EF Foto

Capturas, allanamientos y la mansión Saca

 
Publicidad
En los últimos cuatro días, la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República han diseñado una serie de capturas y allanamientos a propiedades y empresas tras la pista de $246 millones desviados desde Casa Presidencial hacia cuentas personales y de empresas relacionadas al expresidente Antonio Saca, algunos de sus más cercanos colaboradores y empresas. La madrugada del domingo 30 de octubre, agentes de la la PNC detuvieron al expresidente Saca, acusado por lavado de dinero, malversación de fondos públicos y agrupaciones ilícitas. Saca y su familia celebraban la boda de uno de sus hijos. Junto a Saca fueron capturados el exsecretario de comunicaciones, Julio Rank y el expresidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados y exsecretario de juventud, César Funes. La Policía también capturó a tres empleados de confianza del área de tesorería y finanzas de Casa Presidencial que fueron clave para realizar la millonaria desviación de fondos, según la FGR. El domingo 30 por la mañana, se entregó a la Policía el exsecretario privado Elmer Charlaix. Entre el lunes 31 de Octubre y la madrugada del miércoles 2, la Fiscalía y la Policía han allanado hasta cinco propiedades y dos empresas vinculadas al caso; entre estas, una mansión que Saca adquirió en $2.1 millones y HS Import's, una venta de autos de Herbert Saca, el primo y operador político del gobierno del expresidente Saca. 

Publicidad

Otto