A 325 kilómetros del país más violento

Víctor Peña

 
Publicidad
La caravana de migrantes salvadoreños que partió el pasado 31 de octubre en la madrugada ha tocado suelo mexicano y va rumbo a Tapachula. Más de 2 000 personas recorrieron durante tres días 447 kilómteros, desde la plaza El Salvador del Mundo, en El Salvador, hasta el estado de Chiapas, en México. 325 kilómetros fuera del país de origen, el más homicida de los países sin guerra. Durante alrededor de 50 horas recorrieron las carreteras de El Salvador y Guatemala, en medio del sofocante calor, el hambre, el llanto de los niños. Su última hazaña antes de dejar Centroamérica fue cruzar las aguas del río Suchiate, para tocar la primera tierra donde son indocumentados, México.