EF Foto

Pasión futbolera globalizada

Foto Joseph Eid (AFP) / Texto Roberto Valencia

 
Publicidad

Líbano nunca ha ido a un Mundial de la FIFA. Tampoco estará en Rusia 2018. Pero eso no quita que la mañana de este martes 5 de junio, las banderas nacionales que ondearán en los estadios rusos a partir del 14 de junio estén a la venta en un puesto callejero en Sarba, una pequeña ciudad ubicada 15 kilómetros al norte de Beirut, la capital libanesa.

El fútbol es el deporte que más pasiones levanta en el mundo, la próxima semana arranca el Mundial, y los casi 11 000 kilómetros de distancia que hay entre Líbano y Río de Janeiro no parecen ser distancia suficiente para que Brasil sea uno de los equipos que más simpatías despiertan entre los libaneses. También se ven con frecuencia banderas de Argentina, México, Uruguay y Colombia, y es que Líbano es uno de los pueblos árabes que más hijos envió a América Latina a inicios del siglo XX, en la gran migración ocurrida en los últimas décadas del Imperio Otomano.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad