Publicidad

Ayúdanos a hacer más investigaciones como esta

Asamblea fichó a un entrenador de baloncesto y firmó 488 nuevos contratos en 2017

La Asamblea firmó 489 nuevos contratos este 2017, entre los que destaca la creación de una plaza para un entrenador de baloncesto con un salario mensual de 750 dólares. Diputados señalan que el mantenimiento de estas nuevas contrataciones es lo que ha hecho crecer en 3.4 millones de dólares el rubro de 'remuneraciones' en el órgano legislativo para 2018. 

Sergio Arauz*

 
 

En medio de una crisis fiscal que ha llevado al país al impago y que ha significado recortes de 18 millones de dólares en Educación y otros 17 millones en Salud, la Asamblea Legislativa firmó 489 contratos este 2017 con asesores de diputados, secretarias, seguridad y hasta un entrenador de baloncesto.

La oficina de acceso a la información de la Asamblea entregó a El Faro la lista de empleados vía 'régimen de contrato' hasta el 28 de septiembre de 2017, luego de una solicitud de información en la que se pedía todas las nuevas contrataciones realizadas este año. En el documento destaca el aumento de 489 respecto al recurso humano con el se contaba en 2016, año en el que cerró con 1887 empleados (entre ley de salarios y empleados por contrato). Del personal empleado en 2016, 874 eran personal de los partidos políticos con representación en el pleno y cuya remuneración anual se acercó a un millón de dólares (940 mil 871 dólares). 

Según información del portal de transparencia del órgano legislativo, hasta el 31 de julio de 2017, la planilla había crecido en 310 plazas en personal con funciones de todo tipo: asistentes de diputado, asesores, asistentes de comunicaciones, el entrenador de baloncesto (con un salario de 750 dólares mensuales) y un auxiliar de jardinería que también gana 750 dólares mensuales. La mayoría de las contrataciones oscila entre los 300 dólares, aunque hay -los menos- asesores que ganan 4 mil mensuales.

En la lista entregada a este periódico, se constata que entre julio y septiembre se contrataron a otras 179 personas más. El documento, titulado "Personal contratado 2017" contiene los nombres de los nuevos empleados, pero a diferencia de la lista revelada en julio, esta no especifica los salarios ni las funciones ni las oficinas a las cuales han sido asignados. 

Del total de empleados de la Asamblea hasta el 31 de julio, para los 14 diputados directivos de la Asamblea trabajan 241 personas, entre asesores, asistentes, personal de prensa, de comunicaciones, según la información contenida en el portal de transparencia. 

El diputado de Arena y exdirectivo, David Reyes, explica que este aumento de contrataciones ayudaría a entender el incremento en el presupuesto del órgano legislativo para 2018, que será de 58.3 millones de dólares. Con respecto al de 2017, creció 58 mil 900 mil dólares. Sin embargo, la partida presupuestaria de remuneraciones creció en 3.4 millones de dólares respecto al 2017, llegando a los 45 millones de dólares.

“Tiene que ver con la votación (por el presupuesto 2018). Son tres millones de dólares más para remuneraciones”, dice el diputado.

Según Reyes, el dinero para remuneraciones no tiene que ver con aumentos de salarios para diputados ni empleados legislativos, sino más bien con las nuevas plazas.  "Quizá los de enero son renovación de contrato,  pero de ahí en adelante sí son nuevas plazas", agrega.

Reyes dice que el aumento de personal en la Asamblea es notorio en el edificio de trabajo legislativo y también sospecha que existen contrataciones de 'activistas políticos'.  “Estamos en un año preelectoral, esa es la única justificación”, dijo este diputado, que votó en contra de la aprobación del presupuesto para 2018 porque dice que no contó con información adecuada para decidirse. “Vi un documento con información general y me lo dieron una hora antes”, dijo.

Dos fuentes que trabajan en las áreas administrativas por las cuales circula información de ingresos y egresos explicaron a El Faro que parte del dinero para el nuevo personal proviene de una especie de ahorro de más de 3 millones de dólares en la Asamblea, producto de la suspensión en la contratación del seguro médico privado para 2017. Este año, los diputados tenían proyectada la contratación de un seguro médico privado para todos los empleados del órgano legislativo que llegaba a los 3.8 milones de dólares.

Un miembro de la junta directiva aceptó hablar del tema con la condición de hacerlo desde el anonimato. Este directivo asegura que las nuevas plazas recaen en la firma de una sola persona: el presidente de la Asamblea. "Son plazas chiquitas la mayoría, en promedioo de unos 500 dólares, diría yo", dijo este directivo a El Faro. 

Juan Valiente, de Arena, uno de los diputados de la legislatura 2015-2018 que más ha exigido la transparencia en las contrataciones de la Asamblea, explica que en este periodo legislativo, la junta directiva de la Asamblea dejó a discreción del presidente de la junta (que a su vez es el presidente del órgano del Estado) la contratación de personal sin necesidad de obtener la firma del resto de directivos.

El 15 de mayo de 2015, cuando esta legislatura asumió, los diputados establecieron el acuerdo número 1, en el que se delegó a la presidencia de la Asamblea "la administración del personal, a que se refiere el numeral 25 del Art. 12 del Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa; debiendo presentar un informe periódico a la Junta Directiva sobre la situación del personal de esta Asamblea. Se exceptúan de esta facultad lo referido a los cargos de Gerencias, Jefaturas y Coordinaciones de las Oficinas Departamentales de esta Asamblea, las cuales serán del conocimiento de Junta Directiva", dice ese documento.

El 10 de noviembre, tras un acuerdo político entre las bancadas de Gana y el FMLN, Guillermo Gallegos asumió la presidencia de la Asamblea, y su presupuesto para 2017, de manos de la diputada Lorena Peña.

El Faro buscó al diputado Gallegos para entender quién autorizó estas contrataciones. Al cierre de esta nota, luego de varias llamadas y mensajes de texto, el diputado no había respondido. 

El Faro también habló con Rodrigo Ávila, miembro de la actual junta directiva. Ávila aceptó el aumento de plazas, pero dijo desconocer el detalle. “Sí sabía de las nuevas contrataciones, pero no sé el detalle. Entiendo que fue en temas de seguridad y en personal administrativo”, dijo. 

Para 2018, el incremento en la Asamblea de 3.4 millones de dólares en el rubro de 'remuneraciones' contrasta con la reducción de fondos que el mismo órgano legislativo aplicó en 2017 para la red de hospitales públicos del país. En 2017, el Hospital Rosales recibió $4 millones menos; el Hospital de Niños Benjamín Bloom  $2 millones; el hospital San Juan de Dios en San Miguel $1.9 millones; el Hospital  de Santa Ana  $1.9 millones y el hospital de Maternidad sufrió un recorte de $1.87 millones. 

*Con reportes de Roxana Lazo, Manuel Talavera y Carmen Escobar

Publicidad
Publicidad
 CERRAR
Publicidad