Ración de reo

Foto Carlos Barrera / Texto Roberto Valencia

 
Publicidad

Este es el almuerzo habitual en las cárceles de El Salvador. Verdura (pipián y ejote, en este caso), pasta con algún tropezón de carne, y un par de tortillas de maíz. Más en concreto, esta es una de las raciones que se sirvieron este jueves 31 de enero en la Penitenciaría Central La Esperanza, conocida popularmente como Mariona, centro que en la actualidad alberga a más de 5 500 privados de libertad distribuidos en seis sectores.

Con más de 40 000 reos en un territorio de apenas 6.7 millones de habitantes, El Salvador es uno de los países con la tasa de población carcelaria más elevada del mundo. Cada mes el Estado invierte cerca de 2 millones de dólares en raciones como la de la fotografía, servicio que en Mariona presta tres veces al día la empresa Foodtech.

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad