Acoso policial para apagar las protestas en Nicaragua

 
Publicidad
El miércoles 26 de septiembre, miembros de la sociedad civil nicaragüense –denominados por la prensa local como “autoconvocados”- habían preparado una marcha que partiría de la Universidad Centroamericana (UCA) hacia la sede de las Naciones Unidas en Managua. Sin embargo, al verse rodeados por fuerzas policiales antidisturbios y simpatizantes del régimen sandinista, decidieron convertir la marcha en un “plantón”. Contrario a las masivas convocatorias anteriores, este evento apenas consiguió superar el centenar de protestantes que gritaron consignas contra el gobierno de Daniel Ortega y a favor de los estudiantes que han sido apresados durante las jornadas de protestas que se han extendido durante cinco meses. Tres días antes, el domingo 24, una marcha que pedía libertad para los presos políticos fue atacada por la policía y por paramilitares, dejando como saldo un adolescente de 16 años muerto de un disparo en el pecho y 6 heridos de bala.