se la dieron", dijo Consuelo a este periódico en junio de 2015. Dennis murió de un disparo que atravesó su cabeza de arriba hacia abajo. Consuelo huyó del cantón Matazano II, donde se encuentra la finca San Blas, en noviembre de 2015, debido a que fue amenazada de muerte vía telefónica.

Las órdenes de captura anunciadas por la Fiscalía ocurren una semana después de que Tito Zelada, Inspector de Seguridad Pública, el principal garante de la contraloría en la corporación policial, declarara a El Faro que en sus investigaciones no había indicios de ejecuciones extralegales cometidas por agentes de la PNC para el caso San Blas. 

De hecho, la tarde de este viernes, la Policía convocó a una conferencia de prensa en El Castillo, su sede central. El director policial, Howard Cotto, cuando un reportero le preguntó acerca de la muerte de Dennis, respondió: "consideramos que (los policías del GRP) actuaron en un procedimiento correcto en contra de miembros de estructuras criminales". Cotto explicó que ya capturaron a cuatro policías por el caso San Blas, y aprovechó para felicitarlos: "reconocemos la valentía de algunos de haberse presentado (tras la petición de la Fiscalía). Estamos absolutamente seguros que actuamos en el marco de la ley". 

Cotto dijo que no iba a dar detalles sobre los que aún no han sido capturados. La Fiscalía aseguró que las órdenes de aprehensión fueron giradas el martes pasado. El jefe policial dijo que dar más detalles podría "facilitar que miembros de la institución huyan". 

Entrada principal de la finca cafetalera San Blas, en San José Villanueva, en la que elementos de Grupo de Reacción Policial mataron a ocho personas, incluido el escribiente de la finca. Foto archivo El Faro.
 
Entrada principal de la finca cafetalera San Blas, en San José Villanueva, en la que elementos de Grupo de Reacción Policial mataron a ocho personas, incluido el escribiente de la finca. Foto archivo El Faro.


Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad