Publicidad

Gobierno crea la Comisión de búsqueda de adultos desaparecidos en la guerra

El gobierno firmó este miércoles el decreto de creación de una comisión de búsqueda de adultos desaparecidos durante el conflicto armado. Organismos de la sociedad civil exigen a la Fuerza Armada que colabore con la apertura de la información que permita dar con el paradero de las víctimas. 

El Faro / AFP

 
 

El gobierno de El Salvador ha creado una comisión que se dedicará a la búsqueda de personas adultas desaparecidas forzadamente durante la guerra civil (1980-1992).

"Nos satisface dar otro paso importante en el camino de la verdad y dignificación de las víctimas de la guerra civil de los años 80, y con ese justo propósito creamos por decreto ejecutivo la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Adultas Desaparecidas (Conabusqueda)", dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén en un acto en la Casa Presidencial.

Tras dar a conocer el decreto que crea esa comisión, el presidente recordó que luego de 25 años de terminado el conflicto armado, "muchas familias" en el país "no han podido cerrar sus heridas" al desconocer el paradero de sus familiares desaparecidos.

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, explicó que la función de la comisión será la de "establecer el paradero de personas adultas que hayan sido víctimas de desaparción forzada en el contexto del conflicto armado".

La comisión de búsqueda, que será nombrada en el corto plazo en una fecha no precisada, estará conformada por tres comisionados, uno de los cuales será nombrado directamente por el presidente Sánchez Cerén.

Los dos comisionados restantes serán escogidos por el mandatario de un listado de seis candidatos que tendrán que proponer organizaciones de víctimas de desapariciones forzadas.

Guadalupe Mejía, veterana dirigente del Comité de Madres y Familiares de Desaparecidos (Codefam), en un breve discurso en la casa de gobierno, recordó que "muchos de los desaparecidos" en la guerra fueron asesinados "y fueron sepultados en fosas comúnes" y que eso hace prever que dar con su paradero "no será una tarea fácil".

Además, Mejía también llamó a la Fuerza Armada "a colaborar" brindando información para las investigaciones que efectúe en su momento la comisión de búsqueda. El llamado no es gratuito. La Fuerza Armada se ha negato de manera sistemática a abrir sus archivos, alegando que no existe información relacionada con los casos en los que los peticionarios solicitan información vía la Fiscalía o la Corte Suprema de Justicia para casos de desapariciones forzadas o masacres. 

Esta es la segunda comisión de búsqueda de desaparecidos que se crea en los últimos siete años. En 2010, el expresidente Mauricio Funes creó la Comisión Nacional de Búsqueda de niños y niñas desaparecidos en el conflicto, en cumplimiento a una sentencia condenatoria de 2005, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado salvadoreño, por la desaparición de las hermanas Ernestina y Erlinda Serrano Cruz. 

En el caso de los menores desaparecidos, la Asociación ProBúsqueda de niños y niñas ya había denunciado desde finales de los ochenta y principios de los noventa la desaparición sistemática de niños abandonados o secuestrados en los escenarios de guerra. En la Corte Suprema de Justicia, además, se investiga una red de contrabando de niños que operaba bajo el amparo de abogados de la República y militares.

En el caso de los adultos desaparecidos, sus casos tienen que ver más con el hecho de que en los años previos a la guerra civil, y durante todo el conflicto armado, el Estado salvadoreño creó una política sistemática de búsqueda, persecución y captura de aquellos considerados como opositores políticos. En diciembre de 2015, El Faro reveló Los archivos secretos de la dictadura, un compendio de documentos confidenciales del Estado mayor y la Fuerza Armada, en el que constan listados de salvadoreños que sufrieron tortura, asesinatos o desapariciones. 

En una carta enviada al presidente salvadoreño, el congresista demócrata estadounidense Jim McGovern felicitó al gobernante por la creación de la comisión. 

"Creo firmemente que el establecimiento de una Comisión Nacional para la Búsqueda de los Desaparecidos, será una valiosa contribución para las familias y los niños de los desaparecidos, y una parte valiosa de su legado como presidente", consideró McGovern.

El congresista dijo además en su carta que para garantizar que la comisión "tenga éxito" en su cometido, se le debe de facilitar "todos los registros gubernamentales, militares, de inteligencia y de seguridad del período (y) que puedan ayudar a esclarecer" el "rompecabezas de cada persona desaparecida".

McGovern también prometió al mandatario que hará "todo lo que pueda" para apoyar el trabajo de la comisión.

También la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) felicitó la iniciativa. "El gobierno salvadoreño ha dado el paso correcto con la creación de esta comisión. Para las familias, el saber lo que sucedió con sus seres queridos desaparecidos durante el conflicto ayudará a sanar el trauma de la guerra. Para la sociedad, el saber qué pasó con los desaparecidos comenzará a abordar un problema de derechos humanos de larga data. Esperamos que esta comisión reciba el apoyo que necesita tanto a nivel nacional como internacional", dijo Geoff Thale, director de Programas de la oficina en Washington.

Con la firma de unos Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992 entre el gobierno derechista del entonces presidente Alfredo Cristiani (1989-1994) y la guerrilla izquierdista del Frente Farbundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), se puso fin a la guerra civil que dejó una estela de 75.000 muertos y más de 10 mil desaparecidos.


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad