Publicidad

Ortega busca a los empresarios para una “negociación” que resuelva la crisis

El gobierno de Nicaragua hizo público un encuentro con algunos de los principales empresarios nicaragüenses. El encuentro tuvo como testigos a miembros de la Arquidiócesis de Managua. El régimen también se reunió con la Organización de Estados Americanos (OEA) para estudiar reformas electorales de cara a las elecciones de 2021. Este artículo fue publicado originalmente en Confidencial.

 

Confidencial

 
 

El régimen de Daniel Ortega sostuvo una reunión con “empresarios representativos” del sector privado para “abordar temas importantes para el bien común” del país. La información fue publicada en los medios oficiales la tarde del sábado 16, en el que supone el primero de varios diálogos entre el régimen orteguista y los principales representantes de la empresa privada nicaragüense para la construcción de una salida a la crisis que atraviesa el país desde abril de 2018. 

Según la nota de prensa del gobierno, en este intercambio se confirmó la necesidad de un “entendimiento para empezar una negociación” a través de un acuerdo “incluyente, serio y franco”.

En la reunión participaron como invitados el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw. Brenes dijo que en el encuentro estuvo el empresario Carlos Pellas, líder del principal grupo empresarial nicaragüense y un representante del Grupo Banpro y del Grupo Lafise. 

Este nuevo acercamiento con la empresa privada también supone un giro en la atención a la crisis de parte del gobierno de Ortega. Los empresarios, aliados del régimen orteguista desde hace más de diez años, comenzaron a darle la espalda a mediados de 2018. 

En mayo pasado, el mismo Carlos Pellas declaró a La Prensa de Nicaragua que "el modelo que traía el país se agotó”. A dos meses de estallada la crisis, Pellas planteaba había que "encontrar una salida ordenada, dentro del marco constitucional que implique reformas que conlleven un adelanto de elecciones en Nicaragua". 

La pregunta ahora es si los acercamientos con los empresarios serán suficientes para encontrar los acuerdos exigidos por la oposición, que aunque diezmada y sin líderes claros, se retiró de las mesas de diálogo al no encontrar una postura clara de Ortega sobre la única salida posible a la crisis: el adelanto de elecciones y la garantía de libertades públicas. 

"No fue diálogo. Fue un encuentro que los empresarios querían tener con el presidente para expresarle inquietudes. Quedaron en tener otros encuentros", dijo Brenes.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo a Confidencial que la reunión con el Gobierno “es un esfuerzo importante para abrir una puerta que ha estado cerrada por mucho tiempo”.

“Es un avance en la dirección de que se retomará una negociación inclusiva por el bien del país. La presencia de la Iglesia y el Vaticano a través del Cardenal y el Nuncio acompañando este esfuerzo la consideramos muy relevante”, dijo Aguerri.

El embajador de estadounidense en Nicaragua, Kevin Sullivan, publicó en su cuenta de Twiiter que el Gobierno de EE.UU. acogía con “agrado” el esfuerzo de restablecer las negociaciones entre la administración orteguista y los representantes de la sociedad civil.

“Las negociaciones requerirán de esfuerzos de buena voluntad para alcanzar soluciones reales en tiempo real para el pueblo de Nicaragua”, añadió.

La Arquidiócesis de Managua anunción que el gobierno de Nicaragua se sentó a dialogar con el sector privado el sábado 16 de febrero de 2019.
 
La Arquidiócesis de Managua anunción que el gobierno de Nicaragua se sentó a dialogar con el sector privado el sábado 16 de febrero de 2019.
Reunión con OEA

Esta semana, Ortega recibió la visita de Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

A través de una nota de prensa publicada en su página web, la delegación de la Secretaría General de la OEA, informó que la delegación llegó al país por iniciativa “del Gobierno de Nicaragua” con la finalidad de mantener “conversaciones exploratorias respecto a la situación en el país”.

La misión planteó la liberación de los presos políticos, la necesidad de contar con avances en el proceso político electoral y la importancia de considerar las recomendaciones del Sistema Interamericano y otros aspectos, que no fueron aclarados en la nota de prensa.

Sin embargo, Ortega dijo que “a su entender las personas detenidas (presos políticos) han sido objeto del debido proceso” y que su intención es “fortalecer el proceso político electoral hacia 2021 en el marco de la Constitución y la ley”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que la reunión con la OEA fue un intercambio de información y perspectivas sobre la situación del país y sobre la importancia de dar continuidad a las “Mesas de Intercambio Constructivo” para avanzar en ruta hacia “reformas electorales y hacia las elecciones presidenciales del 2021”.


Apoya el periodismo incómodo

Si te parece valioso el trabajo de El Faro, apóyanos para seguir. Únete a nuestra comunidad de lectores y lectoras que con su membresía mensual o anual garantizan nuestra sostenibilidad y hacen posible que nuestro equipo de periodistas llegue adonde otros no llegan y cuente lo que otros no cuentan o tratan de ocultar.
Te necesitamos para seguir incomodando al poder.
¿Aún no te convences? Conoce más sobre cómo se financia El Faro y quiénes son sus propietarios acá.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad