EF Foto

La presidenta croata recibe a Romero

Yuri Cortez/AFP

 
Publicidad

La presidenta croata Kolinda Grabar Kitarovic firma autógrafos en el palacio presidencial en Zagreb, junto al busto del arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero (1917-1980), asesinado el 24 de marzo de 1980, en la capilla del hospital La Divina Providencia, en San Salvador. Romero será convertido en santo por el Papa Francisco, el 14 de octubre, en la sede del Vaticano, en Roma, Italia. La presidenta croata acompañó a su selección durante los partidos de la Copa Mundial de Fútbol de Rusia 2018, donde Croacia fue subcampeona, tras perder la final contra Francia por 4 a 2. Kitarovic sostuvo una reunión privada con el fotógrafo salvadoreño de la AFP, Yuri Cortez y su familia, el 6 de septiembre de 2018 en Zagreb. La Oficina de Turismo de Croacia invitó a Cortez y su familia a pasar unas vacaciones en Croacia después de que involuntariamente se convirtió en parte de las celebraciones y fue sepultado por la eufórica celebración de los jugadores cuando Croacia anotó el gol que los llevó a la final de la Copa del Mundo ante la selección de Inglaterra. Las imágenes de Cortez dieron la vuelta al mundo, ya que eran ángulos pocas veces vistos de una celebración mundialista. Esta imagen fue tomada por el mismo Cortez, quien minutos antes había obsequiado a la presidenta un busto y una estampa de monseñor Romero. Foto: Yuri Cortez/AFP

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad