La marcha fúnebre de El Salvador a Long Island

 
Publicidad
La violencia en El Salvador y en el triángulo norte de Centroamérica ha transformado la migración. Hoy muchos miran hacia el norte no para mejorar su vida sino para salvarla. En Long Island, Nueva York, jóvenes centroamericanos expulsados por la violencia han encontrado un destino que no solo no acepta su condición de refugiados sino que, a menudo, los empuja a unirse a las pandillas de las que huyeron.Este contenido ha sido realizado con el apoyo de la beca DevReporter organizada por LaFede.cat en colaboración con la ONG “Asamblea de Cooperación por la Paz”. 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad