Una elección bajo la sombra de la Honduras golpista

Fred Ramos

 
Publicidad
Ocho años después del golpe de Estado contra el expresidente Manuel Zelaya, los hondureños salieron a los diferentes centros de votación para decidir quiénes serán sus gobernantes por los próximos cuatro años. En las urnas se enfrentaron el Partido Nacional y su propuesta polémica (la intención del actual presidente, Juan Orlando Hernández, de una reelección prohíbida por la Constitución); y el partido Libre, con el presentador Salvador Nasralla como carta presidencial, pero también con el expresidente Manuel Zelaya como líder de un movimiento opositor que se ha visto fortalecido. Los resultados preliminares dados por el Tribunal Supremo Electoral, brindados en la madrugada del lunes 27, dieron una ventaja a Nasralla. Hernández, sin embargo, ha llamado a sus seguidores para que salgan a las calles a luchar por su reelección. Honduras está en vilo.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad