Daniel Alemán está libre

 
Publicidad

Daniel Alemán recuperó su libertad un año, cinco meses y cuatro días después de haber sido capturado por la Policía. En la imagen, Alemán, recién liberado en el Centro Judicial Isidro Menéndez, se encoge en el suelo en medio de llanto de alegría, y frente a sus parientes y amigos que lo recibieron. Lo hizo tras sortear dos acusaciones fiscales que ningún juez dio por ciertas. Entre enero de 2017 y este junio 2018, Alemán, su hermana Tatiana, y su madre Meira, se erigieron símbolo de un incipiente movimiento que reclama por los abusos fiscales y policiales, sobre todo contra jóvenes que viven en colonias pobres y estigmatizadas por la presencia de pandillas. La primera acusación contra Alemán fue por posesión y tenencia de marihuana. Dos policías aseguraron habérsela confiscado en una cancha de la populosa colonia Altavista, donde Alemán y su familia viven. Esa acusación fue anulada, porque la Fiscalía encontró que los policías implantaron la droga a Daniel. Posteriormente, los policías fueron absueltos. Antes de que se anulara el caso por droga, la Fiscalía sumó a Alemán un nuevo delito: extorsión. Ese es el cargo que lo tuvo preso hasta este 13 de junio. La Fiscalía aportó como prueba un video en el que, supuestamente, Alemán recogía dinero de extorsión, en un centro comercial de Soyapango. La Policía también aportó un teléfono celular que aseguraron haber decomisado a Alemán. Para el Tribunal 5° de Sentencia de San Salvador, el video fue insuficiente como prueba. Un examen al celular decomisado demostró que, el día de la supuesta extorsión, ese número no fue utilizado, contrario a la tesis fiscal. Finalmente, dos testigos declararon que estuvieron con Alemán en la colonia Altavista, en el mismo momento en que supuestamente él recogía la extorsión. Alemán fue el rostro del movimiento "Los siempre sospechosos de todo", que recopila y denuncia casos de personas acusadas de hechos falsos. Casos como el de Wendy Morales, Chungo y Toño, Miguel Deras o Agapito Ruano, que hablan un patrón entre policías y fiscales para montar casos.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad