Publicidad

Gerson Martínez, el plan A que se derrumbó

Hasta el 4 de marzo, el FMLN tenía como plan A la candidatura de Gerson Martínez: él era el ungido por la dirigencia. Tras la debacle en las elecciones municipales y legislativas, la certeza fue menoscabándose poco a poco, desde el emplazamiento de Óscar Ortiz a la dirigencia hasta la inscripción de Hugo Martínez como candidato.

 
 

Gerson Martínez es el coordinador del programa de gobierno de Hugo Martínez y Karina Sosa,
 
Gerson Martínez es el coordinador del programa de gobierno de Hugo Martínez y Karina Sosa, "Con la Fuerza de la Gente", con el que el FMLN intenta convencer a los electores de que merece un tercer periodo en el ejecutivo. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Cuando Gerson Martínez llegó la noche del domingo 27 de mayo al 1316, la sede central del FMLN en San Salvador, no pudo disimular; su rostro era el de un hombre derrotado. Su expresión era diametralmente opuesta a la de toda su campaña, siempre sonriente y con la aparente certeza de que sería él el candidato presidencial de su partido.

Esta noche, en cambio, mientras a su contrincante lo llenaban de proclamas victoriosas como “qué viva Hugo, el candidato de las bases”, a él lo rodeaba un coro de jóvenes que intentaba consolarlo al son de “te queremos, Gerson, te queremos”.

Hace cuatro meses, la unción de Martínez como apuesta para ganar la presidencia en 2019 era indiscutible. Desde el 6 de enero de 2018, la dirigencia mandaba mensajes cada vez más contundentes de que él era el elegido. La Comisión Política del FMLN y el Consejo Nacional lo habían propuesto formalmente como candidato presidencial con la intención de que él fuera presentado oficialmente como un candidato único. Medardo González, secretario general, llegó a decir incluso que “Gerson Martínez sigue el camino de la colectividad, sigue el camino de la conducta y de los valores de Schafik Hándal".

La colectividad del Frente, en cambio, piensa lo contrario, y así lo demostró en las urnas. Martínez apenas logró 7, 429 votos de los casi 30 mil militantes que emitieron su voto en estas internas. En algunos departamentos, como San Miguel, la diferencia a favor de Hugo Martínez fue de cinco a uno. El resultado fue apabullante y por más que su discurso al reconocer la derrota fue conciliador, su postura no camuflaba su seriedad: una media sonrisa mientras se mantenía de pie con las manos posadas sobre sus piernas. “Este domingo, la militancia de nuestro gran partido se ha pronunciado. Esa decisión de la militancia es también mi decisión”, dijo, y aseguró que como militante se sumará a la batalla para alcanzar la victoria de marzo 2019.

Gerson Martínez frente a la conferencia de prensa, en la sede conocida como 1316, mientras su contrincante Hugo Martínez ofrece un discurso, después de que Medardo González lo proclamara ganador de las elecciones internas del FMLN. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Gerson Martínez frente a la conferencia de prensa, en la sede conocida como 1316, mientras su contrincante Hugo Martínez ofrece un discurso, después de que Medardo González lo proclamara ganador de las elecciones internas del FMLN. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Luego de su discurso, en el que agradeció a quienes lo acompañaron en su campaña, González tomó la palabra para decir que las palabras de Gerson Martínez eran importantes para garantizar la unidad del partido. Acto seguido, con una emoción limitada, más bien sereno, presentó a Hugo Martínez como el candidato presidencial electo del FMLN.

Los días pasados apuntan a que levantar la mano de Hugo Martínez como ganador de esta contienda probablemente nunca fue el plan de González. Una competencia como esta fue solo posible luego de la derrota del FMLN en las urnas el pasado 4 de marzo. Eso explicaría la falta de euforia con la que González levantó la mano del vencedor; ni una sonrisa o aplauso de su parte.

Hugo salió del 1316 entre fotos con sus simpatizantes y apretones de mano para todos, hasta los que vestían la camiseta de Gerson, listo para ir a festejar al pabellón uno del Centro Internacional de Ferias y Convenciones. Cinco minutos más tarde, Gerson Martínez se disponía a la retirada. Sus seguidores, los mismos que lo abrazaron a su llegada con el vítor de consuelo, eran los únicos que permanecían ahí. “Yo voy a ir a celebrar hasta que le ganemos a Arena; ahorita entre compañeros no...”, dijo una militante mientras lo esperaba.

Gerson Martínez les dedicó un discurso similar al de la conferencia de prensa y agregó: “Militante, siempre; revolucionario, en cualquier circunstancia; leal al pueblo, siempre”, palabras con las que arrancó una turba de aplausos y “¡qué viva!”. Se tomó fotos junto a ellos, los abrazó y les dio la mano en agradecimiento por esperarlo. Cuando todos se desperdigaron y no hubo a quien más darle un apretón de manos, emprendió su retirada.

Al finalizar la conferencia de prensa, Gerson Martínez fue aplaudido por sus seguidores, quienes esperaron frente a la sede central del FMLN, conocida como 1316. Foto de El Faro, por Víctor Peña.
 
Al finalizar la conferencia de prensa, Gerson Martínez fue aplaudido por sus seguidores, quienes esperaron frente a la sede central del FMLN, conocida como 1316. Foto de El Faro, por Víctor Peña.

Parece que ser el ungido de la dirigencia le pasó factura a Gerson Martínez, aunque para los miembros de la Comisión Política del FMLN, como Nidia Díaz, este era un resultado esperable: "Eran dos candidatos, o ganaba Hugo o ganaba Gerson", dijo, y agregó que nunca hubo un favorito y que haberse decantado por el exministro de Obras Públicas solo pasó porque él era el único que había mostrado un interés serio por la candidatura. ¿Y Óscar Ortiz?, preguntó El Faro: "Él ni se inscribió. Le dijimos que se inscribiera y nunca lo hizo", soslayó.

Ninguno de los contendientes ni de los dirigentes contestó preguntas desde el escenario de la conferencia de prensa. Prefirieron decir lo que tenían planificado y dejar que uno se retirara a celebrar y el otro simplemente se retirara.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad