Publicidad

“Daba igual El Salvador o Bermuda, Fusades está exenta de pagar impuestos”

El presidente de Fusades, Miguel Ángel Simán, asegura que la entidad no se llevó el dinero de la venta de Propemi (más de 50 millones de dólares) hacia un paraíso fiscal para "evadir impuestos" porque no hay ningún impuesto que evadir. Según Simán, desde su fundación en 1984, Fusades y cada una de sus actividades están excluidas del pago de impuestos. 

 
 

A partir de 2007, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) decidió vender por más de 50 millones a Propemi, su microfinanciera que comenzó a operar en 1986. Con la ayuda del bufete de abogados Appleby se llevó el dinero hacia dos sociedades offshore en Bermuda, Fusades Limited y Fusades International Trust. Appleby  está involucrado en una trama de negocios secretos con el 1 % más rico del planeta para administrar sus inversiones en territorios donde no se paga impuestos. 

La historia de Fusades y el Programa de Promoción de la Micro y la Pequeña Empresa (Propemi) ha estado, desde sus inicios, llena de ventajas. En esta entrevista, Simán revela como Fusades operó un mini-banco (Propemi), que al cabo de 21 años otorgó créditos que ascienden a más de 290 millones de dólares y que debido a que estaba bajo la sombrilla de Fusades nunca pagó impuestos sobre la renta. 

En la lógica de la fundación, narrada por Simán, la exención de impuestos con la que nació Fusades aplicaba -y aplica- para cada una las actividades que esta realiza, incluida la de esa microfinanciera.

Esa misma ventaja, según Simán, es la que los ha exonerado del pago de impuestos por la venta de Propemi, con la cual Fusades se deshizo hace diez años de una actividad en la que, visualizaron, ya no podrían ser competitivos. Luego de 20 años en los que Fusades dividía  su tiempo administrando un minibanco, y proponiendo recetas económicas para los gobiernos de turno (entre estos, cuatro periodos de Arena), Simán dice que llegaron a la conclusión de que no podían invertir más tiempo en un rubro que los alejaba de su razón de ser. Detrás de la decisión, sin embargo, hay una razón más práctica: Simán relata que debido a que más bancos incursionaban al mercado de créditos para la micro, la pequeña y la mediana empresa, decidieron que era la oportunidad perfecta para salirse de este nicho, así que buscaron a un comprador.  Al final fue el Banco de América Central (BAC) el que entregó la mejor oferta, un pago por 51 millones 485 mil 96 dólares. 

El ahora presidente de Fusades explica las razones que los llevaron a tomar la decisión de llevarse el dinero de la venta a Bermuda para constituir un fondo que es invertido en títulos valores en el mercado financiero internacional. Según Simán, ese fondo genera intereses y dividendos que cada año retornan a El Salvador en forma de donaciones para Fusades... Y no pagan impuestos. 

En 2010, en el primer gobierno del FMLN, dos auditores de la Dirección General de Impuestos Internos señalaron irregularidades en la venta de Propemi. Advirtieron que Fusades debió pagar 1.5 millones de dólares en concepto de IVA y 2 millones 298 mil dólares en concepto de renta. Ese reparo -que también llegó a oídos de la Corte de Cuentas, cuando auditaba la aprobación de la venta de la cartera de créditos de Propemi hecha por la Superintendencia de Competencia- no pasó a más y Hacienda ahora guarda silencio. Simán asegura que Fusades nunca fue emplazada por Hacienda y que nunca fue iniciado un litigio para cobrarles impuestos (alrededor de 3.7 millones, según las estimaciones de los auditores).

Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades, aseguró que la venta de Propemi y la salida de más de 50 millones -obtenidos en la transacción- a Bermuda no tenía como transfondo evadir impuestos, ya que Fusades está excluida de pagar impuestos sobre la renta. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Miguel Ángel Simán, presidente de Fusades, aseguró que la venta de Propemi y la salida de más de 50 millones -obtenidos en la transacción- a Bermuda no tenía como transfondo evadir impuestos, ya que Fusades está excluida de pagar impuestos sobre la renta. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

La creación Fusades International Trust y Fusades Limited en Bermuda tiene como origen la venta de la cartera de clientes del "Programa de Promoción de la Pequeña y de la Microempresa" (PROPEMI) al Banco de América Central.  ¿Cuál fue el monto global que cobraron?

No tengo conmigo la cantidad exacta. Sucedió que Fusades cedió una cartera por un poco más de 50 millones de dólares al Banco de América Central (BAC). Hicimos un proceso abierto donde invitamos a consultores que nos ayudaron a pensar cómo llevar a cabo la transacción, la cual la hicimos en El Salvador. Fue un proceso sujeto a la autorización de la Superintendencia del Sistema Financiero y de la Superintendencia de Competencia. Ellos debían autorizar al BAC para poder adquirir la cartera. No es una cosa que se haya hecho a escondidas allá afuera. Fue una transacción normal como pueden ser otras transacciones financieras en el país.

¿Por qué constituyen el fideicomios en Bermuda y no en El Salvador?

Lo hicimos por varias razones. Cuando quiere constituir un fondo, un "endowment", un fideicomiso patrimonial, necesitas la oportunidad de invertir esos recursos. Eso significa invertir en un portafolio que permita diversificar los riesgos financieros. Esos pueden mitigarse si distribuyes las inversiones en diferentes tipos de instrumentos: llámese títulos de renta fija, inversiones en otros activos como acciones, alternativos, etcétera. Tiene que mitigar en títulos de diferentes empresas o de diferentes gobiernos y de diferentes países. Lógicamente si tu tenés aquí un fideicomiso, la pregunta sería: ¿en qué lo invertirías? Las opciones existen, pero son menores. Para invertir de forma diversificada, debes ir a los mercados internacionales. Para llegar a esos mercados, tenés que crear un vehículo con su personería jurídica. Constituimos el vehículo -Fusades International Trust y Fusades Limited- de forma transparente y de forma legal para poder hacer esas inversiones, asegurarlas, hacerlas crecer y hacerlas sostenibles. En El Salvador, las leyes son muy limitadas. No se ha promovido la ley para la creación de fideicomisos con el nivel de adecuación necesaria para poder trabajar las complejidades que un fideicomiso requiere. Si la leyes en El Salvador no te lo facilitan, tenés que buscar el vehículo legal para poder hacer las inversiones en mercados internacionales. Ahora, todos los recursos que se invierten por el fideicomiso regresan a El Salvador para asegurar la operación y continuidad de la institución.

¿Cómo fue el mecanismo para hacer llegar el dinero a Bermuda? 

A ver, yo no... no me puedo los detalles específicos, pero se cede la cartera al banco y se genera un ingreso para Fusades. Luego Fusades tiene que tomar una decisión sobre qué va a hacer con esos recursos. Y esos recursos se constituyen en un fondo para asegurar que consolidamos un fondo patrimonial con el afán de hacerlo crecer y con el afán de cuidarlo y asegurar la sostenibilidad de la institución.

Carlos Quintanilla Schmidt utilizó el término "endowment" para referirse a ese patrimonio.

Sí. Si buscas en cualquier parte del mundo, todos los centros de pensamiento, todas las universidades, los centros académicos y fundaciones tiene un endowment. Es un "fondo patrimonial". Estructuran un fondo patrimonial justamente para lo que te digo, es... Constituís un fondo justamente para consolidar y asegurar que tienes un patrimonio que te permite continuar en el tiempo de forma sostenible. En nuestro caso, ese fondo nos permite tener continuidad y asegurar nuestra independencia. Eso es importante para un centro de investigación: asegurar que tienes independencia en tus procesos de investigación y formulación de política pública. Como lo hacen las universidades y la academia en todas partes del mundo, Fusades constituye su fondo patrimonial o su fideicomiso o su endowment, para asegurar eso.

Si el precio total de la microfinanciera fue de 51 millones, que incluye una utilidad (de 9.19 millones de dólares), esa utilidad debió pagar el 25% del impuesto sobre la renta (2 millones 298 mil dólares).

No. Como fundación, Fusades está exenta de impuestos. No estaba sujeta al pago de ello. No sé a qué te referís. Y todo fue hecho, como te digo, con las autorizaciones correspondientes.

Me gustaría saber desde que año usan la exención. Este tipo de exenciones están reguladas desde 1991 con la aprobación de la Ley del Impuesto sobre la Renta y desde 1996 con la aprobación de la Ley de Asociaciones y Fundaciones. 

Desde nuestra fundación en el año 1983. O sea, previo a estas que tú has citado, que no me las puedo de memoria y no me puedo las fechas. Quiero dejar esto bien claro: en el año 1983  Fusades se constituye como una fundación sin fines de lucro, como las cientos y miles que hubieron desde antes y más ahora. En ese entonces había una legislación. ¿Cuál es el número específico? No lo sé, pero con mucho gusto te podría averiguar. Esta fue evolucionando y cambiando.

Miguel Ángel Simán llama por teléfono a Javier Castro, el director de Estudios Legales de Fusades. Él entra minutos después y lleva consigo un documento del año 1983 y otro documento del año 1984. El de 1983 es del Ministerio del Interior  y el otro documento está firmado por un oficial de una oficina que ya no existe, la oficina de Contribuciones Directas, disuelta tras las reformas tributarias de inicios de 1990 e incorporada a la Dirección General de Impuestos Internos. Con estos documentos, explican por qué desde la creación de Fusades, en 1983, la fundación nunca ha pagado impuesto sobre la renta por los ingresos de ningunas de las actividades que ha llevado a cabo.

Javier Castro llega a la reunión y agrega:

Es difícil ver la versión original, porque cambian con el tiempo... La legislación vigente, cuando Fusades se constituye,  establece que se le extiende una declaratoria de "exención de impuestos sobre la renta". Está desde el 84, justo un año después que nace Fusades y tiene vigencia hasta la fecha, porque no tenemos un plazo, digamos, de terminación o de caducidad de esas declaraciones. Tenemos esta exención que le concedieron a Fusades en 1984. A esta constancia se refiere la ley de asociaciones y fundaciones y la ley de impuesto sobre la renta. Es importante señalar que es una exención sobre el impuesto sobre la renta que se da a la fundación; no es a una operación en particular. No debemos acudir a pedir una exención, sino que la institución como tal está exenta del pago de impuestos sobre la renta, al ser un sujeto excluido. No está obligadas a pagar impuesto sobre la renta "las corporaciones y fundaciones", porque esa es una calificación que hace posteriormente la Dirección de General de Impuestos Internos. La fundación nace, se registra de acuerdo a la ley de la materia, se inscribe en el registro de fundaciones y posteriormente tiene que venir una calificación que hace la Dirección General de Impuestos Internos, para estar exentos del pago de impuestos.

Me gustaría entender el alcance de una resolución de este tipo. Las exenciones no pueden ser totales. En los estatutos de una fundación se establece el giro de las actividades que son propias de la fundación. Si obtienen ingresos que no están incluidos en esas actividades, sí genera una obligación tributaria. Por ejemplo, si Fusades tuviera cuentas de banco y esas cuentas de banco tuvieran montos mayores a 25 mil dólares, los intereses que generan cada año pagarían un impuesto.

Miguel Ángel Simán retoma la palabra.

Eso depende de la legislación en qué país esté asentada, pero en el caso de Fusades está exenta como sujeto excluido del pago de impuestos. Es bien importante tener claro de que no nace la obligación tributaria para Fusades, porque estamos excluidos del pago del impuestos. La ley ISR lo establece y lo repite la ley de asociaciones y fundaciones. No nace la obligación por esa certificación que le entrego. Fusades es un sujeto excluido del pago de impuestos. Pudiera haber una asociación que no tenga esa calificación, o inclusive también se la podrían revocar. Estamos excluidos del pago del impuesto [sobre la renta]. No nace la obligación tributaria. Eso es lo que pasa. Y eso se les ha contestado cuando han venido acá, cuando han hecho las respectivas auditorías...

Recuerdo un documento que generó ruido en febrero de 2011, en el que dos auditores de Hacienda recomendaban estudiar si Fusades debió pagar $2,298,000 en concepto de impuesto sobre la renta por la venta de la cartera de crédito PROPEMI. Hacían alusión a que Fusades había percibido más de 9 millones de dólares como una utilidad, que no formaba parte del costo de la cartera. Como era una ganancia la que se había obtenido, en ese documento recomendaban que se estudiara si aplicaba el impuesto sobre la renta. Quisiera entender cómo contraargumentaron que eso no era cierto, que no tenían esa obligación tributaria.

Al ser una institución sin fines de lucro y exenta no estaba sujeta al pago de impuestos por la cesión de la cartera de crédito. Por más vuelta que le des, te vamos estar respondiendo lo mismo. Nos lo has preguntado de diferente maneras y creo que estás tratando de buscar algo en donde tú estás planteando que debimos haber pagado impuestos y entonces yo te pregunto: ok, pero decinos sobre qué base. Si tú me estás haciendo una pregunta en la cual me estás diciendo que se debió haber pagado un impuesto, entonces dinos bajo qué base debimos haber pagado. Porque esta discusión se tuvo en 2011: Hacienda generó una denuncia que nosotros interpretamos como un intento de desprestigio. Cuando todo se ha manejado con total transparencia. Hacienda está conciente de que todo se hizo de forma transparente y bajo la supervisión de las diferentes entidades de aquel entonces. Incluso se demostró en 2011 que todo se había hecho de acuerdo a la ley. Hasta publicamos la solvencia que el Ministerio de Hacienda nos otorga [y] que refleja esto mismo que te estamos diciendo. 

¿No sé si ustedes recuerdan cómo se resolvió el litigio ante el Ministerio de Hacienda?

Es que no hubo litigio que yo recuerde. Nosotros nos dimos cuenta cuando apareció el anónimo en la Asamblea Legislativa, porque fue un anónimo que apareció en la Asamblea a Legislativa... No quiero decir que ahí lo hicieron, sino que apareció en la sala de prensa. Apareció un anónimo donde nos estaban cuestionando de evadir impuestos: IVA y Renta. Cuando nos dimos cuenta de este anónimo, que nos querían difamar con que habíamos evadido impuestos, aclaramos con argumentos. Lo discutimos abiertamente. Hubo foros y conferencias de prensa. El presidente de Fusades de aquella época explicó por qué no habíamos evadido impuestos, porque las leyes así lo establecían de que no había nacido la obligación tributaria. En su momento, acudimos a las Fiscalía a presentar un aviso porque nos parecía que esa información es de tipo confidencial de acuerdo a las leyes tributarias. Ese informe interno que tenían, no era una resolución condenando a Fusades, sino que era un informe interno. El informe no era determinante. Recuerdo que vinieron auditores del Ministerio de Hacienda y que pasaron mucho tiempo, al final no encontraron nada porque la respuesta está en que la misma ley establece las razones por las que Fusades y la operación están exentas a los impuestos.

Un experto en ingeniería fiscal me decía que por lo general, cuando se da una venta de activos y se crean sociedades fuera del país, en jurisdicciones como Bermuda, uno de los principales problemas que tienen con Hacienda es que califiquen que estas sociedades fueron creadas como "vehículos de propósito especial" con el único propósito de llevar a cabo una venta, pero eliminando consigo la obligación de pagar un impuesto. ¿Hacienda hizo ese reparo cuando los fiscalizó?

No, a ver, a ver... Vehículos de propósitos especiales es el nombre que se le da estos vehículos. El propósito no significa que sea malo o negativo en sí mismo. Es sencillamente un propósito. En nuestro caso, el vehículo se crea con un propósito específico: consolidar un fondo patrimonial que le asegure a FUSADES un patrimonio para su sostenibilidad. En sí mismo no tiene nada de malo. Es el vehículo que se utiliza justamente para crear el fideicomiso como lo hacen miles de otras instituciones, fundaciones, academia y centros de pensamiento. No hay nada misterioso en eso, lo misterioso es si tu tenés un vehículo y este se está ocupando para malos propósitos, eso es otra cosa. Que ocupen vehículos similares para propósitos nefastos, esa es otra historia.

¿Por qué no están en el registro público los estados financieros de 2007 y 2008 de Fusades, en los que se documento cómo se llevó a cabo la venta de Propemi?

Puede ser un problema de registro público. Esa es información pública que está en el registro de fundaciones. Todos los años presentamos los estados financieros. Es algo rutinario, una obligación que tenemos como fundación y ahí está esa información. Bajo ningún concepto nosotros hemos querido no presentar esa información. Sabemos la naturaleza de registro público... Otra cosa es que el registro esté fallando y que no esté toda la información.

¿Podrían facilitarme una copia de la auditoría externa a los estados financieros de 2007 y 2008 de Fusades? 

¿Los balances? Deberían estar ahí, no entiendo porque no están. Vaya hacer su trabajo jajaja. 

Fusades es un actor que aboga por la transparencia.

No, no. Si no estamos ocultando nada. Eso es lo que te estamos diciendo, que de hecho están en el registro. Vamos a buscarlos. 

Dos días después de la entrevista, enviaron a El Faro unos documentos, que incluía una certificación de que habían entregado estados financieros de 2007 y 2008 en el Ministerio de Gobernación, pero no adjuntaron dichos balances.

Ayúdeme a resolver esta duda: ni el Código Tributario ni la ley del impuesto sobre la renta ni tampoco la ley sociedades y fundaciones sin fines de lucro es contundente a la hora de señalar que la certificación extendida por la DGII comprende todo...

Yo ahí sí discrepo, porque cuando dice "sujetos excluidos" de la ley del impuesto está hablando de que están excluidos. No hace excepciones en cuanto al tratamiento para Fusades.

Pero también habla del hecho generador, es la actividad...

Pero es que el hecho generador se configura cuando precisamente existe la obligación de pagar un impuesto. Si no soy sujeto obligado al pago del impuesto, no se me configura el impuesto. No da pauta para que se configure el hecho generador porque estoy excluido. El punto aquí está en que la obligación tributaria no me nace porque estoy excluido del impuesto sobre la renta por la calificación que tenemos, por la naturaleza de la institución.

Quisiera poner otro ejemplo para ilustran mi duda: las maquilas gozan de una exención fiscal -no pagan impuestos- a las exportaciones que hacen hacia otros países, pero si el dueño de una maquila decidiera hoy vender maquinaria u otro activo, a pesar de que goza de una exención específica del Gobierno, estaría obligado a tributar impuesto sobre la renta. En el caso de Fusades, mencionan que tiene esta exención, sin embargo llevó a cabo la venta de un activo. ¿Tienen otra argumentación legal -además de la exención de 1984- que fundamente que la venta de este activo no estaba sujeta al cobro de impuestos sobre la renta?

Es bien diferente lo que estás comparando. Ese ejemplo es bien equivocado. Una maquila es una empresa privada, no es una fundación sin fines de lucro. No es comparable, en absoluto. Estás comparando equivocadamente una fundación sin fines de lucro que tiene esta exención que no la tiene el sector privado, el sector privado productivo, las empresas...

¿Por ninguna clase de actividad nace una obligación para Fusades de pagar ningún impuesto sobre la renta?

Ahorita estamos hablando de impuesto sobre la renta, sobre impuesto sobre la renta estamos excluidos. En el caso del IVA somos contribuyentes.

Le preguntaba porque en 2016 por intereses devengados el Banco Azul les hizo una retención. Pagaron un impuesto sobre la renta de $388. ¿Realmente están exentos de pagar todo?

Sí estamos excluidos del impuesto sobre la renta por la naturaleza de la institución.

Pero en el caso de la retención del Banco Azul...

No, no, no. Lo que estás diciendo es que aparentemente Fusades sí ha pagado un impuesto en una cuenta que tenemos en Banco Azul. Y entonces ese es un hecho generador, o es un hecho de precedente que dice... lo estás extrapolando diciendo “bueno, si ustedes pagaron un impuesto por una cuenta en un banco 'X', entonces ustedes mismos están reconociendo que son sujetos de..." Habría que ver de qué estás hablando porque también estás haciendo un planteamiento de una cuenta que no sabemos a qué te referís y qué pago... Habría que revisar eso, pero con mucho gusto y ojo, si en efecto nos han cobrado ahí algo te agradecemos que nos estés informando porque hay que ir a reclamar jajaja.

El jueves 2 de noviembre, Simán envió una carta en la que confirman que ese pago sucedió, debido a una retención que hizo el Banco Azul. "Revisamos nuestra documentación y confirmamos que el sistema automático del banco aplicó equivocadamente ese cargo y fue oportunamente corregido en enero de 2017, pues tal como le confirmamos, no somos sujeto de pago de impuesto sobre la renta. Reiteramos que Fusades a lo largo de sus 35 años de historia siempre ha respetado y cumplido con todas sus responsabilidad fiscales y las leyes que rigen a las instituciones sin fines de lucro".

Hablando de casos hipotéticos: si el fideicomiso se hubiera en El Salvador y no en Bermuda, si las decenas de cuotas de banco que se crearon allá se hubieran creado acá, ¿sí se habría generado una obligación tributaria? 

¿Por qué? No porque igual aplica lo mismo, estaría exenta. Perdona, pero yo siento que tú estas partiendo del punto de que nosotros hemos sacado el dinero para evitar algo. Te estamos diciendo que en términos de tributación hubiera sido lo mismo tener el dinero aquí o afuera. El motivo tenía otra índole y era asegurar que tu mitigas el riesgo financiero a través de diferentes tipos de títulos diversificando una cartera que aquí no la hubieras podido diversificar, es muy diferente. Lo que te quiero decir es que si al final del día si hubiéramos dejado el dinero aquí hubiera sido lo mismo. Siento que tú estas queriendo encontrar que nosotros debimos haber pagado aquí impuesto y sacamos los fondos para evitarlo. Nada que ver, aunque los hubiéramos dejado aquí esos fondos hubieran sido exentos de todas maneras. Ese no fue objetivo para nosotros, el objetivo era otro totalmente diferente.

Cuando Fusades declara impuestos en El Salvador, ¿ustedes establecen que todos estos ingresos por donaciones desde sus offshore son rentas no gravables (ingresos que no pagan impuestos)?

Cualquier ingreso que Fusades obtenga se considera renta no gravable. Uno puede tener ingresos, lo permite la ley y, de hecho, todas las fundaciones y asociaciones tienen que tener un mecanismo para subsistir. En una sociedad anónima, por ejemplo, se distribuyen utilidades entre los socios, entre los accionistas, en el caso de una fundación no se distribuyen entre los socios fundadores o entre los miembros, sino que esos ingresos van hacia el mismo capital de la fundación para seguir desarrollando los fines y en el caso nuestro es para seguirnos desempeñando como centro de pensamiento.

¿Cómo justifican el hecho de que Fusades goce de una exención que le permita no pagar impuestos sobre la renta por las actividades que realiza?

Creo que aquí hay varias cosas. En primer lugar, Fusades no está gozando de un privilegio particular ni especial. Fusades sencillamente está operando dentro del ámbito de las fundaciones sin fines de lucro como otras universidades, centros de pensamiento y otras fundaciones. Por otro lado, hay una diferencia entre una empresa privada y una fundación: Una empresa privada con fines de lucro tiene un propósito y al final del día es distribuir las utilidades y distribuir dividendos. En el caso de Fusades, como en cualquier otra fundación sin fines de lucro, el propósito es generar ingresos para asegurar que se cumplan sus objetivos y dentro de sus objetivos está apoyar a la sociedad y en este caso específico, apoyar en los temas de desarrollo económico y social del país. Así de sencillo se justifica. Nosotros no tenemos un fondo para evadir impuestos, no tenemos un propósito de generar ingresos para distribuirlos a sus miembros como que si fuera algún tipo de dividendo. Fusades tiene un patrimonio para hacerle frente a sus gastos y asegurar que puede hacer el trabajo de investigación, de academia y de aporte a la sociedad. Si me hacés a mí esta pregunta creo que se la vas a tener que hacer a cientos de otras fundaciones que operan bajo los mismos privilegios, como tu decís. Estamos operando dentro de la ley.

Pero el caso específico de Fusades...

¿Cómo lo justificamos? Nuestros ingresos no se distribuyen a ningún otro lado excepto para hacerle frente al presupuesto institucional. Ningún miembro de la junta directiva aqui devenga algún tipo de salario, o algún tipo de honorio, ni tu servidor. Estamos aquí aportado nuestro tiempo para asegurar que la institución se guíe adecuadamente en su propósito fundamental de aportar al país de forma voluntaria. Tenemos un staff que hay que pagarle, tenemos gastos de energía eléctrica que cubrir, gastos de agua y todo eso lo tenes que pagar a través de un presupuesto, lo financiamos de las diferentes maneras que hemos hablado pero en ningún momento se distribuye nada de esos recursos a nadie que no sea de la institución.

 ¿Por qué decidieron ponerle fin a su microfinanciera? 

Cuando comenzamos Propemi, estábamos en medio de un conflicto armado. En los 80, fue la nacionalización de la banca en El Salvador y esta se concentra en atender a clientes, digamos formales, pero no se pone en riesgo atendiendo el micro crédito del sector informal. No solamente no había acceso al microcrédito sino que tampoco había una banca nacional pujante que fuera creciendo y atendiendo los diferentes sectores de la economía más allá de las empresas. Como nadie daba microcréditos, constituimos Propemi, un programa que capacitaba a microempresarios y les daba facilidades de crédito para ayudarlos a salir de la pobreza. Llega el fin del conflicto armado y viene la privatización de la banca en la década de los 90. Los bancos se capitalizan y se fortalecen. Empiezan a dar facilidades para el microcrédito. Llega un punto en dónde no había más que hacer: el programa había cumplido sus objetivos. Otras instituciones financieras se sumaban. Fusades tenía una cartera de clientes que desarrolló a lo largo del tiempo y cuando ya hay otros actores Fusades dice: "bueno, miren, ha llegado el momento de salirnos", porque para competir con los bancos aportando microcrédito requeríamos más capital. Fusades tenía que capitalizar para poder seguir creciendo y para competir. Tenía que hacer fuertes inversiones en tecnología. Necesitabas un crecimiento territorial y esa no era la labor de Fusades... Fusades tiene que ser un promotor y ser vanguardista en ello, pero no era la intención de Fusades quedarse en el tiempo sino que debía fomentar una actividad importante para apoyar a los microempresarios. Entonces llegó el momento de salirse.

¿Por qué no podían competir con los bancos?

No es que Fusades no pudiera competir por falta de capacidad humana, sino que por falta de capital adicional para hacer las inversiones adecuadas que te permitiera seguir creciendo en un mundo competitivo. Nosotros no somos una empresa privada como tal. Somos un centro de pensamiento y no podíamos distraernos de nuestra labor por estar atendiendo una actividad económica que nos desenfocaba de nuestra labor fundamental, que es la investigación y la promoción de políticas públicas.

¿Qué elementos fueron tomados en cuenta en el debate a la hora de definir: "es tiempo de salirnos"?

Lo puedes ver desde la óptica de la oportunidad económica. Quiero que entiendas que fue una pérdida de ingresos para la institución, porque la cartera pudo seguir creciendo, y pudo haber seguido generando ingresos con los cuales Fusades operaba, pero no fue así. Decidimos que ese no era nuestro rubro, porque nos estaba desenfocando de nuestra labor fundamental como centro de pensamiento.

Pero Fusades gozaba de privilegios y de ventajas que no tenía la banca comercial. 

Fusades es una fundación sin fines de lucro. ¿Qué estás queriendo insinuar que Fusades tenía...? ¿Qué dijiste? ¿Algunas ventajas?

Que Propemi  era una especie de microfinanciera que por estar debajo de la sombrilla de Fusades estaba exenta de la obligación de pagar impuestos sobre la renta.

En ningún momento nosotros creamos una cartera con el afán de evadir impuestos. Nosotros no creamos Fusades para Propemi. Propemi esencialmente fue uno de los múltiples programas y proyectos que Fusades ha venido desarrollando a lo largo de más de 35 años. Pretender hacer una acusación de que nosotros tenemos la fundación para evadir impuestos no tiene ningún sentido. Déjame decirte: si bien eso pudo haber sido considerado como una ventaja, también fueron grandes las desventajas. Cuando comenzamos, estábamos en medio de un conflicto armado otorgando créditos, tomándonos los riesgos, los riesgos implícitos de manejar una cartera de microcréditos. Entonces si queres hacer la balanza creo que tenes que ser objetivo, valorar y ponderar de que habían más adversidades en aquellos momentos que ventajas. Sin embargo, nos aventuramos porque el propósito era fomentar el microcrédito. Y nos sentimos muy orgullosos que eso se logró.

Miguel Ángel Simán asegura que el único motivo por el que constituyeron el fideicomiso en Bermuda y no en El Salvador era porque les permitía invertir de forma diversificada y obtener réditos para seguir financiando el trabajo de Fusades en El Salvador. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Miguel Ángel Simán asegura que el único motivo por el que constituyeron el fideicomiso en Bermuda y no en El Salvador era porque les permitía invertir de forma diversificada y obtener réditos para seguir financiando el trabajo de Fusades en El Salvador. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Revisando hemeroteca me llamó mucho la atención un documento de Fusades, que es bastante emblemático. Es de mayo de 1989. Es una receta económica que me parece muy interesante y quecompararla con algunas decisiones que tomaron los gobiernos de Alfredo Cristiani, de Calderón Sol y de Francisco Flores. Ese documento dice lo siguiente: "No hay que olvidar que tasas impositivas altas son un desincentivo al trabajo y un incentivo a la evasión por lo que no necesariamente aumentan la recaudación". ¿No es una flagrante contradicción que Fusades haya gozado de una exención de impuestos sobre la renta desde su creación y aún así haya decidido sacar más de 50 millones hacia Bermuda?

No hay ninguna contradicción, lo que tú estás extrapolando no tiene nada que ver con el tema que estamos conversando. Voy a reiterate, la única razón por la cual nosotros tuvimos que constituir un fondo en el exterior era para consolidar un patrimonio que creciera y que le diera la independencia y la continuidad a nuestra institución, nunca fue por algún tipo de evasión. Lo que tú me estás planteando es una visión política y económica de cómo debe fomentarse un ámbito favorable a la inversión. Eso es una propuesta de política pública, que la mantenemos. Seguimos planteando que tenemos que crear los ambientes propicios para la inversión, debemos asegurar que haya la tributación apropiada para el nivel de la economía que tenemos y en relación a las economías que compiten con nosotros. Estar en condiciones desfavorables conlleva a que los inversionistas internacionales van a buscar otros lugares donde hacer sus inversiones, pero ese es un tema de política pública. Otra cosa es que nosotros hemos constituido este fondo para asegurar nuestra independencia y nuestra sostenibilidad en el tiempo como centro de pensamiento, como lo tienen los demás centros de pensamiento importantes y la academia, las principales universidad en el mundo. Por eso mismo creamos el fondo de forma transparente para tener una independencia económica que nos permita decir las cosas y opinar sin que nos estén doblando el brazo, porque podemos incomodar a alguien o que me pueda penalizar financieramente o económicamente. No tiene nada de secreto, nada de misterioso, ni de ilegal. Al contrario, todo esto se manejó de forma transparente. En el 2011 se nos trató de desprestigiar y mostramos toda la información. No sé de qué otra manera te los podemos explicar si no vas a creer en nosotros.

Usted acaba de mencionar algo que me llamó mucho la atención: "para que no nos pudieran doblar el brazo, ni presionar financieramente".  ¿La creación de este patrimonio en una jurisdicción como Bermuda tiene que ver con evitar presiones del Gobierno?

Me refería en general. Las presiones pueden venir de un cooperante, pueden venir de otra fundación, puede venir de una organización con intereses específicos, en fin puede ser de varias maneras. Muchas de las discusiones que Fusades ha tenido han sido con todos los partidos políticos. No sólo con uno y tampoco sólo con un gobierno. Es decir, Fusades ha discutido a través de sus 35 años con los diferentes gobiernos. Han habido gobiernos de la Democracia Cristiana, de Arena y del FMLN. Fusades ha sido una institución que ha discutido y debatido en diferentes formas sobre diferentes temas. Estamos hablando de 35 años de existencia donde hemos venido debatiendo política pública. No es secreto. Nos ha conllevado muchas críticas de estos diferentes gobiernos, diferencias de opinión, disputas de todo tipo, pero eso es normal en nuestro giro como centro de pensamiento. Es normal y no está mal, de eso se trata de tener diferencias de opinión y debatir con el afán de buscar qué es lo mejor para el país. Debemos cuidar nuestra independencia para poder hablar independientemente porque no me extrañaría que si investigás, escarbas un poco podrías encontrar a otras entidades que no tienen la independencia económica y por lo tanto están expuestas a que les doblen el brazo, porque para poder subsistir tienen que alinearse en ciertos temas para poder obtener financiamiento para hacer su labor. Por eso uno tiene que cuidarse, porque está nuestro prestigio de por medio.

En 2008, las encuestas mostraban que Arena por primera vez corría riesgo de perder una elección presidencial contra el FMLN. ¿Incidió que se acercaba la elección de marzo de 2009 en que vendieran Propemi?

¡Por favor! No, lamento decirte que no tenemos una bolita mágica que nos diga el futuro. O sea, ¿cómo nosotros íbamos a saber quién iba a ganar esas elecciones. ¡Noo! No.

En 2008, había encuestas que mostraban que se avecinaba ese resultado.

Nada que ver, nada que ver. Categóricamente nada que ver. Sencillamente fue que no nos podíamos desenfocar institucionalmente. Por otro lado, nosotros no teníamos los recursos para seguir compitiendo en un ámbito que le correspondía a la banca privada que en esa época ya estaba fortalecida. La banca ya estaba brindando las facilidades de microcrédito a los empresarios. Nosotros no estábamos tomando decisiones con base a un panorama político electoral, de ninguna manera.

¿No le temían al FMLN en el 2008 conociendo los resultados de la mayorías de las encuestas que anticipaban que Arena no seguía por un periodo más?

Fusades es una fundación con miembros de toda la diversidad de opinión política y de colores políticos.  Esa es la riqueza que tiene Fusades: su diversidad de opinión para debatir y discutir en las diferentes comisiones sobre los diferentes temas y de ahí analizamos, formulamos, proponemos. Lo que te quiero decir es que de entrada nuestras riquezas está en nuestra diversidad. Vos me estas preguntando específicamente sobre el FMLN. Yo te voy a preguntar, ¿a cuál de todos los FMLN te estás refiriendo? ¿Me estás hablando del FMLN de la guerra? ¿Me estás hablando de cuando estaban los cinco grupos guerrilleros dentro del FMLN? ¿Me estás hablando postpurgación del FMLN? ¿Me estás hablando del FMLN con su movimientos moderados? ¿Me estás hablando del FMLN con un, digamos, candidato que no era ortodoxo ni de las filas propias del partido comunista o de las FPL? ¿Me estás hablando del FMLN con sus tendencias moderadas o me estás hablando del FMLN de ahora donde tú encontras gente con quien puedes dialogar y debatir? No es correcto que en esta discusión me hablés del FMLN como una etiqueta estándar.

El FMLN que iba a las elecciones del 2009 con una ventaja en casi todas las encuestas.  ¿No le temían a ese FMLN como para valorar constituir patrimonio fuera, por si podían cambiar las reglas del juego?

No es así, pero y... ¿por qué no le hubiera temido a un gobierno Arena?

Porque revisando este documento de 1989, las recetas económicas de Fusades fueron seguidas casi al pie de la letra por Arena en la década de 1990

Son propuestas de políticas públicas y las continuamos haciendo. Y seguimos proponiendo...

No se puede negar que entre Fusades y los gobiernos del partido de Arena hubo una sinergia que llevó a una serie de decisiones económicas que hoy están en los libros de historia, la ley Fosafi, el saneamiento de los bancos y su privatización, la aprobación de un nuevo código tributario, que se eliminara el impuesto al patrimonio, el aumento al IVA...

Pero las estas juzgando, todas esas medidas...

Lo que digo es que es de dominio público que sí hubo una sinergia a la hora proponer y aprobar políticas públicas durante los gobierno de Arena, una sinergia que no ha sido la misma con dos gobiernos del FMLN. En ese sentido se contextualiza mi pregunta.

Si tu estás queriendo plantear que hay una situación antagónica entre Fusades y un partido político yo quiero decirte que sería de naturaleza propia de un debate sobre ideas y formulación de política pública. No quiero decirte que todos los partidos son iguales. Hay algunos que escuchan más que otros. Hay algunos que nos escuchan más que otros, que están más abiertos a debatir con nosotros que otros, pero nosotros nos relacionamos y debatimos con todos ellos. Participamos en todas las mesas, hemos encontrado que en todos los gobiernos hay siempre focos de resistencia para discutir abiertamente tema de política pública, así como también hemos encontrado puentes con quienes puedes debatir de todos los partidos, incluyendo gente de este gobierno.

Necesito conocer más contexto del momento en el que la junta directiva tomó la decisión de vender la cartera y crear estas sociedades offshore en Bermuda. En esa junta directiva, junto a usted estaban Antonio Cabrales, Maria Eugenia Brizuela de Avila, Roberto de Sola, Carlos Quintanilla Schmidt, Roberto Orellana Milla, Rafael Barraza. ¿Recuerda cómo fue el debate?

¿Cuál es tu acusación?

No es ninguna acusación. ¿Cómo fue el debate interno sobre los pros y los contras de llevarse este patrimonio hacia dos sociedades offshore en Bermuda?

Debo ser cuidadoso. Haz formulado dos planteamientos y yo no quiero que se de algo por asumido. Tú estás queriendo hacer una vinculación que no tiene nada que ver de quienes fuimos servidores públicos -durante gobiernos de Arena- y que hoy seguimos sirviendo a través de diferentes instituciones, como Fusades. En un país pequeño como el nuestro que tú hayas sido un servidor público y que hoy esa experticia, ese conocimiento se esté aprovechando por diferentes instituciones no tiene nada de malo. Dentro de nuestra membresía, han habido servidores públicos de diferentes gobiernos de diferentes denominaciones. No puedes alinear a los integrantes de la junta directiva con un propósito y vincularlo solamente hacia un partido político. En el caso de muchos de nosotros, que fuimos servidores públicos, no significa que necesariamente que fuimos miembros de un partido político. Hay que ser bien cuidados de que las decisiones que se toman aquí en Fusades tienen que ser no solamente discutidas a nivel de su sistema de gobernación, que incluye no solamente a la junta directiva sino que a su asamblea de miembros, y por lo tanto todo lo que aquí hacemos es discutido, validado, aprobado por la asamblea de la institución. Todo se ha hecho con total transparencia. No sé cuál es la vinculación de todo lo que hemos hablado. Si vos estas queriendo insinuar que nosotros apoyamos a un partido político o que nosotros estamos tratando de canalizarle recursos a un partido político, nada que ver. Nosotros no damos ningún aporte financiero a ningún partido político. Eso está prohibido por nuestros estatutos jamás lo hemos hecho y jamás lo vamos a hacer.

Le mencionaba nombres específicos de personas que estaban en esa junta directiva...

¿Qué tiene de malo?

Quería tener elementos de contexto sobre el debate que tuvieron para llegar a esta conclusión de que iban a elegir esta jurisdicción específica: Bermuda.

El debate que tuvimos giró alrededor de los criterios que te he planteado, no tienen nada que ver con tener una bola mágica para saber quiénes iban a ser los futuros gobiernos. También quiero recordarte que cuando nosotros constituimos un fondo patrimonial no tiene que ver con el siguiente gobierno de turno, tiene que ver con constituir un fondo patrimonial que dure en el tiempo al infinito para asegurar que la existencia institucional trascienda períodos electorales, períodos presidenciales. No íbamos a tomar una decisión sobre la base de un próximo gobierno, sino tomamos la decisión sin saber quién podría ser el próximo gobierno sobre la base de otros criterios que nos aseguran esta independencia y esta sostenibilidad con la mitigación de los riesgos financieros a través de un portafolio diversificado de inversión. Más allá de eso eso no hubo mayores criterios.

Entiendo que las sociedades offshore que crearon en Bermuda, los únicos ingresos que obtienen son sobre intereses y sobre dividendos del portafolio de inversiones. ¿O me equivoco, se ha diversificado a lo largo del tiempo esa clase de ingresos?

No es a lo largo del tiempo. Es desde un principio. Los recursos los invertís de forma diversificada en diferentes tipo de instrumentos financieros para mitigar riesgos. En algunos casos los diferentes instrumentos te generan los ingresos, no en algunos casos, más bien el fondo en sí mismo.  Estas inversiones en diferentes títulos te generan ingresos. Dependiendo de la rentabilidad que han tenido y de la disponibilidad que exista, entonces se canalizan para apoyar las operaciones de la institución en El Salvador, así de sencillo.

En los estados financieros de Fusades Limited -en Bermuda- me llamó la atención el campo "contributions" -contribuciones- que reflejan salidas de dinero. ¿Esa salida de dinero son donaciones que entran a El Salvador?

Sí, efectivamente. Cuando el fondo tiene la disponibilidad, hacemos las transferencias legales a través del sistema financiero. Estas son reportadas a las autoridades competentes y se reciben exclusivamente para Fusades, para cubrir los gastos de operación de la institución.

El estado financiero  consigna que salen de la sociedad Limited 2.7 millones de dólares en 2009; en 2010, 3.3 millones de dólares.

No te puedo asegurar si las cantidades son exactas, asumo lo que tú estás diciendo. Todos los fondos que salen del fideicomiso son para apoyar exclusivamente las actividades de Fusades, exclusivamente.

El fideicomiso en Bermuda genera utilidades por sus inversiones. En el año 2010, fueron 1.6 millones de dólares; en 2011, 1.17 millones de dólares; en 2012. Si en 2010 se aplicará la tributación del 10% a estos rendimientos, en 2010 habrían tenido que pagar 160,000 dólares. ¿Usan el documento de 1984 como el único argumento para no pagar este impuesto en El Salvador? 

Es que lo que pasa que no se configura una ganancia de capital... El ingreso se considera una renta no gravable de acuerdo a la Ley de Impuesto sobre la Renta. O sea, es la misma argumentación porque una fundación sin fines de lucro, calificada como tal, puede recibir ingresos, la diferencia está en el tema del lucro. ¿Cómo distribuye esos ingresos? En el caso de Fusades, todos los ingresos obtenidos a lo largo del tiempo se han invertido para continuar con los mismo fines de la fundación. Eso lo establece la ley del impuesto sobre la renta, la ley de asociaciones y fundaciones sin fines de lucro, entonces a pesar de que haya un ingreso o una ganancia como se le quiera llamar, se considera una renta no gravable porque no estamos sujetos al impuesto sobre la renta.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad